En la «rotonda del infierno» de Raqa, los amantes de Siria encuentran un nuevo punto de encuentro

La rotonda de Al-Naim (Paraíso) era de todo menos paradisíaca cuando el grupo Estado Islámico reinaba en Raqa, su antigua capital siria de facto, entre 2014 y 2017. Los residentes la apodaron la «rotonda del infierno» DELIL SOULEIMAN AFP

Fuente: France 24

Fecha de publicación original: 11 de noviembre de 2021

Raqa (Siria) (AFP) – Hace sólo unos años, la plaza de Al-Naim era el sombrío escenario de las ejecuciones públicas de Raqa. Hoy, Nader al-Hussein se sienta en su nuevo diseño arqueado, esperando que llegue su cita.

«Este es el mejor punto de encuentro para los amantes, las familias y los amigos», dice este joven de 25 años, sentado en uno de los escasos bancos públicos de la bulliciosa ciudad del norte de Siria, devastada por la guerra.

«Antes, evitábamos pasar cerca para no ver la sangre y el horror», dice Hussein.

La rotonda de Al-Naim (Paraíso) era de todo menos paradisíaca cuando el grupo Estado Islámico reinaba en Raqa, su antigua capital siria de facto, entre 2014 y 2017.

Los residentes la apodaron la «rotonda del infierno».

Los yihadistas hacían alarde de su aplicación de la sharia islámica en la plaza, llevando a cabo flagelaciones, crucifixiones e incluso decapitaciones a los considerados apóstatas o criminales.

Su policía moral merodeadora hizo imposible que los amantes se reunieran, incluso en privado, sin arriesgarse a morir.

«Nunca me atreví a encontrarme con mi novia en persona; sólo hablábamos por teléfono, por miedo a que nos apedrearan como castigo», cuenta Hussein.

Dos años después de que el IS se declarara derrotado en Siria, la renovada plaza dista mucho del estéril montículo de tierra que albergó algunos de los actos más repulsivos del grupo yihadista.

Se han construido columnas arqueadas alrededor de una nueva fuente central, que sustituye a la valla metálica en cuyos pinchos un verdugo del EI empalaba las cabezas que acababa de cortar antes de posar para una foto.

A pocos kilómetros de la plaza de Al-Naim, otra infame rotonda, aunque más pequeña, también ha recuperado su bullicio, pero para algunos una sombra sigue planeando sobre el lugar, conocido como «plaza de la torre del reloj» Delil Souleiman AFP

Se han colocado bancos cerca de los estanques laterales elípticos. Por la noche, las luces láser multicolores convierten la plaza en una rara atracción en medio del monótono y fantasmagórico amasijo de hormigón de la ciudad, cuatro años después de que el IS se fuera.

Espacio para las familias

La rotonda es céntrica y está rodeada de cafés y restaurantes, lo que la convierte en un lugar popular para familias y parejas por igual.

«La plaza de Al-Naim ha pasado de ser un infierno a ser un paraíso… incluso los amantes vienen ahora aquí», dice Manaf, de 24 años, que no quiso dar su apellido y añadió que la visitaba a menudo.

La vida se recupera poco a poco en Raqa, donde los edificios arrasados y los rastros de las insignias del EI recuerdan con crudeza la oscura época del dominio yihadista Delil SOULEIMAN AFP

A su alrededor, los niños corretean entre los bancos mientras hombres y mujeres charlan y sacan fotos. Las risas se elevan desde un lugar de picnic mientras los vendedores ambulantes que venden globos rojos en forma de corazón se arremolinan.

En una escena inimaginable hace sólo cuatro años, Mohammad al-Ali, de 37 años, y su esposa se sientan uno al lado del otro, vigilando a sus tres hijos mientras juegan alrededor de una de las piscinas vacías.

«Nunca trajimos a los niños aquí para que no vieran cabezas decapitadas colgando», dijo a la AFP.

«Pero hoy, la plaza es un espacio para las familias y los niños».

Hombres sentados junto a un puesto de productos en un mercado en el centro de la ciudad septentrional siria de Raqa el 6 de noviembre de 2021 Delil Souleiman AFP

La vida se recupera poco a poco en Raqa, donde los edificios arrasados y los rastros de las insignias del EI son duros recordatorios de la época oscura del dominio yihadista.

Fue aquí donde el EI apedreó a personas hasta la muerte, lanzó a hombres supuestamente homosexuales desde los tejados y subastó a mujeres de la minoría yazidí como esclavas.

Muerte y sufrimiento

A pocos kilómetros de la plaza de Al-Naim, otra rotonda infame, aunque más pequeña, utilizada por el EI para las ejecuciones, también ha recuperado su bullicio, en gran parte debido a su ubicación cerca de un mercado popular.

Para algunos, sin embargo, una sombra se cierne todavía sobre el lugar conocido como «plaza de la torre del reloj».

La rotonda de Al-Dallah era también un antiguo campo de castigo del IS. Los habitantes de Raqa la han apodado desde entonces «la plaza de los trabajadores», en referencia a los jornaleros que suelen salpicar sus aceras con la esperanza de que los recojan para realizar trabajos esporádicos DELIL SOULEIMAN AFP

«Esta rotonda nos recuerda la tragedia que vivimos… nos recuerda la muerte y el sufrimiento», dice Ahmad al-Hamad, que pasaba por la plaza en su silla de ruedas de camino a la tienda de comestibles.

«Solíamos ver cómo se cortaban cabezas y manos, y cómo se llevaban a cabo ejecuciones con espadas», dice.

Varios familiares de Hamad fueron decapitados en la plaza.

«Solíamos tener miedo incluso de pasar cerca de ella», dice.

La situación es similar en la cercana rotonda de Al-Dallah, llamada así por una reproducción a gran escala de una cafetera tradicional árabe que adorna su centro.

Los habitantes de Raqa, que también fue un antiguo campo de castigo del EI, han bautizado a Al-Dallah como «la plaza de los trabajadores», en referencia a los jornaleros que suelen salpicar sus aceras con la esperanza de que los recojan para realizar trabajos esporádicos.

Abdel Majid Abdallah, uno de los trabajadores, dice que nunca podrá olvidar cómo el IS solía exhibir a los prisioneros en jaulas en la rotonda.

«Pero hoy es un lugar al que venimos a ganarnos la vida», afirma este hombre de 35 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies