La OPAQ debe investigar el uso de armas químicas por Turquía en Kurdistán del Sur

MEDYA NEWS – 3 noviembre 2021 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Connor Hayes: La OPAQ ha investigado informes sobre armas químicas «con menos pruebas» que las que presenta el movimiento kurdo en el Kurdistán iraquí

Debido a que Turquía es una «potencia de la OTAN» que ataca a lo que las potencias internacionales consideran una «organización terrorista», un representante de la Campaña por la Paz en el Kurdistán declara que cree que existe un acuerdo internacional que da a Turquía carta blanca para cometer los crímenes de guerra que desee contra los combatientes kurdos.

Ante el creciente número de informes y llamamientos internacionales que toman nota de las declaraciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (HPG), que han acusado a Turquía de utilizar diversos gases tóxicos en sus actuales operaciones militares en las regiones de Zap, Metina y Avashin del Kurdistán iraquí (región semiautónoma del norte de Irak), los activistas políticos de todo el mundo se han centrado más intensamente en las acciones denunciadas de Turquía que utilizan la guerra química contra los combatientes kurdos.

Connor Hayes, activista estadounidense y miembro de la Campaña por la Paz en el Kurdistán, una organización con sede en el Reino Unido que se creó en 1994 para promover los derechos del pueblo kurdo y lograr una resolución política de la cuestión kurda, es uno de los que recientemente compartió su preocupación por el uso de sustancias químicas como forma de guerra contra los combatientes kurdos.

«Existe una prohibición internacional sobre el uso de armas químicas o contra las sustancias químicas en forma de armas. Hay una larga historia de uso de armas químicas, por supuesto. La prohibición de las mismas es relativamente reciente. Más reciente aún es el intento de imponer fuertes sanciones a los países en los que se utilizan sustancias químicas», dijo a MA.

Hayes señaló el hecho de que las pruebas sugeridas por el movimiento kurdo son insuficientes, debido al hecho de que las regiones en las que afirman que Turquía utiliza la guerra química son generalmente zonas de conflicto montañoso, a saber, las Zonas de Defensa de Medya, donde ninguna parte o persona independiente ha realizado investigaciones.

«En lo que respecta al Kurdistán del Sur en particular, no hay pruebas materiales suficientes para decir que se están utilizando armas químicas», dijo y añadió que por eso «el movimiento kurdo y otras organizaciones están pidiendo a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) o a otros organismos internacionales que investiguen, que inicien una investigación formal».

Hayes llamó la atención sobre los vídeos e imágenes relativos al supuesto uso de la guerra química por parte de Turquía, proporcionados por combatientes kurdos y representantes del PKK y del HPG, especialmente en relación con las imágenes de las bombas de nitrato de amonio sin explotar lanzadas por el ejército turco.

«Las pruebas» residen en «vídeos de lo que parecen ser ataques con armas químicas: hay fotos de botes marcados con nitrato de amonio y otros que pueden ser utilizados como armas químicas. Probablemente esto forma parte de la astucia del uso de tales sustancias. El nitrato de amonio no es técnicamente una sustancia prohibida, tiene usos legítimos, pero también puede utilizarse como producto químico».

Hayes también llamó la atención sobre los informes de los no combatientes que están siendo tratados por los síntomas de un ataque con armas químicas.

«Hay otros vídeos, el más reciente ha surgido en torno a un cierto gas verde que la gente estaba viendo», dijo Hayes, refiriéndose a las imágenes que surgieron a principios de octubre del «humo verde» que había dentro de los túneles utilizados por los combatientes kurdos.

«Pero es difícil decir exactamente qué es qué. Por eso pedimos una investigación», dijo.

Y añadió: «Otras organizaciones, como la IPPW, Médicos Internacionales para la Prevención de la Guerra Nuclear, así como la CPT, las organizaciones de los Equipos Cristianos de Paz que trabajan en el norte de Irak, han planteado su preocupación por la creencia de que se están utilizando armas químicas. CPT planteó pruebas sobre la posibilidad de que se utilice fósforo blanco».

El 1 de octubre, el CPT compartió una actualización sobre los impactos de la operación militar de Turquía en el Kurdistán iraquí, con una nota significativa que hacía referencia a los informes que sugerían que Turquía había utilizado armas químicas o fósforo blanco en un ataque contra tierras de cultivo el 4 de septiembre.

A la luz de todos los informes, afirmaciones, imágenes y vídeos, Hayes afirma que es definitivamente necesaria una «investigación formal» por parte de las organizaciones internacionales pertinentes, como la OPAQ.

«La cuestión es que se requiere una confirmación formal y una prueba formal», dijo. «La OPAQ, por ejemplo, ha investigado numerosos informes sobre armas químicas en todo el mundo con menos pruebas que ésta».

Y la razón por la que esto aún no ha sucedido, según Hayes, es por la «politización de la OPAQ y otros organismos internacionales».

«El hecho es que se trata de una potencia de la OTAN que ataca a lo que las potencias internacionales consideran una ‘organización terrorista’ y han dado carta blanca para cometer cualquier crimen de guerra y contra la humanidad, con ese fin».

Hayes advirtió que la insistencia en la violencia en una guerra contra los kurdos, «llevará a la autodestrucción colectiva. Lo que yo diría a los gobiernos del Reino Unido y de Estados Unidos, que es mi país de origen, y a los gobiernos de todos los demás Estados europeos, es que intenten realmente considerar cómo puede alcanzarse una resolución sostenible».

Hayes compartió su propia versión de lo que puede ser una resolución sostenible haciendo referencia al «confederalismo democrático» que ha sugerido Abdullah Öcalan, el líder encarcelado del PKK.

«Personalmente, y como miembro de la Campaña por la Paz en el Kurdistán, encuentro mucha inspiración en el movimiento kurdo y en el planteamiento del «confederalismo democrático» como una idea, como una propuesta que proviene de este pensamiento, de cómo podemos trabajar realmente hacia una resolución de la situación dada la situación en la que nos encontramos ahora. Esto es la autodeterminación».

La Campaña por la Paz en el Kurdistán seguirá haciendo campaña por una resolución pacífica de la cuestión kurda, señaló Hayes.

«A menudo enviamos cartas abiertas al Ministerio de Asuntos Exteriores, de la Commonwealth y de Desarrollo. Uno de los resultados de nuestro trabajo es que un grupo parlamentario de todos los partidos del gobierno británico publicó un informe en el que se recomendaba al gobierno británico que «eliminara» al PKK de la lista de «organizaciones terroristas»», dijo, y añadió que seguirán esforzándose por instar al gobierno británico a que actúe contra las violaciones de derechos que sufren los kurdos.

«Así que estamos avanzando en este aspecto, especialmente en la cuestión de la criminalización del movimiento kurdo y el abuso del Estado turco de la legislación antiterrorista para justificar una represión autoritaria de la oposición».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies