Los yazidíes frenan la invasión

Combatiente de las YPJ en el norte de Irak (abril de 2016)


Norte de Irak: Protestas contra el avance del gobierno regional kurdo. Se pide la liberación de los presos políticos

Fuente: Jungen Welt

Autor: Nick Brauns

Fecha de publicación original: 5 de Octubre de 2021

El Partido Democrático del Kurdistán (PDK), que gobierna la región autónoma kurda del norte de Irak, se enfrenta a protestas poco antes de las elecciones parlamentarias iraquíes del 10 de octubre. Los habitantes de Sinjar (kurdo: Sengal), región de la provincia de Nínive situada fuera de la región autónoma, llevan bloqueando las carreteras de acceso desde el fin de semana. Los manifestantes quieren impedir que el PDK entre con fuerzas armadas en esta zona de asentamiento principal de la comunidad religiosa yazidí. Después de que el sábado se impidiera un primer intento gracias a la movilización de los residentes locales, el PDK trasladó el lunes un contingente militar más amplio a la zona fronteriza con Sinjar, según la agencia de noticias kurda ANF.

El PDK afirma que sólo quiere venir a Sinjar con dos candidatos parlamentarios para la campaña electoral. Esto no se acordó con el autogobierno local, dijo el presidente del Consejo Popular local, Hussein Haji, al sitio web de noticias del PDK Rudaw. El Consejo Popular acusa al PDK de querer establecer una base militar en un lugar religioso yazidí para aplicar un acuerdo alcanzado hace un año entre el gobierno regional kurdo y el gobierno central iraquí sobre las cabezas de la población local. El acuerdo prevé la disolución de las fuerzas de autodefensa yazidíes, ideológicamente próximas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, PKK, y que la región quede bajo el control conjunto de Erbil y Bagdad.

El acuerdo es rechazado por una gran parte de los yazidíes, que exigen el autogobierno de sus zonas de asentamiento. A sus ojos, el PDK, que está estrechamente vinculado a Turquía a través de acuerdos petroleros, son “traidores”. Sus soldados peshmerga se retiraron de Sinjar sin luchar en el verano de 2014 cuando el “Estado Islámico” (EI) invadió, permitiendo así el posterior genocidio de los yihadistas contra los yazidíes. El hecho de que muchos de ellos pudieran huir en ese momento fue gracias a la intervención de los guerrilleros del PKK. Pero a día de hoy, no hay rastro de miles de mujeres y niñas que fueron llevadas a la esclavitud por el IS. El jefe de la oficina del PDK responsable de Sinjar, Ashti Kochar, acusó el fin de semana al PKK de haber detenido a la delegación del PDK. En cambio, el alcalde de la pequeña ciudad de Sinuni, Khuldeda Chuki, dijo a Rudaw que los bloqueadores eran civiles.

En varias ciudades de la región del Kurdistán, como Erbil, Dohuk y Sulaymania, se produjeron protestas frente a los edificios judiciales el lunes. El trasfondo fue una jornada de acción a nivel nacional para la liberación de los llamados presos de Badinan. Se trata de unos 80 periodistas, activistas y ciudadanos de a pie de la región de Badinan, cerca de Dohuk, que llevan 14 meses encarcelados por su participación en las protestas contra la corrupción y los salarios pendientes, o por sus declaraciones críticas con el gobierno. Hasta ahora, sólo 17 de los detenidos han sido condenados a penas de prisión de seis años por “atentar contra la seguridad nacional”.

Incluso el gobierno alemán, que coopera estrechamente con Erbil política y militarmente, habló en su respuesta a una pregunta parlamentaria del Partido de la Izquierda en julio de una “señal preocupante sobre el estado de la libertad de prensa y la libertad de opinión” en la región del Kurdistán, en vista de las “graves deficiencias del Estado de Derecho” en los juicios. Por ejemplo, el acceso a los abogados era insuficiente y se denunció que se arrancaban confesiones mediante torturas y presiones.

En septiembre, varios de los presos se pusieron en huelga de hambre para protestar contra las malas condiciones de la prisión y los malos tratos, y por su derecho a recibir visitas de sus familiares. El juicio de los cuatro detenidos, cuyos cargos incluyen un intento de asesinato planeado contra el hijo del primer ministro Masrur Barsani, estaba previsto inicialmente para el lunes y se aplazó porque los jueces fueron destituidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies