Las Fuerzas Democráticas Sirias se enfrentan a operativos de Estado Islámico entorno a una prisión en Hasakah

VOA – Jeff Seldin – 21 enero 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Esta foto proporcionada por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos muestra a combatientes de las SDF reunidos alrededor del cuerpo de un miembro de Estado Islámico (ISIS) que murió tras un intento de fuga de la prisión de Gweiran, en Hasakah, en el noreste de Siria, el 21 de enero de 2022.

WASHINGTON – Los combates se han intensificado por segundo día en el noreste de Siria, tras lo que las autoridades describieron como un complot frustrado de células durmientes del grupo terrorista ISIS para liberar a sus compañeros capturados de la cárcel.

Las SDF, respaldadas por Estados Unidos dijeron que las células durmientes de ISIS lanzaron el ataque a última hora del jueves, detonando un coche bomba frente a la prisión de al-Sina’a, en el barrio de Geweran de Hasakah, antes de enfrentarse a las fuerzas de seguridad.

Los combates se extendieron rápidamente a las zonas circundantes, mientras que en el interior de la prisión, los detenidos de ISIS comenzaron a quemar mantas y otros materiales.

Funcionarios de las SDF dijeron que se habían enviado refuerzos para ayudar a sofocar los combates, y que la coalición liderada por Estados Unidos había enviado helicópteros de ataque Apache y aviones F-16.

«Hemos proporcionado algunos ataques aéreos para apoyarles mientras se ocupan de esta fuga de la prisión en particular», dijo el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, a los periodistas el viernes, en respuesta a una pregunta de VOA.

Esta foto proporcionada por las SDF muestra una bandera y bolsas de combatientes de ISIS arrestados por las SDF después de que atacaran la prisión de Gweiran, en Hassakeh, noreste de Siria, el 21 de enero de 2022.

Anteriormente, un funcionario de la coalición que habló bajo la condición de anonimato a causa de la situación de los combates en curso dijo a VOA que los aviones estadounidenses y de la coalición habían sido llamados para responder al ataque del ISIS, mientras que otro funcionario describió el ataque como una «situación en evolución.»

Los funcionarios de las Fuerzas de Autodefensa afirmaron inicialmente que el intento de fuga de la prisión había sido frustrado a última hora del jueves. Pero los informes de la continuación de los combates persistieron, y un portavoz dijo más tarde que algunos de los atacantes habían «huido al barrio de al-Zohour, cerca de la prisión, y se escondieron en casas de civiles.»

El viernes, el comandante general de las SDF, Mazloum Abdi, dijo que el ataque inicial había sido repelido con el apoyo de la coalición, y describió el ataque como una operación importante.

«La organización terrorista ISIS ha movilizado a la mayoría de sus células durmientes para intentar organizar una fuga de la cárcel», dijo Abdi en Twitter. «No nos detendremos hasta que todos los elementos criminales sean puestos entre rejas».

Esta foto proporcionada por las SDF muestra a algunos combatientes de ISIS que fueron detenidos por las SDF después de que atacaran la prisión de Gweiran, en Hassakeh, noreste de Siria, el 21 de enero de 2022.

También han llegado informes contradictorios sobre si algún prisionero del ISIS logró escapar.

Las fuerzas de seguridad locales y las SDF dijeron a VOA el viernes que más de 100 prisioneros habían sido recapturados.

El portavoz de las SDF, Farhad Shami, publicó más tarde un vídeo en las redes sociales en el que afirmaba mostrar a algunos de los prisioneros fugados, muchos de ellos semidesnudos y algunos heridos, siendo puestos de nuevo bajo custodia.

Las SDF informaron que siete prisioneros habían sido asesinados por operativos de ISIS cuando intentaron rendirse y que al menos cinco combatientes del ISIS han muerto en los combates en curso, incluyendo un combatiente de «nacionalidad china.»

Las autoridades dijeron que hasta el viernes por la tarde, al menos 18 soldados de las SDF habían muerto, así como cinco civiles, algunos decapitados por combatientes de ISIS después de que se negaran a permitirles entrar en sus casas.

El viernes, el ISIS emitió un comunicado en el que reivindicaba la autoría del ataque a la prisión de Al Sinaa.

La declaración, publicada por la agencia de noticias Amaq del grupo terrorista, describía la operación como «una amplia ofensiva», según una traducción del Grupo de Inteligencia SITE, y decía que sus combatientes seguían luchando con las fuerzas respaldadas por Estados Unidos.

Para complicar aún más la situación sobre el terreno, las Unidades de Protección Popular (YPG), una rama del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) con sede en Turquía [sic], afirmó en las redes sociales que los drones turcos habían atacado los convoyes enviados para ayudar a las fuerzas de las SDF con los combates en Hasakah.

Estados Unidos ha catalogado al PKK como organización terrorista, y Ankara sostiene que las SDF, a pesar del apoyo de Estados Unidos, están vinculadas tanto al PKK como a las YPG [sic].

VOA no ha podido confirmar de forma independiente las afirmaciones de YPG. Ni la embajada turca en Washington ni el Mando Central de Estados Unidos, que supervisa las fuerzas estadounidenses en la región, han respondido aún a las solicitudes de comentarios.

Cuando se le preguntó sobre las afirmaciones, el Pentágono no hizo ningún comentario. Pero el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, un grupo de vigilancia de la guerra, confirmó el ataque el viernes, diciendo que un avión no tripulado armado que se cree dirigido por las fuerzas turcas disparó a un vehículo militar en una carretera al norte de Hasakah, hiriendo a varios soldados de las SDF.

El ataque del jueves por parte de las células durmientes de ISIS no es el primer intento del grupo terrorista de liberar a algunos de los 5.000 combatientes que se calcula que están retenidos en las prisiones gestionadas por las SDF en Hasakah y sus alrededores.

Las SDF dijeron que habían frustrado un complot anterior de fuga de la prisión el pasado mes de noviembre, que desencadenó una serie de represalias por parte de las células de ISIS.

Desde que se declaró la derrota militar del ISIS en marzo de 2019, las SDF han retenido a más de 10.000 combatientes de ISIS, incluidos unos 2.000 extranjeros.

https://www.voanews.com/a/is-retaliates-for-foiled-prison-break-plot/6306407.html

Estados Unidos y otros países de la coalición han enviado dinero y material a las SDF para ayudar a mantener las prisiones, pero los esfuerzos para repatriar a muchos de los ciudadanos extranjeros han fracasado.

Los analistas de inteligencia estadounidenses afirman que el EI sigue controlando a unos 10.000 combatientes en toda Siria e Irak.

Según estimaciones del Proyecto de Lucha contra el Extremismo, con sede en Estados Unidos, ISIS llevó a cabo 37 atentados en el noreste de Siria en los últimos tres meses de 2021.

Las SDF afirmaron que en todo el año 2021 llevaron a cabo 115 operaciones contra células del ISIS, lo que dio lugar a 802 detenciones y a la desarticulación de 47 complots que, al parecer, estaban en su fase final de planificación.

El Servicio Kurdo de VOA contribuyó a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies