La tribu Shammar en el norte y este de Siria

El difunto jeque Hamidi conversa con el comandante general de las Fuerzas de Autodefensa Mazloum Abdi.

RIC – Traducido por Rojava Azadi Madrid

«La Shammar no es sólo una tribu tradicional; una gran parte de la tribu participa en política».

La tribu Shammar es el aliado más cercano de la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria (AANES) entre las tribus árabes del noreste de Siria. El Centro de Información de Rojava (RIC) habló con Tarif Obeid (periodista) y Arwa Ahmed al-Salah (coordinadora de Kongra Star), ambos de la tribu Shammar, sobre la importancia de la relación entre Shammar y AANES, así como de la existente entre sus respectivas fuerzas de defensa: Sanadid y YPG/YPJ.

Las tribus y el sistema tribal son importantes en la región desde hace mucho tiempo. Esta importancia persistió incluso cuando [1] el colonialismo dio lugar a la creación de fronteras estatales, limitando el movimiento y la migración de las tribus, y [2] las corrientes del nacionalismo árabe consideraron a la tribu como una parte atrasada de la sociedad que debía modernizarse.

Una tribu puede definirse como un grupo localizado, organizado principalmente a través del parentesco. Estos grupos se consideran culturalmente distintos por sus costumbres, dialecto o lengua y orígenes. Existen varios niveles de organización. En árabe, qabila se refiere a confederaciones tribales nacionales y transnacionales, mientras que ashir se refiere a tribus individuales, que a su vez pueden dividirse en fukhud (clanes), khums (linajes) y, en el nivel más bajo, al-bayt (familias extensas). Shammar es una de las mayores confederaciones tribales transnacionales de Siria.

Mientras que algunas tribus tienen líderes cercanos al gobierno sirio, otras, como Shammar, han mantenido una relación más antagónica con Damasco. El ex presidente sirio y líder del partido Baaz, Hafez al-Assad, a pesar de emplear eslóganes nacionales como «ni tribalismo, ni sectarismo», buscó simultáneamente la ayuda de varias tribus para reprimir los levantamientos, e incluyó más a ciertas tribus en la política para lograr sus objetivos. Bashar al-Assad continuó así la labor de su padre, promoviendo a algunos líderes tribales a puestos destacados para tratar de aumentar su base de apoyo.

La AANES ha tratado de engendrar relaciones positivas con las tribus y ha logrado atraer a líderes tribales a su proyecto democrático. A pesar de su estructura patriarcal vertical y su visión a veces conservadora, la AANES considera que las tribus desempeñan un papel importante en la promoción de las ideas de autodeterminación local y justicia comunitaria. Al no tratar de imponer rígidamente nuevas estructuras a las tribus -como el sistema de comunas, que inicialmente funcionaba sobre todo en las zonas kurdas-, la AANES ha cultivado el entendimiento con los líderes tribales, que confían en que el proyecto democrático beneficiará a todos los componentes de la sociedad.

Recientemente, el jeque de Shammar (Siria), Hamidi Daham al-Hadi, falleció a los 86 años. Hamidi había desarrollado sólidas relaciones con los grupos kurdos del NES, antes de la creación de la AANES, y más tarde supervisó la integración de la milicia de Shammar, los Sanadid, en las SDF.

Como gran confederación tribal, los Shammar en Siria mantienen estrechas conexiones con sus parientes de la Península Arábiga. «Al principio, las relaciones entre los kurdos y la tribu Shammar se produjeron en Irak. Sólo más tarde se trasladaron a Siria […] cuando [el difunto] jeque Hamidi fue a Siria», dijo Obeid.

Tarif Obeid

Obeid afirmó que, bajo el gobierno del partido sirio Baazista, tanto Bashar al Asad como su padre Hafez reprimieron a los pueblos kurdo y chamam. «Vimos cómo se excluía tanto a los kurdos como a los chammar de un buen empleo. […] La gente necesita conseguir trabajo, y los pueblos necesitan tener escuelas, pero a los kurdos y a los chammar se les privó de todo esto». Además, vieron que esto estaba planeado, no era casualidad. El resultado de esta situación fue que un gran número de kurdos y shammar emigraron. Los kurdos viajaron a Alemania, y los shammar a los países del Golfo». Obeid reflexionó que esta represión «hizo que los kurdos y los shammar se sintieran extraños dentro de su propio país. Los historiadores y los filósofos dicen que ‘las cosas abandonadas se vengan'». Esta situación de represalia se manifestó cuando comenzaron las revueltas sirias: Los kurdos y los shammar alzaron la voz. […] La situación era pacífica al principio, pero fue necesario que la tribu Shammar creara un grupo armado [las fuerzas Sanadid] y que los kurdos establecieran también su defensa: las YPG y las YPJ».

La alianza YPG/YPJ-Sanadid fue primordial en la derrota del ISIS, afirma Obdeid: «la zona geográfica de Shammar tenía al ISIS y al Frente al-Nusra. Con la ayuda de los kurdos, la tribu de Shammar se deshizo de ellos. Después de que esto sucediera, los kurdos dijeron: ‘no controlamos vuestras zonas, sois nuestro socio’. Hubo un acuerdo con el jeque al-Hadi. Crearon el ejército Karama, que luego pasó a llamarse Sanadid. Ahora están bajo el paraguas de las Fuerzas de Autodefensa. Esta alianza molesta al régimen sirio. Siempre niegan a los kurdos; incluso cuando las FDS liberaron Baghouz. Dijeron que la coalición estadounidense tomó Baghouz. Pero no, no lo hicieron, las FDS lo hicieron y la coalición estadounidense les ayudó. Quieren anular la existencia kurda a pesar de que los kurdos están haciendo un gran trabajo y sacrificando a sus combatientes».

El difunto jeque Hamidi, con la bandera de Sanadid a su derecha.

Y añadió: «hoy miles de terroristas, de diferentes nacionalidades, permanecen aquí en las cárceles. La AANES, cada día, hace un llamamiento a los países de esos militantes para que los repatríen; para que no consideren nuestras zonas un cubo donde tirar su basura».

Obeid subrayó que «una de las cosas importantes de la tribu Shammar es que no se involucraron realmente en el gobierno sirio. Se puede ver que muchos de los jeques de la tribu Shammar estuvieron en la cárcel [en Siria]. También se puede ver a personas de otras tribus en altos cargos dentro del régimen sirio, pero no de nuestra tribu. Esto se debe a que el régimen sirio quiere que seas un esclavo para trabajar con ellos. Nosotros nos negamos a ello; mantuvimos nuestros principios y tradiciones».

Al-Salah destacó la importancia de la persona del difunto jeque Hamidi, y cómo asumió con entusiasmo la idea de la AANES de construir una «nación democrática»: «El jeque Hamidi tenía conexiones y relaciones realmente fuertes. En la época de la revolución, había dado un par de discursos con otros jeques y discutido soluciones con ellos. […] Sus palabras fueron muy influyentes en otras tribus. Era conocido como una referencia para los demás. Reunía a jefes de tribus para explicarles la idea de una nación democrática y decirles que los pueblos árabe y kurdo somos hermanos. […] Realmente confiaba en la administración autónoma. La veía como una solución para salir de esta crisis. Recordemos que al principio de las revueltas sirias había muchos grupos como ISIS que lo estaban destruyendo todo».

Arwa Ahmed al-Salah

Aunque Shammar es su aliado más antiguo, la AANES trata de establecer relaciones sólidas con todas las tribus del NES y cultivar el entendimiento entre tribus. El concepto de democracia de la AANES se basa en el fomento de la asociación y la autoorganización de los distintos grupos étnicos, religiosos y culturales.

El 20 de noviembre se había programado el segundo foro de tribus sirias. 6.300 jeques y líderes tribales de todo el NES se habían dado cita para permitir el diálogo intrasirio, debatir los problemas internos, la situación de la seguridad y proponer soluciones. El primer foro se celebró en 2019. Sin embargo, debido al ataque aéreo turco que comenzó la noche del 19, el foro fue cancelado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies