La revolución de Rojava y las posibilidades para la paz

Fuente: Women Defend Rojava

Autora: Mechthild Exo

Mechthild Exo es una investigadora de paz y conflicto y activista anti militarista. Sus principales puntos de investigación son la descolonización de la metodología de investigación y de las formas de presentación, la crítica feminista y decolonialista de las teorías y conceptos de la política global, la democracia de base, la autoorganización y los nuevos modelos de sistemas pacíficos. Actualmente trabaja como profesora en la Universidad de Emden. Nos complace tener su artículo sobre el norte y el este de Siria y el proceso de paz traducido al inglés. En él analiza cómo se está haciendo y cómo se debe hacer la política de nuevas maneras y con los colores de las mujeres -incluyendo, quizás especialmente, a nivel de la diplomacia internacional. Analiza la relación entre las fuerzas armadas y las estructuras civiles, así como la situación entre el Estado turco, la Auto-Administración y el Gobierno sirio. Artículo original en alemán, así como literatura y fuentes del artículo publicado en el número 2019-3 de la revista Wissenschaft & Frieden.

Un proceso de paz para Siria es posible

por Mechthild Exo

A finales de 2018, el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses señaló a Turquía una vía libre para una invasión militar del norte de Siria. Poco antes de que el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan amenazara con conquistar y ocupar toda la región de la Auto-administración en el norte de Siria, en marzo de 2018 el cantón más occidental de la Auto-administración, Afrin, estaba ya ocupado.

El anuncio de la retirada de todos los soldados estadounidenses de Siria provocó reacciones críticas inmediatas del movimiento kurdo, de los grupos de solidaridad y de numerosos políticos de política exterior, que se basaron en las habituales categorías de pensamiento de las negociaciones de poder de los agentes armados y en su mayoría estatales. Sin embargo, el movimiento kurdo no había pedido a los militares estadounidenses que vinieran a Siria. Los logros de la transformación de la sociedad en una forma de vida democrática de base y liberadora de género, así como el retroceso y la derrota del Estado islámico (EI), no tienen sus raíces en el apoyo militar externo, sino en las ideas políticas del movimiento. Además, estas ideas políticas son esenciales tanto para la defensa del proyecto autogestionado de la democracia en el norte de Siria como para una política de paz para toda Siria. En el siguiente texto, me explayaré sobre esto.

Conciencia de los factores clave

Este proyecto, que impresionó a muchos como una utopía vivida y con su coraje y confianza en la lucha contra la EI – después de todo, los ejércitos estatales habían capitulado previamente a las bandas fascistas de asesinos del EI (1) – no puede ser explicado principalmente por la cooperación militar, el poder de ataque u otros factores de poder. El movimiento kurdo no entiende las acciones armadas como un medio para hacer cumplir los objetivos políticos. Todo lo contrario. Los procesos de transformación social y personal, la educación y la construcción de estructuras de auto-organización son la forma de implementar una nueva sociedad. Colocan estos procesos en el centro. Las actividades armadas de defensa las complementan y no pueden ser consideradas indiferentes. Además, son algo así como la otra cara de la moneda.

«La conciencia de los logros de la Revolución de la Rojava es para las mujeres y la población una motivación importante para comprometerse en todos los niveles de su defensa. Por eso, las mujeres de [las unidades de defensa de las mujeres kurdas] YPJ desde Serê Kaniyê y Kobanê hasta Raqqa y Dêrazor dieron valentía y fuerza para derrotar al EI y ponerlos en fuga». (Benario 2019, 20) Esta opinión es confirmada desde el punto de vista civil, por ejemplo, por Suad Ewdilrahman en nombre de la tienda «belleza de las mujeres» que es dirigida como una cooperativa por diez mujeres: «Estamos satisfechas con nuestro trabajo y queremos ser un ejemplo para todo el mundo. En medio de nuestra revolución, las mujeres habíamos estado luchando en el frente de la guerra. Esto era tan importante como nuestro trabajo aquí dentro de la sociedad. Esto también es un frente de batalla. Logramos ambas cosas simultáneamente. Somos poderosas y no nos retiramos ante nuestros enemigos. Nos paramos como mujeres – contra todas las hostilidades.» (Krieg 2019)

La conciencia de la solidaridad en la sociedad y la voluntad de vivir libre y dignamente permiten la resistencia. También evitan que la guerra y las injusticias sufridas lleven al pueblo a la brutalidad y la destrucción. Además, esta conciencia es la base de las soluciones políticas y de la democratización de toda Siria.

El 21 de marzo de 2019 se celebró en el norte y el este de Siria la fiesta de primavera y de Año Nuevo Newroz, con un ambiente excepcionalmente exuberante. Newroz es un festival de nuevos y poderosos comienzos, de vitalidad y de crecimiento de la vida. Para el pueblo kurdo, desde hace mucho tiempo es además la fiesta de la resistencia. Este año pudieron celebrar con regocijo y baile que el EI fue derrotado exitosamente. Desde 2014, a partir de la ciudad autoadministrada de Kobane, el Estado Islámico se ha visto obligado a retroceder cada vez más. En las semanas anteriores al Newroz 2019, las fuerzas del EI habían regresado a al-Bagouz en la frontera con Irak. Allí, la coalición de defensa «Fuerzas Democráticas Sirias» (SDF) los rodeó. Repetidamente pospusieron las últimas batallas por la captura de al-Bagouz para evitar una masacre. Así, miles de personas tuvieron la oportunidad de rendirse. Dos días antes del Newroz, los últimos puestos del EI fueron ocupados por las fuerzas de las SDF, que consisten en combatientes kurdos, árabes, asirios, armenios e internacionalistas. Muchos perdieron aún en estas últimas batallas, entre ellos el internacionalista italiano y luchador del YPG Lorenzo Orsetti.

52.000 kilómetros cuadrados en Siria fueron liberados del dominio del EI. El ejército estadounidense había apoyado con ataques aéreos en el marco de la coalición anti-EI, que consta de 74 estados, entre ellos Alemania, más la OTAN y la UE. En el esfuerzo por destruir el EI murieron 11.000 combatientes de todos los géneros: 8.5000 kurdos, 2.000 árabes, cientos de asirios y cientos de internacionalistas de todo el mundo. 22.000 combatientes han resultado heridos. (Tev-Dem 21.3.2019)

Para las Fuerzas de Autodefensa y sus partidarios, no se trataba de una lucha por defender una sola región, sino de una lucha por defender a la humanidad, así como por la «defensa de la mujer en el marco de los principios de una nación democrática» (ANF 28.3.2019).

Nuevos conceptos políticos: Nación democrática y autonomía democrática

Desde 2012, el norte de Siria es una nación democrática y se están sentando las bases para ello en las zonas del este de Siria que fueron liberadas del Estado Islámico. La «Nación Democrática» es un concepto que entiende a la nación de manera fundamentalmente diferente al concepto común de nación, que se relaciona con el estado como estructura ordenada y tiene una frontera territorial. La nación aquí no tiene nada que ver con la estadidad nacional ni con el nacionalismo, y no se limita a una sola identidad étnica. La Nación Democrática es una conexión de varios grupos culturales, étnicos y sociales y de individuos libres basados en el libre albedrío. Los grupos sociales no necesitan ser homogéneos ni demostrar una historia común, sino más bien abrazar diferentes identidades étnicas, culturales, religiosas y de otro tipo.

En la autoadministración de Siria septentrional y oriental, además de los kurdos también viven árabes, asirios, turcomanos, ezidíes y otros grupos. En los últimos años, muchos refugiados de guerra de otras partes de Siria y más gente ezidi, después de la masacre del EI en Shengal/Iraq, llegaron al norte de Siria. Conectada con esta comprensión pluralista de una nación que está unida por el libre albedrío y la solidaridad, está la responsabilidad de la toma de decisiones políticas y de la organización de la vida, que es asumida por la propia sociedad. Este sistema de autoorganización democrática garantiza a los distintos grupos sociales, como las minorías religiosas y los jóvenes, sus propias estructuras y derechos autónomos. Por lo tanto, se le llama «Autonomía Democrática». Estas estructuras están representadas en el exterior por el consejo ejecutivo y por el consejo de mujeres de la Federación de Siria del Norte y del Este, de reciente creación. El Partido de la Unión Democrática (PYD), dominado por los kurdos, también representa este proyecto con su trabajo en el norte y el este de Siria y a nivel internacional.

Donde antes el gobierno estatal ignoraba a la sociedad y dominaba la mentalidad de la política de poder y la economía de mercado, ahora la vida social, las relaciones sociales y los espacios comunes de comunicación y toma de decisiones están en el centro.

La organización de las mujeres como base para la liberación de la sociedad

La organización de las mujeres y la superación de los fundamentos patriarcales de la familia y de todas las demás estructuras sociales se consideran condiciones necesarias para la liberación de la sociedad.

Después de la liberación de la ciudad de Raqqa del gobierno del EI en octubre de 2017, se convocaron comunas de mujeres y consejos de mujeres como el primer paso para construir la Autonomía Democrática – como en todas partes en la región autoadministrada. Las mujeres tienen estructuras autónomas adicionales, por ejemplo como las «mujeres jóvenes» o en la forma de una cooperativa económica de mujeres, una academia de mujeres o instituciones de consultoría de mujeres. Además, existe el principio de la igualdad de representación de mujeres y hombres en los órganos generales de toma de decisiones (en principio, 50/50). Todas las posiciones de liderazgo son ejecutadas por un co-liderazgo de un hombre y una mujer. El consejo ejecutivo y el consejo de mujeres de la Federación Democrática del Norte y Este de Siria constituyen la representación general. «Jineolojî» (ciencia de la mujer; «jin» es el término kurdo para «mujer») sienta las bases para una nueva forma de ciencias sociales. Jineolojî cuestiona radicalmente el sistema académico positivista, eurocéntrico y patriarcal (occidental) desde sus raíces y establece otros criterios y métodos para desarrollar el conocimiento y la praxis.

Teoría de la solución democrática

Tras la expulsión del Estado Islámico, la cuestión de garantizar la consolidación de la democracia está sobre todo ligada al papel destructivo del Estado turco. La importancia de las negociaciones de paz se ha hecho evidente con la amenaza de un ataque del estado turco a finales de 2018. La anunciada retirada de las tropas estadounidenses había sido criticada desde muchos lados, finalmente no se implementó y en los meses siguientes se ajustó. Además, muchas partes, incluidos los Estados Unidos, declararon y exigieron la protección de los kurdos en el norte de Siria contra los ataques de Turquía.

A diferencia de las reacciones diplomáticas habituales que se basan en las reivindicaciones de poder y en el pensamiento centrado en el Estado, una estrategia de paz diferente se hace visible dentro de los procesos sociales locales. Esta estrategia de paz se basa en la solución de los problemas de las sociedades, en una solución democrática. Por lo tanto, la paz debe venir de dentro de la sociedad y cumplir la voluntad del pueblo.

Este enfoque se hace evidente cuando, a pesar del peligro de un ataque militar, se profundiza y amplía la aplicación de la democracia de base. Se fundan nuevas comunas, se crean más jardines de infancia, cooperativas de mujeres y centros de jineolojî. En la inauguración del centro de investigación jineoloji en Hesekê, el 8 de enero de 2019, se anunció que ésta es «la mejor respuesta a todas las amenazas de ataque» (ANF 8.1.2019).

El presidente del PKK, Abdullah Öcalan, encarcelado en Turquía desde 1999, también es considerado como su representante por muchos kurdos en Siria. El modelo social en la región autoadministrada se basa en su filosofía política y actualmente sus elaboraciones de una teoría para una solución democrática y de una hoja de ruta para la paz (Öcalan 2009, en alemán 2013) reciben mucha atención.

Öcalan habla de los acontecimientos en Siria de la siguiente manera: «Dentro del ámbito de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), debe evitarse la cultura del conflicto en relación con los problemas de Siria; deben tratar de transmitir su propia posición y situación a una solución basada en una perspectiva de democracia local que tenga garantías constitucionales en el marco de la unidad de Siria. (Öcalan et al. 2019, p. 6). Öcalan considera «necesario estar preparado para una solución democrática constitucional y desarrollar formas que también puedan convencer al régimen sirio. Desde su punto de vista, es importante que cuando en el norte de Siria, como parte de la entidad de Siria, se desarrollen métodos como la autonomía, la federación y otros similares, al hacerlo se aplique una forma de pensar política que abarque a toda Siria». (ANF 21.6.2019)

Para hacer realidad estas ideas de una solución de paz democrática, las negociaciones de paz deben incorporarse socialmente en un proceso de comunicación que abarque todos los aspectos y seguir la voluntad de la sociedad, en lugar de fijarse sin integrar a la población. Este proceso de paz debe involucrar al PYD, el consejo ejecutivo y al consejo de mujeres de la federación del Norte y Este de Siria, y asegurar el desarrollo democrático, ecológico y liberador de género en Rojava. La participación de las mujeres organizadas es esencial en esto.

Paz y Conferderalismo Democrático en Siria

Paralelamente a la SDF, a finales de 2015 se fundó la Alianza Civil y Política «Consejo Democrático de Siria» (SDC). Ambos defienden una Siria laica, democrática y con una estructura federal. İlham Ahmed, copresidenta del Consejo Democrático Sirio declaró: «Todo el pueblo sirio tiene problemas de libertad y derechos. No sólo existen problemas de las mujeres y hombres kurdos, de una nación o de una sola zona. El pueblo sirio está descontento con toda una serie de cuestiones. Queremos democratizar Damasco. Queremos democratizar toda Siria». (Duran/Başlangıç 25.8.2018) En una reunión con el gobierno de Siria en el verano de 2018, la SDC sugirió el modelo de Autonomía Democrática como solución para toda Siria – sin éxito.

La SDC es una estructura compuesta por varias organizaciones que tienen la intención de fortalecer la unidad de la oposición siria a través del diálogo. Con este fin, se está preparando un Congreso Nacional de toda Siria. Un proyecto de nueva constitución siria prevé la unidad y la integridad de Siria, así como un sistema político que permite la creación de una Siria descentralizada y democrática. De conformidad con la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, exigen una solución política y un alto el fuego, el fin de la ocupación y la retirada de las fuerzas militares extranjeras del territorio sirio (ANF 29.3.2019).

El reconocimiento de la autoadministración de Siria septentrional y oriental es una condición previa crucial para una solución de paz para Siria. La vuelta a la situación anterior a 2011 está fuera de toda duda para la población de la región de la autoadministración. Además, insisten en que Afrin debe ser devuelta a su antigua población, aunque desplazada, que es mayoritariamente kurda.

En junio de 2019, la manifestación Tev-Dem del noreste de Siria (Movimiento para una Sociedad Democrática) abogó por la reanudación de las conversaciones de paz de Ginebra bajo la dirección de las Naciones Unidas y con la participación de los representantes de la autoadministración de Siria septentrional y oriental. Además, exigieron la implementación de un tribunal internacional para los procedimientos judiciales contra los miembros del EI (Azadi/Güler 13.6.2019).

Los cuatro principales institutos alemanes de investigación para la paz hicieron en su «Estudio de Paz 2018» («Friedensgutachten 2018») las recomendaciones al gobierno alemán para que públicamente y en su poder diplomático instara a la retirada de las tropas turcas de Siria y de Irak. Además, el gobierno alemán debería «interceder insistentemente por una solución política de las cuestiones relativas a las demandas kurdas de autodeterminación». Para ello debe insistir en la inclusión del PYD (como la representación política más fuerte de la población kurda, nota
del autor) en las negociaciones sobre el futuro de Siria». Alemania debería poner fin a las exportaciones de armas a la región y asumir un papel más proactivo en el proceso de paz. (Centro Internacional de Bonn para la Conversión et al. 2018, p. 38)

Varios representantes gubernamentales visitaron la Federación Democrática del Norte y del Este de Siria en los últimos meses, por ejemplo, de Noruega, Suecia, Francia y Australia, y de este modo mejoraron la Federación. Alemania sigue evitando establecer contactos con la Federación Democrática y trata de evitar la repatriación de los combatientes alemanes del EI y sus familiares. (2) Al menos el gobierno alemán participa en reuniones internacionales que examinan el establecimiento de un tribunal penal internacional para la condena de los perpetradores del EI, que están detenidos, entre otros, en el norte y el este de Siria. Las relaciones de cooperación con las instalaciones de la sociedad autoorganizada del norte de Siria se han cultivado ya desde hace varios años a nivel de la sociedad civil, además de otras en el sector de la salud, como cooperación universitaria y relaciones de asociación entre escuelas, entre ciudades, entre librerías y entre jardines de infancia.

(1) Desgraciadamente, incluso partes del movimiento pacifista ya habían aceptado el poder de la sociedad civil y pidieron negociaciones para una participación política en las estructuras de poder, lo que es tan erróneo y peligroso como la demanda similar de una participación de los talibanes en Afganistán a través de conversaciones de paz.

(2) Finalmente, 19. En agosto de 2019, el consulado alemán recibió por primera vez a cuatro niños IS de la Federación Democrática del Norte y Este de Siria en la oficina fronteriza de Sêmalka, porque tenía que seguir una decisión de la corte alemana respectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies