El escándalo de los “peones” refugiados kurdos en la frontera bielorrusa-polaca

MedyaNews – Desmond Fernandes – 12 noviembre 2021

Mientras varios gobiernos consideran un “problema” a los refugiados kurdos y “otros” que se encuentran a lo largo de la frontera bielorrusa-polaca, Vadim Gigin afirma que “toda su retórica sobre la democracia y los derechos humanos ha quedado desvanecida por las lágrimas de un niño kurdo que ahora se está congelando en un bosque de Podlaskie”.

Dado que el “problema de los refugiados kurdos” en la frontera entre Bielorrusia y Polonia ha vuelto a ocupar el centro de atención en varias deliberaciones gubernamentales y supragubernamentales de la UE y la OTAN, varios observadores políticos de todo el mundo han condenado las acciones y las cínicas posturas adoptadas por algunos gobiernos, la OTAN y la UE.

Vadim Gigin, presidente de la junta directiva de la sociedad bielorrusa Znanie, en su artículo para BelTA, expresó su preocupación por el hecho de que los partidos políticos de Polonia estén explotando la verdadera situación de los refugiados (muchos de los cuales son kurdos) con fines políticos.

“El partido gobernante polaco Ley y Justicia (PiS) es conocido por su ideología ultraconservadora y su ultranacionalismo. Así que el PiS”, observó, “decidió aprovechar la situación y utilizarla, en medio de la caída de los índices de audiencia, para consolidar su electorado avivando los sentimientos xenófobos y la islamofobia feroz”. ¿No me creen? Entonces echen un vistazo a las redes sociales polacas, lean los posts de los partidarios de Jaroslaw Kaczynski, el líder del PiS y el verdadero amo de Polonia”.

Gigin añadió que “los políticos polacos parecían no estar satisfechos con el frenesí chovinista” y han “empezado a azuzar la histeria de guerra. Empezaron por transferir tropas a la frontera bielorrusa. No en vano compraron Leopards [tanques Leopard] alemanes, ¿no? ¿Por qué no utilizarlos contra los inmigrantes?”.

También criticó a la oposición por no ir muy a la zaga del partido en el poder, así como a Donald Tusk (ex primer ministro de Polonia y ex presidente del Consejo Europeo) por utilizar la situación para abogar por una solución “de estilo militar”, que aumenta conveniente y geopolíticamente las tensiones entre Estados Unidos/OTAN y Rusia.

Tusk, líder del principal partido de la oposición en Polonia, Plataforma Cívica, ha “llamado a activar el artículo 4 del tratado de la OTAN, es decir, a recurrir a la ayuda de la Alianza del Atlántico Norte”. Posteriormente, como ha señalado Gigin con desaprobación, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, “hizo sus declaraciones de manual. El Departamento de Estado estadounidense también lo hizo. Probablemente, con el tiempo, la iniciativa polaca sobre las sanciones recibirá el visto bueno. ¿Por qué no? Cuantas más sanciones, mejor”, en términos de las posturas y estrategias geoestratégicas y geopolíticas de varios gobiernos y de la UE contra Rusia y su “esfera de influencia”.

El FT ha informado de que Ursula von der Leyen “ha pedido a los Estados miembros que aprueben más sanciones contra Minsk, y ha declarado que el bloque se centraría en las aerolíneas que ayudan a transportar migrantes a Bielorrusia”.

Para Gigin, varios gobiernos se han comportado de forma vergonzosa ante esta crisis humanitaria: “Toda su retórica sobre la democracia y los derechos humanos se ha visto desvanecida por las lágrimas de un niño kurdo que ahora se está congelando en un bosque de Podlaskie”.

El llamamiento de Tusk para activar el artículo 4 del tratado de la OTAN implica a los refugiados kurdos y “otros” como “amenazas” vinculadas.

En un momento en el que Turquía está inmersa en una “guerra contra los kurdos” cada vez más intensa en la propia Turquía, el Kurdistán iraquí y la AANES en Siria, lo que lleva a que se perpetren crímenes de guerra y contra la humanidad contra los kurdos de esas regiones, y en un momento en el que se ha informado de que las fuerzas armadas turcas han utilizado supuestamente armas químicas y gas tóxico contra los kurdos, y también en un momento en el que muchos kurdos de la diáspora en Europa se enfrentan a una criminalización injusta por parte de las autoridades estatales debido a las rentables e históricas “relaciones especiales” militares y de comercio de armas/económicas que mantienen con Turquía, parece que el llamamiento de Tusk para activar el artículo 4 del Tratado de la OTAN ahora opta por implicar también a los refugiados kurdos y “otros” que luchan por sobrevivir a temperaturas bajo cero a lo largo de Bielorrusia y Polonia considerándoles “amenazas” vinculadas a la “integridad territorial” de Polonia, la independencia política y la seguridad de Polonia.’

El artículo 4 de la OTAN, después de todo, simplemente establece: “Las Partes [en la OTAN] se consultarán cuando, en opinión de cualquiera de ellas, la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las Partes se vea amenazada”. Esto, después de que se informara de que algunos migrantes/refugiados, atrapados en una zona a lo largo de la frontera, “acampados a temperaturas bajo cero y rodeados de guardias armados, cañones de agua y alambre de espino”, que intentan pasar a Polonia, se han visto envueltos en “enfrentamientos” con los guardias fronterizos polacos.

Tusk se ha referido explícitamente a “la amenaza que supone la ola migratoria”, añadiendo: “Lo más importante es quizás considerar si debemos activar el artículo 4 de la OTAN si nuestra frontera está bajo amenaza directa de presión física con la participación de Bielorrusia, y me refiero a los servicios estatales bielorrusos”.

Diversos informes han sugerido que los servicios estatales y no estatales bielorrusos han participado en el tráfico y la facilitación del transporte de refugiados hacia la frontera polaca.

Las acciones y posturas adoptadas por las autoridades polacas contra los refugiados han sido criticadas por la rama de Grodno Oblast de la Unión Bielorrusa de Mujeres, que también ha criticado a los funcionarios europeos por su connivencia mediante el silencio sobre lo que está ocurriendo en tiempo real: “¿Por qué guardan silencio cuando las fuerzas del orden polacas utilizan gases, asustan con disparos y el ulular de las sirenas a los indefensos niños, mujeres y familias de los refugiados de Irak, Siria y Afganistán delante de sus propios ojos?

“¿Por qué no se oyen voces airadas que se quejen de las autoridades polacas, que desafían descaradamente las leyes, normas y reglas internacionales, las múltiples directivas y resoluciones de las cumbres de derechos humanos que tanto gustan a los europeos? ¿Acaso tratan a estos desventurados refugiados como seres humanos? Ya es hora de alzar la voz en defensa de los derechos de las mujeres y los niños”.

Ziad Rauf, del KRG [Gobierno Regional de Kurdistán, por sus siglas en inglés; autonomía de Irak], acusa a los “migrantes” kurdos de dañar “la reputación del KRG.

También se ha informado de que algunos refugiados kurdos del Kurdistán iraquí, al ser entrevistados, han declarado que huían por “la falta de derechos humanos, de libertad y de democracia, y por las altas tasas de desempleo”, por su extrema persecución como periodistas en el Kurdistán iraquí y también porque se les obligaba a luchar contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Ciertamente, como MedyaNews y otras plataformas de noticias han informado ampliamente, la libertad de prensa ha sufrido un ataque extremo en el Kurdistán iraquí y los periodistas tienen un temor fundado a ser perseguidos, detenidos y juzgados sin el debido proceso y sometidos a tortura.

Reporteros sin Fronteras (RSF), por ejemplo, afirma que “en la región autónoma del Kurdistán, en el norte de Irak, parece no haber prácticamente límites a la persecución de los periodistas que critican a sus familias dirigentes. Se les encarcela bajo la acusación de espionaje o de poner en peligro la seguridad del Estado, sobre la base de confesiones extraídas bajo tortura o mediante amenazas.

“Algunos periodistas de la región han muerto en circunstancias poco claras, y la sospecha de que las autoridades fueron responsables se ve reforzada por la falta de una investigación seria sobre sus muertes”.

El mes pasado, RSF y el Centro Metro, una ONG kurda iraquí que defiende los derechos de los periodistas, pidieron “la liberación inmediata de cinco periodistas detenidos en el Kurdistán iraquí, tres de los cuales están en huelga de hambre en protesta por las condiciones en que están detenidos”.

Por otra parte, como han señalado varios comentaristas, el Gobierno Regional del Kurdistán (KRG) se ha movilizado contra el PKK y ha desempeñado un papel complaciente con las operaciones militares de Turquía en la región, que han sido acusadas de perpetrar ecocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

En respuesta a algunas de estas afirmaciones de los refugiados kurdos, se informó de que el miércoles el representante del KRG en Polonia, Ziad Rauf, “acusó a los migrantes kurdos en la frontera entre Bielorrusia y Polonia de decir falsedades a los funcionarios europeos, que han dañado la reputación del KRG”.

Rauf declaró a la Voz de América (VOA) que había oído a las autoridades polacas y a los observadores europeos hablar de lo que los emigrantes decían a los funcionarios para justificar su emigración”. Calificó de “‘inexactas e injustas’ las razones que han expuesto para huir del Kurdistán iraquí”. Afirmó que algunos de los emigrantes dijeron que eran periodistas que serían detenidos y torturados si se quedaban en la región del Kurdistán y que otros dijeron que el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) les había obligado a luchar contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Han inventado muchas otras historias que la mente no acepta”, añadió.

Sin embargo, muchos defensores y observadores de los derechos humanos que siguen la situación en el Kurdistán iraquí podrían discrepar de sus declaraciones y afirmaciones.

Los kurdos: Una vez más “peones” en los grandes “juegos” geopolíticos

Con el desarrollo de estas estrategias y “acontecimientos”, los refugiados kurdos parecen ser una vez más “peones” en los grandes “juegos” geopolíticos y en los conflictos por el control territorial que están llevando a cabo las superpotencias y las potencias regionales. Esto, incluso cuando Gigin ha subrayado que “las imágenes de la frontera bielorrusa-polaca dan miedo”. En este sentido, cabe recordar que el 25 de agosto, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ordenó a Polonia que proporcionara a los refugiados alojamiento y ropa.

“El 30 de septiembre, Amnistía Internacional criticó duramente a las autoridades polacas por su trato a los refugiados. La propia práctica de forzar la salida de los inmigrantes es contraria al derecho internacional”.

Según informa The Independent, Alyona Chakhovich, “una activista de los derechos humanos en Minsk, dice que pocos de los que hicieron el viaje a Bielorrusia entendieron los peligros a los que se enfrentarían. Se les prometió dinero y un pasaje fácil a Europa”, dijo. Ahora no ven el camino de vuelta: ‘O es demasiado peligroso volver a casa o piensan que han gastado demasiado dinero como para renunciar’.

“Chakhovich dice que los migrantes que ha conocido son de todo tipo: mujeres, familias, niños pequeños, hombres solteros. Miles de ellos duermen en la calle mientras esperan su oportunidad de cruzar a Europa. Unos pocos afortunados consiguen cruzar la frontera en manos de los contrabandistas. Muchos no lo consiguen: son devueltos a decisión de los guardias fronterizos bielorrusos. Se informa de que al menos diez han muerto”.

Chakhovich, según informó The Independent, “criticó las posiciones de Polonia, Lituania y Letonia al negarse a considerar las solicitudes de asilo una vez que los migrantes llegan a su frontera. Argumentó que, al igual que Bielorrusia, incumplían sus obligaciones internacionales”.

Los trabajadores humanitarios, nos informan, “se quejan de que el estado de emergencia de Polonia les impide incluso entrar en la zona afectada”: “Para nosotros es desgarrador. Estamos aquí, cerca de la frontera y no podemos entrar en la zona y ayudar a la gente. Sólo podemos ayudar a los que consiguen cruzar la frontera y salir de la zona restringida”, añadió Ania Chmielewska.

El Comité Estatal de Fronteras de Bielorrusia también informó el miércoles de que, “además del uso de la violencia física y de los gases lacrimógenos, los militares polacos utilizan armas de uso militar y disparan por encima de la cabeza de los refugiados cuando intentan cruzar la frontera”. Los acontecimientos de los últimos días han demostrado que las fuerzas de seguridad polacas no se contienen en sus medios, golpeando duramente a los refugiados y obligándolos a salir del territorio polaco. Esto se hace para intimidar y mostrar fuerza frente a personas indefensas que huyen de países devastados por la guerra. (…)

“La UE no ha reaccionado a las acciones de Polonia, lo que indica una aprobación silenciosa de casi todas las acciones ilegales para resolver la crisis de los migrantes. Hay que tener en cuenta que estas acciones poco meditadas pueden llevar a un conflicto fronterizo.”

Los refugiados, atrapados en la frontera, también se encontrarán con que “Polonia y Lituania han modificado su legislación sobre los procedimientos de asilo de forma que privan a los migrantes, que a menudo carecen de documentos, de cualquier forma práctica de solicitar asilo. Según la Comisión [Europea], aún está analizando los cambios para comprobar si son compatibles con la legislación internacional y de la UE en materia de asilo.”

Con el invierno acercándose”, y con los refugiados atrapados en los juegos geopolíticos de los gobiernos, The Independent concluyó que “la mayor parte del sufrimiento parece recaer sobre los hombros de los migrantes vulnerables”, muchos de los cuales son refugiados kurdos, al parecer procedentes del Kurdistán iraquí y de partes de Siria.

Y añade: “Según las autoridades polacas y lituanas, al menos 10.000 permanecen en Bielorrusia. La mayoría no tiene dónde ir. Podrían morir si intentan cruzar la frontera, pero también podrían morir de frío si se quedan durante el invierno bielorruso. (…) Esto tiene visos de convertirse en una gran crisis humanitaria”, concluyó Artyom Shraibman, analista político exiliado en Kiev, quien también sugirió que el líder bielorruso Alexander Lukashenko estaba explotando la situación porque “cree que la emergencia de los migrantes es una forma de crear una palanca para las negociaciones con Europa. También es una “venganza” conveniente por el apoyo a las sanciones y a la oposición”.

Shraibman también fue informado en el Financial Times de que Lukashenko también estaba motivado por lo siguiente: “Cuando tienes problemas con tu clasificación en casa, necesitas generar esta amenaza con esteroides y encontrar nuevas formas de forzar los conflictos con tus vecinos para que tu propio aparato de seguridad siga bien entonado”.

Johnson: La “inspiración” de Lukashenko proviene del “pacto con el diablo que hizo la UE” con el “notorio déspota” Erdoğan

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha “lanzado la idea de que la UE debería proporcionar ayuda financiera a Bielorrusia para animarla a detener la oleada de migrantes, comparando la situación con un acuerdo que Bruselas alcanzó con Turquía durante la crisis migratoria de 2016.”

Para Daniel Johnson, un periodista que escribe para la plataforma de noticias online Article, la UE, a pesar de presentarse como “parte perjudicada”, debe ser criticada por la forma en que, en realidad, ha alentado indirectamente a Lukashenko a actuar de la forma en que lo ha hecho. A pesar de que, en opinión de muchos observadores avezados, sucumbió clara y escandalosamente al chantaje del presidente turco Recep Tayyıp Erdoğan para facilitar un “acuerdo de refugiados” con Turquía, “el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, tuvo la audacia de afirmar el miércoles que la UE no se dejaría chantajear” sobre un acuerdo de refugiados. Parece que esperaba que nadie le corrigiera en este asunto ni le pidiera cuentas señalando el “acuerdo de refugiados” con Turquía.

Hişyar Özsoy, diputado del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) y coportavoz de Asuntos Exteriores, por ejemplo, ha afirmado que “cuando se trata de la “comunidad internacional”, ha habido algunas críticas contra Turquía en el pasado, sobre las incursiones militares de Turquía en el norte de Siria, pero para ser honestos, en su mayoría, la “comunidad internacional” ha hecho la vista gorda ante los tipos de atrocidades que han sido cometidas por las fuerzas aliadas de Turquía y, a veces, por el propio ejército turco.

“Y la razón [para ello] es, por supuesto, sobre todo la crisis de los refugiados, diría yo. Siria se equipara con millones de personas en movimiento, tratando de llegar a los países europeos. A Europa no le gusta la idea de tener muchos “refugiados” y Turquía ha estado manteniendo a “esa gente” lejos de Europa, y Turquía también ha estado amenazando a los países europeos de que si quieren que Turquía siga manteniendo a esos refugiados, entonces deberían sentirse “bien” con las aventuras militares de Turquía en Siria.

Y eso es lo que ocurrió, por desgracia. Los europeos hicieron un trato con el presidente Erdoğan en 2016 y entre 2017-19, hubo tres incursiones militares diferentes en territorios kurdos y en su mayoría, la comunidad occidental ha permanecido en silencio sobre este tema.”

Daniel Johnson también afirma que la UE sí llegó a un acuerdo “sucio” de refugiados/efectivo, legal y moralmente reprobable, con el “déspota Tayyıp Recep Erdoğan”, en el que acordó “hacer la vista gorda ante sus atrocidades y represión”, que siguen en curso contra los kurdos y los “otros” seleccionados en Turquía, Siria y el Kurdistán iraquí.

Para Johnson, Lukashenko sólo ha respondido a las sanciones de la UE “armando este comercio criminal de personas desesperadas”. No sólo permite que los inmigrantes se aglomeren a lo largo de sus fronteras, sino que cuando los guardias polacos intervienen, sus tropas amenazan con dispararles. El tirano cuenta con la idea de que si consigue presionar lo suficiente a los países más ricos de Occidente, no sólo levantarán las sanciones, sino que le sobornarán” -como hicieron con Turquía- “para que deje de llegar la inmigración. (…) Lukashenko está tratando de ingeniárselas para sacudir a la UE.

“Su inspiración es, por supuesto, el pacto con el diablo que la UE hizo hace unos años con otro notorio déspota: Tayyıp Recep Erdoğan. El presidente turco ha amenazado repetidamente con reabrir sus fronteras con Grecia y los Balcanes a menos que la UE mantenga el flujo de subvenciones y haga la vista gorda ante sus atrocidades y represión.”

En este contexto, Johnson informa de que “Turquía ha recibido hasta ahora más de 5.000 millones de libras de Bruselas para mantener hasta tres millones de sirios en campos de refugiados: una suma tentadora en moneda fuerte para el destartalado régimen de Minsk. (…) De ahí que Europa, con su periferia porosa” y su supuesta “política democrática”, Europa que facilita este tipo de tratos “calculados” con déspotas, “sea singularmente vulnerable al chantaje de autócratas sin escrúpulos.”

¿Juegos” geopolíticos y el camino a la guerra, utilizando a los “migrantes” como pretexto?

Esta “crisis de los refugiados” ha llevado a – y/o ha sido utilizada para facilitar – lo que muchos planificadores “políticos profundos” y políticos y círculos “pro-guerra” y de extrema derecha habían esperado en términos de una “escalada de tensiones” y la “próxima ronda de sanciones y movilizaciones militares” entre la OTAN/EE.UU./UE y Rusia y sus supuestos aliados.

“El ejército polaco está en alerta máxima, con 12.000 soldados y escuadrones antiterroristas movilizados en las zonas fronterizas. Al norte, Lituania, también miembro de la UE, declaró el martes el estado de emergencia. Explicó la medida como una protección contra lo que describió como un acto de guerra híbrida de Bielorrusia. Los medios de comunicación locales informaron de la presencia de un gran número de coches cargados hasta los topes en dirección a Lituania. Las imágenes de las redes sociales de Minsk también mostraban grupos reuniéndose antes de lo que podría ser un viaje hacia la misma frontera. (…)

La Comisión Europea declaró el martes que Bielorrusia estaba adoptando un enfoque “mafioso” al ofrecer ilegalmente a los inmigrantes una entrada fácil en la UE a través de su territorio. Dijo que estaban en camino más sanciones contra Minsk”.

“Este régimen busca desestabilizar la Unión Europea fomentando el tráfico de migrantes”, declaró también el martes el Ministerio de Asuntos Exteriores francés. “Lo que estamos enfrentando aquí, debemos ser claros, es una manifestación de terrorismo de Estado”, declaró el miércoles el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki en una conferencia de prensa con el jefe de la UE, Charles Michel, de visita.

Marcin Przydacz, viceministro de Asuntos Exteriores de Polonia, acusó a Lukashenko de que su “objetivo estratégico -y el de su patrón en Moscú- es desestabilizar la frontera oriental de la UE y la OTAN, para poner a prueba la unidad de la OTAN y la UE”.

“Esta semana”, informó el artículo, “el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, acusó al presidente ruso de ‘orquestar’ la floreciente crisis migratoria en Europa del Este con ‘fines políticos’. Sus acusaciones se hacen eco de las de Mateusz Morawiecki, el primer ministro polaco, que acusa a Putin de utilizar a su apoderado, Bielorrusia, para llevar a cabo su plan de “reconstrucción del imperio ruso””.

Al parecer, Morawiecki también “ha criticado a Turquía por su papel en el transporte de migrantes a Bielorrusia mientras se intensificaba la crisis de refugiados en la frontera entre Polonia y Bielorrusia. (…) Morawiecki hizo estos comentarios en respuesta a una pregunta del parlamentario Maciej Gdula. (…)

“Hace uno o dos meses, Turquía parecía querer colaborar estrechamente con nosotros. Lo diré en voz alta aquí, porque creo que también lo oirán allí, que podemos ver estas acciones en la naturaleza de la plena sincronización de las acciones turcas con Bielorrusia y Rusia”, dijo.

El miércoles, en respuesta a las mencionadas iniciativas, a las declaraciones provocadoras percibidas, a las movilizaciones y a las acusaciones, se celebró en Moscú una sesión del Consejo de Ministros de Defensa de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), donde “representantes del Ministerio de Defensa bielorruso añadieron que el ministro de Defensa bielorruso, Viktor Khrenin, se reunió con el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, al margen de la sesión del Consejo de Ministros de Defensa de la CEI. Discutieron la cooperación y sus perspectivas. Viktor Khrenin también se reunió con otros ministros de Defensa de la CEI”.

“Moscú y Minsk”, ha informado Tass, “tienen serios motivos para creer que la política de la OTAN para disuadir a Rusia y Bielorrusia refleja la estrategia a largo plazo del bloque, dijo el miércoles el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en una conferencia de prensa. Tenemos serios motivos para creer que la política continuada hacia la llamada disuasión de nuestros países y las medidas prácticas de la OTAN para trasladar su infraestructura militar a las fronteras del Estado de la Unión reflejan la estrategia a largo plazo de esa alianza militar y política”, dijo el máximo diplomático ruso, tras los resultados de una reunión de la junta de los Ministerios de Asuntos Exteriores de Rusia y Bielorrusia”.

El martes, Lukashenko también habría dicho que “no quiere una confrontación armada, pero ‘no se arrodillará’ en el enfrentamiento. No buscamos una pelea”, dijo, advirtiendo que cualquier conflicto atraería a Rusia, aliada de Bielorrusia”.

“¿Perdón, pero luchar contra los inmigrantes con Leopardos?”, respondió Lukashenko en otro lugar. “Estamos bien versados militarmente y entendemos lo que significa hoy en día hacer la guerra a esta pobre gente en la frontera de Polonia con, por ejemplo, Bielorrusia, y hacer avanzar columnas de tanques. Es obvio que se trata de una especie de entrenamiento o de chantaje. (…)

“Deben estar de acuerdo en que, en el mundo actual, tomar las armas equivale a la muerte o al suicidio. Especialmente aquí, en el corazón de Europa y más aún [en un conflicto] con Bielorrusia. Siempre habéis desencadenado todas las guerras en este trozo de tierra en el centro y todo empezó desde aquí. ¿No habéis aprendido nada de la historia?”, preguntó.

Según la Agencia de Noticias Fars, “la parte polaca también ha decidido enviar unidades de la 10ª Brigada de Caballería Blindada en tanques Leopard a la ciudad de Biala Podlaska, en la frontera con Bielorrusia. Además, tanques Abrams estadounidenses y Leopard alemanes participaron en ejercicios en Lituania, cerca de las fronteras con Bielorrusia”.

El Ministro de Asuntos Exteriores bielorruso, Vladimir Makei, se vio obligado a comentar el miércoles: “La intimidación política del Estado bielorruso continúa. El quinto paquete de sanciones está en camino, según las especulaciones de Occidente. El motivo es esta vez la crisis migratoria, desencadenada por la Unión Europea y sus Estados miembros limítrofes con Bielorrusia. Dada la creciente presión de las sanciones, que nuestros países están experimentando, nos proponemos consolidar el trabajo con nuestros colegas rusos y el apoyo mutuo, incluyendo la respuesta conjunta a las acciones inamistosas contra nuestros estados”.

El miércoles, B92 informó de que “el martes, el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki describió la crisis de los refugiados en la frontera con Bielorrusia como un nuevo tipo de guerra y parte de un “ataque coordinado”, acusando a la parte bielorrusa de liberar deliberadamente a los migrantes. Por otro lado, la Minsk oficial considera que las acusaciones de Varsovia de que los soldados bielorrusos están cruzando la frontera con Polonia son infundadas, según anunció el Ministerio de Defensa bielorruso. Rusia ha enviado dos bombarderos estratégicos al espacio aéreo de Bielorrusia. (…) Dos bombarderos de largo alcance Tu-22 de la Fuerza Aérea rusa patrullaron el espacio aéreo de Bielorrusia”.

El Moscow Times ha informado de que “el Kremlin dijo que era “irresponsable” que Polonia culpara a Putin de la crisis, mientras que el ministro de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, dijo que la UE estaba provocando la crisis porque quería una razón para imponer nuevas sanciones. La crisis de los migrantes fue provocada por la propia UE y sus Estados fronterizos con Bielorrusia”, dijo Makei en una visita a Moscú para reunirse con su homólogo ruso Sergei Lavrov”.

Oleg Gaidukevich, diputado de la Cámara de Representantes y presidente del Partido Liberal Democrático de Bielorrusia, presentó una contraacusación: “Lo que Polonia y Lituania están haciendo ahora en la frontera es una burla a la gente, poniendo al ejército contra las mujeres y los niños y pidiendo la ayuda de la OTAN. Esto es una violación de todas las leyes internacionales. No sólo es inhumano para con los niños y las mujeres, sino que es una provocación deliberada para justificar la presencia de las tropas de la OTAN en nuestra frontera.

“Todo se hace exactamente con este fin, bajo el pretexto de la crisis de los migrantes” – con los refugiados kurdos y ‘Otros’ utilizados como ‘peones’ – “para luchar contra 2.000 migrantes, incluyendo mujeres embarazadas y niños, contra los que utilizan gases lacrimógenos y asustan por la noche con música fuerte y destellos de luces brillantes. Sin embargo, los “amigos” polacos, lituanos y ucranianos, que ahora hablan y actúan juntos, deben ser muy conscientes de que habrá una respuesta adecuada.”

Gaidukevich sugirió que, como represalia, se producirá una inmensa escalada en la militarización de la región fronteriza que elevará las apuestas en los “juegos” que se están llevando a cabo: “Tendrán S-400, Polones y sistemas militares más serios, armas conjuntas bielorrusas y rusas en la frontera. Reforzaremos la presencia militar en la frontera, pero no permitiremos ningún escenario militar contra nuestros países”.

También se informó el miércoles de que “se han reforzado las unidades de defensa aérea de servicio a lo largo de la frontera occidental y de la frontera noroccidental, dijo el Ministerio de Defensa bielorruso a BelTA. El 10 de noviembre se practicó la interacción de unidades y medios pertenecientes al sistema regional conjunto de defensa aérea bielorruso-ruso por decisión del Ministerio de Defensa bielorruso y con la aprobación del Ministerio de Defensa ruso. En el simulacro participaron unidades de la Fuerza Aérea de Bielorrusia y de Rusia. (…)

“El patrullaje de la frontera aérea de Bielorrusia se organizó con la ayuda de dos aviones rusos Tu-22M3. (…) Los vuelos de los bombarderos estratégicos solían ser cíclicos en el pasado. A partir del 10 de noviembre, serán regulares”.

BelTA también informó el miércoles de que “el diálogo político bielorruso-ruso ha ganado notablemente en ritmo, dijo el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en una reunión del colegiado ministerial ruso-bielorruso. (…) “El acto de hoy forma parte del intenso diálogo político bielorruso-ruso, que se ha intensificado notablemente en los últimos tiempos”, dijo Serguéi Lavrov. Calificó de trascendental la reunión del Consejo Supremo del Estado de la Unión del 4 de noviembre. (…) ‘Estas decisiones allanarán el camino para una integración más profunda de Rusia y Bielorrusia en diversos ámbitos’, dijo Serguéi Lavrov”.

Y mientras se llevan a cabo movimientos e iniciativas diplomáticas y geoestratégicas del tipo descrito anteriormente, los desesperados refugiados kurdos y “otros” siguen atrapados en una zona a lo largo de la frontera entre Bielorrusia y Polonia, siendo aterrorizados -no hay otra palabra para ello- de la manera descrita anteriormente.





Desmond Fernandes es profesor titular de Geografía Humana en la Universidad De Montfort y autor de varios libros, entre ellos "The Kurdish and Armenian Genocides: from Censorship and Denial to Recognition? Ha escrito varios artículos y capítulos de libros centrados en el objetivo del "otro", el genocidio físico y cultural/lingüístico de los kurdos y la criminalización de la diáspora kurda, más recientemente para el International Journal of the Sociology of Language, Genocide Studies and Prevention, The Kurdish Question y el "Routledge Handbook on the Kurds".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies