Turquía detiene a un periodista que cubría los asesinatos en el sureste del país

Fuente: Avhal

Fecha de publicación original: 21 de noviembre de 2021

El periodista Emrullah Acar fue detenido en una redada realizada a medianoche en su domicilio de la provincia de Şanlıurfa, en el sureste del país, para ser acusado de terrorismo, informó el viernes la agencia Mezopotamya.

Acar está acusado de pertenecer al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), organización armada que lucha por la autonomía kurda en Turquía desde hace unas cuatro décadas.

La policía confiscó el ordenador y las cámaras de Acar durante la detención.

El mismo día, la policía allanó el domicilio de la reportera de JinNews Hikmet Tunç, en la provincia de Van, basándose en una información fraudulenta de que allí había una bomba.

La Asociación de Periodistas Dicle Fırat declaró en un comunicado que ambas redadas tenían como objetivo impedir que los periodistas hicieran su trabajo de informar al público.

«Estamos absolutamente seguros de que los que allanaron la casa de nuestra amiga Hikmet Tunç sabían que allí no había ninguna bomba», dijo la Asociación. «Y los que detuvieron a Emrullah Acar sabían mejor que nadie que no ejercía otra actividad que el periodismo. Los periodistas no tenemos miedo de estas tácticas. El periodismo es una profesión honorable, que defiende el derecho del público a la información. El periodismo no es un delito».

Más tarde, Acar fue trasladado a la vecina provincia de Malatya, según Mezopotamya, para permanecer detenido en la unidad antiterrorista de la provincia.

Antes de su detención, la principal historia que Acar seguía en el tiempo era la demanda de justicia de la familia Şenyaşar en Şanlıurfa.

Tres miembros de la familia Şenyaşar fueron asesinados en un tiroteo en junio de 2018, a manos de familiares y guardaespaldas del diputado del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) İbrahim Halil Yıldız. Uno de los hermanos del diputado del AKP también perdió la vida.

En abril, Fadıl Şenyaşar, cuyo padre y dos hermanos murieron en el altercado, fue condenado a 37 años de prisión por la muerte de Mehmet Şah Yıldız y las lesiones de varias personas. Al otro hermano del diputado, Enver Yıldız, también se le impuso una pena de prisión menor, de 18 años.

La demanda original del fiscal era de 150 años de prisión por ocho cargos de intento de asesinato y un cargo de asesinato en primer grado, mientras que exigía una sentencia reducida de 12 años de prisión para Enver Yıldız, diciendo que Yıldız había sido provocado.

Los Şenyaşars han apelado la sentencia, diciendo que la escena del crimen no fue investigada adecuadamente y que no hubo un juicio justo.

«La familia Yıldız atacó primero. Esto se ve en los vídeos. Los Yıldız entraron en la tienda de los Şenyaşars con armas en la mano. Lo que hizo Fadıl Şenyaşar fue desviar un ataque, en legítima defensa», dijo el abogado de la familia, Hidayet Enmek, en la audiencia de abril, según el diario Evrensel.

La acusación que constituyó la base del juicio sólo tuvo en cuenta los hechos ocurridos en la tienda de los Şenyaşar, y no tuvo en cuenta el incidente en el hospital, dicen los abogados de los Şenyaşar.

Hacı Esvet, Celal y Adıl Şenyaşar habían sido hospitalizados por las heridas sufridas, y murieron después de que un numeroso grupo de miembros de la familia Yıldız abriera fuego en la sala de urgencias. Dos miembros de la familia sobrevivieron a las decenas de balas disparadas en el hospital.

Desde el 9 de marzo, Emine Şenyaşar, esposa y madre del fallecido, mantiene una vigilia frente al juzgado en señal de protesta. El 12 de noviembre, Acar informó sobre el día 250 de la vigilia de Emine Şenyaşar.

La familia exige que Fadıl Şenyaşar sea trasladado del régimen de aislamiento, donde lleva casi tres años y medio, dijo Acar.

Según Acar, Emine Şenyaşar también se enfrenta a cinco investigaciones por insultar a la familia Yıldız, al ministro del Interior Süleyman Soylu y al presidente Recep Tayyip Erdoğan.

Desde que comenzó la vigilia, Emine Şenyaşar ha perdido 10 kilos, y su vista se ha deteriorado en un 70%, dijo Acar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies