Se necesita una «descentralización radical» en Irán para que las comunidades kurdas se beneficien de los recursos naturales

EUREKALERT! – UNIVERSITY OF EXETER – 2 septiembre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Es necesaria una descentralización radical de la política y la toma de decisiones en Irán para que las comunidades kurdas puedan beneficiarse de los recursos naturales, según un estudio de expertos.

Las regiones kurdas de Irán cuentan con ricos minerales, densos bosques y enormes depósitos de agua superficiales y subterráneos.

Pero la deforestación, la explotación del medio ambiente y la extracción irregular y desconsiderada de oro y aluminio han provocado problemas medioambientales y de salud entre el pueblo kurdo, así como sequías y escasez de agua.

El estudio expone cómo muchos kurdos consideran que las políticas económicas y de desarrollo del Estado iraní en el Kurdistán son insostenibles, discriminatorias y colonialistas. Los grupos ecologistas kurdos han sido muy atacados por los sistemas judicial y de seguridad de Irán.

Los investigadores afirman que la gestión del agua se considera destructiva y mal gestionada porque se transfiere del Kurdistán iraní a otras regiones. Esto amenaza con provocar la desertificación y el hundimiento de la tierra. Como parte del Proyecto de Anatolia del Sureste (GAP) del Estado turco, se han construido 22 presas en Kurdistán, lo que constituye otra forma de explotación de los recursos naturales de Kurdistán. Esto ha tenido un impacto negativo en el paisaje y la cultura de la región.

El estudio afirma que el pueblo kurdo podría beneficiarse de los recursos humanos naturales de Kurdistán si se produjera una forma radical de descentralización del sistema político y de toma de decisiones, de modo que pudiera participar en los distintos aspectos de las actividades políticas y económicas determinadas por sus valores, necesidades y preferencias culturales y nacionales.

El estudio, publicado en el Journal of World Systems Research, fue realizado por el Dr. Allan Hassaniyan, de la Universidad de Exeter, y Mansour Sohrabi, investigador independiente.

El Dr. Hassaniyan declaró: «En las últimas décadas, el entorno natural del Kurdistán ha sido objeto de una degradación masiva, y los recursos naturales del Kurdistán -que deberían haber sido la fuente de riqueza y prosperidad de la población de la región- han sido ampliamente explotados por diferentes instituciones estatales, entre ellas el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) y sus suborganizaciones y contratistas.

«La población se enfrenta a la sequía, la erosión del suelo y la deforestación. Los daños al medio ambiente natural en el Kurdistán están causados por el cambio climático y las actividades humanas, incluida la mala gestión del gobierno en materia de medio ambiente y catástrofes.»

El Dr. Sohrabi dijo: «El enfoque económico y de desarrollo del Estado iraní respecto a los recursos naturales de Kurdistán, así como la extracción y explotación de estos recursos, han dado lugar a una amplia degradación medioambiental que afecta a la salud pública».

«El enfoque del desarrollo socioeconómico centrado en el Estado, ejemplificado en la construcción de presas, el transporte de agua, la deforestación y la ubicación de industrias contaminantes, como las refinerías de petróleo, en lugares naturales o cerca de ellos, son algunas de las iniciativas gubernamentales que suponen una amplia amenaza para la sostenibilidad medioambiental y la integridad socioeconómica de las distintas comunidades de la región.»


Para acceder al estudio referido (en inglés), ir al enlace: View of Colonial Management of Iranian Kurdistan; with Emphasis on Water Resources (pitt.edu)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies