IRÁN. El escáner del cráneo demuestra que Mahsa Amini murió bajo tortura

Kurdistan au féminin / ANF – 19 septiembre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Mahsa (Jina) Amini era una joven kurda de 22 años. Fue asesinada por la policía de la moral en Teherán por llevar un velo «incorrecto». Aunque el régimen iraní alegó que había muerto por problemas de salud anteriores, un escáner del cráneo de Jina Amini muestra una fractura ósea, una hemorragia y una inflamación cerebral. La joven fue efectivamente asesinada bajo tortura.

Mahsa Amini, detenida el pasado martes por la policía antivicio, fue trasladada al hospital dos horas después. Murió el viernes por la tarde en el hospital de Kasra, en el norte de Teherán. Originaria de Saqqez, en la provincia del Kurdistán, Amini fue detenida en el coche de su hermano durante una visita a la capital para ver a sus familiares.

La muerte de la joven de 22 años detenida por la policía del hiyab provocó la indignación de la población y varias manifestaciones contra el régimen en Irán, pero especialmente en el Kurdistán iraní (Rojhilat), donde hoy están cerrados los comercios y las escuelas.

Aunque los funcionarios de la República Islámica han afirmado que la muerte de Amini fue causada por problemas de salud anteriores, como epilepsia, hidrocefalia y enfermedades cardiovasculares, su padre ha negado las acusaciones.

Una fuente del hospital en el que murió dijo a Irán Internacional el sábado que su tejido cerebral fue aplastado tras «múltiples golpes» en la cabeza, y añadió que Amini fue trasladada al hospital de Kasra, en la capital, Teherán, mientras no respondía y tenía muerte cerebral. La fuente añadió que sus pulmones estaban llenos de sangre cuando fue trasladada al hospital, y estaba claro que «no podía ser reanimada».

La fuente subrayó que el estado de Mahsa «era tal que no podía ser salvada y no era posible operarla, ya que su tejido cerebral estaba gravemente dañado, y estaba claro que la paciente no había sido herida por un solo puñetazo y debía haber recibido numerosos golpes en la cabeza».

Una foto de Mahsa en la cama del hospital la mostraba inconsciente con signos muy claros de hemorragia en la oreja derecha. Varios médicos, entre ellos Mahdiar Saeedian, director de una revista de salud, señalaron en las redes sociales que la otorragia (sangrado de los oídos) demuestra que su coma fue causado por una lesión en la cabeza.

La tomografía computarizada del cráneo de Mahsa Amini muestra una fractura ósea, una hemorragia y un edema cerebral, informó el lunes Irán Internacional.

Los documentos médicos y las decenas de imágenes exclusivas enviadas a Irán Internacional por un grupo de hacktivistas muestran claramente una fractura de cráneo en el lado derecho de la cabeza causada por un grave traumatismo craneoencefálico, lo que corrobora las versiones anteriores de su familia y de los médicos de que había recibido varios golpes en la cabeza, lo que demuestra que la afirmación de la policía iraní de que había sufrido un ataque al corazón era falsa.

Las imágenes de su tórax muestran una hemorragia alveolar difusa bilateral y daños por neumonía por aspiración, retención de secreciones e infección superpuesta. Los médicos dicen que los resultados son consistentes con el síndrome de dificultad respiratoria aguda debido a una lesión cerebral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies