Políticos del HDP procesados por una declaración sobre el genocidio armenio

Duvar – 8 diciembre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Unos 11 antiguos miembros de la Junta Ejecutiva Central (MYK) del HDP han sido procesados por «insultar a los turcos» por las declaraciones que hicieron sobre el Genocidio Armenio en un comunicado de prensa el 24 de abril de 2021.

La Fiscalía General de Ankara ha presentado una demanda contra 11 antiguos miembros del Comité Ejecutivo Central (MYK) del Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

La demanda solicita que sean juzgados en virtud del artículo 301 del Código Penal turco, titulado «Insultar a la identidad turca», por una declaración de prensa que hicieron el 24 de abril de 2021, en la que se incluía el término «Genocidio armenio». La fecha del 24 de abril había sido elegida para dicha declaración de prensa conmemorando el día, en 1915, en que comenzó el Genocidio armenio.

«El Estado de derecho no protege a los miembros de un partido político establecido de acuerdo con la Constitución y las leyes de la República de Turquía de llevar a cabo actividades contra la nación turca», dice la acusación.

En la actualidad, existe un amplio reconocimiento internacional -el último el año pasado por parte de Estados Unidos-, de que las deportaciones y masacres perpetradas por las autoridades otomanas en 1915 constituyeron un genocidio. Sin embargo, no existe tal consenso en Turquía, donde las denuncias de genocidio se han considerado en gran medida parte de una conspiración de enemigos internos y externos para socavar la seguridad y el estatus del Estado turco.

Las afirmaciones contenidas en la declaración son ‘contrarias a los intereses nacionales’

Según informa T24, el Ministerio de Justicia dio el permiso necesario para que los políticos del HDP fueran juzgados. En el acta de acusación se afirmaba que la libertad de expresión es un derecho absoluto según las convenciones internacionales, la Constitución y las leyes, y que este derecho sólo puede limitarse por las razones especificadas en la Constitución. Se afirmaba que las palabras de la declaración del 24 de abril ponían a la República de Turquía bajo sospecha y que, según la Constitución, los diputados estaban obligados a servir de acuerdo con los intereses de la nación y el Estado turcos.

El acta de acusación decía: «Está claro que el orden constitucional democrático no protege las acciones, palabras y comportamientos que humillan abiertamente al Estado de la República de Turquía y a la nación turca. El orden legal no protege a los miembros de un partido político establecido y que lleva a cabo actividades de acuerdo con la Constitución y las leyes de la República de Turquía para trabajar en contra de los intereses de la Nación Turca y del Estado de la República de Turquía. En este contexto, está claro que las afirmaciones de la declaración son contrarias a los intereses nacionales de la Nación Turca y a los hechos históricos.»

El escrito de acusación afirma que los comentarios de los 11 ex miembros de la Junta del HDP «son de una naturaleza destinada a humillar a la Nación Turca ante la historia y en la comunidad internacional» y pide que sean condenados a penas de prisión de entre seis meses y dos años.

El resumen de la declaración de los políticos del HDP del 24 de abril, tal como se incluye en la acusación, es el siguiente:

«El 24 de abril de 1915, 250 intelectuales y políticos armenios fueron deportados a la fuerza de sus hogares y asesinados por la Teşkilat-ı Mahsusa, la organización del Comité de Unión y Progreso (en turco: İttihat ve Terakki Cemiyeti). Esta fecha fue el día en que comenzó el Genocidio Armenio. El pueblo armenio fue expulsado de su patria, donde había vivido durante miles de años, y masacrado en gran medida. Anatolia fue descristianizada. Como consecuencia del genocidio, las propiedades y los bienes culturales cambiaron de manos con la voluntad pública.

Turquía no se ha enfrentado al Genocidio Armenio durante 106 años. El crimen que no se afrontó se repitió, el crimen que no se afrontó se ha trasladado a la actualidad. El gran crimen quedó impune, la discriminación y los crímenes de odio se convirtieron en algo habitual. El Genocidio Armenio es, ante todo, una cuestión humanitaria, jurídica y social que debe ser afrontada y aceptada con justicia en la actualidad… El Genocidio Armenio tuvo lugar en estas tierras y debe garantizarse la justicia en estas tierras. A principios de siglo, el genocidio armenio se convirtió en el símbolo de una política en la que las fuerzas oscuras y la línea asesina dentro del Estado se vieron favorecidas por los pueblos.

Es muy importante para mostrar los códigos de la política asesina que se adoptó contra los pueblos griego, asirio, caldeo, kurdo, aleví y yazidí y que se sigue aplicando hoy en día, así como la naturaleza del mecanismo del genocidio. Enfrentarse a este mecanismo de masacre y matanza es la condición sine qua non del futuro brillante de Turquía y de la vida en común…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies