Parlamentarios europeos reclaman acciones contra Turquía a la Comisión Europea

El día 18 de diciembre, varios grupos políticos del Parlamento Europeo han remitido la siguiente carta al Alto Representante / Vicepresidente de la Comisión Europea, Sr. Borrell, reclamando una acción inmediata para detener la actitud beligerante de Turquía contra el pueblo kurdo; específicamente, contra el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) y frente a la invasión del norte de Siria.


Estrasburgo, 18 de diciembre de 2019

Atn.: Sr. Josep Borrell

Alto Representante / Vicepresidente de la Comisión Europea

Objeto: Llamamiento a una acción inmediata para detener los ataques de Turquía contra los kurdos en ese país y en Siria

Sr. Borrell,

Escribimos esta carta para llamar su atención sobre la represión de la oposición política democrática en Turquía, de los kurdos y del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), así como sobre la invasión turca del norte de Siria, en particular de las regiones habitadas por kurdos y asirios cristianos (conocida como Rojava). Deseamos solicitar a la Comisión que tome medidas inmediatas y concretas para poner fin a esta la represión ilegal y a la invasión.

En los últimos cuatro años, el AKP, partido gobernante del presidente Erdoğan, ha construido gradualmente un sistema extremadamente autoritario con la ayuda de sus aliados ultranacionalistas y bajo condiciones de estado de emergencia. En este proceso, más de 80.000 personas han sido arrestadas por cargos relacionados con el terrorismo, incluyendo líderes políticos, miembros del parlamento, alcaldes electos kurdos, cientos de periodistas, académicos, médicos, representantes de la sociedad civil, activistas pro derechos humanos y muchos más. El gobierno ha venido inculpando como terrorista, traidor o enemigo del Estado a cualquiera que criticara sus políticas, particularmente en lo concerniente a su política respecto al pueblo kurdo. Aunque el estado de emergencia se levantó formalmente en julio de 2018, en la práctica se mantiene una regla de emergencia permanente en el país. El «modelo turco de sistema presidencialista» ha socavado totalmente el principio de la separación de poderes y de un poder judicial independiente.

El gobierno turco pretende destruir completamente al HDP, el segundo mayor partido opositor del país, que desempeñó un papel central en la pérdida de votos del presidente Erdoğan tanto en las elecciones generales de junio de 2015 como en las elecciones locales celebradas el 31 de marzo de 2019. Ha estado llevando a cabo incesantes asaltos contra el HDP desde julio de 2015. En este proceso, más de 15.300 administradores, miembros y simpatizantes del HDP han sido detenidos y más de 5.000 encarcelados con cargos inconsistentes de terrorismo, incluyendo a los anteriores copresidentes del HDP, Sr. Selahattin Demirtaş y Sra. Figen Yüksekdağ, siete previos miembros del parlamento, más de cincuenta alcaldes kurdos electos e innumerables gestores y afiliados.

El gobierno turco es especialmente agresivo con los municipios kurdos dirigidos por el HDP. En el marco del estado de emergencia (julio 2016-julio 2018), el Gobierno ha destituido y arrestado a cerca de cien co-alcaldes electos kurdos, reemplazándolos por gobernadores turcos designados como «fideicomisarios». El estado de emergencia terminó formalmente en 2018, pero la regla fiduciaria ilegal no lo hizo. En el período previo a las elecciones municipales del 31 de marzo de 2019, 50 co-alcaldes kurdos seguían en prisión, 29 de ellos en prisión preventiva de tres años. Tras las elecciones locales del 31 de marzo de 2019, los ataques contra los ayuntamientos del HDP se reactivaron: desde el 19 de agosto de 2019, 28 co-alcaldes kurdos fueron destituidos de sus cargos y reemplazados por gobernadores designados, de nuevo con cargos infundados relacionados con el terrorismo, incluyendo los representantes municipales electos de las tres principales ciudades con mayoría kurda, Diyarbakır, Mardin y Van. Otros 19 co-alcaldes fueron arrestados. Además, a otros 6 co-alcaldes se les denegaron sus actas electorales porque previamente habían sido destituidos de sus puestos con los decretos del estado de emergencia. Esto hace un total de 34 municipios incautados ilegalmente por el gobierno turco. Los co-alcaldes que aún no han sido destituidos trabajan bajo tremendas presiones políticas y financieras por parte del gobierno y con el constante temor de ser destituidos y arrestados en cualquier momento.

Incluso algunos ciudadanos europeos han sido víctimas de la represión política, y Turquía utiliza tanto medios formales como estructuras informales en Europa para ampliar su política represiva contra la oposición democrática y kurda dentro de las comunidades turca y kurda en Europa.

Otro asunto importante que requiere su atención inmediata es la situación de los presos enfermos en Turquía. Según la Asociación de Derechos Humanos de Turquía (IHD), había 1.025 presos enfermos en 2018, siendo presos políticos muchos de ellos; 357 de estos presos enfermos se encuentran graves y requieren ser liberados o tratados en hospitales bien equipados. El 26 de noviembre de 2019, el Sr. Selahattin Demirtaş perdió el conocimiento debido a una opresión en el pecho con dificultades para respirar. El Sr. Demirtaş solicitó ser transferido a un hospital cualificado para realizarse pruebas y un tratamiento médico completo. A pesar del hecho de que el médico de la prisión también solicitó su transferencia inmediata a tres departamentos diferentes (cardiología, neurología y gastroenterología), sólo fue trasladado al hospital siete días después, y ello por presiones del HDP y del público democrático.

Todas estas presiones sobre los kurdos y el HDP están ocurriendo en paralelo con los ataques de Turquía a los kurdos del norte de Siria, que derrotaron al ISIS con la ayuda de la Coalición Internacional. Turquía y sus fuerzas extremistas aliadas, muchas de ellas compuestas por antiguos miembros de grupos relacionados con Al-Qaeda e ISIS, habían invadido la región kurda de Afrin a principios de 2018. A los cerca de 150.000 desplazados internos que huyeron de la invasión se les impidió regresar a sus hogares. En lugar de los habitantes originales de la región, Turquía ha asentado en ella a refugiados árabes de otras partes de Siria. Se trata de un cambio demográfico sistemático, que supone una grave violación del derecho internacional. El resto de la población kurda, y en especial las minorías religiosas como yazidis, cristianos y alevíes sufren la violencia y la represión de los aliados de Turquía, entre los que se incluyen islamistas extremistas y yihadistas. Mientras que el kurdo ha sido liquidado como lengua oficial y educativa, se han impuesto el árabe y el turco como lenguas oficiales. Se han dado pasos concretos hacia una anexión, como el empleo de policías turcos o el establecimiento de la oficina de correos turca en Afrin.

El 9 de octubre de 2019, Turquía inició otra invasión en las regiones predominantemente kurdas de Siria, controladas por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF). Esta invasión viola el derecho internacional y comete innumerables atrocidades y crímenes de lesa humanidad contra civiles. Una vez más, los kurdos y los habitantes cristianos de los territorios recién ocupados en torno a Tal Abyad y Ras al-Ayn/Sere Kaniye han tenido que huir. A pesar de que se anunció un alto el fuego con la mediación rusa, los ataques del ejército turco y sus afiliados continúan, especialmente contra el pueblo cristiano-asirio de Tal Tamer.

Paralelamente a los ataques contra el noreste de Siria, también han sido atacados los desplazados internos de Afrin, que permanecen en una región en torno a Tal Rifaat controlada conjuntamente por el gobierno sirio y las SDF. Para dar sólo un ejemplo, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el 2 de diciembre de 2019, un bombardeo de la artillería turca cayó cerca de una escuela en Tal Rifaat, matando al menos a diez personas, ocho de las cuales eran niños de entre tres y quince años.

Mientras que Turquía trata de justificar esta agresión no provocada contra las SDF y los civiles kurdos, cristianos y árabes del norte de Siria como «lucha contra el terrorismo», nos queda claro que el objetivo real de Turquía es destruir la posibilidad de una administración autónoma de la población en Siria, desplazando a kurdos, asirios, siríacos y armenios a lo largo de la frontera turco-siria para trasladar a las poblaciones árabes y turcas y a las familias de sus aliados yihadistas en los territorios kurdos. Durante las invasiones de 2018 y 2019, cerca de 350.000 kurdos y cristianos (asirios, siríacos y armenios) han sido desplazados, lo cuales viven ahora en condiciones terribles en campamentos. El desplazamiento de kurdos y cristianos y la reubicación de población árabe en sus territorios es una flagrante política de ingeniería demográfica y limpieza étnica, ambos crímenes contra la humanidad. Turquía está cometiendo estos crímenes ante los ojos de la comunidad internacional como miembro de la OTAN, miembro del Consejo de Europa y país candidato en proceso de adhesión a la UE.

¡Le pedimos que se oponga a la limpieza étnica contra la población kurda y cristiana del norte de Siria y la ocupación turca de esta región! Con una postura unida de la Unión Europea, que debe incluir un embargo total de armas a Turquía, sanciones económicas y sanciones específicas contra varios miembros del gobierno turco, Turquía podría verse obligada a abandonar Siria. También le pedimos que apoye los esfuerzos humanitarios para las personas desplazadas en el noreste de Siria y en la región de Tal Rifaat por medio de la Oficina Europea de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO) y no apoyar ningún intento de asentamiento de sirios de otras partes de Siria o de no sirios en los territorios de Siria ocupados por Turquía.

Para concluir, reafirmamos la necesidad de que las autoridades kurdas participen en los futuros debates para restablecer la paz y la estabilidad en esta parte del mundo y, en particular, para permitir la reconstrucción de una Siria democrática.

Respetuosamente,

ARENA Maria, BIEDROŃ Robert, BRGLEZ Milan, FAJON Tanja, GRAPINI Maria, HEIDE Hannes, INCIR Evin, KAILI Eva, KÖSTER Dietmar, MAVRIDES Costas, PAPADAKIS Demetris, PISAPIA Giuliano, SCHIEDER Andreas, SMERIGLIO Massimiliano, VOLLATH Bettina, WARD Julie, S&D Group

BARRENA Pernando, BJORK Malin, CHAIBI Leila, DEMIREL Oezlem, GUSMÃO José, KONEČNÁ Kateřina, KOULOGLOU Stelios, MATIAS Marisa, PAPADIMOULIS Dimitrios, URBAN CRESPO Miguel, VILLUMSEN Nikolaj, GUE/NGL Group

ALFONSI François, AUKEN Margrete, BITEAU Benoit, KUHNKE Alice, LANGENSIEPEN Katrin, METZ Tilly, RIBA I GINER Diana, STRIK Tineke, ŽDANOKA Tatjana, Greens/EFA Group

BILBAO BARANDICA Izaskun, Renew Group

VINCZE Lorant, EPP Group

BOURGEOIS Geert, ECR Group



Traducido por Rojava Azadi Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies