Nagihan Akarsel: Estamos en el momento de la libertad

Mezopotamyaajansi35 – 5 octubre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

En su último artículo en Özgür Politika, Nagihan Akarsel describió los ataques contra los kurdos como «un concepto de ataque total por parte de los estados-nación» y dijo: «Si el corazón se para, la vida se para. Estamos en el momento de hacer todo lo posible para proteger nuestros corazones».

Nagihan Akarsel, que fue asesinada en la ciudad de Suleimaniyah, en la Región Autónoma de Kurdistán, dejó como legado una enorme experiencia de lucha con su trabajo en el ámbito de la mujer. En el último artículo de Akarsel publicado en Yeni Ozgur Politika el 28 de abril de 2021, da importantes mensajes a todos los kurdos, especialmente a las mujeres, sobre cómo la mentalidad dominada por los hombres domina primero a las mujeres y luego a la sociedad, y señala una solución para ello.

El artículo, titulado «Intuición de una tormenta», es el siguiente:

«El genocidio es una violación del tiempo.. Una violación del corazón, una violación de la tierra, de la vida.. Sí. Es una violación del corazón. Porque el corazón simboliza la esencia del alma. Una persona vive sin un riñón. Sin sus piernas, vejiga .. Sin un pulmón, una persona vive. Una persona vive sin un brazo o su bazo. Una persona vive. Tal vez no sería mejor llamar a eso vivir, pero pueden sobrevivir. Incluso cuando algunas funciones cerebrales han desaparecido, una persona sigue viviendo. Quitar el corazón… Esa persona pierde la vida… Porque el corazón es la tierra, es la vida. El corazón es una guerrilla en Kurdistán. El genocidio es una decisión de exilio. Es una decisión de exilio, de masacre, de muerte.. El destino de quedarse en las orillas del exilio… Quedarse al borde del dolor, de la añoranza, del amor… La instrucción inicial de la masacre, la decisión de morir viviendo… No poder encontrar un cielo seguro para los sentimientos que rebosan de tu corazón… La decisión de no poder asentarse nunca. Quedarse en la puerta de los que albergan el sentimiento de añoranza del hogar… La decisión de derramar las lágrimas que quedaron colgando de tus pestañas rotas en ti para toda la vida. La decisión de la pena y la angustia..

El genocidio es el primer y fundamental método de la alianza de los hombres que traicionan a las mujeres. El método de Marduk, quien, al contemplar la traición de Tiamat, estipuló que «no se debe pronunciar ninguna palabra sobre mi palabra, los nombres de dioses y diosas deben serme dados»…

La primera historia de genocidio que nos encontramos en el relato mitológico de la primera ruptura entre hombres y mujeres… Una historia que comienza con la dominación de la mujer y de la naturaleza y se profundiza con los dilemas de los hombres que quedan fuera de la masculinidad. Y la expresión de una mentalidad que poco a poco va capturando a toda la sociedad hasta sus células, paso a paso…

Y esta historia llega a nuestros días a partir de Sumer, Babilonia, Acad, Asiria. Los corazones fueron violados. Los exilios nunca terminaron.. Esta mentalidad fue instrumentalizada por los estados-nación. Sobrevivió creando marginados. Nunca ha  abandonado la mentalidad de destrucción y la estrategia de dominación, que es la razón de su existencia. Se planteó destruir todas las alternativas filosóficas, políticas y culturales que creen en el sentido del universo, que destilan libertad de este sentido, su razón para existir. Sin embargo.. Esta existencia es sacudida hasta la médula. Las cosas no salieron a su manera. Ahora tiene miedo. Está muy asustada. La intuición de esta tormenta comenzó con la frase «Kurdistán es una colonia». Esa frase contenía anexión, destrucción, negación y traición. Crítica, amenaza, aislamiento. Y el genocidio, que es la suma de todas ellas. Así es como Rêber Abdullah Öcalan creó la disciplina de organizarse contra esto, de ser una voluntad y desafiar al mundo…

Estamos en un punto de inflexión 

Cultivó una vida basada en la unidad del pueblo, cultivó una lucha basada en la democracia, la ecología, la libertad de las mujeres. Nunca dejó de creer en las mujeres. Dijo: «Toda hierba se vuelve verde por sus propias raíces». Y ahí estaba la revolución de Rojava. Las voluntades de Mesopotamia y Anatolia se unieron, y se convirtieron en el HDP. La guerrilla regó su tierra con la esencia de la vida paso a paso desde el monte Zagros hasta el Andoks. Se convirtió en la conciencia del mundo al crecer como un árbol baniano que multiplica sus raíces. Y esta conciencia creó a los militantes internacionales de la lucha por la libertad. Las mazmorras siempre han conseguido ser la fuerza principal en los momentos más críticos.

La frase «decisión de genocidio» es la intuición de una tormenta. La realidad… Esta decisión existe desde que el enemigo vinculó la ausencia de kurdos a su existencia. Ahora estamos en un punto de inflexión. Ahora las fichas están abajo. Ahora estamos ante una oportunidad histórica de avanzar en nuestros valores, enterrados bajo las aceras para que no se reencuentren con la esencia del suelo, nuestros valores que quedaron en nuestro regazo en contenedores y sacos, nuestras madres que se desangraron en medio de la calle, nuestros niños aplastados por los vehículos blindados, nuestras tierras anexionadas y nuestros bosques calcinados. Lo que ocurrió en Metîna, Zap, Avaşîn, Shengal, Qamishlo, Kobanê, Kermanshah, Suleimaniyah y Amed fue el idea de ataque total por parte de los estados-nación. La guerrilla se defiende con esta conciencia. La lucha de la guerrilla es el fin de ellos. Ellos lo saben. Ellos saben esto muy bien. Porque el corazón es una guerrilla en Kurdistán. Si el corazón se detiene, la vida se detiene. Estamos en el momento de hacer todo lo posible para proteger nuestros corazones».

¿Quién es Nagihan Akarsel?

Periodista-investigadora-autora. Nació en Konya Cihanbeyli. Tras licenciarse en la Universidad de Gazi, Facultad de Comunicación, Departamento de Periodismo, realizó un máster de un año en la Universidad de Ankara, Instituto de Ciencias Sociales, Departamento de Estudios de la Mujer. Trabajó como reportera y editora en la Agencia de Noticias Dicle (DİHA). Escribió una columna en los periódicos Özgür Gündem, Daily y Yeni Özgür Politika. Es una de las fundadoras de la revista Free Women. Es editora de la revista Jineology. Sus artículos se han publicado en muchas revistas, entre ellas Democratic Modernity y Jineology. Estaba trabajando en un libro en la Academia de Jineolojy antes de ser asesinada por 11 balas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies