Irán amenaza a la madre de la presa política kurda Zeynab Jalalian

KHRN – 22 febrero 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Las fuerzas de seguridad iraníes detuvieron a la madre de la presa política kurda Zeynab Jalalian en su domicilio de Maku, provincia de Azerbaiyán Occidental, durante varias horas el 21 de febrero.

El Ministerio de Inteligencia de Maku interrogó y amenazó a Gozal Hajizadeh por sus declaraciones en las que pedía a la comunidad internacional que presionara a Irán para que liberara a su hija.

Hajizadeh fue liberada después de varias horas.

El 20 de febrero, un vídeo de Hajizadeh, en el que pedía a las organizaciones de derechos humanos que trabajaran por la liberación de su hija, recibió una amplia reacción en las redes sociales.

«Después de que el vídeo se publicara ampliamente en las redes sociales, las fuerzas de seguridad allanaron la casa de la familia de la presa política y detuvieron a su madre, que tiene más de 70 años», declaró un miembro de la familia de Jalalian a la Red de Derechos Humanos del Kurdistán (KHRN).

Según esta fuente, las fuerzas de seguridad interrogaron a la madre de Jalalian sobre el vídeo y las personas que lo grabaron.

Los interrogadores de seguridad han amenazado a Hajizadeh y le han dicho que no tiene derecho a entrevistar a los medios de comunicación ni a publicar noticias sobre el estado de Jalalian.

El familiar añadió que, aunque fue liberada tras varias horas de detención, el domicilio familiar de Jalalian seguía siendo vigilado por las fuerzas de seguridad.

Anteriormente, las fuerzas de seguridad habían detenido, interrogado y amenazado al padre de la presa política, Ali Jalalian, durante 24 horas por haber facilitado información a los medios de comunicación sobre su hija. Su número de teléfono personal estuvo bloqueado durante varios meses.

Jalalian estuvo aislada en cuatro prisiones distintas de Irán durante el año pasado.

Ha estado sometida a una presión constante por parte de los interrogadores de seguridad desde su traslado ilegal a la prisión de Yazd el 9 de noviembre de 2020. Le han quitado todos sus derechos como presa.

Ocasionalmente, sólo se le permite contactar con sus padres por teléfono y hablar con ellos en persa muy brevemente. Se le niega el derecho a recibir visitas.

Durante los 14 años que ha pasado en las duras condiciones de diferentes prisiones del país, ha sufrido varias enfermedades y se encuentra en mal estado físico debido a que se le niega el tratamiento médico.

Jalalian, nacida en 1982 en el pueblo de Dim Qeshlaq, en Maku, fue detenida en Kermanshah en febrero de 2008.

Pasó varios meses en régimen de aislamiento y sufrió graves torturas físicas y psicológicas antes de su juicio.

Más tarde, un Tribunal Revolucionario Islámico la condenó a la pena de muerte acusada de «actuar contra la seguridad nacional» y «enemistad con Dios» (moharebeh) por «pertenecer al Partido de la Vida Libre del Kurdistán (PJAK)».

En 2011, un tribunal de apelación redujo su pena de muerte a la de cadena perpetua. Posteriormente fue trasladada a la prisión de Khoy, en la provincia de Azerbaiyán Occidental.

Durante los años en prisión, Jalalian ha desarrollado una serie de enfermedades, entre ellas problemas de visión, pterigión, aftas y asma.

En 2016, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria pidió a la República Islámica de Irán que liberara inmediatamente a Jalalian y que tomara todas las medidas necesarias para compensar los daños que se le habían impuesto sin demora y de acuerdo con las normas internacionales.

Según el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria, la privación de libertad de Jalalian era arbitraria y violaba la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y que Irán tenía el deber de procesar a los responsables de violar los derechos de esta activista política kurda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies