Apelación al Tribunal Constitucional para Özkan, preso de 84 años de edad

Medya News – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Serdar Çelebi, abogado del preso enfermo de 84 años Mehmet Emin Özkan, ha dicho sobre el caso de su cliente que «es inaceptable, tanto desde el punto de vista humano como jurídico, que siga en prisión», y ha presentado una solicitud al Tribunal Constitucional en su nombre.

El abogado del preso enfermo Mehmet Emin Özkan, de 84 años, uno de los nombres de la lista de presos enfermos de la Asociación Turca de Derechos Humanos, ha presentado una solicitud al Tribunal Constitucional para su liberación.

Özkan lleva 26 años encerrado en cárceles turcas. Actualmente está recluido en la prisión cerrada de tipo D de Diyarbakir. Padece numerosas dolencias físicas, como trastornos cardíacos, renales e intestinales. Ha sufrido cinco infartos y cuatro ataques de angina de pecho desde su encarcelamiento y ahora tiene grandes dificultades para satisfacer sus necesidades de higiene personal. Sin embargo, las autoridades turcas siguen insistiendo en mantenerlo en prisión como parte de su política de no liberar a los presos enfermos hasta su último aliento.

Fue condenado a cadena perpetua agravada en el juicio celebrado en uno de los tristemente célebres Tribunales de Seguridad del Estado (DGM) que existían en aquella época. Se le consideró responsable del asesinato de un general de brigada turco, a pesar de que no existían pruebas al respecto. Se han presentado solicitudes al Instituto de Medicina Forense de Turquía (ATK) para obtener informes médicos que faciliten su puesta en libertad, pero han sido infructuosas. Sigue en prisión a pesar de los insistentes llamamientos de los defensores de los derechos humanos, y ahora su abogado, Serdar Çelebi, ha recurrido al Tribunal Constitucional.

Afirmando que un informe que recibieron de un hospital estatal plenamente reconocido para apoyar el aplazamiento de la sentencia de Özkan ha sido constantemente ignorado por la ATK, Çelebi recordó que su última solicitud había sido rechazada sobre la base de que Özkan era «capaz de responder a llamadas telefónicas».

Afirma que los detenidos enfermos han perdido la esperanza en la ATK debido a las injustas decisiones emitidas por ella.

La ATK no es fiable, las decisiones emitidas por la ATK se toman por motivos políticos. Hay que prestar más atención a los informes elaborados por universidades u hospitales plenamente reconocidos. Hay que tomar medidas al respecto. La ATK no debería ocuparse de estos casos», dijo.

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP) ha publicado un vídeo en su cuenta de Twitter para llamar la atención sobre la situación de Mehmet Emin Özkan.

Juicio

El 22 de octubre de 1993, tras el asesinato de un general de brigada turco llamado Bahtiyar Aydın, el ejército turco organizó un ataque planificado contra la ciudad de Lice, decenas de personas fueron brutalmente asesinadas y casi todas las casas y tiendas pertenecientes a los residentes kurdos de la ciudad fueron quemadas y/o destruidas.

Özkan fue condenado a cadena perpetua tras ser juzgado por el asesinato de Aydın en Lice. La única prueba para su condena fue el testimonio de dos informantes que posteriormente se retractaron de sus declaraciones. A pesar de que su único idioma era el kurdo y no sabía hablar turco, su interrogatorio fue en turco.

Özkan se trasladó a Adana después de la masacre de Lice, debido al incendio de su pueblo y a la opresión estatal contra los kurdos. Inicialmente fue detenido por supuesta «ayuda a una organización ilegal». Dos personas que supuestamente eran miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) declararon haber visto a Özkan con un grupo del PKK que, según ellos, había participado en la masacre de Lice (aunque ahora se acepta ampliamente que fue el ejército turco el que destruyó sistemáticamente la ciudad de Lice, y no el PKK). Posteriormente, estas dos personas declararon que habían prestado su testimonio bajo coacción. Pero en 1994, la DGM de Konya condenó a Özkan a cadena perpetua por «profanar la unidad y la integridad del Estado», sin ni siquiera redactar una acusación sobre este nuevo cargo.

El Tribunal Supremo anuló la decisión del DGM de Konya porque se había tomado sin una acusación, tras lo cual, el DGM de Konya redactó una acusación de media página y volvió a dictar exactamente la misma sentencia contra Özkan. El Tribunal Supremo, que ya había anulado el caso de Ozkan, confirmó esta vez la sentencia dictada con la acusación de media página.

Después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictaminara que los juicios en las DGM eran «contrarios al derecho a un juicio justo» debido a la presencia de miembros del ejército en los banquillos, se dictaron nuevas normas, y Özkan debía ser juzgado de nuevo en el Tribunal Penal nº 7 de Adana. Se suponía que la sentencia de cadena perpetua iba a ser levantada debido al nuevo juicio pendiente, pero las peticiones de los abogados para su liberación han sido denegadas repetidamente.

El caso de Özkan lleva casi nueve años pendiente de un nuevo juicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies