El Parlamento turco vota la ampliación del mandato de las tropas en Irak y Siria

 

Al-Monitor – Nazlan Ertan – 26 octubre 2021 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

El principal partido de la oposición, el CHP, anunció una hora antes de la sesión que votaría en contra de la moción.

En medio de rumores de una ofensiva militar turca en el norte de Siria, el Parlamento turco ratificó hoy una moción que amplía el mandato del gobierno de llevar a cabo operaciones transfronterizas en Irak y Siria por otros dos años.

Por sorpresa, una hora antes de la Asamblea General, el principal partido de la oposición, el Partido Popular Republicano (CHP), anunció que votaría en contra de la moción. El partido, que cuenta con 135 diputados en el parlamento de 583 escaños, había votado a favor de la moción el año pasado, y muchos expertos de Ankara pensaban que lo haría de nuevo este año.

El presidente del CHP, Kemal Kilicdaroglu, que habló antes de la sesión parlamentaria, dijo que varios factores -entre ellos la petición de un mandato de dos años, a diferencia de las mociones anteriores, que se limitan a 12 meses- provocaron el cambio de posición de su partido. 

El plazo de 24 meses de la moción se atribuye en gran medida al deseo del gobierno de no aprobar el mandato en el parlamento el próximo año, cuando estará centrado en las elecciones previstas para junio de 2023, sobre todo si convoca elecciones anticipadas.

Los diputados del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), con 287 escaños, y el socio del AKP, el derechista Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), con 48 escaños, votaron a favor de la moción. El aliado del CHP, IYI, también votó a favor. El Partido Democrático de los Pueblos (HDP), prokurdo, y el Partido de los Trabajadores de Turquía, con 56 y 4 escaños respectivamente, votaron en contra. El Partido de la Democracia y el Progreso (DEVA), filial del AKP y con un solo miembro, se abstuvo.

La moción hace referencia a la “constante escalada” de riesgos y amenazas cerca de la frontera sur de Turquía, nombrando al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), “las Fuerzas Democráticas Sirias [SDF] kurdas respaldadas por Estados Unidos” y el Estado Islámico como grupos terroristas que continúan sus actividades contra Turquía. Aunque el texto se asemeja en gran medida al último aprobado en 2020, cuyo mandato expira el 30 de octubre, esta vez dice que las YPG “siguen llevando a cabo actividades terroristas en toda Siria”, no sólo en las fronteras de Turquía.

Kilicdaroglu dijo que su partido también se oponía a la redacción del texto que autorizaría al gobierno a invitar a las tropas extranjeras a territorio turco – un punto del que se hizo eco el socio estratégico del CHP, el Partido IYI. 

Ahmet Kamil Erozan, vicepresidente de relaciones internacionales del IYI y antiguo diplomático, calificó la moción de “embrollo” y dijo que la referencia a la presencia de tropas extranjeras no estaba clara. “¿Quiénes son esos soldados extranjeros que el presidente quiere invitar?”.

Ilhan Uzgel, especialista en relaciones internacionales y autor del libro Turkey’s Neighbors (Los vecinos de Turquía), coincidió en que dotar al presidente de poderes para invitar a tropas extranjeras era problemático. “¿Quiénes son esas tropas extranjeras? ¿Es una referencia al Ejército Nacional Sirio? Si lo es, sería un gran error legitimar a este grupo a través de una moción parlamentaria”, dijo a Al-Monitor. 

Aunque votó a favor de la moción, el partido IYI advirtió al gobierno contra una ofensiva militar en Siria, especialmente como “una aventura antes de las elecciones”.

“Una nueva operación militar en Siria no serviría a ningún objetivo político. Una zona segura en Siria no resolvería nada; lo que se necesita es una solución global en Siria, y eso sólo puede hacerse a través del diálogo con [el presidente sirio Bashar al] Assad”, dijo Erozan. “La paz en Siria no pasa simplemente por Washington y Moscú, sino por Damasco. Votaremos a favor del sí por consideración a la seguridad de nuestras tropas que ya están allí, pero nuestro sí no debe interpretarse como un apoyo a la política siria del gobierno”.

La oposición más fuerte a la moción provino del HDP, que presionó fervientemente para que se votara en contra entre la oposición, especialmente con el CHP. 

“Aquellos que quieren una solución al problema kurdo en el Parlamento deberían votar en contra de esta moción”, dijo laco-presidenta del HDP, Pervin Buldan, en referencia a las declaraciones de Kilicdaroglu en septiembre de que si el problema kurdo se iba a resolver, tendría que hacerse con un organismo legítimo, lo que significa que el HDP debería permanecer en el Parlamento en lugar de ser ilegalizado.  

Imam Tascier, diputado del HDP por la ciudad sudoriental de Diyarbakir, de mayoría kurda, lo expresó de forma más contundente. 2Si el CHP vota por el sí, ningún kurdo debería votar al CHP ni pensar que el CHP es diferente del AKP”, tuiteó.

Los periódicos y expertos progubernamentales han atribuido la posición del CHP a sus planes de establecer una alianza con los partidos kurdos en las próximas elecciones. El mes pasado, el CHP visitó la región iraquí del Kurdistán en un intento de desprenderse de su imagen antikurda de cara a las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Dos días antes de la votación, 23 grupos de la sociedad civil pidieron a los diputados que votaran en contra del proyecto de ley. Las asociaciones, compuestas en su mayoría por grupos pro-kurdos y alevíes, pidieron al Parlamento que no cediera su opinión sobre el envío de tropas al extranjero a una sola persona, es decir, al presidente Recep Tayyip Erdogan.

La moción se produce a raíz de las recientes pero ambiguas insinuaciones de Ankara sobre nuevas operaciones militares transfronterizas tras la muerte de dos policías el 7 de octubre. Erdogan dijo en una reunión del Gabinete a mediados de octubre que Ankara estaba decidida a eliminar las amenazas a la seguridad de Turquía desde el norte de Siria. Dijo que el ataque de las YPG, que Ankara considera una extensión del proscrito PKK, que acabó con la vida de dos policías turcos había sido la gota que colmó el vaso.

Erdogan, que espera reunirse con el presidente estadounidense Joe Biden este fin de semana, tendrá el mandato en el bolsillo en la reunión. Reuters citó a un funcionario no identificado que dijo que el presidente turco hablaría con su homólogo ruso, Vladimir Putin, después de sus conversaciones con Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies