El agua bajo asalto en Mesopotamia

Declaración – Primer Foro por el Agua de Mesopotamia (MWF)
Universidad de Sulaimani
Sulaymaniyah, Región de Kurdistan de Irak, 6-8 Abril 2019

La ciudad milenaria de Hasankeif en Bakur (Kurdistán norte, Turquía), amenazada por la gran presa de Ilisu sobre el río Tigris.

Sobre-extracción, drenaje de marismas y humedales, deforestación, demasiados proyectos de riego, tierra mal drenada, pesticidas y fertilizantes, escorrentía, contaminación por pobre o frecuente no tratamiento de las descargas de industrias y hogares, construcción extendida de grandes y pequeñas represas en cascada, creciente explotación de las aguas subterráneas de los acuíferos, canalización de flujos, proyectos de trasvase de agua entre cuencas y los estragos del cambio climático inducido por los combustibles fósiles han perturbado de manera diversa los ciclos hidrológicos y creado condiciones de severa escasez a nivel local y regional. Para seres humanos y no-humanos, dicha escasez física ha sido exacerbada por políticas que apuntan a la mercantilización y/o politización del agua, negando el acceso al agua como bien común.

Tomados separadamente, cada uno de estos asaltos puede ser causa de gran preocupación. Tomados de manera conjunta, plantean una amenaza para la supervivencia colectiva de humanos y no-humanos por igual. Defender el agua y el derecho de todas las formas de vida a tener acceso al agua en Mesopotamia es ahora un deber cívico crítico: sin agua, no puede haber vida.

El agua es un elemento crucial de nuestra cultura y espiritualidad. Muchas leyendas, mitos, canciones, poemas, oraciones y danzas están centradas en el agua. Éste ha sido el caso desde que los humanos se asentaron en Mesopotamia 13.000 años atrás.

Obras hidráulicas en la cuenca alta del Tigris-Éufrates.

Dentro de Turquía, Irak, Siria e Irán -los cuatro Estados a través de los que fluyen los ríos de la cuenca de Mesopotamia-, las múltiples crisis que afectan el agua no son accidentales. Durante el último siglo y más, gobiernos, intereses empresariales y acciones militares han seguido imprudentemente políticas que han contaminado y degradado los ríos y ecosistemas de la región.

Obras hidráulicas en territorio iraquí

Cientos de miles han sido desplazados forzosamente de sus hogares para abrir paso a proyectos de represas y trasvases de cuencas. El ambiente fluvial ha sido severamente degradado, amenazando la supervivencia de varias especies de flora y fauna; la salud de los ciudadanos se ha puesto en riesgo; y las desigualdades sociales y económicas se han incrementado.

El río Éufrates se seca…

Nada de esto ha avanzado sin resistencia. A través de la región de Mesopotamia, vibrantes movimientos por la justicia ambiental y social han buscado durante mucho tiempo ejercitar sus derechos constitucionales para hacer campaña por el acceso a agua limpia y segura. En varias oportunidades, ellos/as han enfrentado arrestos, prisión o cosas peores.

Comprometidos en trabajar por soluciones pacíficas, sostenibles y equitativas frente a estas múltiples injusticias, alrededor de 150 activistas por el agua de la región, junto con colegas afines de África, Asia, América y Europa, se encontraron en la Universidad de Sulaimani en la región de Kurdistán de Irak los días 6-8 de Abril de 2019 para participar en el primer Foro por el Agua de Mesopotamia.

Nos hemos encontrado en el espíritu de solidaridad y aprendizaje mutuo. Nos hemos interrogado sobre las diferentes causas de la escasez de agua, explorando las complejas maneras en que se responde a la demanda de agua a través de sistemas económicos y sociales. Hemos aprendido cómo la construcción intensiva de represas y otros esquemas de infraestructura hídrica han creado escasez de agua.

Exploramos formas alternativas de gestionar el agua para el interés de la mayoría y no de unos pocos. Escuchamos nuevas iniciativas, notablemente en la región de Rojava en la Siria desgarrada por la guerra, para desarrollar nuevos enfoques participativos para la gobernanza del agua, que involucren a todos los ciudadanos, independientemente de su origen étnico, género o religión, en enfoques desde abajo y consensuados para la toma de decisiones.

Nosotros, pueblos de Mesopotamia, afirmamos que, a pesar de nuestras diversas realidades culturales, sociales, políticas y ambientales, nuestras luchas son una y expresamos nuestra solidaridad con todos/as aquéllos/as que luchan por la justicia hídrica en la región y a nivel internacional.

Nosotros resolvemos:

  1. Desafiar las políticas hídricas destructivas y explotadoras en la región, reconociendo la carga particular sobre las mujeres y otras identidades oprimidas, y abordar sus causas subyacentes.
  2. Movilizar apoyo para acuerdos negociados bajo leyes internacionales vinculantes que puedan asegurar el compartir equitativo de las aguas de los ríos Éufrates y Tigris para el beneficio de todas las vidas, humanas y no-humanas, en la región;
  3. Levantarnos contra el uso del agua como un arma para la hegemonía y trabajar para asegurar que el agua sea una herramienta para la cooperación y la paz sostenible. Los estados-nación río arriba en Mesopotamia deben garantizar los derechos de las personas río abajo.
  4. Hacer un llamamiento para el fin de los recientes recortes en los flujos de las aguas por parte de Turquía e Irán hacia Siria e Irak.
  5. Hacer un llamamiento para prevenir la inundación de la ciudad de Hasankeyf, de 12.000 años de antigüedad, causada por la represa Ilisu y para preservar el patrimonio natural y cultural único de las marismas de Mesopotamia en Irak frente a su degradación.
  6. Construir alianzas, nacionales, regionales e internacionales, para desarrollar políticas y prácticas que puedan democratizar la gestión de las aguas.
  7. Asegurar que el agua sea usada en formas que prioricen el derecho colectivo de todos, en lugar de unos pocos, a sobrevivir.
  8. Considerando que la mayoría de las aguas desviadas son destinadas al riego, los siguientes puntos son cruciales: Para los campesinos con economía de subsistencia, el agua limpia es importante. Por esto, en áreas cercanas a las aguas, no se deben usar químicos y semillas híbridas. El refugio para animales no debe construirse cerca de las aguas para que no se causen daños graves en éstas. El agua usada en la agricultura no debe ser contaminada por la industria. Cerca de las fuentes de agua, se puede realizar riego, pero no se deben transferir las aguas hacia áreas lejanas de sus fuentes. Así, en lugar de transferir agua a las plantas, se deben plantar productos adecuados al clima y al régimen de precipitación.
  9. La contaminación y destrucción del río Tigris comienza de manera intensiva río arriba. Una razón de esto, es que el río en sus primeros 60 kms no tiene estatus de río (hasta Bismil). Solicitamos una campaña internacional para recuperar el estado del río en el tramo más alto del río Tigris.
  10. Fortalecer la campaña «Save the Tigris» («Salvemos el Tigris») como una red a través de la cual activistas en Mesopotamia puedan intercambiar información y análisis, explorar elementos en común y diferencias, preparar declaraciones e informes comunes, y organizar actividades/campañas comunes. 
  11. Desarrollar el Foro por el Agua de Mesopotamia como un espacio abierto para abogar por nuevos procesos de toma de decisiones a nivel municipal, nacional y regional, e inclusive, donde se puedan formular y promover políticas hídricas ambiental y socialmente justas.
  12. Implementar las recomendaciones específicas hechas en los talleres del Foro, listadas en el anexo adjunto.
  13. Nos hemos comprometido a organizar el Segundo Foro por el Agua de Mesopotamia en Diyarbakir (Amed) / Turquía en un futuro cercano.

Principales organizaciones contribuyentes:

  • Campaña Salvemos el Tigris (Save the Tigris Campaign [STC])
  • Humat Dijla (Cuidadores del Tigris), Irak
  • Movimiento Ecológico de Mesopotamia, Kurdistan del Norte
  • Iniciativa Solidaria de la Sociedad Civil Iraquí (ICSSI), Irak
  • Iniciativa para mantener Hasankeyf viva, Turquía
  • Campaña Popular para Salvar el Kind Zagros, Irán
  • Waterkeepers Irak, Región de Kurdistan de Irak
  • «Make Rojava Green Again» (Hagamos Rojava verde otra vez), Rojava/Noreste Siria
  • Unión Ecología, Turquía
  • Mountain Watch, Iran
  • DOZ internacional, Noreste de Siria
  • Unión de Cámaras de Ingenieros y Arquitectos de Turquía (TMMOB), filial Diyarbakir (Amed), Turquía
  • KAREZE Environmental Association, Irán
  •   Eco Movimiento del Líbano, Líbano
  • Ríos Sin Límites, Este y Norte de Asia
  • Movimiento de defensa del agua, la tierra y la protección del medioambiente (MODATIMA), Chile
  • Un Ponte Per, Italia
  • Corner House, Reino Unido
  • International Rivers, Estados Unidos
  • Water Grabbing Observatory, Italia
  • Italian Forum of Water Movement, Italia

Más información:

Un comentario en “El agua bajo asalto en Mesopotamia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies