Carta de las compañeras de Jinwar

Queridas amigas y amigos,

¡Esperamos que estén todas bien y sanas!

Por supuesto hemos seguido las noticias y los acontecimientos en torno al Coronavirus y su propagación y efectos a corto y largo plazo en nuestras vidas, las medidas tomadas por los Estados, la forma en que las diferentes sociedades lo enfrentan y los diferentes grupos que se han formado
durante este tiempo para asegurar el suministro de sus distritos y ser solidarios entre sí.

Sobre todo, podemos ver los efectos que tienen sobre las mujeres medidas como los estados de emergencia, el aislamiento, las restricciones para salir y la atención insuficiente.

Por un lado, la violencia contra las mujeres ha aumentado y el número de feminicidios ha crecido. Las mujeres que han sido despedidas de sus trabajos tienen más dificultades para mantenerse a sí mismas. Por otra parte, las mujeres en la situación actual tienen menos o ninguna posibilidad de moverse fuera sus casas, de intercambiar información, de visitar lugares para mujeres, de organizarse. Al mismo tiempo está aumentando la presión sobre ellas para que vuelvan a ocupar roles mas tradicionales, hecho que antes podían superar organizándose con otras mujeres y dando forma a su vida en común.

En las últimas semanas hemos visto y sentido una vez más lo importante que es preservar nuestros recursos naturales y el modo de vida ecológico.
Esto significa construir relaciones sanas entre la naturaleza y las personas.
Aquí en Jinwar la vida continúa. Es importante que la vida continúe y no se detenga. Organizamos nuestra vida juntas y continuamos nuestro trabajo. Aquí, como mujeres, no experimentamos la violencia en nuestra vida cotidiana y tenemos la oportunidad de intercambiar, profundizar en
nuestras relaciones, planear y discutir cómo queremos crear nuestra vida juntas.

Nos reunimos como consejo cada dos semanas, discutiendo la situación política actual, los acontecimientos que han sucedido en nuestra vida comunitaria y las acciones que hemos realizado. Además evaluamos el trabajo de los diferentes comités del pueblo. Esto significa que discutimos
qué progresos se están haciendo y si es necesario cambiar nuestra forma de trabajar. Con esta base planificamos el trabajo para la próxima vez. Juntas consideramos quién de nosotros será responsable y de qué trabajo en el futuro próximo. Además, elegimos a la portavoz del pueblo cada mes.

Vemos en la situación actual, lo importante que es desarrollar formas alternativas de abastecimiento. Esto fomenta el desarrollo de las economías locales y las formas de autosuficiencia. Cuanto más cerca estemos de nuestro propio abastecimiento económico, mejor podremos reaccionar ante situaciones excepcionales. Especialmente los grupos que viven y trabajan juntos, principalmente en zonas rurales, son más capaces de afrontar y reaccionar a los cambios de la situación económica. Al mismo tiempo, la proximidad a nuestro cuidado también significa una mayor cercanía a nuestro entorno y a la naturaleza. Esto refuerza nuestra conciencia ecológica.

Aquí en Jinwar podemos ser autosuficientes de muchas maneras. Hemos recogido muchas hierbas y plantas comestibles que crecen en el pueblo y sus alrededores. Además, todavía tenemos alimentos secos y conservados del año pasado. Hemos hecho yogur y queso con la leche de las ovejas del pueblo y dividido los huevos de las gallinas del pueblo. Varias veces a la semana seguimos horneando pan en el horno del pueblo con la harina que molimos el año pasado.

Este año hemos vuelto a labrar los campos y a sembrar trigo, que ya ha crecido muy bien debido a las muchas lluvias y al sol.

En las últimas semanas hemos plantado varias verduras como tomates, pimientos, berenjenas, pepinos y cebollas en el huerto. Este año hemos plantado con el objetivo de poder abastecernos de verduras durante el año.

También en los últimos años hemos plantado cientos de árboles frutales y este año los melocotoneros y albaricoqueros están dando frutos por primera vez.

Los paneles solares, que instalamos a principios de año, siguen dándonos electricidad. Nuestro objetivo es proveer a todo el pueblo de energía solar y térmica. Sin embargo, debido a la situación actual y al embargo en curso, no podemos todavía finalizar el proyecto.

Escuelas de Jinwar

En este momento las escuelas están cerradas en toda la Federación del Norte y Este de Siria. En Jinwar, como parte del sistema educativo del gobierno autónomo de esta región, la escuela del pueblo llamada “dayika Uveyş” también está cerrada.

Uno de los proyectos de Jinwar es la expansión de la escuela. Queremos proporcionar un patio de recreo para los niños más pequeños y un patio de recreo para los niños más grandes.

El 4 de marzo, en la semana de acción del 8 de marzo, abrimos oficialmente el centro de salud y curación del pueblo llamado ŞîfaJin. Desde su apertura ha habido más de 200 visitas al centro, principalmente de mujeres de los alrededores y sus hijos/as, algunos de los cuales han venido a tratarse varias veces.

El equipo de ŞîfaJin. está formado por seis mujeres, dos de las cuales vienen al pueblo desde las aldeas de la zona para trabajar en el centro de curación. Dos mujeres de los grupos ya han adquirido mucha experiencia en medicina y curación. Transmiten este conocimiento durante el trabajo en el centro de curación o a través de seminarios y talleres regulares. En este momento se está llevando a cabo un seminario sobre el embarazo y el nacimiento, porque también estamos planeando trabajar sobre este tema.

Inmediatamente después de la apertura del centro de curación, el equipo presentó el centro a las mujeres de varios pueblos de la zona y dio seminarios.

Aparte de los tratamientos, el centro de curación en sí es un lugar importante para las mujeres, ya que pueden conocer a otras mujeres y compartir sus experiencias y conocimientos. Esto por sí solo
contribuye al fortalecimiento de su salud y a la curación.

Muchas mujeres también quieren aprender en ŞîfaJin. Tan pronto como la situación cambie, invitaremos a las mujeres y daremos seminarios.

Esperamos poder acercarles nuestra vida con este boletín. Por supuesto, hay todavía muchas cosas que no hemos mencionado aquí, pero que enriquecen nuestra vida cotidiana, como el nacimiento de los corderitos, o los pequeños frutos verdes del melocotonero, o nuestra velada juntos junto al fuego, donde cantamos y bailamos, el coro de pájaros, el té juntos al atardecer, los paseos al campo de cardos o nuestra comida juntos.

Cada año hacemos una gran comida juntas en primavera a la que asisten también amigas y amigos de los alrededores. Según la tradición, si llueve durante esta comida, la rica cosecha trae. ¡Estamos contentas de comunicarles que llovió durante nuestra comida!

Estamos contentas con los comentarios, ideas y sugerencias. Escríbenos si quieres compartir tus pensamientos y preguntas.

¡Y le deseamos mucha fuerza hasta la próxima vez!

Consejo de JINWAR, Mayo 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies