Aumentan los llamamientos para encontrar a los yazidíes desaparecidos

Campo de desplazados en Sinjar, Iraq | Foto: Levi Meir Clancy, Unsplash

Fuente: LSE

Autor: Knox Thames

Fecha de publicación original: 9 de noviembre de 2021

En 2014, el ISIS arrasó Irak, matando, desplazando y secuestrando a miles de yazidíes. En este artículo, Knox Thames escribe sobre el creciente llamamiento para encontrar a los secuestrados. Para ello, Thames se basa en los puntos de vista de los grupos yazidíes y sugiere las medidas que puede adoptar la comunidad internacional, en particular a través de la Alianza Internacional para la Libertad de Religión o Creencia.

Diecisiete países hicieron un llamamiento el mes pasado destacando los miles de mujeres y niños yazidíes desaparecidos, siete años después de ser secuestrados por el ISIS. En 2014, el mundo vio con horror cómo el ISIS invadió Irak, arrollando a las fuerzas iraquíes y ocupando Mosul. Durante su guerra relámpago, el ISIS también atacó la patria yazidí de Sinjar, en el noroeste de Irak. Considerando a los yazidíes como herejes, mataron a miles de hombres y esclavizaron sexualmente a las mujeres yazidíes. A pesar de la derrota territorial del ISIS, las organizaciones yazidíes informan de que 2.763 mujeres y niños siguen en paradero desconocido.

Siete años después de su secuestro, la atención internacional vuelve a centrarse en la necesidad de localizar a los yazidíes desaparecidos. La Alianza Internacional para la Libertad de Religión o Creencia (IRFBA), un esfuerzo multinacional para proteger y promover la libertad de religión o creencia en todo el mundo, emitió una declaración en la que expresaba su preocupación. Entre los países que se adhirieron figuran: Albania, Armenia, Australia, Croacia, Dinamarca, Estonia, Georgia, Hungría, Letonia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

Jos Douma, embajador de los Países Bajos para la religión o las creencias y presidente de la IRFBA, destacó el esfuerzo en Twitter. Afirmó que los miembros, observadores y amigos de la IRFBA “expresan su grave preocupación por el hecho de que tantas mujeres y niños #Yazidi sigan desaparecidos, sin conocerse su destino.” Destacó cómo la declaración pide ayuda y atención de apoyo a los desplazados y secuestrados.

Por parte del Reino Unido, Fiona Bruce, enviada especial del Reino Unido para la libertad de religión o de creencias y miembro del Parlamento, planteó la declaración y sus preocupaciones directamente a la ministra de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, durante un debate en la Cámara de los Comunes. Además, Uzra Zeya, subsecretaria de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos del Departamento de Estado de Estados Unidos, tuiteó que “todos debemos seguir trabajando para garantizar que los supervivientes del genocidio obtengan justicia y puedan construir un futuro esperanzador”.

Pero, ¿importará este pronunciamiento? Sólo si se pasa a la acción. Aunque los defensores de los derechos humanos han acogido con satisfacción la declaración, los grupos yazidíes tienen motivos para el escepticismo. A pesar de las determinaciones de genocidio por parte de Estados Unidos, las Naciones Unidas y otros en relación con los yazidíes, los cristianos y otras minorías, no ha seguido ninguna búsqueda dirigida por el gobierno para encontrarlos.

“Después de siete años, no ha habido ningún esfuerzo internacional para localizar y rescatar a los yazidíes desaparecidos, mientras que los países han repatriado a los miembros del ISIS que participaron en su esclavización y genocidio”, escribió en un correo electrónico Pari Ibrahim, directora ejecutiva de la Free Yezidi Foundation. Los yazidíes han “pedido repetidamente que se tomen medidas serias para encontrar a sus seres queridos, lo que ha caído en saco roto.”

Muchos quieren que las palabras se traduzcan en hechos. “Declaraciones como estas son pasos importantes en la dirección correcta, pero no son suficientes por sí solas”, dijo Abid Shamdeen, Director Ejecutivo de la Iniciativa Nadia, fundada por la superviviente yazidí y premio Nobel Nadia Murad. Cree que se necesitan acciones tangibles. “La comunidad yazidí lleva más de siete años luchando por una acción colectiva para buscar, localizar y rescatar a los miles de mujeres y niños yazidíes aún desaparecidos”.

Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer? “Necesitamos un plan claro para recuperar a las mujeres y niños yazidíes. No podemos entrar en el octavo año desde su secuestro sin ningún intento real de localizarlos y rescatarlos”, dijo la Dra. Ewelina Ochab, cofundadora de la Coalición para la Respuesta al Genocidio. En respuesta, Ochab, Ibrahim y las organizaciones de Shamdeen lanzaron en septiembre la campaña #BringBackTheYazidis (yo también soy asesora).

La campaña presiona para que “se realice una búsqueda oficial para identificar el paradero de las mujeres y los niños desaparecidos, incluso en el campamento de al-Hol”. El campamento de al-Hol se encuentra en el noroeste de Siria y está dirigido por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Según el Departamento de Estado de Estados Unidos, “decenas de miles de hombres, mujeres y niños procedentes de antiguas zonas controladas por el ISIS permanecen en el superpoblado campamento de al-Hol, administrado por una ONG internacional con asistencia de seguridad proporcionada por las SDF.”

Como dijo un observador, al-Hol es una prisión donde las víctimas están encerradas con sus victimarios. Aunque el acceso a al-Hol será difícil, difícil no es imposible. Los activistas yazidíes están tomando medidas para traer a casa a sus familiares de uno en uno. Pasar al siguiente nivel requerirá un mandato internacional para sondear al-Hol en busca de supervivientes e interrogar a los antiguos miembros del ISIS para obtener información.

La declaración de la IRFBA destaca la necesidad de una búsqueda internacional coordinada y financiada para localizar a las 2.763 mujeres y niños desaparecidos, reunirlos con sus familias y ayudarlos a reintegrarse. Para que esta alianza por la libertad religiosa sea realmente importante, sus declaraciones deben tener credibilidad. De lo contrario, no son más que palabras.

En consecuencia, estos países con ideas afines deben trabajar urgentemente a través de las Naciones Unidas para ordenar la búsqueda. Por ejemplo, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, como Estados Unidos, Reino Unido y Francia, podrían asociarse con los miembros no permanentes, Estonia y Noruega (ambos miembros de la IRFBA), para someter el tema a debate. Todos los miembros del IRFBA podrían apoyar la acción en Ginebra ante el Consejo de Derechos Humanos o en Nueva York en la Asamblea General para establecer un mandato.

Los yazidíes necesitan y merecen una acción, que será complicada y llevará mucho tiempo. Se requiere urgencia, ya que el tiempo se está acabando. Pari Ibrahim concluyó diciendo: “Sabemos que los que siguen vivos están sufriendo. La comunidad internacional debe hacer un esfuerzo serio para localizar y salvar a estas mujeres y niños”. De lo contrario, olvidar a estas víctimas será “una mancha para toda la humanidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies