Primera reunión desde 2016 con el líder del PKK Öcalan

Fuente: The Region

Autora: Meghan Bodette

Fecha: 12 enero 2019

Traducido por Rojava Azadi

apo

El líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullah Öcalan, se ha reunido con su hermano, Mehmet Öcalan, en su primera reunión desde 2016.

Una declaración emitida por el copresidente del HDP, Pervin Buldan, afirma que Öcalan goza de buena salud y que en pocos días se dará a conocer más información sobre la reunión.

Öcalan lleva casi 20 años recluido en la prisión de Imrali. Durante la mayor parte de ese tiempo fue el único prisionero retenido allí, viviendo bajo una vigilancia extremadamente intensa. Su última reunión con sus abogados tuvo lugar en 2011. Desde entonces, su equipo jurídico ha presentado casi 800 solicitudes para reunirse con él, todas las cuales han sido denegadas.

Los activistas kurdos han apelado regularmente a las instituciones europeas, incluido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) y el Comité para la Prevención de la Tortura (CPT), para que investiguen su trato, teniendo en cuenta la historia de violaciones de los derechos humanos en las cárceles turcas. Muchos consideran que las respuestas institucionales son poco más que simbólicas. El CPT visitó Imrali por última vez en 2016, y el TEDH ha rechazado varias solicitudes relacionadas con el caso de Öcalan.

El último período de contacto regular de Öcalan con el mundo exterior se produjo durante el proceso de paz entre el PKK y el gobierno turco que tuvo lugar entre 2013 y 2015. Durante ese tiempo, se reunió regularmente con las delegaciones negociadoras, y una carta que escribió pidiendo la paz fue leída públicamente en una celebración de Newroz en Diyarbakir. Sin embargo, desde la ruptura de este proceso y la escalada de represión por parte del gobierno del AKP contra los kurdos y la sociedad civil en general, ha vuelto a mantenerlo aislado.

En los últimos meses, activistas y políticos kurdos se han declarado en huelga de hambre para protestar contra esta política, siguiendo el ejemplo de Leyla Guven, diputada del HDP encarcelada en Hakkari que inició su huelga de hambre en noviembre. Guven calificó el tratamiento de Öcalan de «crimen contra la humanidad» y anunció que continuaría su acción indefinidamente hasta que las políticas de aislamiento «terminaran». «Continuaré mi protesta hasta que el poder judicial ponga fin a sus decisiones ilegales… De ser necesario, convertiré esta protesta en una huelga de hambre», dijo en su última audiencia ante el tribunal.

Guven se encuentra en estado crítico, pero ayer pudo hablar por teléfono con su hija.

Otras personas, entre ellas un miembro del HDP en Erbil, un grupo de activistas en Estrasburgo y varios grupos de presos políticos kurdos encarcelados en cárceles de toda Turquía, también han emprendido huelgas de hambre indefinidas. Se han realizado protestas en solidaridad con los huelguistas en Turquía, en el noreste de Siria y en toda Europa.

La magnitud y la duración de las huelgas probablemente han obligado a las autoridades turcas a acceder a la reunión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies