Pequeños peces negros [Küçük Kara Baliklar]. Documental.

Niños y adultos kurdos que relatan sus experiencias de represión, tortura y asimilación por el Estado turco en Bakur.

Documental de Drama İstanbul Film Workshop, 2014. Con subtítulos en castellano.


“Pequeños peces negros” se estrenó en 2014 y se presentó al público en la edición 51ª Antalya Golden Orange. En la información sobre su presentación se indica que el documental ofrece un testimonio objetivo de niños y jóvenes con el fin de contribuir a la paz del país (Turquía).

La película documenta el testimonio de niños que vivieron en el sureste de Turquía [Bakur, Kurdistán del Norte] en la década de 1980 y expone la experiencias vividas y sentimientos provocados por ellas en varios jóvenes y niños, que se aferran a la vida con arte, educación y producción a pesar del dolor.

Haluk Ünal, uno de los directores, durante la presentación de la película, afirmó que partieron con el objetivo de llegar a la mayor cantidad de gente posible:

“La idea común de todos nosotros era ésta: cuando la película esté terminada, conocer al público por primera vez en un festival de prestigio y luego permitir que el mayor número posible de personas vea estas historias en Internet.”

Ünal explicó el proceso de formación del documental de la siguiente manera:

“El conocimiento de los kurdos en Turquía se basa completamente, de hecho, en una gran mentira. Nada de lo que se cree saber es lo que se sabe. Éste es el título de un libro sobre el tema. De hecho, seguimos el camino de ese libro. Y este tema ha sido tratado principalmente por jóvenes cineastas kurdos. Nosotros, como directores turcos, queríamos contribuir a esto y poder dirigirnos a la “Región Oeste”.

Fuimos al sureste dos veces en 2012 y 2013 para hacer esta película. Cuando les contamos a los municipios y las ONG que entrevistamos sobre nuestro propósito, hubo muchas reacciones… Porque todos tienen una historia. Por lo tanto, no nos resultó difícil encontrar personas con quienes hablar. Al contrario, la historia fluía por todos lados.”

Ezel Akay, uno de los directores, llama la atención sobre el lado “esperanzador” de la película:

“Comenzamos con el libro, no como se le conoce, sino que un niño pequeño le puso nombre a la película. El chico que aparece al final de la película nos contó muy bien la historia de “Pececitos negros” de Samed Behrengi. La trama de la película cambió muchas veces, pero siempre terminaba con ese chico, el “pececito negro”; el final de la película no ha cambiado en absoluto. Como veis, algunos de los “niños de la guerra” continúan su educación a pesar de todo, algunos hacen música, otros se interesan por la ciencia espacial; se aferran a la vida por despecho. Aunque la filmé yo mismo, me emociono cada vez que la veo, pero no se debe pasar por alto que esta película es una historia esperanzadora”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies