¡No hables kurdo, esa es la nueva democracia del primer ministro Abadi – Irak!

Fuente: Ekurd.net
Autor: Omar Sindi
Fecha:13/11/2017
Traducido por Rojava Azadi
Dildar
Yûnis Reuf, conocido como Dildar, fue un poeta y activista político kurdo. Nació el 20 de febrero de 1918 en la ciudad de Koye Koi Sanjaq, localizada en el vilayato de Mosul en el Imperio Otomano (Kurdistán del Sur). Foto: Archivo/SM
 
Uno pensaría que alguien que ha obtenido una educación superior en el Reino Unido, trabajado y vivido en Londres durante años sería más tolerante con respecto a puntos de vista disidentes, pero la desagradable historia iraquí se repite utilizando ambas fuerzas, la del chovinismo y de la religiosidad para intimidar a los kurdos una y otra vez. Los kurdos han defendido sus derechos, se han resistido a la dominación de la monarquía y han combatido dictadores brutales y regímenes posteriores en Irak. El temido Saddam Hussein pensaba que cooperando con el Sha de Irán (otorgando a Irán la mitad del largo estuario disputado, que se extiende a lo largo de 120 millas desde el Golfo Pérsico hasta la confluencia de los ríos Tigris y Éufrates) y uniéndose a él en el infame Acuerdo de Argel de 1975, podrían deshacerse de los movimientos de liberación kurdos, pero la historia ha demostrado que los dos temidos hombres estaban terriblemente equivocados. Si la historia es una lección, ¿por qué el primer ministro Haider al-Abadi no ha aprendido de sus predecesores?
Estos políticos en Occidente que piensan que el gobierno dirigido por los chiítas en Bagdad no está influenciado o no se encuentra en la esfera teocrática del régimen de Teherán deberían reconsiderar sus posiciones; a pesar de los esfuerzos recientes de Abadi por mostrar lo contrario, como su viaje a Arabia Saudita, donde se sentó con el Rey, es obvio que se trata de una fachada, porque los líderes iraníes, desde el Ayatolá Jamenei hasta Qassem Soleimani, hicieron un esfuerzo más vigoroso que Irak para retomar militar y políticamente la ciudad kurda de Kirkuk, y al mismo tiempo, ¡no hicieron esfuerzo alguno por ocultar las ambiciones territoriales de Irán, desde el Golfo Pérsico hasta el Mar Mediterráneo!
Ahora el Primer Ministro iraquí y sus asociados en Bagdad están tratando de cambiar la constitución iraquí para eliminar la región autónoma de Kurdistán y convertirla en una provincia. El ejército liderado por iraquíes y chiítas, y los llamados Hashed Al-Shaabi actúan como fuerzas de ocupación en Kurdistán, enjuiciando a los kurdos en Kirkuk y en otras áreas, y también quemando sus propiedades, según varios medios de comunicación, al igual que el anterior régimen baazista.
«Las Naciones Unidas solicitan a Kurdistán que respete la decisión del tribunal iraquí sobre la unidad territorial», con respecto al status del referéndum kurdo. Irak es un estado federado voluntario. En mi opinión, la ONU está utilizando realpolitik en esta encrucijada. Existe una abrumadora evidencia empírica de que la judicatura iraquí se ha convertido en la portavoz del gobierno dirigido por los chiítas en Bagdad. El artículo 140 es una parte de la constitución iraquí que aborda el territorio disputado entre Kurdistán y el gobierno en Bagdad dirigido por los chiítas. Si se hubiera aplicado el artículo 140, ¿se habría evitado esta crisis? ¿Por qué la judicatura iraquí no ha cuestionado al gobierno sobre este urgente problema?
A causa de la perversión del divide y vencerás utilizada durante generaciones por los países vecinos, han podido dividir a los políticos, líderes y partidos políticos kurdos, enfrentándolos unos a otros. En cuanto a aquéllos que cooperaron con Qassem Soleimani, quien entregó Kirkuk a las fuerzas iraquíes debido al rencor entre los dos partidos gobernantes, NO hay excusa ni justificación para este tipo de comportamiento irracional y traicionero… Este despreciable acto es comparable al evento de 1836 cuando Mullah Khati emitió una fatwa (decreto religioso) en beneficio del Imperio Otomano contra las luchas de Mir Mohamed por la liberación de Kurdistán.
En cuanto al hombre árabe que instruyó por la fuerza a un hombre kurdo en Kirkuk para que hablara árabe y no kurdo, debería leer este poema del poeta kurdo Dildar, quien lo escribió mientras estaba en la cárcel en 1938.
 

«Oye, enemigo, la nación kurda está viva con su lenguaje
No puede ser derrotada por las armas de ningún tiempo
Que nadie diga que los kurdos están muertos
Los kurdos están viviendo
Los kurdos viven, su bandera nunca caerá»

 
Omar Sindi, escritor senior, analista y columnista de Ekurd.net, Washington, Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies