Los desplazados internos, leales a Turquía, violan el cementerio yazidí y destruyen santuarios en Basufan, Afrin

Afrin Post 18 diciembre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Una vez más, los desplazados internos en Afrin, leales a Turquía, violan la santidad de las tumbas en las aldeas kurdas yazidíes y destruyen sus tumbas, con motivos racistas extremistas, al tiempo de la celebración de la «Fiesta Êzî» yazidí.

Nuestro reportero en la aldea yazidí de Basoufan en el distrito de Sherawa ha informado que los residentes de la aldea se sorprendieron en la mañana del viernes 16 de diciembre, cuando visitaron el cementerio de la aldea, de que varias tumbas habían sido vandalizadas y destruidas.

«Eda Rojiet Ezi o el día de la fiesta de Êzî» sigue a tres días de ayuno en diciembre. Los días de ayuno caen en martes, miércoles y jueves según el calendario oriental.

Fuentes de la aldea indicaron al reportero que los aldeanos se encontraban el jueves 16 de diciembre en el cementerio para construir dos nuevas tumbas, lo que significa que el ataque tuvo lugar la noche del jueves al viernes, cuando los desplazados internos de la aldea, leales a la milicia «Faylaq Al-Sham», respaldada por Turquía, violaron el respeto al cementerio.

Cabe señalar que el ataque a los cementerios y la violación de su santidad es una acción repetida en muchos pueblos de Afrin, así como santuarios religiosos. El 29 de junio de 2022, varios cementerios en el pueblo de Basufan fueron violados, además de vandalizar las tumbas con inscripciones en kurdo. La cúpula del santuario religioso del jeque Alí también fue destruida el primer día del mes de Ramadán, correspondiente al 24 de abril de 2020, en plenos rituales del takbeer, acusando al pueblo de infidelidad. Por no hablar de las ceremonias fúnebres,, acosadas por el lanzamiento de piedras y los insultos de los niños desplazados.

Los habitantes de la aldea de Basufan fueron objeto de campañas de arresto, en las que se detuvo a muchos residentes, incluidas mujeres. El 4 de diciembre de 2020, se lanzó una de las mayores campañas de secuestro, cuando 11 ciudadanos fueron arrestados con el trasfondo del asesinato del oficial de seguridad del pueblo llamado «Hamza Abu Zaid», durante la cual los residentes fueron sometidos a tortura, insultos, extorsión financiera y desplazamiento forzoso; además, las propiedades del pueblo, casas y campos de olivos fueron confiscados, y los árboles cortados….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies