¡Levanta tu voz por Leyla! Iniciativa Internacional de Mujeres en Apoyo a Leyla Güven

Las demandas de Leyla son nuestras demandas

Llamada urgente: Salvemos la vida de Leyla Güven

Leyla Güven, una prominente activista kurda y miembro electo del parlamento de Turquía, fue arrestada el 22 de enero 2018 por sus críticas a la invasión militar turca de Afrin en el norte de Siria y por otras declaraciones realizadas como mujer dedicada a la política en Turquía. Actualmente se enfrenta a 31 años y seis meses de prisión por representar a su pueblo. Leyla Güven ha jugado un papel importante en la lucha por la paz y la democracia en Turquía, pero también en la lucha por la liberación de las mujeres como condición necesaria para la democracia y a paz.

El 8 de noviembre de 2018, estando en prisión, Leyla Güven comenzó una huelga de hambre en protesta por el torturante aislamiento impuesto sobre Abdullah Öcalan en la isla prisión de Imrali. Ahora, su situación ha alcanzado un nivel crítico, un estado en el que se hace imprescindible ocuparse de su situación, que ya no puede ser ignorada o desatendida por la comunidad internacional. Sufre diversos problemas de salud, como afasia, hipersensibilidad al sonido y la luz, y alteración de la conciencia. Gracias a los esfuerzos de la solidaridad internacional y el aumento de presión sobre el gobierno, Leyla Güven fue liberada el 25 de enero 2019. Poco después declaraba que, puesto que su petición no había sido atendida, continuaría con su acción.

Como miembros de la Iniciativa Internacional de Mujeres en apoyo a Leyla Güven, reclamamos a las instituciones europeas, incluidos el Consejo de Europa (CoE), el Comité para la Prevención de la Tortura (CPT), la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y la Unión Europea (UE), que cumplan sus obligaciones legales y políticas y actúen contra el régimen autocrático del presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Turquía es un Estado miembro del CoE, la OSCE y candidato a formar parte de la UE. Desgraciadamente, ni el CoE, ni la OSCE, ni la UE han tomado medidas serias para frenar el aumento del autoritarismo en Turquía. El silencio del CPT y el CoE ante las acciones inhumanas que se producen en las prisiones turcas es muestra clara de ello.

Entendemos y apoyamos a Leyla Güven

Las firmantes, como Iniciativa Internacional de Mujeres en apoyo a Leyla Güven, comprendemos y apoyamos las declaraciones de Leyla realizadas en la tercera vista de su caso en el Tribunal de Diyarbakir el 7 de noviembre 2018:

“Hoy, la política de aislamiento del Sr. Öcalan no se impone sólo sobre él, sino sobre todo un pueblo por medio de su persona. El aislamiento es un crimen contra la humanidad. Yo soy miembro de ese pueblo. Comienzo una huelga de hambre indefinida en protesta por el aislamiento del Sr. Öcalan. No presentaré ninguna defensa ante el tribunal a partir de ahora. Continuaré mi protesta hasta que la judicatura acabe con sus decisiones arbitrarias y esta política de aislamiento concluya. Si es necesario, llevaré mi protesta hasta la muerte.”

Europa debe actuar con urgencia

Es hora de que los Estados europeos pongan en marcha políticas que reconozcan los derechos políticos, sociales, culturales y humanos que dicen defender, de forma que aporten una contribución significativa a los esfuerzos por la paz. Turquía sigue manteniendo estrechos lazos políticos, institucionales, militares y económicos con Europa. Por tanto, Europa mantiene una influencia significativa sobre Turquía. Aunque las instituciones europeas has vertido duras críticas sobre el giro de Turquía hacia el autoritarismo, no han hecho suficiente para tomar medidas efectivas de presión sobre el gobierno de Erdogan. Esto permite al gobierno autocrático de Turquía ahondar su constante erosión de los derechos humanos y de la legalidad en el país. En particular, reclamamos el fin inmediato del aislamiento impuesto sobre el líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan y todos los presos políticos en Turquía.

Nuestro llamamiento a la comunidad internacional:

Llamamos a la comunidad internacional, y en especial a todas las mujeres, para salvar la vida de Leyla Güven, mediante el lanzamiento de campañas e iniciativas solidarias en su apoyo por todo el mundo. Vuestra acción ayudará a dar apoyo y expresar solidaridad con todos los presos políticos y otras personas en huelga de hambre -un acto de autosacrificio asumido para enfrentar la política de intolerancia, exclusión, racismo y negación a buscar una solución pacífica a la cuestión kurda que mantiene Turquía, y la situación caótica impuesta sobre Oriente Medio. Rogamos apoyo a nuestro llamamiento por medio de la difusión de información entre la opinión pública, con campañas y acciones de solidaridad y enviando cartas a vuestros gobiernos para que reclamen al gobierno turco que se respeten los derechos de Leyla Güven y Abdullah Öcalan. Asimismo, solicitamos el envío de cartas a:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies