La revolución de Rojava – Una década después (Parte I)

Rojava Information Center– Traducido por Rojava Azadi Madrid

Parte I

Historia de la Revolución: Mucho por hacer, mucho por conseguir

1. Introducción

La «Revolución de Rojava» comenzó hace exactamente diez años, el 19 de julio de 2012, cuando tres zonas de Siria habitadas mayoritariamente por kurdos declararon su autonomía respecto al gobierno central. Desde entonces, una administración democrática y autónoma ha intentado crear una sociedad de base, igualitaria y ecológica en estas zonas. Las comunas y los consejos, representantes democráticos de la población, organizan la vida y administran la sociedad. El modelo político se ha establecido así en decidida oposición al antiguo régimen del Baas. Numerosas personas de la sociedad participan en una gran variedad de actividades locales y sociales: desde las comunas y los consejos hasta el trabajo en el sector sanitario, el movimiento de mujeres o en las estructuras de autodefensa.

Rojava también ha sido sinónimo de la guerra contra el Estado Islámico (ISIS), la ocupación de Turquía, los campos de refugiados superpoblados, la escasez de agua, las pérdidas de cosechas y la pobreza generalizada. Pero con el telón de fondo de una guerra continua, una ocupación, un embargo debido a la guerra civil siria y una situación humanitaria precaria que hace que los productos básicos escaseen, Rojava ha resistido durante diez años. Las zonas controladas por la democrática «Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria» (AANES) han crecido desde 2012 y ahora incluyen un tercio del territorio sirio y casi una quinta parte de su población.

Una década después, la permanencia de Siria del Norte y del Este (NES) -el nombre más inclusivo de la región, que abarca Rojava, de mayoría kurda, y las zonas de mayoría árabe a orillas del Éufrates- es un logro en sí mismo. En los once años transcurridos desde 2011, la Revolución de Rojava se ha mantenido comprometida con sus antiguos valores y ha consolidado sus logros, incluso cuando todos los demás logros de los levantamientos de la llamada «primavera árabe» fueron aplastados o cooptados por los gobiernos nacionales. Esta revolución, por imperfecta que sea, tiene por tanto algo que enseñar al mundo sobre la capacidad de resistencia.

La Revolución de Rojava comenzó hace diez años en Kobane. Como resultado, se estableció una «administración autónoma» para gestionar la sociedad basada en los valores de la democracia (directa), la liberación de género y la ecología. Durante diez años, esta administración (con diferentes nombres; véase más adelante) ha luchado contra varios enemigos internos y externos. Además de las disputas militares, diplomáticas y económicas con el gobierno sirio de Bashar al-Assad, son sobre todo las guerras con Turquía y el ISIS las que amenazan la existencia misma del proyecto político de la región. Turquía ha invadido el NES en dos ocasiones desde 2016, y sigue ocupando grandes franjas del norte de Siria. El ISIS no fue derrotado territorialmente hasta 2019, después de más de cuatro años agotadores desde que se le hizo retroceder por primera vez durante la Batalla por Kobane de 2014-2015. Desde entonces, sin embargo, el ISIS ha permanecido activo en el NES, organizando ocasionalmente grandes ataques, mientras libra una guerra irregular de desgaste en la región de Deir ez-Zor y más allá. No ha sido derrotado en absoluto.

A pesar de todas estas adversidades, la sociedad del NES ha seguido estableciendo y desarrollando estructuras políticas (relativamente) estables. Se han introducido instituciones legales, como los comités de paz. Estos órganos basados en el consenso se encargan de resolver los conflictos y han sustituido en gran medida el sistema judicial jerárquico habitual en las sociedades occidentales. Además, en 2014 y 2016 se adoptaron dos contratos sociales -similares a una constitución local- como producto de un proceso social colaborativo durante el cual los debates colectivos determinaron los temas que se incluirían. Actualmente se está trabajando en un nuevo contrato social, que reflejará mejor todas las regiones bajo el paraguas de AANES. Estos contratos sociales han formalizado los ya descentralizados procesos de toma de decisiones en la región y han consolidado gran parte del poder legislativo de los consejos locales. Muchos de estos cambios en NES pueden describirse como una democratización radical de la sociedad y la vida. Esto, a su vez, está cambiando la forma en que la gente piensa y concibe conceptos jurídicos como el derecho y la justicia.

Los cantones de Rojava en enero 2014

Sin duda, la Revolución de Rojava tiene grandes logros en su haber, y su importancia (especialmente para la región, pero también más allá) no puede ser exagerada. Sin embargo, también abundan las carencias. Para los observadores externos que simpatizan con el proyecto político local, reconocer estos últimos ha sido difícil. El filósofo Slavoj Žižek, en su conferencia de convocatoria en la Universidad de Kobane en abril de 2021, afirmó «Como kurdos, habéis establecido una utopía realmente existente con una comunidad intelectual. Sois un símbolo no sólo para resistir sino para establecer un nuevo orden».1Slavoj Žižek (2021): Slavoj Žižek Teaches at Kobane University. bianet.org/english/world/242693-slavoj-zizek-teaches-at-kobane-university.[] En 2018, el fallecido David Graeber afirmó que el confederalismo democrático en Rojava, «debería considerarse uno de los acontecimientos más importantes de la historia mundial reciente.»2David Graeber (2018): Majority Report with David Graeber on Democratic Confederalism in Northern Syria. www.youtube.com/watch?v=5iWCXQR92v8.[]

Este informe -sobre todo la parte II- pretende centrarse en los retos del día a día para ofrecer una visión precisa de la sociedad de NES diez años después del inicio de la revolución. Para calibrar sus verdaderos logros -y sus deficiencias- evitará los discursos esencialistas y sensacionalistas, como los mencionados anteriormente, y se centrará en cambio en la gente de NES y en los cambios que se han producido en sus vidas en el mundo real.

Al mismo tiempo, con el fin de la guerra contra el ISIS, el interés de los medios de comunicación y los políticos occidentales por la NES ha disminuido considerablemente. Para muchos observadores casuales, el conflicto sirio se ha vuelto rancio, y otros acontecimientos mundiales, como la pandemia del COVID-19 y la guerra de Ucrania, dominan actualmente el interés público. Esto ha provocado una falta de interés (tanto por parte de los medios de comunicación como a nivel político) en los acontecimientos de la NES. Este informe también pretende insuflar nueva vida a los debates en torno a «Rojava».

Este informe se divide en dos partes. En la primera se analiza la historia de la Revolución de Rojava, así como las dificultades y amenazas a las que se ha enfrentado la NES desde entonces. Además, esta parte abarcará las instituciones que forman la base de esta nueva realidad siria. La segunda parte ofrecerá una visión más detallada de las relaciones sociales actuales en la NES. Centrándose en un puñado de ámbitos sociales, este informe medirá la evolución de la revolución, diez años después. En particular, este informe se centrará en los temas del sistema jurídico, la sanidad y la economía política. Por último, la segunda parte de este informe pretende mirar hacia el futuro. ¿Qué oportunidades y riesgos ven los habitantes de NES? ¿Qué avances desean, cuáles consideran probables -en un contexto de permanente amenaza de guerra- y cómo se preparan para ellos?

2. Historia de la Revolución de Rojava

El 15 de marzo de 2011, las protestas pacíficas contra el régimen autoritario del presidente Bashar al-Assad, y la brutal reacción del gobierno, fueron el catalizador de la Guerra Civil de Siria. En el transcurso de la guerra, el país se desintegró en zonas controladas por el gobierno de Assad, por diferentes grupos de la oposición -principalmente el Ejército Sirio Libre (ESL)- o por los yihadistas. Durante la agitación de la guerra civil, en la noche del 18 de julio de 2012, los kurdos sirios armados tomaron el control de las carreteras de entrada y salida de la ciudad de Kobane, en el norte de Siria. «Las fuerzas kurdas rechazaron una petición del Ejército Sirio Libre y les dijeron que ellos [los kurdos] pueden controlar sus propias zonas», dijo entonces Hussein Kochar, un funcionario del PYD.3https://rb.gy/skgzd2 (www.gulanmedia.com)[] Al mismo tiempo, los civiles de la ciudad asediaron y capturaron todas las instituciones estatales de la ciudad. Finalmente, una multitud se reunió frente a la base militar del Ejército Árabe Sirio (SAA) de la ciudad. Una delegación popular se dirigió a las fuerzas armadas para exigirles que entregaran sus armas, pero garantizándoles un paso seguro. Ante una situación desesperada, los soldados accedieron. Más tarde, algunos de los soldados regresaron con sus familias al otro lado del país, mientras que otro grupo se quedó para evitar que la ciudad cayera en manos del FSA. Sin que la mayoría de los asistentes lo supieran, habían sido testigos del nacimiento de la Revolución de Rojava.

Desde Kobane, el levantamiento se extendió a otras ciudades de mayoría kurda del norte de Siria en cuestión de días. Un día después de que el gobierno del Baas y el SAA se vieran obligados a abandonar Kobane, el pueblo también tomó el control de las instituciones gubernamentales en Afrin y Amude, así como en Derik y toda la región de Cizîrê (Yazira) el 21 de julio. Las SAA y las instituciones gubernamentales sirias se retiraron de estas zonas (con la excepción de Qamishlo y Heseke) sin disparar ni un solo tiro. Ante una insurgencia que pretendía derrocar a su gobierno, Assad entregó la mayor parte del norte de Siria al Partido de la Unión Democrática (Partiya Yekîtiya Demokrat; PYD), un partido sirio-kurdo con una ideología de autonomía local, más que de independencia plena.

En estas regiones, los puestos militares fueron rodeados y las pocas tropas del SAA que quedaban fueron obligadas a rendirse. Los edificios de la policía fueron rápidamente limpiados de los emblemas del antiguo Estado y se confiscaron archivos importantes. Se crearon comités de Defensa Civil y se les encomendó la tarea de garantizar la seguridad de las regiones de mayoría kurda. Pronto se crearon las Unidades de Defensa del Pueblo (Yekîneyên Parastina Gel; YPG), el 20 de julio. Ese mismo día, los miembros del PYD izaron la bandera del Kurdistán («Alaya Rengîn») junto a la del PKK en todos los edificios gubernamentales de las ciudades recién liberadas.

Las únicas salvedades fueron las grandes ciudades de Qamishlo y Heseke, en la región de Jazeera (entonces gobernación de Heseke). Qamishlo, en particular, resultó ser un punto de contención. La ciudad está dividida entre una mayoría kurda y grandes poblaciones árabes, cristianas asirias y armenias. Además, albergaba una importante base del SAA. Por esta razón, sólo los barrios en los que vivían predominante o exclusivamente kurdos fueron tomados por el PYD. El centro de la ciudad, el paso fronterizo con Turquía, una importante base al norte y el aeropuerto de la ciudad permanecieron firmemente en manos del gobierno. Se llegó a un acuerdo similar en la ciudad de Heseke, que está dividida entre kurdos y árabes, y que también alberga una importante base del SAA en sus afueras.4

Historia previa y precursores

¿Cómo surgieron estos acontecimientos? Pervin Yusif, actual copresidenta de Qamishlo, habló con RIC sobre su experiencia. Antes de ocupar su actual cargo, participaba activamente en la organización de mujeres Kongreya Star. Recuerda la época anterior a la revolución:

«Entonces era muy difícil para nosotros, como pueblo kurdo. Antes de la revolución vivíamos como esclavos. Estábamos oprimidos por el régimen. No podíamos construir nuestras propias casas y no podíamos enviar a nuestros hijos a las escuelas para que aprendieran su propia lengua. Así que nos organizamos para luchar por la libertad, por nuestra identidad y por poder hablar nuestra propia lengua. Queríamos vivir según nuestra propia lengua y nuestra propia cultura en nuestra propia tierra. Las revoluciones de Túnez y Egipto fueron una gran inspiración para nosotros. Cada vez más, vimos que nuestro pueblo era el que más necesitaba un cambio y una revolución. De este modo, sería posible que todo el mundo obtuviera derechos básicos y se convirtiera en miembro activo de la sociedad».4Interview with Pervin Yusif (June 27th 2022).[]

Sin embargo, Pervin Yusif también destaca que la autoorganización y las estructuras políticas clandestinas existían entre la población kurda de Siria antes de la revolución. A pesar de la represión estatal, los movimientos de liberación kurdos habían tenido un fuerte impacto en la sociedad. Así, la revolución de 2012 pudo aprovechar las estructuras existentes. En 2003 se fundó el PYD como rama siria del PKK, que había operado desde Siria y Líbano hasta 1998. Un año después, en 2004, se desencadenó un levantamiento en toda la ciudad en un partido de fútbol en Qamishlo. Durante el partido, se produjeron violentos disturbios entre los kurdos y los espectadores árabes visitantes, y las fuerzas del gobierno sirio acudieron en ayuda de estos últimos. «La lección que aprendieron los kurdos sirios tras la violenta represión de la revuelta de Qamishlo fue que debían formar sus propias unidades de defensa armadas. Sin embargo, los kurdos, que hasta ahora eran una minoría comparativamente débil en el país, no podrían inducir cambios significativos si no se producían primero transformaciones importantes en las condiciones más amplias del Estado de seguridad sirio».5Wladimir Wilgenburg, Mario Fumerton (2022): From the PYD-YPG to the SDF: the Consolidation of Power in Kurdish-controlled Northeast Syria. Studies in Conflict & Terrorism, pp. 1-20, p. 4.[] De forma relativamente inesperada, Siria se vio afectada por estas protestas antigubernamentales intersocietales en 2011. En el transcurso de este levantamiento, los jóvenes kurdos se organizaron rápidamente, formando comités locales para coordinar los esfuerzos con los activistas antigubernamentales de otras partes de Siria. Por ejemplo, la Unión de Comités de Coordinación de la Juventud Kurda lideró el movimiento de protesta en todas las ciudades kurdas, llegando a los grupos de jóvenes de las ciudades de Damasco y Homs para unificar sus demandas políticas.6Omar Hossino; Ilhan Tanir (2012): The Decisive Minority: The Role of Syria’s Kurds in the Anti-Assad Revolution. https://rb.gy/oalets (henryjacksonsociety.org).[] Sin embargo, los kurdos de Afrin, Kobane y Yazira pasaron rápidamente a hacer hincapié en las preocupaciones regionales en sus protestas.

El control del Estado sirio sobre la región desapareció en julio de 2012. A día de hoy sigue siendo discutible si la retirada del Ejército sirio fue un traspaso planificado entre el PYD y el gobierno de Assad o una retirada inevitable. Sin embargo, la debilidad del gobierno central en ese momento era innegable. El abandono de los ricos yacimientos petrolíferos de la región, para ser aprovechados por la nueva administración y el petróleo extraído vendido de nuevo al gobierno central, sugiere que se trató de una retirada involuntaria.

Como resultado de esta revolución, se proclamó un proyecto de autonomía democrática. En enero de 2014, los tres cantones de mayoría kurda de Cizîrê, Kobane y Afrin declararon su autonomía respecto al gobierno sirio. Tras el colapso del control estatal, una coalición de partidos kurdos, grupos y organizaciones no kurdas, creó una administración alternativa de transición para la región, basada en consejos locales, que se establecieron en la mayoría de las ciudades del norte de Siria. Sus tareas eran la distribución de alimentos y combustible, así como la organización de la educación, la autodefensa y la justicia. También había que mantener las infraestructuras existentes (agua, recogida de residuos, etc.). En pocos meses, se estableció un sistema de consejos en funcionamiento basado en esta idea de administración autónoma.7Harriet Allsopp, Wladimir Wilgenburg (2019): The Kurds of Northern Syria: Governance, Diversity and Conflicts, London: I.B. Tauris, pp. 90f.[] Las organizaciones populares impidieron los actos de venganza y destrucción, protegiendo las infraestructuras aún intactas. Los antiguos edificios estatales en los que no se permitía la entrada a la gente se transformaron en las llamadas «Casas del Pueblo», centros culturales e instituciones educativas. Una condición previa para la puesta en práctica de estas ideas de autonomía democrática era reunir a la población local, dijo Pervin Yusif a la RIC.

«Lo primero que era importante para nosotros era lograr la unidad del pueblo. Esto era lo más importante. El régimen intentó dividir a los diferentes pueblos entre sí: Sirios, árabes, kurdos. Los kurdos contra ellos mismos, los kurdos contra los árabes. El régimen creó una situación en la que los diferentes pueblos se encontraban en una situación de guerra entre sí, incluso dentro de los grupos. Así que antes de crear consejos y comunas, como base, necesitábamos que las diferentes personas se unieran, confiaran y creyeran en los demás, y se amaran. […] Para empezar nuestro trabajo, era necesaria esta unidad del pueblo. Construimos todas las demás instituciones en las que la gente podía reunirse y tener un espacio común compartido, y aseguramos todos los demás trabajos, sobre esa base».8Interview with Pervin Yusif.[][]

Defensa militar, consolidación y expansión

La administración logró con relativa rapidez construir sus propias instituciones, mantener la vida pública y crear confianza entre la población. La administración dirigida por el PYD también pagaba los salarios de todos los combatientes del YPG y proporcionaba así una valiosa fuente de ingresos para una gran parte de la población en una época de dificultades económicas. Además, la administración contaba con sus propios funcionarios que prestaban servicios rudimentarios similares a los del gobierno.

El PYD, que adoptó muchas de las estrategias del PKK, introdujo varias medidas para proteger a las mujeres de los abusos, proteger sus derechos y garantizar una mayor inclusión e igualdad de género. Por ejemplo, se introdujo un equilibrio de género en todas las estructuras de la administración de la zona: La práctica de que al menos el 40% de los miembros de todas las instituciones sean mujeres, y la práctica de los puestos de codirección compartidos entre un hombre y una mujer en todos los órganos administrativos, incluida la dirección del PYD. Esto también llevó a la creación de la milicia de las Unidades de Protección de la Mujer (Yekîneyên Parastina Jin; YPJ), exclusivamente femenina, el 4 de abril de 2013.

La capacidad de las YPG/YPJ de proporcionar una seguridad real a la población civil les valió un importante apoyo popular. En feroces batallas entre 2012 y 2014, la milicia logró poner bajo su control varias ciudades fronterizas y demostró ser la fuerza más eficaz para controlar el territorio y defender las zonas kurdas de la creciente amenaza de las milicias extremistas armadas. En marzo de 2013, las YPG/YPJ se hicieron con el control de los yacimientos petrolíferos del noreste de Siria, cerca de Rimelan, lo que les proporcionó una importante fuente de ingresos.9Wladimir Wilgenburg (2013): Syrian Kurdish Militia Takes over Oil Fields. https://rb.gy/jfhg02 (www.al-monitor.com).[] Durante la batalla de Sere Kaniye en 2013-2014, las YPG ganaron aún más popularidad entre la población como defensoras decididas y capaces del pueblo (kurdo).

Combatientes de las YPG durante la Operación Ira del Éufrates, cerca de Raqqa)

Durante este periodo, mientras las tres regiones autónomas se establecían y desarrollaban sus instituciones, un ISIS creciente suponía la mayor amenaza para el proyecto democrático de Rojava. Tras numerosas victorias militares del ISIS, la batalla de 2014/2015 por Kobane representó un punto de inflexión en la guerra. Simultáneamente, las milicias kurdas que defendían la ciudad se convirtieron en un símbolo mundial de la resistencia (las combatientes de las YPJ, en particular, desempeñaron un papel destacado durante esta batalla). ISIS lanzó una ofensiva contra Kobane el 15 de septiembre de 2014, y rápidamente se apoderó de casi toda la ciudad. Con la ayuda de la aviación estadounidense, las YPG/YPJ y sus aliados lucharon durante más de cinco agotadores meses, hasta expulsar al ISIS de una Kobane reducida a escombros. La batalla fue la primera derrota decisiva del ISIS y condujo a su retirada de la región. Detuvo su anterior impulso, aparentemente imparable, en el campo de batalla. Tras su éxito en Kobane, las YPG/YPJ lograron capturar la ciudad de Tal Abyad, controlada por ISIS, en junio de 2015, uniendo así por primera vez los dos cantones de Cizîrê y Kobane.10Cale Salih (2015): Is Tal Abyad a Turning Point for Syria’s Kurds? https://rb.gy/kiljyy (www.bbc.com) []

La campaña de Kobane elevó la importancia de las YPG/YPJ. Para consolidar la coalición contra ISIS y atraer una alianza más amplia, en octubre de 2015, a instancias de su aliado estadounidense, las YPG/YPJ y sus aliados establecieron las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición multiétnica de milicias. Esta alianza se convirtió en la principal fuerza terrestre en la lucha contra ISIS.

Posteriormente se fundó el Consejo Democrático Sirio (SDC), que fue elegido el 10 de diciembre de 2015. Tanto las SDF como el SDC están comprometidos con el objetivo de una Siria secular, democrática y con estructura federal. El SDC es una asamblea política que representa a los partidos políticos, las organizaciones y los diferentes grupos (tribus, yezidíes, etc.) del norte y el este de Siria. El SDC crea un marco político para la gobernanza de Siria según un modelo descentralizado y federal. Es también la contrapartida política de la Administración Autónoma, que asume funciones más administrativas y ejecutivas. Las negociaciones con el gobierno sirio, así como las relaciones diplomáticas con las potencias internacionales, se realizan generalmente a través del SDC.11Rojava Information Center (2020): The Syrian Democratic Council – A proposal for a democratic Syria. https://rb.gy/fwv9fv (www.rojavainformationcenter.com).[]

Las operaciones militares posteriores de las SDF liberaron con éxito todas las zonas controladas por el ISIS en el este de Siria, incluidas ciudades como Manbij en agosto de 2016 y Raqqa en octubre de 2017 -seguidas de la batalla por las afueras de Deir ez-Zor como parte de la campaña «Tormenta Al Jazeera» de las SDF-.

Otro hito importante fue el destacado rescate humanitario de decenas de miles de yezidíes atrapados en el monte Sinjar en 2015 cuando intentaban huir del avance del ISIS. Desde 2014, los combatientes del ISIS eran conocidos por violar y esclavizar a miles de mujeres y niñas yezidíes durante su rápido avance por el norte de Irak.

La batalla final con el ISIS terminó el 23 de marzo de 2019, cuando las SDF derrotaron al califato en Baghouz, marcando la derrota territorial del ISIS.

Todas estas acciones reforzaron la posición de la Administración Autónoma dirigida por el PYD y defendida por las SDF como poder político-militar hegemónico en el noreste de Siria. A medida que sus fuerzas avanzaban en zonas predominantemente no kurdas, los comandantes de las YPG/YPJ habían previsto la necesidad de disipar los temores locales de que estaban subyugando a los árabes. Por lo tanto, las fuerzas militares y la administración autónoma necesitaban ampliar su atractivo para la población no kurda en las zonas fuertemente mezcladas. Para ello, las FDS comenzaron a forjar alianzas con tribus árabes suníes insurgentes y grupos no musulmanes. Ya en octubre de 2013, formó una alianza con al-Sanadid, una milicia árabe afiliada a la tribu Shammar para tomar el control del paso fronterizo de Yarubiyah, de importancia estratégica, y de la ciudad del mismo nombre. Como resultado de estos esfuerzos, en 2017, las FDS incluían a unos 30.000 combatientes árabes, que constituían alrededor del 60% de las SDF.12Hassan Hassan (2017): The Battle for Raqqa and the Challenges after Liberation. CTC Sentinel 10 (6). https://rb.gy/ujn5y5 (https://ctc.westpoint.edu) [] Antes de las operaciones militares en Manbij y en Raqqa, se crearon consejos civiles en estas ciudades, en los que participaron grupos no kurdos, para establecer conexiones más fuertes con la sociedad civil.

Las zonas originales de los tres cantones no contiguos que declararon su independencia por primera vez tienen una población mayoritariamente kurda, pero la zona ampliada que ahora abarcan estas regiones, así como las regiones que más recientemente pasaron a formar parte de la AANES (Manbij, Tabqa, Raqqa y Deir ez-Zor) son mayoritariamente árabes. Las ganancias territoriales de las SDF ayudaron progresivamente a la AANES a ampliar y consolidar su poder político-militar como sistema federal en toda esta región multiétnica y multicultural. La AANES se guiaba por una ideología propagada por Abdullah Öcalan y sus partidarios -la de la «nación democrática»- definida por la construcción de estructuras comunitarias locales, la forja de una cooperación multiétnica, la promoción e inclusión de las mujeres en las estructuras organizativas a todos los niveles, el rechazo de las estructuras sociales centralizadas y jerárquicas, y la flexibilidad ideológica para esa cooperación interétnica. En 2018, las SDF controlaban alrededor del 25% de Siria, incluido el territorio a lo largo de la frontera con Turquía al este del río Éufrates, así como los campos de petróleo y gas más ricos de Siria.13Rojava Information Center (2019): Beyond the Frontlines. The Building of the Democratic System in North and East Syria, p. 45. https://rb.gy/dws0cy (www.rojavainformationcenter.com).[]

Turquía: Amenazas desde el norte

A pesar de estas significativas victorias sobre el ISIS, las SDF fueron incapaces de derrotar a otro actor enemigo que suponía una seria amenaza para la consolidación de la Administración Autónoma: Turquía. Podría decirse que Turquía representa una mayor amenaza para la administración autónoma que el ISIS debido a su considerable influencia política como socio político-militar de Estados Unidos y la UE. Turquía, que tiene el segundo ejército más grande de la OTAN, ha declarado inequívocamente que no tolerará la aparición de una región autónoma kurda en el noreste de Siria (similar a la región del Kurdistán en Irak). La abrupta finalización del proceso de paz entre el PKK y Ankara en julio de 2015 tampoco contribuyó a calmar la situación entre las fuerzas kurdas del noreste de Siria y Turquía.

Turquía invadió por primera vez Siria durante su operación «Escudo del Éufrates» en 2016. Oficialmente, Ankara describió la operación como dirigida contra las fuerzas terroristas en sus fronteras, aunque Turquía llevaba años coexistiendo con el ISIS en su frontera. En realidad, la ocupación sirvió para impedir físicamente la conexión territorial de los cantones de Kobane y Afrin. Los temores kurdos se confirmaron el 19 de enero de 2018, cuando Turquía lanzó la operación «Rama de Olivo», mientras el grueso de las SDF estaba ocupado combatiendo al ISIS en Deir ez-Zor. Las tropas turcas y sus aliados sirios invadieron el cantón kurdo de Afrin, en Rojava, solo después de que las tropas rusas se retiraran de la región tras un acuerdo con Turquía, revelando la vulnerabilidad política de los kurdos como actor no estatal no reconocido. El 24 de marzo de 2018, Turquía se hizo con el control total de Afrin, en gran parte gracias a su superioridad aérea. Turquía anunció entonces su intención de capturar Manbij y Tel Rifaat a continuación, una amenaza que Turquía está repitiendo actualmente. La invasión se justificó por la necesidad de alejar una supuesta «amenaza terrorista». Sin embargo, hasta ese momento Afrin había escapado en gran medida de la violencia de la guerra de Siria; sus habitantes no representaban ninguna amenaza para Turquía. Varios cientos de civiles kurdos murieron en la operación. Posteriormente, Turquía ocupó Afrin sin apenas objeciones internacionales.

El 9 de octubre de 2019, Turquía relanzó su invasión de NES bajo el nombre de «Primavera de la Paz» con la ayuda del Ejército Nacional Sirio (ENS) y otros grupos islamistas. La invasión se produjo tras la decisión de EEUU de retirar sus tropas de las zonas kurdas. Turquía justificó esta invasión en una serie de cartas a las Naciones Unidas, afirmando su derecho a la autodefensa contra una «amenaza directa e inminente» en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU y afirmando que «llevará a cabo esta operación en apoyo de los esfuerzos para garantizar el retorno seguro y voluntario de los sirios desplazados a sus hogares.» Sin embargo, ha quedado claro que esto no era más que un pretexto para llevar a cabo las operaciones de limpieza étnica que se están llevando a cabo en el norte de Siria contra los kurdos que viven allí. Miles de civiles se han visto obligados a huir al Kurdistán iraquí o a Turquía. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, más de 260.000 sirios -la gran mayoría de ellos kurdos- viven en la región del Kurdistán iraquí (en junio de 2022).14 A finales de octubre de 2019, las fuerzas turcas y el SNA se habían hecho con el control de una zona de 3.800 km², que se extiende desde la ciudad de Tal Abyad hasta Sere Kaniye, y de 25 a 30 kilómetros de profundidad.

Una casa bombardeada por Turquía cerca de Derik, el 22 de febrero de 2022

La ocupación de Turquía en Rojava, que es una violación del derecho internacional, ha sido bien documentada. Como documentan los propios informes de RIC sobre el «Estado de la Ocupación» desde que terminó la última operación militar turca a finales de 2019, la situación en Afrin y la «Franja M4» ha estado marcada por cientos de casos de violaciones de los derechos humanos.15 Entre ellas se encuentran crímenes de guerra como el saqueo y la toma de rehenes, la apropiación de bienes y el uso de viviendas civiles con fines militares, el interrogatorio de kurdos sobre su fe y su etnia por parte de funcionarios turcos, la denegación de alimentos o agua a prisioneros kurdos y el desplazamiento forzoso de civiles de origen principalmente kurdo de las zonas de Afrin, Sere Kaniye y Tal Abyad que están bajo control efectivo de Turquía. Asimismo, los secuestros, los asesinatos y los reasentamientos forman parte de la vida cotidiana de la población, al igual que la destrucción de los olivos, que en muchos casos son el medio de vida de muchas personas, especialmente en Afrin.

Las mujeres y niñas kurdas, sometidas a matrimonios forzados, secuestros, violaciones y violencia sexual, se ven especialmente afectadas. Las fuerzas respaldadas por Turquía también han participado en el saqueo y la destrucción de lugares religiosos y arqueológicos de gran importancia. Turquía y sus aliados también han utilizado el agua como arma contra las regiones kurdas del norte de Siria, cortando y restringiendo el suministro de agua. Todo esto significa que la población de Afrin, Sere Kaniye, Tel Halaf, Tal Abyad y otros lugares no puede ejercer su derecho a la autodeterminación bajo la ocupación turca. Por el contrario, la retirada de las fuerzas de ocupación turcas de Rojava es una condición necesaria para la realización de la autodeterminación local.

Establecimiento de estructuras democráticas y su consolidación

La idea de una «nación democrática» y de un «confederalismo democrático» desarrollada por Abdullah Öcalan, el líder encarcelado del PKK, es fundamental para la Revolución de Rojava. Examinando críticamente el pasado nacionalista y marxista-leninista del PKK y apropiándose creativamente, en particular, de los escritos del teórico social estadounidense Murray Bookchin, Öcalan define el «confederalismo democrático» como «democracia sin Estado».16Abdullah Öcalan (2011): Democratic Confederalism. Köln: International Initiative, p. 21. Es la federación de diferentes comunidades étnicas, culturales, religiosas, intelectuales y económicas que «pueden configurarse y expresarse autónomamente como una unidad política».17Abdullah Öcalan (2011): Democratic Confederalism. Köln: International Initiative, p. 21. Öcalan describe su concepto como «abierto a otros grupos y facciones políticas. Es flexible, multicultural, antimonopolista y orientado al consenso. La ecología y el feminismo son pilares centrales. En el marco de este tipo de autogestión se hará necesaria una economía alternativa».18Abdullah Öcalan (2011): Democratic Confederalism. Köln: International Initiative, p. 21. Esto también lo destaca Berivan Khaled. Actualmente es copresidenta del Consejo Ejecutivo de la AANES, que coordina el trabajo de las distintas comisiones de salud, naturaleza, economía y otras muchas instituciones. Preguntada por los fundamentos político-teóricos de su trabajo en la NES, se refiere directamente al concepto de Öcalan:

«La administración se basa en el principio de la nación democrática, lo que significa que hay que proteger los derechos de todos: incluidos los kurdos, los árabes, los sirios, los turcomanos y los circasianos»,19Entrevista con Berivan Khaled (April 23th 2022).[]

es decir, autodeterminación y voz para todas las comunidades, sin paternalismo estatal.

Khaled añade: «¡qué rica es la sociedad del norte y del este de Siria en cuanto a grupos y creencias diferentes! […] Todos los grupos forman una pieza de mosaico en nuestra sociedad».

El «confederalismo democrático» es, por tanto, una línea política y una alternativa radical pero también pragmática a las soluciones nacionalistas. Es un proceso dinámico de disolución del Estado a través de la autoorganización de diversas comunidades etnoculturales que se autoorganizan en consejos populares y comunas, sustituyendo sistemáticamente las relaciones de autoridad jerárquicas y patriarcales de los Estados existentes por relaciones horizontales e igualitarias de autogobierno participativo. El «confederalismo democrático» es un esfuerzo por construir una sociedad democrática más allá del Estado.

TEV-DEM

En 2011, para establecer esta autoadministración democrática -junto con la constitución de las primeras comunas y consejos en toda Rojava- el PYD creó una organización que pretendía avanzar y cimentar las nuevas ideas de autonomía y democracia en la sociedad: el Movimiento por una Sociedad Democrática (Tevgera Civaka Demokratîk; TEV-DEM). Con la ayuda del TEV-DEM, se crearon consejos para la toma de decisiones locales y la autogestión en los distintos niveles de la sociedad. Sobre esta base, se establecieron estructuras de consejo que funcionaban relativamente bien en pocos meses, mientras la guerra hacía estragos en Siria. Sin embargo, el papel exacto del TEV-DEM para dar cohesión y dirección a la estructura administrativa de Rojava no estaba claro en ese momento.

Al mismo tiempo, los municipios y consejos no existían en todas las ciudades o distritos. En particular, inicialmente no había una estructura de consejo en los distritos habitados principalmente por árabes, cristianos y otros grupos no kurdos, así como en algunos distritos kurdos que se inclinaban hacia el bloque nacionalista kurdo, el Consejo Nacional Kurdo. La situación era similar en las zonas rurales.

Las estructuras de los consejos surgieron en 2011 como una estructura paralela al Estado, que inicialmente toleró su existencia para apaciguar a la población kurda. Sin embargo, es importante destacar que el TEV-DEM no tuvo que empezar de cero. Se basó en las estructuras de autogobierno, incluidos los consejos, que se habían establecido en la región turca del Kurdistán en 2007 en el marco del Congreso de la Sociedad Democrática, y que tienen una historia aún más larga dentro de la sociedad. Estos consejos sirvieron de modelo y base para el movimiento de comunas y consejos en el norte de Siria.

Comunas y Consejos

En la práctica, esto significa la aplicación de un enfoque descentralizado y de base en forma de democracia de consejos que pone a las comunas, la unidad más pequeña del sistema, en el centro y les permite actuar de forma autónoma. Al permitirles expresarse e influir directamente en la toma de decisiones, la política se convierte en parte integrante de la vida social. Como proyecto, el «confederalismo democrático» funciona a través de estas unidades: los municipios, el barrio, los (sub)distritos y las regiones. El aspecto de la descentralización es decisivo y se apoya también en cifras concretas. El 70% del presupuesto total de la NES va a las regiones, mientras que sólo el 30% va directamente a las estructuras superiores de la AANES.20

El control democrático recae en la institución básica del sistema democrático descentralizado y radical: la comuna. Puede estar formada por unas pocas docenas hasta más de un centenar de hogares, según el grado de organización y el tamaño, ya sea en los barrios o en los pueblos. Estas comunas se autogestionan de forma responsable y desarrollan soluciones para los problemas cotidianos, todo ello sin la ayuda de los organismos estatales.

«Nuestro sistema no es un sistema centralizado, sino que se basa en el principio de descentralización.»21Entrevista con Berivan Khaled.[][]

es como Berivan Khaled resume la importancia de los municipios. Se supone que éstas se extienden «desde abajo» y pueden surgir también en el marco de fábricas y organizaciones de la sociedad civil. Esto las convierte en un medio para democratizar toda la vida social. Tienen derecho a actividades independientes, como añade Berivan Khaled: La comuna «no tiene que recurrir a instituciones superiores para tomar sus decisiones».22Entrevista con Berivan Khaled.[][] La única condición es que las decisiones de las comunas no deben contradecir la esencia del contrato social (véase más adelante).

La comuna se reúne mensual o quincenalmente y todos los residentes tienen derecho a participar. Cada comuna tiene un comité ejecutivo, compuesto por los dos copresidentes y miembros adicionales de los comités que trabajan bajo la comuna – inicialmente los comités de economía, educación, salud, organización de la sociedad, autodefensa y un comité de mujeres23Rojava Information Center 2019, p. 23.[] Más tarde, esto se amplió para incluir el comité de juventud y deportes, el comité de las familias de los mártires y el comité de arte y cultura. A nivel de comuna, no todos los comités están presentes en todas las comunas, pero los comités de educación y autodefensa son comunes en todos los pueblos y barrios de la ciudad. Otro comité específico es el comité de resolución de problemas o el comité de reconciliación, cuyo objetivo es resolver los problemas sociales de la comuna. En cada comuna hay un comité de reconciliación que tiene la función de ayudar a resolver los problemas y las disputas entre la gente. Los miembros del comité de reconciliación son elegidos entre los miembros de la comuna.

Reunión de una comuna en la ciudad de Qamishlo

A través de las comunas y los consejos, la población podía ser dueña de sus propios asuntos. Aunque estas estructuras ayudan a la emancipación de la población, no pudieron resolver todos los problemas sociales. En particular, sigue habiendo dificultades con el suministro de agua y energía. Muchos problemas de las NES no pueden resolverse independientemente del Estado. Además, hay problemas económicos entre la población causados por la guerra y los, a veces, triples embargos por parte del Estado sirio, Turquía y el Gobierno Regional del Kurdistán iraquí (KRG). Estas dificultades no han desaparecido ni siquiera después de diez años y es probable que sigan asolando la región en un futuro próximo. Asimismo, no existe una aplicación uniforme de las estructuras comunitarias ni una participación cotidiana de la población. Las experiencias varían mucho, desde comunas que funcionan impecablemente, con reuniones periódicas y una estructura de consejo que funciona, hasta comunas menos activas con responsabilidades poco claras, horarios de apertura y estructuras ausentes. Las estructuras políticas sólo pueden lograr lo que la gente que las puebla está dispuesta a hacer (o, más bien, es capaz de hacer frente a la guerra, los embargos y la pobreza generalizada).

Si un asunto supera la capacidad de la comuna, pasa al barrio, al (sub)distrito y luego a la región. Los consejos de barrio están formados por delegados revocables que se envían desde varias comunas. Por término medio, un consejo de barrio comprende de siete a treinta comunas, según el tamaño de la población de esa zona. El siguiente nivel es el distrito, que suele contener una ciudad y los pueblos de alrededor. A diferencia de la comuna, que se basa en la participación directa, estos niveles son instituciones representativas. Los delegados representativos actúan como portavoces de las decisiones tomadas en el nivel de la comuna.

El papel de las mujeres

Las mujeres, en particular, han logrado mucho a través del sistema de comunas y consejos en NES. Han desempeñado y siguen desempeñando un papel importante en la organización de la comuna y tienen una función muy importante en los comités de reconciliación, en particular. Su estatus y las funciones sociales que desempeñan se han transformado gracias a la participación activa de las mujeres en la vida pública. Además, ya no se tolera la violencia contra las mujeres, y los municipios y los comités apoyan activamente a las mujeres y los hombres en casos de violencia (doméstica o familiar) para resolver estos problemas. En particular, los comités de reconciliación prestan apoyo en estos casos. Además, hay nuevos fundamentos jurídicos. Por ejemplo, ahora las mujeres sólo pueden presentar demandas de herencia y reclamar sus derechos de sucesión, que antes les eran negados (especialmente en los sistemas comunitarios, tribales y religiosos conservadores) en favor del hombre.

Paralelamente al sistema de comunas y consejos, las mujeres tienen sus propias organizaciones e instituciones. Se trata de asambleas, academias, cooperativas, fundaciones, asociaciones, partidos, etc. El resultado es una compleja red de consejos que se desarrolló originalmente como una práctica de trabajo y que cambió con el tiempo según las necesidades locales percibidas (lo que da lugar a una situación fluida con nombres, funciones e instituciones emergentes que cambian regularmente). Una expresión de la especial importancia de la cuestión de la mujer fue la fundación de Yekîtîya Star, una organización autónoma de mujeres, en 2005, que ahora se conoce como Kongreya Star y sirve de organización paraguas para todas las instituciones de empoderamiento de la mujer en toda la NES. Además de Kongreya Star, se abrieron Casas de la Mujer en toda la NES. En teoría, cada pueblo debería tener al menos una Casa de la Mujer. Estas instalaciones desempeñan un papel activo en la defensa, el empoderamiento y la liberación de las mujeres en un intento de liberarse de los fundamentos patriarcales del Estado y la sociedad conservadora.

Día Internacional de la Mujer en Qamishlo, 8 de marzo de 2022 lo

La Administración Autónoma

Si bien la estructura de la comuna y el consejo -aunque se maneja de manera muy diferente a nivel local- muestra una relativa estabilidad, existen claras diferencias (organizativas) y desarrollos a nivel de la administración autónoma en NES. Éstas se deben principalmente a los cambios territoriales que han caracterizado a la NES desde el principio de su existencia. Aunque la Revolución de Rojava comenzó como una revuelta kurda contra el borrado del Estado central, ha crecido más allá de este horizonte, transformando su estructura organizativa así como sus nombres, por lo que una descripción holística del sistema sigue estando fuera de su alcance. RIC ofreció una descripción más larga del modelo político del NES tal y como era a finales de 2019.24Ibid, p. 21.[] Una descripción más breve debería ser suficiente aquí.

Las primeras estructuras políticas adoptadas después de la revolución fueron -como se muestra arriba- la administración autónoma de las zonas dominadas por los kurdos en el distrito de Cizîrê, Kobane y Afrin, que formaron una «Administración provisional de transición», adoptada en 2013. Los tres cantones también se autodenominaron «Regiones Autónomas» o «Administración Autónoma Democrática».

En un intento de federalizar la Administración y ampliar el modelo de autonomía democrática a las zonas recién liberadas e incorporadas al ENS, se fundó el SDC en diciembre de 2015. El 17 de marzo de 2016, una asamblea del SDC formada por delegados kurdos, asirios, árabes y turcomanos proclamó el establecimiento de un sistema federal de gobierno como «Federación Democrática de Rojava – Norte de Siria». En diciembre de 2016, con la liberación de Manbij y la batalla por Raqqa, el nombre se cambió de nuevo a «Federación Democrática del Norte de Siria» y se abandonó oficialmente el término «Rojava». Aquí, de nuevo, la SDC era la máxima asamblea legislativa y garantizaba el derecho del pueblo a establecer administraciones autónomas democráticas y tenía como objetivo unificar a todos los grupos bajo el federalismo democrático del norte y el este de Siria. A partir del 6 de septiembre de 2018, el SDC adoptó el actual nombre oficial de la región, rebautizándola como «Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria» (AANES), a veces traducido como «Autogobierno del Norte y el Este de Siria». Abarca las regiones del Éufrates (el antiguo cantón de Kobane, que incluye Tel Abyad, Sarrin y Ayn Issa) y Cizîrê (Jazira), así como los consejos civiles locales de las regiones de Raqqa, Manbij, Tabqa y Deir ez-Zor. El cantón de Afrin, en cambio, siguió bajo la ocupación de las fuerzas turcas, aunque también existen instituciones de AANES en Shehba, al sureste de Afrin, y en los barrios de mayoría kurda de Sheikh Maqsoud y Ashrafiye en Alepo.

Estos cambios son indicativos de la composición cada vez más multiétnica de la población y de un alejamiento de las denominaciones kurdas, como Rojava, un efecto debido en gran parte a los cambios territoriales que se han producido en los últimos años como consecuencia de la guerra en curso contra el ISIS. La lucha contra el grupo terrorista yihadista se ha cobrado muchas víctimas y ha devorado gran parte de los ya escasos recursos financieros de la región. Además, los Estados turco y sirio han atacado repetidamente la región en los últimos años.

La AANES se creó para unificar los distintos consejos y administraciones cantonales. Las regiones liberadas más recientemente, que incluyen muchas zonas de mayoría árabe, también se han integrado en el sistema de consejos federales. Como resultado de esta evolución, las estructuras de la AANES son muy dinámicas, lo que ha provocado constantes cambios en las estructuras de los consejos, especialmente en los niveles superiores. Sin embargo, éstos sólo actúan como coordinadores para poner en práctica la voluntad de los municipios, que siguen siendo un elemento constante del enfoque de democracia directa ascendente, que da a todas las personas de todas las identidades culturales el derecho a la participación política en los debates, la toma de decisiones y la ejecución de proyectos. La importancia del TEV-DEM creció al redefinir su papel como organizador de la sociedad civil en una conferencia organizada el 27 de agosto de 2018, y se convirtió en algo parecido a una organización paraguas para la sociedad civil, que apoya, coordina y garantiza que la voz de la sociedad civil se incorpore a los aspectos políticos y administrativos del sistema. El TEV-DEM puede describirse hoy como la «institución civil del gobierno».25Eliza Egret, Tom Anderson (2016): Struggles for Autonomy in Kurdistan & Corporate Complicity in the Repression of Social Movements in Rojava and Bakur. London: Freedom Press, p. 62.[] Según Hawar News, una organización de noticias local, en la actualidad, TEV-DEM «asume la lucha por una vida libre y digna para todos los grupos sociales, logrando el desarrollo social y económico y elevando la eficiencia productiva, además de su apoyo al enfoque democrático, moral y político y a la protección de los derechos y las libertades.»26

En la actualidad, la AANES abarca más de 50.000 km² y alberga a unos cuatro millones de habitantes.

El contrato social

Los cambios organizativos y territoriales se reflejan no sólo en las distintas denominaciones de la Administración autonómica, sino también en sus documentos jurídicos básicos. Al igual que los órganos políticos, éstos también han sido objeto de cambios dinámicos en la última década.

Una primera versión de la «constitución» de la Administración Autónoma, el llamado «contrato social», fue aceptada por los cantones y promulgada en 2014; en tres días distintos, cada cantón emitió su propia declaración de autonomía democrática. Al hacerlo, los cantones, formados por sus diferentes consejos de distrito, también establecieron sus propias administraciones transitorias. El contrato social de 2014 sustituye la centralización impuesta por el antiguo partido gobernante Baaz y asigna las tareas del Estado a la soberanía de los cantones y a la Administración Autónoma. Sin embargo, no niega la legitimidad del Estado sirio.27Nazan Üstündağ (2016): Self-Defense as a Revolutionary Practice in Rojava, or How to Unmake the State. South Atlantic Quarterly 115(1), 197-210, p. 203.[] La «Carta del Contrato Social de Rojava» de 2014 fue reformada en 2016. En la actualidad, a mediados de ese año, el contrato se está debatiendo y revisando de nuevo. El contrato social estipula un sistema político basado en la democracia participativa, la igualdad de género y la ecología. También pretende garantizar la coexistencia pacífica de diferentes religiones y grupos étnicos. El RIC está siguiendo el desarrollo del proyecto y publicará una explicación más detallada a tiempo con su ratificación.

Cabe destacar que en la NES se habla de un «contrato social» más que de una «constitución». Refleja la visión política de la convivencia sin la existencia de una autoridad superior. En los preámbulos del contrato social, el Estado-nación se presenta como la causa de los conflictos en NES. En este sentido, la Administración autonómica no pretende proclamar un Estado.

«Un principio básico de nuestro contrato es ser flexible y adaptable»,

dice Amina Omar, copresidenta de la COSUDE. Para Omar, el hecho de que el contrato social se modifique ahora tiene mucho que ver con el hecho de que

«no todas las zonas del norte y del este de Siria fueron liberadas al mismo tiempo. En 2014, los tres cantones de Rojava -Cizîrê, Kobane y Afrin- se unieron sobre una base federal. Las instituciones allí todavía se basan en el acuerdo de 2014.»28Entrevista con Amina Omar (April 22th 2022).[]

Otras regiones fueron liberadas gradualmente y tienen instituciones diferentes, por lo que es necesario un nuevo contrato social. Una versión actualizada del contrato debería estar disponible a finales de año. La AANES anunció planes para su finalización a finales de 2021, pero según los funcionarios, la pandemia de COVID-19, varias enmiendas y las prolongadas deliberaciones han retrasado el proceso. También se canceló al menos una sesión del comité de redacción debido al ataque del ISIS a la prisión de Sina’a en enero de 2022.

Según Omar, inicialmente se eligió un comité preparatorio de 158 personas, representantes del gobierno local, la sociedad civil, los partidos políticos y diversos grupos de población. De ellos, 15 hombres y 15 mujeres fueron seleccionados para presentar un borrador en el plazo de dos meses. El borrador del nuevo contrato social contiene ahora 99 artículos que definen derechos y libertades fundamentales, principios y normas sociales, como la convivencia entre grupos de población, la protección del medio ambiente y los derechos de la mujer. El derecho a la autodeterminación y la prohibición de la pena de muerte y la tortura también están firmemente consagrados en la ley. Sin embargo, tal y como se presenta en las asambleas populares de toda la NES, el nuevo contrato social aún podría ser enmendado antes de ser ratificado definitivamente por el Consejo Ejecutivo.

Berivan Khaled también participó en el proceso de redacción. Dice a RIC que es especialmente importante incluir la voluntad del pueblo en este proceso. Las decisiones se toman con la colaboración de los ciudadanos y la Administración, y se buscan opiniones de forma democrática. Amina Omar resume que, hasta ahora, una gran parte de la población ha aceptado y está de acuerdo con el contrato social:

«Este contrato social es beneficioso para el pueblo porque garantiza los derechos y deberes de cada individuo. Por supuesto, no podemos decir que dicho acuerdo sea 100% perfecto, pero en principio es ampliamente aceptado.»29Entrevista con Amina Omar.[]

La «falta de pensamiento democrático» sigue siendo notable, dijo, y la naturaleza autoritaria del gobierno de Assad persiste en el discurso político. Omar insta a la paciencia, pero es cautelosamente optimista: «En los últimos diez años, el pensamiento democrático se ha extendido mucho, pero es una larga lucha». Puede que una década no sea suficiente para deshacer casi un siglo de autoritarismo sirio.

El contrato social es la expresión de la visión de la AANES sobre la descentralización del poder a través de la administración democrática. Sin embargo, este proceso no pretende sustituir un poder por otro. Más bien busca democratizar la conciencia política, las actitudes de la gente y, en consecuencia, toda la sociedad, pero esto lleva tiempo. Por último, Pervin Yusif llama la atención sobre la importancia del cambio de conciencia en la sociedad:

«Lo que es importante para mí es decir que nuestra revolución no fue sólo un cambio de sistema. No cambiamos un sistema y pusimos otro en el poder, sino que lo que realmente intentamos, y lo conseguimos hasta cierto punto, fue cambiar la sociedad. Nuestra revolución es una revolución social con una nueva existencia y la posibilidad de tener una nueva ética y una nueva forma de pensar ética. Todo el mundo podría convivir según su propia cultura y realidad».30Entrevista con Pervin Yusif.[][]

Tras este repaso histórico y una breve introducción a las estructuras políticas básicas que conforman la vida en NES, la segunda parte de este informe analizará el estado actual de la sociedad en NES a través de la lente de la sanidad, el sistema legal y la economía política. Junto con esta parte, el informe completo "Revolución de Rojava - una década después", estará disponible en breve.

NOTAS:

  1. Slavoj Žižek (2021): Slavoj Žižek Teaches at Kobane University. bianet.org/english/world/242693-slavoj-zizek-teaches-at-kobane-university.[]
  2. David Graeber (2018): Majority Report with David Graeber on Democratic Confederalism in Northern Syria. www.youtube.com/watch?v=5iWCXQR92v8.[]
  3. https://rb.gy/skgzd2 (www.gulanmedia.com)[]
  4. Michael Knapp, Anja Flach, Ercan Ayboğa (2014): Revolution in Rojava. Democratic Autonomy and Women’s Liberation in Syrian Kurdistan. London: Pluto; Michael Knapp, Joost Jongerden (2016): Communal Democracy: The Social Contract and Confederalism in Rojava. Comparative Islamic Studies 10(1), pp. 87–109.[]
  5. Entrevista con Pervin Yusif (June 27th 2022).[]
  6. Wladimir Wilgenburg, Mario Fumerton (2022): From the PYD-YPG to the SDF: the Consolidation of Power in Kurdish-controlled Northeast Syria. Studies in Conflict & Terrorism, pp. 1-20, p. 4.[]
  7. Omar Hossino; Ilhan Tanir (2012): The Decisive Minority: The Role of Syria’s Kurds in the Anti-Assad Revolution. https://rb.gy/oalets (henryjacksonsociety.org).[]
  8. Harriet Allsopp, Wladimir Wilgenburg (2019): The Kurds of Northern Syria: Governance, Diversity and Conflicts, London: I.B. Tauris, pp. 90f.[]
  9. Entrevista con Pervin Yusif.[][]
  10. Wladimir Wilgenburg (2013): Syrian Kurdish Militia Takes over Oil Fields. https://rb.gy/jfhg02 (www.al-monitor.com).[]
  11. Cale Salih (2015): Is Tal Abyad a Turning Point for Syria’s Kurds? https://rb.gy/kiljyy (www.bbc.com) []
  12. Rojava Information Center (2020): The Syrian Democratic Council – A proposal for a democratic Syria. https://rb.gy/fwv9fv (www.rojavainformationcenter.com).[]
  13. Hassan Hassan (2017): The Battle for Raqqa and the Challenges after Liberation. CTC Sentinel 10 (6). https://rb.gy/ujn5y5 (https://ctc.westpoint.edu) []
  14. Rojava Information Center (2019): Beyond the Frontlines. The Building of the Democratic System in North and East Syria, p. 45. https://rb.gy/dws0cy (www.rojavainformationcenter.com).[]
  15. Ver: UNHCR chart for the latest figures at https://data2.unhcr.org/en/situations/syria/location/5.[]
  16. Ver: Our quarterly reports ‘State of the Occupation’: https://rb.gy/kow9hn (www.rojavainformationcenter.com) []
  17. Abdullah Öcalan (2011): Democratic Confederalism. Köln: International Initiative, p. 21.[][][]
  18. Entrevista con Berivan Khaled (April 23th 2022).[]
  19. https://rb.gy/nukj5b (www.7al.net).[]
  20. Entrevista con Berivan Khaled.[][]
  21. Rojava Information Center 2019, p. 23.[]
  22. Ibid, p. 21.[]
  23. Eliza Egret, Tom Anderson (2016): Struggles for Autonomy in Kurdistan & Corporate Complicity in the Repression of Social Movements in Rojava and Bakur. London: Freedom Press, p. 62.[]
  24. https://rb.gy/6riqqj (www.hawarnews.com).[]
  25. Nazan Üstündağ (2016): Self-Defense as a Revolutionary Practice in Rojava, or How to Unmake the State. South Atlantic Quarterly 115(1), 197-210, p. 203.[]
  26. Entrevista con Amina Omar (April 22th 2022).[]
  27. Entrevista con Amina Omar.[]
  • 1
    Slavoj Žižek (2021): Slavoj Žižek Teaches at Kobane University. bianet.org/english/world/242693-slavoj-zizek-teaches-at-kobane-university.[]
  • 2
    David Graeber (2018): Majority Report with David Graeber on Democratic Confederalism in Northern Syria. www.youtube.com/watch?v=5iWCXQR92v8.[]
  • 3
  • 4
    Interview with Pervin Yusif (June 27th 2022).[]
  • 5
    Wladimir Wilgenburg, Mario Fumerton (2022): From the PYD-YPG to the SDF: the Consolidation of Power in Kurdish-controlled Northeast Syria. Studies in Conflict & Terrorism, pp. 1-20, p. 4.[]
  • 6
    Omar Hossino; Ilhan Tanir (2012): The Decisive Minority: The Role of Syria’s Kurds in the Anti-Assad Revolution. https://rb.gy/oalets (henryjacksonsociety.org).[]
  • 7
    Harriet Allsopp, Wladimir Wilgenburg (2019): The Kurds of Northern Syria: Governance, Diversity and Conflicts, London: I.B. Tauris, pp. 90f.[]
  • 8
    Interview with Pervin Yusif.[][]
  • 9
    Wladimir Wilgenburg (2013): Syrian Kurdish Militia Takes over Oil Fields. https://rb.gy/jfhg02 (www.al-monitor.com).[]
  • 10
    Cale Salih (2015): Is Tal Abyad a Turning Point for Syria’s Kurds? https://rb.gy/kiljyy (www.bbc.com) []
  • 11
    Rojava Information Center (2020): The Syrian Democratic Council – A proposal for a democratic Syria. https://rb.gy/fwv9fv (www.rojavainformationcenter.com).[]
  • 12
    Hassan Hassan (2017): The Battle for Raqqa and the Challenges after Liberation. CTC Sentinel 10 (6). https://rb.gy/ujn5y5 (https://ctc.westpoint.edu) []
  • 13
    Rojava Information Center (2019): Beyond the Frontlines. The Building of the Democratic System in North and East Syria, p. 45. https://rb.gy/dws0cy (www.rojavainformationcenter.com).[]
  • 14
  • 15
  • 16
    Abdullah Öcalan (2011): Democratic Confederalism. Köln: International Initiative, p. 21.
  • 17
    Abdullah Öcalan (2011): Democratic Confederalism. Köln: International Initiative, p. 21.
  • 18
    Abdullah Öcalan (2011): Democratic Confederalism. Köln: International Initiative, p. 21.
  • 19
    Entrevista con Berivan Khaled (April 23th 2022).[]
  • 20
  • 21
    Entrevista con Berivan Khaled.[][]
  • 22
    Entrevista con Berivan Khaled.[][]
  • 23
    Rojava Information Center 2019, p. 23.[]
  • 24
    Ibid, p. 21.[]
  • 25
    Eliza Egret, Tom Anderson (2016): Struggles for Autonomy in Kurdistan & Corporate Complicity in the Repression of Social Movements in Rojava and Bakur. London: Freedom Press, p. 62.[]
  • 26
  • 27
    Nazan Üstündağ (2016): Self-Defense as a Revolutionary Practice in Rojava, or How to Unmake the State. South Atlantic Quarterly 115(1), 197-210, p. 203.[]
  • 28
    Entrevista con Amina Omar (April 22th 2022).[]
  • 29
    Entrevista con Amina Omar.[]
  • 30
    Entrevista con Pervin Yusif.[][]

Un comentario en «La revolución de Rojava – Una década después (Parte I)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies