La crisis monetaria amenaza la estrategia de Turquía en Siria

Sirios en protesta se suben a un vehículo militar turco de combate de infantería mientras intentan bloquear el tráfico en la carretera M4, que une las provincias del norte de Siria de Alepo y Latakia, a unos 14 kilómetros al sureste de la ciudad de Idlib el 15 de marzo de 2020. – AAREF WATAD/AFP vía Getty Images

Fuente: Al-Monitor

Autor: Fehim Tastekin

Fecha de publicación original: 22 de diciembre de 2021

Las turbulencias económicas de Turquía podrían poner en entredicho el control de Ankara sobre las zonas controladas por la oposición en Siria, donde se han intensificado las rivalidades internas entre las facciones armadas por los recursos financieros.

Con las turbulencias económicas que sacuden la economía turca, se plantea la cuestión de si Ankara puede mantener su control sobre las zonas controladas por la oposición en Siria, donde la lira turca es la moneda de facto.

El desplome de la lira ha calentado las rivalidades internas por los recursos financieros entre las facciones armadas de la oposición y ha alimentado el descontento público en las zonas controladas por la oposición. La agitación amenaza con erosionar el control de las milicias respaldadas por Turquía en al-Bab, Jarablus, Azaz, Afrin, Tel Abyad y Ras al-Ain.

Del mismo modo, el deterioro de la situación económica puede socavar la autoridad de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), el grupo yihadista dominante en Idlib, donde los fuertes despliegues militares de Turquía a lo largo de la estratégica carretera M4 sirven de escudo contra las fuerzas gubernamentales sirias.

El HTS parece arrepentirse de su decisión de utilizar la lira turca en la región bajo su control, ya que los precios del petróleo y de algunos alimentos básicos, incluido el pan, se han disparado. El precio de una barra de pan se ha duplicado hasta alcanzar las 5 liras, a pesar de la promesa del líder del HTS, Abu Mohammad al-Jolani, de subvencionar el pan. Por su parte, Watad Petroleum, una compañía petrolera vinculada al HTS, indexó sus precios al dólar estadounidense, convirtiendo la lira.

En las zonas de la oposición respaldadas por Turquía, las desavenencias internas entre las facciones bajo el estandarte del Ejército Nacional Sirio (SNA) aumentan en medio de las turbulencias financieras. La rivalidad interna por los ingresos no es nada nuevo, pero pueden haber llegado a un punto que desafía el control de Ankara sobre estos grupos.

Las continuas desavenencias entre Ahrar al Sharqiyah, apoyado por Turquía, y la Brigada Al Mutasim han llevado al fin de la cooperación entre ambos grupos. Al Mutasim anunció el 17 de diciembre que dejaría de colaborar con el primero en las zonas de Escudo del Éufrates, Primavera de la Paz y Rama de Olivo.

El gobierno de Biden impuso sanciones contra Ahrar al Sharqiyah en julio, acusando al grupo de graves abusos contra los derechos humanos de la población civil. El grupo, uno de los componentes notables del SNA con unos 2.500 combatientes, está compuesto, según se informa, por facciones de la oposición con base en Deir ez-Zor. Las acciones desenfrenadas de Ahrar al-Sharqiyah y sus intentos de marginar a otros grupos en un intento de monopolizar el poder, especialmente en Ras al-Ain y Tel Abyad, amenazan a los demás grupos armados respaldados por el ejército turco.

En medio de la agitación, algunos llegaron a afirmar que Ankara había perdido su control sobre los grupos armados debido a las dificultades financieras exacerbadas por la guerra contra las Fuerzas Democráticas Sirias dirigidas por los kurdos. Esto, a su vez, supuestamente amplió las grietas entre las facciones respaldadas por Turquía. Los combatientes de estos grupos reciben pagos mensuales en liras turcas por valor de entre 70 y 100 dólares, según la región. Su poder adquisitivo se ha reducido drásticamente por la caída de la lira.

Los grupos armados esperaban una nueva incursión turca contra los grupos kurdos sirios. Pero el archivo del plan por parte de Ankara, a falta de la luz verde de Rusia y Estados Unidos, ha echado por tierra las perspectivas de nuevas fuentes de ingresos y botín de guerra.

Afrin, capturada en 2018, se ha convertido en una importante fuente de ingresos para los grupos respaldados por Turquía. Además de las casas evacuadas por los kurdos que escapan de los avances turcos, los olivares, las plantas de aceite de oliva y jabón, junto con los artefactos históricos, han sido objeto de campañas de saqueo organizadas durante cuatro años. Más recientemente, Ras al-Ain y Tel Abyad, que fueron capturadas en octubre de 2019, han sido testigos de campañas similares.

La rivalidad por los ingresos y la delincuencia que la acompaña se han recrudecido en Afrin a pesar de las garantías de las autoridades turcas de que no había tolerancia con el saqueo y el pillaje. Mohammed Jassem, líder de la Brigada Sultán Suleiman Shah, con la que Ankara ha cooperado estrechamente en el traslado de milicias a Libia y a Nagorno Karabaj, ha sido acusado durante mucho tiempo de extorsión, asesinato, secuestro, tortura, saqueo, robo y contrabando de drogas y armas.

Algunos rivales de Suleiman Shah, afiliados al SNA, amenazaron recientemente a Jassem, también conocido como Abu Amsha, para obligarle a entregar a sus hermanos a las autoridades para que se investiguen diversos delitos. La tensión entre los dos bandos se intensificó peligrosamente después de que Abu Amsha rechazara la demanda y de que ambas partes se desplegaran en la ciudad noroccidental de Shaykh al-Hadid, cerca de Afrin. Amsha se vio obligado a entregar a uno de sus familiares a las autoridades para evitar enfrentamientos armados a gran escala.

Una serie de vídeos, supuestamente filmados por familiares de Abu Amsha y que implican al comandante en el contrabando de drogas y armas, han puesto de manifiesto el alcance de las desavenencias internas en el seno de Suleiman Shah.

Como reacción a estas afirmaciones, un comandante de la Sala de Operaciones Azm, un centro de operaciones conjunto formado por varias facciones de la oposición, declaró el 20 de diciembre que las fuerzas de la oposición tienen «la gran responsabilidad de salvar nuestra revolución del mal de los criminales y saqueadores», refiriéndose a Abu Amsha. Tras este anuncio, las fuerzas afiliadas al centro de operaciones hicieron una redada en una guarida de drogas supuestamente dirigida por un aliado de Abu Amsha. La reacción de la inteligencia turca, que supuestamente colaboró con Abu Amsha para trasladar a las milicias sirias a zonas de guerra extranjeras, ante esta rivalidad sigue siendo desconocida. El centro de operaciones conjuntas de Azm se formó gracias a los esfuerzos dirigidos por Turquía en julio, pero pronto estuvo plagado de desacuerdos internos.

Se sabe que una de las principales facciones del centro, la Brigada Sultán Murad, mantiene estrechos vínculos con Ankara. La Sulaiman Shah, dirigida por Abu Amsha, también se había unido al centro, pero posteriormente se retiró, anunciando que se unía a un «Frente de Liberación de Siria». Al parecer, la inteligencia turca también desempeñó un papel en esa alianza.

Aunque Ahrar al-Sharqiyah destaca como el más notorio, los antecedentes criminales de otros grupos no son muy diferentes. Grupos armados como Sultan Murad, la División Al-Hamza, Faylaq al-Sham y Jabhat al-Shamiyah también han sido acusados de arrasar olivares, saquear plantas y expoliar lugares históricos. Estas acciones, a su vez, están alimentando aún más el descontento de la población.

La escasez de recursos financieros en medio de la agitación probablemente intensifique la rivalidad, junto con el descontento de los lugareños que viven en las zonas controladas por la oposición, complicando aún más los esfuerzos de mando y control de Ankara sobre los grupos armados. La escalada de los enfrentamientos internos, especialmente en Afrin, podría llevar a un escenario similar al ocurrido en Idlib, donde el HTS radical aplastó a todos los demás grupos, anunciando su autoproclamado gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies