Interrogatorio al periodismo: «¿Qué quiere decir con «cuestión kurda»?

Bianet – Ruken Tuncel – 16 junio 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

«No hay ningún interrogatorio por razones delictivas en las actividades de los 16 periodistas; es el propio periodismo el que está siendo interrogado», ha declarado el abogado de los periodistas detenidos, Resul Demir.

Dieciséis periodistas que fueron detenidos en la provincia de Diyarbakır, de mayoría kurda, durante las redadas policiales de la semana pasada, fueron enviados a prisión preventiva a primera hora de hoy (16 de junio).

Aziz Oruç, redactor de la Agencia Mezopotamya (MA), Safiye Alagaş, directora de noticias de JinNews, Serdar Altan, copresidente de la Asociación de Periodistas Dicle Fırat (DFGD), Mehmet Ali Ertaş, director del periódico Xwebun, Neşe Toprak, Mehmet Şahin, Zeynel Abidin Bulut, Elif Üngör, Remziye Temel, Suat Doğuhan, Lezgin Akdeniz, İbrahim Koyuncu, Abdurrahman Öncü, Ramazan Geciken y Mazlum Güler fueron detenidos bajo la acusación de «pertenencia a una organización», mientras que Gülşen Koçuk, Kadir Bayram, Mehmet Yalçın, Esmer Tunç y Feynaz Koçuk, y İhsan Ergünlü, que también fue detenido junto con los periodistas, fueron puestos en libertad condicional.

Resul Temur, el abogado de los 16 periodistas, habló con bianet sobre las acusaciones contra los periodistas durante el interrogatorio.

Periodismo cuestionado

Temur subrayó que las actividades periodísticas de cada uno de sus clientes fueron cuestionadas durante los interrogatorios y que como abogados fueron testigos de ocho días de ilegalidad, en los que vieron que el periodismo estaba en peligro.

«No hay ningún interrogatorio sobre las acciones de 16 periodistas, es el periodismo el que se cuestiona.»

«Puede haber más detenciones, órdenes de detención. El público y las organizaciones profesionales de la prensa tienen una gran responsabilidad. Hay que proteger la libertad de prensa».

«¿Por qué lo llamas guerra?»

Temur señaló que se preguntó a los presentadores y editores de televisión sobre el contenido de los programas que producían, cómo se determinaba ese contenido, y también el lenguaje utilizado en esos programas».

«Se les preguntó si recibían instrucciones al decidir los contenidos», dijo Temur.

«Por ejemplo, en el programa que presentaba Aziz Oruç se utilizaron expresiones como ‘cuestión kurda’ y ‘guerra’. Se le preguntó: ‘¿Qué quieres decir con «cuestión kurda»?’, ‘¿qué quieres decir con «guerra»?, ¿defines el problema entre la organización y el Estado como guerra?’, ‘¿por qué lo llamas guerra?'».

Entrevista en la calle considerada delito

Una entrevista de Aziz en la calle fue objeto de acusación. La entrevista en cuestión trataba de los efectos de la guerra en la economía. «¿Por qué eligió este tema, recibió instrucciones de alguien al elegir este contenido? le preguntaron a Oruç».

«De nuevo le preguntaron por la entrevista que hizo sobre Newroz. En otras palabras, fue el periodismo realizado por los periodistas lo que era cuestionado. Cuando no pudieron encontrar ningún delito en sus noticias, se les preguntó sobre el lenguaje y los contenidos».

«¿Por qué trabajas para esta empresa?»

Temur declaró: «No es sólo el caso de Aziz Oruç, fue lo mismo para todos los demás periodistas, el lenguaje o el contenido de los programas han sido objeto de acusaciones».

«Incluso a los camarógrafos se les preguntó por qué trabajan para esa empresa. Se les hicieron preguntas como: ‘¿Conoce el contenido de esta productora? ¿cómo evalúa esos contenidos?».

Sin pruebas concretas

«Las preguntas fueron diferentes durante el interrogatorio del juez», dijo Temur.

«El juez instructor hizo preguntas basadas en las declaraciones de personas que se unieron y abandonaron la organización hace 10-15 años. Por ejemplo, en varias declaraciones se dice: ‘Vi la televisión de Sterk y Medya y me incluyeron y decidí unirme a la organización'».

«Utilizan estas declaraciones contra los periodistas. Ninguno de estos periodistas trabaja para Sterk o Medya TV. Pero las confesiones dadas respecto a esas instituciones mediáticas se utilizan contra los periodistas que trabajan en otras instituciones de prensa».

«Además, aunque hubieran trabajado en esos canales, el fiscal y el juez deberían cuestionar la actuación de esos periodistas. Pero no pueden presentar nada como prueba concreta».

«El lenguaje de los programas fue objeto de acusación»

«Fueron detenidos bajo la acusación de ‘pertenencia a una organización terrorista’. No hay pruebas para esta acusación. Lo único que tienen son las declaraciones de personas que abandonaron la organización. Sus declaraciones sobre los medios de comunicación como Sterk TV, Medya TV y ANF».

«En el caso de los presentadores, el lenguaje de los programas fue objeto de acusación, pero al no haber pruebas en el caso de los camarógrafos y el personal técnico, las instituciones para las que trabajaban fueron consideradas delictivas».

Los vídeos musicales kurdos se consideran un delito

Por ejemplo, hay algunas fotos como prueba en los teléfonos de los periodistas, muchas de ellas han sido borradas, pero la policía las ha recuperado, así que no hay nada más que periodismo en el expediente. De nuevo, incluso los vídeos musicales kurdos fueron mostrados como elementos criminales».

«Entendemos por esta situación que no había ningún motivo para la detención hace ocho días, pero como la policía no pudo encontrar nada, empezó a fabricar pruebas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies