Estoy en la cárcel. Pero mi partido sigue obteniendo un gran apoyo en las elecciones de Turquía.

The Washington Post – Por Selahattin Demirtas – 19 de abril 2019 – Traducido por Rojava Azadi Madrid


Una mujer sostiene fotos de Selahattin Demirtas, el ex líder encarcelado del Partido Democrático Popular de Turquía, en Estambul el 24 de marzo. (Kemal Aslan/Reuters)

Selahattin Demirtas es un ex miembro del parlamento turco y ex co-líder del Partido Democrático Popular (HDP) de Turquía. Está encarcelado en la prisión de alta seguridad de Edirne.

Las recientes elecciones locales del 31 de marzo en Turquía enviaron varios mensajes importantes a la élite gobernante del país y, sobre todo, al presidente Recep Tayyip Erdogan. Erdogan, que consideraba con razón que las elecciones eran un referéndum sobre su gobierno, sufrió una humillante derrota. Su partido perdió el control de cinco de las ciudades más grandes del país, incluida su ciudad natal de Estambul, donde inició su carrera política.

En los últimos años, el partido gobernante de Erdogan, el Partido de Justicia y Desarrollo (AKP), se ha alejado no sólo de la democracia, sino también de los verdaderos valores y moralidad islámicos. El presidente ha eliminado las críticas a la corrupción, la injusticia y la tiranía que se han asociado a su partido. Ahora se enfrenta a un alto precio político por su arrogancia.

Miles de miembros del Partido Democrático Popular (HDP) que actualmente deberían estar participando en la política -entre ellos yo mismo- están en prisión por motivos políticos. Las fuerzas de seguridad siguen acosando y obstruyendo a los miembros de nuestro partido que siguen en libertad. Muchos de nosotros hemos sido criminalizados y considerados «terroristas» por funcionarios del gobierno. Sin embargo, mi partido, que he copresidido durante muchos años, sigue demostrando su fuerza en estas últimas elecciones.

El éxito electoral del HDP, a pesar de todos los obstáculos a los que se enfrenta, es notable. Esto demuestra que el HDP y sus muchos seguidores kurdos siguen incólumes ante las medidas represivas del Estado. Una vez más, los votantes del HDP han expresado su determinación de vivir juntos en una Turquía libre, igualitaria, democrática y pacífica.

La evolución actual en Oriente Medio (y especialmente en Siria) muestra claramente el camino que Turquía debe seguir: Debemos luchar por la unidad y la cohesión social. Sólo podremos lograr este objetivo si nos unimos en torno a los principios de la paz y la democracia.

La única manera de evitar la inminente crisis económica -especialmente el aumento del desempleo y de la inflación- es aplicar urgentemente una reforma política democrática. El historial de la clase política, centrado en Erdogan, sugiere que no tiene la voluntad, la capacidad o el coraje para hacerlo.

Las políticas divisorias de Erdogan hacia la oposición, y especialmente hacia el pueblo kurdo, están exacerbando la polarización de la sociedad. La gran mayoría de los kurdos de Turquía quieren vivir en paz con sus conciudadanos; ya están hartos de la violencia y la guerra. Sí, es cierto que los kurdos tienen una serie de demandas políticas, sociales y culturales, todas las cuales requieren una mayor democracia. Nosotros, en la oposición, nos hemos comprometido a trabajar por el cumplimiento de estos objetivos. Sin embargo, son el presidente y el partido gobernante los principales responsables de que no se cumplan.

Muchos activistas, tanto dentro como fuera de la cárcel (incluyendo a Leyla Guven, una de los miembros del parlamento de nuestro partido), están en huelga de hambre. La única exigencia de los huelguistas es que se ponga fin al aislamiento absoluto de Abdullah Ocalan. Ocalan lleva 20 años recluido en una prisión de la isla de Imrali, en duras condiciones que ni siquiera le permiten recibir visitas de sus abogados o familiares. Los huelguistas saben que Ocalan tiene un papel decisivo que desempeñar en la solución pacífica y democrática de la cuestión kurda en Turquía.

Es bien sabido que Ocalan tiene una influencia considerable entre los kurdos de Turquía y Siria. También es ampliamente aceptado que, en cualquier proceso de paz potencial, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) no escuchará a nadie más que al propio Ocalan. Es seguro decir que ningún proceso de paz puede tener éxito sin la participación de Ocalan -razón por la cual, hace varios años, el propio Erdogan exploró opciones de paz con el líder del PKK-. Una parte significativa del pueblo kurdo considera a Ocalan como un interlocutor vital.

Además, los resultados de las elecciones confirman que todos los ciudadanos de Turquía, no sólo los de nuestro partido, quieren vivir juntos, pacífica y democráticamente. Se oponen al autoritarismo y al gobierno unipersonal. Esperamos que Erdogan lo entienda. Si no lo hace, las próximas elecciones podrían asestarle un golpe final.

Todos los miembros de nuestro partido -incluidos los que están en prisión- seguirán trabajando sin perder nuestra fe en la resistencia democrática y pacífica. Creemos en un futuro brillante y democrático para Turquía. Creemos que estas elecciones han mostrado el camino a seguir. Sin embargo, si el gobierno continúa su curso autoritario, me preocupa que se avecinen crisis políticas y económicas más profundas.

Instamos a la comunidad internacional a que aliente a Turquía a elegir el camino de la democracia y la paz. Nosotros, el pueblo de Turquía, deberíamos poder demostrar que podemos resolver nuestros problemas mediante el debate, a pesar de nuestras muchas diferencias. La historia de Anatolia y Mesopotamia nos muestra muchos ejemplos de unidad en medio de la diversidad.

Los miembros del HDP y los kurdos de Turquía siempre estarán listos para la paz. Creo que tendremos éxito. Crearemos un país con una democracia y una economía fuertes reuniendo a todas las facciones de nuestra sociedad. Las elecciones del 31 de marzo nos han mostrado el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies