Erdogan puede empezar la guerra, pero nosotros la acabaremos

Mazloun Abdi, comandante general de las SDF

Yeni Özgur Politika – 5 diciembre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

«Puede que Erdogan inicie una guerra, pero estará en manos de nuestras fuerzas ponerle fin», dijo Mazlum Abdî, añadiendo que Erdoğan puede embarcarse en una loca aventura para mantenerse en el poder.

  • El comandante general de las SDF, Mazlum Abdî, ha declarado que el Estado turco, bajo la administración del AKP-MHP, busca asustar a la población con bombardeos intensos, evacuar la región y conmocionar a las fuerzas militares lanzando un ataque de invasión terrestre, pero que se está impidiendo con la preparación militar y la actividad diplomática.
  • Dijo que saben que Turquia es el segunda potencia militar de la OTAN y que recurre a cualquier método, sin discriminar entre militares y civiles, aterrorizando a la sociedad: «A pesar del conocido potencial, la balanza está de nuestro lado con unos intensos preparativos y los puntos fuertes que hemos puesto de relieve.»
  • Señala que el gobierno turco ha puesto todas sus cartas sobre la mesa de negociaciones y lleva tres años tratando de obtener el consentimiento para atacar: «Erdogan ha declarado en repetidas ocasiones su intención de ocupar Kobanê, Minbij y Tel Rifaat, pero no ha podido dar el paso. Ha habido muchos cambios en la coyuntura política, no puede conseguir la aprobación para la invasión».
  • Abdi asume que Erdoğan continuará sus intentos de mantenerse en el poder y que existe la posibilidad de que intente una loca aventura: «No desistirá hasta que esté convencido de que ese intento traerá más perjuicios que beneficios. Puede empezar una guerra, pero serán nuestras fuerzas las que la acaben».

El Comandante General de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), Mazlum Abdi, afirmó que han aprendido lecciones muy importantes de los últimos años y han reforzado su defensa sobre estos principios, y fortalecido la solidaridad social y la unidad de los componentes de la región, no sólo en el ámbito militar: «Tenemos gran fe en el carácter y la capacidad de nuestro pueblo y en nuestra fuerza militar. Los últimos 12 días de bombardeos continuos han mostrado esta realidad. Estamos orgullosos de la respuesta y la postura de nuestro pueblo y mantenemos la cabeza bien alta».

El Comandante General de las SDF, Mazlum Abdi, respondió a las preguntas de nuestro periódico.

¿Se ha hecho una valoración militar y política del fracaso del Estado turco para continuar la invasión iniciada en Jarablus y seguida en Girê Spî y Serêkaniyê tras Afrin? ¿puede resumir qué factores distintos a la desproporción del poder militar del Estado turco han sido relevantes?

Como es bien sabido, el ejército turco es la segunda fuerza más grande de la OTAN. Cuando se enfrenta al pueblo kurdo, moviliza brutalmente todos sus medios, su capacidad técnica y militar, incluidas las armas químicas y prohibidas. De hecho, cuando se trata de la destrucción de los kurdos, no distingue entre militares y civiles; trabaja con la idea de aterrorizar a la sociedad kurda.

A pesar de todo, la ocupación de Afrin, Serêkaniyê y Girê Spî (Tel Abyad) no puede explicarse únicamente por el poder del Estado turco. Aquí había un acuerdo internacional. Con la cooperación de Rusia y los dirigentes estadounidenses, se allanó el camino a la insolencia de Turquía. Ambos Estados son responsables de la ocupación de estas regiones.

Tras estas ocupaciones, se hizo una valoración seria y una necesaria autocrítica. Así, identificamos nuestros puntos débiles e insuficiencias y llegamos a importantes conclusiones.

Hoy creemos que, a pesar de la fuerza conocida del ejército turco, la balanza está a nuestro favor con la gran preparación que hemos realizado y los puntos fuertes que hemos puesto de relieve.

¿Cuáles fueron los obstáculos que impidieron enfrentar militar y políticamente la ocupación de dichas zonas por parte del Estado turco, crear presiones diplomáticas/políticas al respecto y tomar medidas militares?

Siria es un campo de batalla internacional. Las potencias internacionales y regionales también luchan aquí para proteger sus propios intereses. La ocupación de algunas de nuestras ciudades fue el resultado de los intereses comunes de estas potencias contra los kurdos. Por este motivo, no se cuestionó la ocupación. Esta es también la razón por la que la ocupación de estas ciudades no ha cesado hasta el momento. Por lo tanto, las razones/condiciones que allanaron el camino para la ocupación de estas ciudades aún no han desaparecido por completo.

A día de hoy, puedo afirmar que este equilibrio se está deteriorando gradualmente. La ocupación turca, el traslado a estas ciudades de bandas islamistas radicales, el fascismo que aquí se practica y la política de cambio demográfico ya no son aceptados por ningún segmento de la sociedad. Así, se está abonando el terreno para la liberación de estas ciudades.

Puesto que tiene la experiencia de que cada ocupación del Estado turco, cuyos códigos fundacionales, mentalidad y prácticas históricas conoce, es un presagio de una nueva ocupación, ¿ha tomado iniciativas preventivas o disuasorias a pesar de las amenazas que no cesan desde hace tres años?

No construimos una potencia que amenace a los países vecinos. Al contrario, liberamos sus fronteras del ISIS y pusimos fin a una gran amenaza para ellos y para el mundo entero. El Estado turco no ha podido digerir estos hechos.

En la Asamblea General de la ONU, Erdogan anunció su plan de invasión de nuestra región, mirando a todo el mundo a los ojos, e inmediatamente atacó Serêkaniyê y Girê Spî. Como ya sabíamos que este plan continuaría, durante estos tres años hemos reforzado nuestros preparativos de autodefensa para defender a nuestro país y a nuestro pueblo. Organizamos y preparamos a nuestro pueblo y a todos nuestros componentes en esta dirección. Reforzamos nuestra estructura militar de acuerdo a las condiciones.

Por otra parte, la coyuntura política ya no es la que era. En los últimos años se han producido muchos cambios. No sólo nosotros, sino también Siria y quienes nos apoyan ya no aceptan la ocupación.

Durante tres años, Turquía no ha dejado de querer atacar y se ha esforzado por hacerlo. Erdogan ha declarado en repetidas ocasiones su deseo de ocupar Kobanê, Minbij y Tel Rifaat, pero no ha dado el paso.

Las fuerzas de defensa del noreste de Siria son, en esencia, fuerzas militares formadas contra ISIS y bandas similares, equipadas y con capacidad operativa. Aunque las YPG/YPJ forman su columna vertebral, son multicomponentes. ¿Es posible detener al ejército turco, al que Estados Unidos y Rusia han entregado las riendas?

Tenemos gran fe en el carácter y la capacidad de nuestro pueblo y de nuestras fuerzas militares. Hemos aprendido lecciones muy importantes en los últimos años y hemos reforzado nuestra defensa basándonos en estos principios. No sólo lo hemos conseguido en el ámbito militar, la solidaridad social y la unidad de los componentes de la región también desempeñan un gran papel. Los últimos 12 días de bombardeos ininterrumpidos han mostrado esta realidad.

Se ha hecho evidente que Turquía no puede decidir cuando quiera y cruzar la línea hacia nuestra región. La semana pasada, los principales actores en Siria, Estados Unidos y Rusia, declararon que no aceptarían tal medida.

En la sesión especial de la ONU sobre Siria, todos los Estados declararon su oposición a una posible invasión turca. Erdogan y el Estado turco se quedaron solos; a pesar de todos sus intentos y negociaciones, no consiguieron la respuesta favorable de ni un solo Estado.

Con los recientes atentados, hay muchas especulaciones sobre sus relaciones y reuniones con Estados Unidos y Rusia. ¿Puede compartir estas reuniones y la posición de sus interlocutores?

Después de tres años de intentos y esfuerzos, Erdogan intentó culparnos de la explosión en Taksim para justificar un nuevo ataque invasor. Por otro lado, intentó ganarse el consentimiento del mundo explotando el papel de Turquía en la guerra entre Rusia y Ucrania. Ya está agitando la carta de impedir que Suecia y Finlandia entren en la OTAN.

A pesar de todo, la actitud de los Estados opuestos a la ocupación no ha cambiado. Las instituciones competentes de estos Estados han ejercido una fuerte presión. Por supuesto, aún no lo consideramos suficiente. Erdoğan continuará con sus intentos de mantenerse en el poder y aún existe la posibilidad de que intente una loca aventura. Sabiendo esto, le instamos a que adopte una postura firme e indefinida hasta que se convenza de que tal intento traerá más perjuicios que beneficios.

Como dirigentes militares y políticos de Rojava Kurdistán y del NE de Siria, ¿cree que ha informado suficientemente tanto a su pueblo como a la opinión pública internacional?

De hecho, los resultados de estos esfuerzos son evidentes. La Administración Autónoma, las SDF y Asayish (fuerzas de seguridad interna) han sido objetivos y abiertos con el público. Están informados desde el primer minuto de los ataques aéreos hasta ahora. Estamos orgullosos de la respuesta y la postura de nuestro pueblo y mantenemos la cabeza bien alta. ¿En qué país hemos visto a gente que no se aparte del lado de sus fuerzas militares mientras se bombardean ciudades? Esta respuesta social también frustra los intentos del enemigo.

La causa de este pueblo también ha recibido un notable apoyo del mundo. Los medios de comunicación kurdos, árabes y mundiales han seguido la situación momento a momento. Por supuesto, esto no es suficiente; debemos mantener vivos nuestros esfuerzos, la motivación de nuestro pueblo y la sensibilidad de la opinión pública mundial. Debemos mantener esta intensidad hasta que se elimine la posibilidad de un ataque y lo hagamos imposible.

En los últimos ataques del Estado turco, observamos que este ha atacado instalaciones de electricidad, gas, petróleo, hospitales, almacenes de grano y zonas residenciales más de 90 veces en 24 horas, en lugar de hacerlo contra instalaciones y estructuras militares, excepto la base de YAT. Esto le indica qué tipo de estrategia y maniobras tácticas. ¿Se lo esperaba?

El gobierno del AKP-MHP que gobierna el Estado turco está exhalando su último aliento a pesar de su fascismo. Sabe que su política no es aceptada por el pueblo turco. Se dio cuenta de que falló en Zap. Por lo tanto, puede intentar cualquier cosa para mantenerse en el poder. Nosotros también lo vemos, somos conscientes de ello y esperábamos un ataque de esta potencia.

Las SDF han luchado contra ISIS por el mundo y han obtenido grandes logros. El Estado turco quería bloquear este trabajo conjunto atentando contra la seguridad del Camp al-Hol y de la base donde se alojan las tropas del YAT entrenadas por la Coalición. Por supuesto, con este paso, no sólo nos expone a nosotros, sino a todo el mundo, a la amenaza de regreso de ISIS.

Estos ataques tenían dos objetivos;

  • Asustar a nuestra gente y evacuar la zona.
  • Conmocionar a nuestras fuerzas con ataques aéreos intensivos y lanzar un ataque de invasión terrestre.

Con más de 5 millones de habitantes, ¿estaba su región suficientemente organizada para movilizarse y organizarse contra un posible ataque terrestre en vísperas del invierno, y cuál ha sido su actitud durante este proceso?

Nuestro pueblo ha resistido el último ataque y defendido sus fuerzas. Nuestras fuerzas ya han reforzado sus posiciones con los preparativos que llevan haciendo desde hace tres años. El Estado turco atacó con cazas y UCAV, pero no pudo martirizar a un solo combatiente en Kobanê y Manbij. También atacó a civiles en otras zonas. Está muy claro: los cazas F-16 bombardearon a civiles.

Ha quedado claro que nuestras fuerzas están preparadas para una batalla de este tipo. Han demostrado que pueden defenderse incluso bajo ataques aéreos. Esto ha reforzado la creencia de que los resultados de un posible ataque invasor serán diferentes y que Turquía no tendrá éxito. Por supuesto, el Estado turco puede iniciar una guerra si insiste, pero el final de la guerra estará en manos de nuestras fuerzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies