En Turquía, el presupuesto que puede acabar con la pobreza se destina a la guerra y al capital

JINHA Women’s News Agency – MEDİNE MAMEDOĞLU – 30 noviembre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Döne Gevher, de la Secretaria de la Mujer de la Confederación de Sindicatos de Empleados Públicos (KESK), se refiere a la política bélica aplicada por Turquía a pesar de la crisis económica y la agudización de la pobreza y afirma que el presupuesto que puede acabar con la pobreza se destina a la guerra.

Amed- Las políticas bélicas del gobierno y la crisis económica han agravado la pobreza en Turquía. Mientras continúan los debates sobre el presupuesto de Turquía para 2023, los habitantes del país critican los presupuestos asignados a la guerra y al capital. Döne Gevher, Secretaria de Mujeres de la Confederación de Sindicatos de Empleados Públicos (KESK), opina que los presupuestos deberían asignarse a los trabajadores, en lugar de a la guerra y al capital.

«El presupuesto se utiliza para la guerra, no para los trabajadores y el pueblo».

Indicando que al gobierno no le importa luchar contra la creciente pobreza, Döne Gevher señaló que la mayoría de la gente, incluidos agricultores, estudiantes y trabajadores, vive en el umbral de la pobreza en Turquía.

«La gente sufre la pobreza y el desempleo. La clase media casi ha desaparecido en el país. Los agricultores viven en la miseria. Los estudiantes no pueden beneficiarse efectivamente del derecho a la educación. En realidad, el país tiene presupuestos para la educación y la lucha contra la pobreza; sin embargo, los presupuestos se destinan a las políticas de guerra y al capital», declaró a JINHA.

«Utilizan las políticas militaristas para encubrir la pobreza y la corrupción».

Al mencionar que el gobierno intenta encubrir sus prácticas antidemocráticas y la pobreza utilizando políticas militaristas, Döne Gevher afirmó: «Los presupuestos deberían asignarse a acabar con la pobreza. Los hospitales municipales, los aeropuertos y los puentes creados por la cooperación público-privada invierten en mercados financieros. Los presupuestos que se les asignan se destinan en realidad a políticas militaristas. Mientras el presupuesto de Turquía para 2023 se debate en el parlamento, nosotros salimos a la calle para exigir que el presupuesto se asigne a los servicios públicos.»

‘Hay que tener en cuenta los intereses de los trabajadores, no el capital ni la guerra’

El KESK tiene previsto salir a la calle y celebrar una manifestación después del 30 de noviembre para exigir que el presupuesto se destine a los servicios públicos. «En los debates sobre el presupuesto deben tenerse en cuenta los intereses de los trabajadores, no el capital ni la guerra. El presupuesto de 2023 debe ser un presupuesto democrático, participativo e inclusivo para acabar con la pobreza. El KESK celebró concentraciones con el lema ‘Cubrir las necesidades básicas‘ durante las últimas negociaciones presupuestarias para exigir nuestra parte del presupuesto. Este año, volvemos a exigir nuestra parte. Después del 30 de noviembre, saldremos a la calle y organizaremos una concentración para hacer que se oigan nuestras voces».


El presupuesto militar turco es ahora 10 veces mayor que en 2015

En las negociaciones sobre el presupuesto de la Asamblea General de Turquía para 2023, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), de la oposición prokurda, declaró que, tras el fin del proceso de resolución, el presupuesto de guerra del Estado es ahora 10 veces mayor que en 2015.

Medya News- 9 diciembre 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

En las negociaciones sobre el presupuesto de la Asamblea General turca para 2023, la diputada del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), de la oposición prokurda, Sevinç Coşkun, señaló que se habían asignado 470.000 millones de TL [25.000 millones de dólares] en 2023 al presupuesto de defensa y seguridad, que era de 45.000 millones de TL [2.400 millones de dólares] en el momento de las conversaciones con el líder del PKK, Abdullah Öcalan, durante el proceso de resolución.

Los debates sobre el Proyecto de Ley de Presupuestos del Gobierno Central para 2023 comenzaron el lunes y continuarán durante 12 días, hasta el 16 de diciembre. La asignación de recursos para defensa suscitó un acalorado debate, ya que Turquía se enfrenta a una economía en crisis y a una pobreza creciente.

A pesar de las dificultades económicas, el gobierno turco no ha interrumpido las operaciones transfronterizas con sus vecinos Irak y Siria. Ankara amenaza actualmente con iniciar una ofensiva terrestre contra grupos kurdos en el noreste de Siria.

En la sesión del lunes, el HDP criticó duramente al gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) por dar prioridad a la guerra sobre las políticas económicas. Pervin Buldan, diputado del HDP, declaró: «Han destinado 470.000 millones de TL [25.000 millones de dólares] del presupuesto a seguridad y defensa. Esa es una de las razones de la alta inflación, el desempleo y la pobreza».

Mientras el HDP definía los planes de gasto del gobierno para 2023 como un «presupuesto de guerra», los legisladores del AKP no negaron que se destine un presupuesto considerable a la guerra.

El proceso de resolución y paz entre Turquía y el PKK finalizó en 2015 tras intentos de negociación durante un periodo de dos años.

El gobierno turco lleva a cabo operaciones militares en Siria desde 2016. Los recientes ataques aéreos de Turquía contra el norte y el este de Siria no han cesado desde el 19 de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies