El Tribunal turco acepta la acusación de prohibir el HDP pro-kurdo

Manifestación en apoyo al partido HDP en Estambul 18 de Junio de 2021

El 21 de junio, el Tribunal Constitucional de Turquía aceptó una acusación presentada por un fiscal superior que pretendía prohibir el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) pro-kurdo por sus presuntos vínculos con el PKK.

Fuente: DuvaR

Fecha de publicación original: 21 de junio de 2021

El 21 de junio, el Tribunal Constitucional turco aceptó una acusación presentada por un fiscal de alto nivel que solicitaba la prohibición del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) pro-kurdo por presuntos vínculos con militantes, según informaron los medios de comunicación estatales, abriendo el camino a un caso para cerrar el tercer partido más grande del parlamento.

El caso es la culminación de una campaña de años contra el HDP, en la que miles de sus miembros han sido juzgados por cargos relacionados principalmente con el terrorismo. El partido niega vínculos con el terrorismo y ha dicho que el caso es una “operación política”.

Los jueces del tribunal aceptaron por unanimidad la nueva acusación del Tribunal de Casación, el máximo tribunal de apelación de Turquía.

La acusación se enviará ahora al HDP para su defensa inicial, pero los jueces rechazaron un intento de bloquear las cuentas del partido, informó la agencia estatal Anadolu.

El HDP se ha visto sometido a una intensa presión en los últimos meses, ya que los aliados nacionalistas del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que gobierna el presidente Recep Tayyip Erdoğan, han pedido su prohibición por sus supuestos vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Esta presión ha coincidido con la caída del apoyo en las encuestas al AKP y sus aliados, mientras el gobierno de Erdoğan lucha contra las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus. Las elecciones no están previstas hasta 2023.

Turquía tiene un largo historial de cierre de partidos políticos considerados una amenaza y en el pasado ha prohibido una serie de otros partidos pro-kurdos. Los críticos afirman que el poder judicial está sujeto a influencias políticas, algo que niegan el AKP y sus aliados de extrema derecha del MHP.

El máximo tribunal había devuelto una acusación anterior al fiscal del Tribunal de Casación en marzo debido a omisiones de procedimiento y se volvió a presentar a principios de este mes. No hubo ninguna declaración inmediata del propio tribunal.

El HDP dijo que sus líderes se reunían para evaluar la decisión. En las elecciones parlamentarias de 2018, el HDP obtuvo el 11,7% de los votos, o casi 6 millones de votos. Tiene 55 legisladores en la asamblea de 600 escaños.

“Continúa el asalto total al HDP y el derecho de millones de personas que lo votaron a (ser) sus representantes parlamentarios elegidos”, escribió en Twitter Emma Sinclair-Webb, de Human Rights Watch.

El PKK inició una insurgencia en 1984 en el sureste de Turquía, de mayoría kurda. Más de 40.000 personas han muerto en el conflicto. La Unión Europea y Estados Unidos, al igual que Turquía, consideran al PKK un grupo terrorista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies