El aislamiento es injusto e ilegal [Comunicado de prensa del bufete Asrin, 07/08/22]

A LA PRENSA Y AL PÚBLICO:

Nuestro cliente, el Sr. Abdullah Öcalan, que actualmente se encuentra recluido en la prisión tipo F de İmralı, no ha podido beneficiarse del derecho a reunirse con sus abogados -que es uno de los derechos más naturales que le otorgan la ley y los principios jurídicos universales- durante tres años. Como recordará el público, después de la consulta con su abogado el 27 de julio de 2011, al Sr. Öcalan no se le permitió reunirse con sus abogados ni una sola vez hasta el 2 de mayo de 2019, de manera completamente ilegal. El 8 de noviembre de 2018, como resultado de la huelga de hambre indefinida e irreversible de la diputada encarcelada del HDP Leyla Güven y luego de miles de presos políticos, se abrió una brecha en el aislamiento absoluto que se estaba implementando en İmralı, y se celebraron cinco reuniones de abogados con el Sr. Öcalan, la primera el 2 de mayo de 2019 y la última el 7 de agosto de 2019. Durante estas cinco reuniones de abogados, que tuvieron lugar en un corto período de tres meses, el Sr. Öcalan declaró al público que estaba dispuesto a hacer su parte por la solución de la cuestión kurda a través de medios democráticos y pacíficos, y con sus llamamientos, se aseguró de que las huelgas de hambre, que entonces habían llegado a un punto muy peligroso, terminaran y dio mensajes que tranquilizaron al público.

Poco después de la reunión de abogados celebrada el 2 de mayo de 2019, concretamente el 16 de mayo de 2019, el entonces Ministro de Justicia se presentó personalmente frente a las cámaras y anunció que ya no había un problema legal con respecto a las consultas con abogados en İmralı. Desafortunadamente, después de la última entrevista el 7 de agosto de 2019, las solicitudes comenzaron a ser rechazadas nuevamente. En los tres años que han pasado hasta ahora, no se ha celebrado ni una sola consulta de abogados en İmralı. Las huelgas de hambre contra el aislamiento en ese momento y la declaración pertinente del Ministro de Justicia posterior revelan suficientemente que las políticas de voluntad política, no la ley, fueron decisivas en İmralı.

Durante el período de casi cinco años desde la reunión del 27 de julio de 2011 hasta el intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016, todas las solicitudes semanales de consulta de abogados fueron rechazadas por las autoridades oficiales por motivos de «problemas de climatología» o «mal funcionamiento del barco». Inmediatamente después de la declaración del estado de emergencia por el intento de golpe del 15 de julio, y como una de las primeras acciones, se emitió al Juez de Ejecución de Bursa la decisión de prohibir el acceso a los abogados a la prisión de İmralı. Más tarde se llegó a un acuerdo que allanó el camino para la prohibición de los abogados por decretos de emergencia ilegales, y se intentó dar a la situación un ambiente «legal». Así, por primera vez en el sistema legal turco, se incluyó una regulación que restringe los derechos de las personas a ser representadas por sus abogados; y en İmralı los elimina por completo en la práctica. Con el fin de mostrar cuán negativamente el sistema de aislamiento en İmralı afecta el sistema legal actual, nos gustaría recordar que: la regulación que tiene como objetivo prohibir a los abogados defender a sus clientes, pero no el derecho de los abogados, se hizo en 2004 con el objetivo de atacar a nuestro cliente Abdullah Öcalan. Tan pronto como la ley pertinente entró en vigor, una decisión judicial prohibió a 15 de sus abogados defender a Öcalan durante un año. Y más tarde, dentro del alcance de esta regulación, se emitieron órdenes de prohibición permanente contra muchos de los abogados del Sr. Öcalan.

Esto es lo que el ministro de Justicia quiso decir en 2019 cuando afirmó que «no hay ningún obstáculo legal para que Öcalan se reúna con sus abogados»: la prohibición que fue impuesta por primera vez por la judicatura de ejecución inmediatamente después del 15 de julio de 2016 con el pretexto del estado de excepción y que luego se ha prolongado continuamente por períodos de 6 meses. Hoy, es decir, a partir del 7 de agosto de 2022, ya no se nos permite reunirnos con nuestros clientes, el Sr. Abdullah Öcalan, el Sr. Ömer Hayri Konar, el Sr. Veysi Aktaş y el Sr. Hamili Yıldırım, sobre la base de estas prohibiciones de 6 meses otorgadas automáticamente por el Juez de Ejecución. También quisiéramos recalcar que estas decisiones de prohibición no cumplen ninguna de las condiciones requeridas en el artículo pertinente agregado al Código de Ejecución Penal como «cobertura legal».

Uno de los mejores ejemplos de qué tipo de anarquía y arbitrariedad significa el sistema de aislamiento de İmralı es que a nuestros otros tres clientes, aparte del Sr. Öcalan, no se les ha permitido reunirse con sus abogados ni una sola vez a pesar de las solicitudes semanales hechas desde enero de 2015, cuando fueron llevados a İmralı. Sin embargo, en las prisiones en las que estaban recluidos antes de ser llevados a İmralı y que tenían el mismo estatus legal que la prisión de İmralı, podían reunirse con sus abogados todos los días de la semana durante las horas de trabajo sin ningún límite de tiempo.

Como abogados que han podido reunirse con sus clientes que se encuentran en condiciones de aislamiento severo en una isla-prisión solo 5 veces en 11 años y no han tenido noticias de ellos de ninguna manera durante 17 meses, nos gustaría preguntar a todo el público, especialmente a los Colegios de Abogados, organizaciones legales y de derechos humanos: ¿es esta una situación que puede considerarse normal? En un país cuya constitución establece que existe un «estado de derecho», ¿puede haber una prisión como la de İmralı donde ningún civil pueda dar un paso?, ¿puede un agujero negro como el sistema de aislamiento de Imrali considerarse normal en el sistema legal?, ¿cuánto tiempo permanecerá la sociedad turca en silencio sobre esta ilegalidad sin precedentes en Imrali y cuánto tiempo ignorará los hechos? Nos gustaría recordarles que los sistemas legales no pueden mantener tales «excepciones» durante mucho tiempo, y estos estados de «excepción» se extienden a todo el sistema después de un tiempo y hacen que el sistema sea inoperativo. La situación social, política y económica que vivimos hoy en Turquía es exactamente la expresión de esto. Para que la paz se socialice y para que alcancemos una democracia real y un estado de derecho institucionalizado, esperamos que todo el público sea consciente de este hecho y diga basta de injusticia e ilegalidad, y pedimos a todos que sean sensibles al aislamiento inhumano en İmralı.

Se anuncia respetuosamente al público. 07.08.2022 

OFICINA LEGAL ASRIN

07 Ağustos 2022 Basın Açıklaması – Asrın Hukuk Bürosu (asrinhukuk.org)

Traducido por Rojava Azadi Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies