Efrîn: Una historia de cuatro años de resistencia

Fuente: Kurdistan Report
Autoría: Seyit Evran (Yeni Özgür Politika)
Fecha: 29/01/2018
Traducción: Rojava Azadi
*Aunque esté desactualizado nos parece un artículo interesante para ampliar en el conocimiento sobre Efrîn.

Efrîn: Una historia de cuatro años de resistencia

La diversidad y el potencial económico deben ser destruidas

Algunos meses después de marzo de 2011, cuando en la ciudad siria Daraa situada cerca de frontera con Jordania comenzaron las revueltas, se hizo el primer paso hacia la revolución en Rojava, es decir en el norte de Siria. El 19 de julio de 2012, el régimen sirio fue expulsado de Kobanê (Ain al-Arab). Solo dos días después, tuvo que irse también de Efrîn y todas las instituciones presentes allí fueron tomadas por el gobierno autónomo.
Durante el verano y el otoño de 2012, se establecieron las fuerzas de seguridad para la defensa de Efrîn, tanto hacia dentro como hacia fuera. Además, se estableció la coordinación de la revolución. Los comités se reunieron y se encargaron de abastecer a la población con alimentos, combustibles y otros productos esenciales.
Sólo tres meses habían pasado desde la toma de control de las funciones de gobierno por la población de Efrîn, cuando en el pueblo yezidí Qestel Cindo y en una colina cercana se iniciaron los primeros ataques a Rojava. Después de dos días de enfrentamientos, el enemigo fue repelido y tanto el pueblo como la colina fueron defendidos gracias a las estructuras de autogobierno.

El primer invierno en Efrîn durante la revolución
Contra los ataques a la aldea de Qestel Cindo y la colina cercana, la gente de Efrîn y sus fuerzas de autodefensa se pudieron defender con éxito. Pero a principios del invierno de 2012/13, se impuso un amplio embargo a Efrîn. Los grupos islamistas en Azaz, Alepo y Atme cerraron muchas de las carreteras que conducían a este cantón situado en el norte de Siria. Las carreteras que conducen hasta Efrîn desde Reyhanlı, Hassa, Kırıkhan, İslahiye y Kilis fueron bloqueadas por el Estado turco, lo que dejó a Efrîn sujeto a embargo desde prácticamente todos los lados. En particular, el transporte de alimentos, combustible y otros productos esenciales se vio obstaculizado. A raíz de este completo embargo la población de Efrîn ha pasado aquel invierno bajo condiciones de una grave escasez de alimentos y combustible.
Para mitigar o también esquivar los efectos del embargo, la población ha reparado los molinos de agua que hubo en el cantón. Estos habían sido utilizados hasta la década de 1970, para luego ser prohibidos por el régimen sirio. Molinos de mano de la generación de los abuelos se hicieron funcionales de nuevo para resolver el problema de la producción de harina y pan. La falta de combustible ha sido solucionada cuando los viejos olivos y árboles secos de los bosques montañosos del cantón fueron procesados para obtener la leña.
En los inicios de 2013 Efrîn volvió a ser el objetivo de los grupos islamistas aliados de Turquía. Los primeros ataques se dirigieron contra los pueblos Xezîwê, Îska, Basûtê, Celemê, Birc Ebdela, Birc Hêder, Zirixet, Basilê, Aqîbê, Soxanekê, Ziyaretê, Basûfanê, Cilbir y Bênê que se extienden entre los distritos de Şerawa y Cindirês. Recientemente creadas Unidades de Defensa del Pueblo (YPG) y Unidades de Defensa de Mujeres (YPJ) repelaron a estos ataques y expulsaron a los grupos islamistas de los pueblos afectados.
A medida que estos ataques no tuvieron éxito, una nueva ola de agresiones, esta vez desde Atme, se lanzó en contra de las aldeas del distrito Cindirês. Este intento de invasión también fracasó y los combatientes islamistas se encontraron atrapados en la frontera con Efrîn. Después de que las ofensivas de estos grupos aliados con Turquía habían fracasado, el Estado Islámico (entonces todavía conocido como ISIS) con el apoyo abierto de Turquía y Recep Tayyip Erdoğan en persona, comenzó a atacar Efrîn. El Estado Islámico justo acababa de comenzar a ser activo en la región. Sus ataques fueron dirigidos contra aldeas de los distritos de Cindirês, Şerawa y Şera. Los ataques del Estado Islámico contra Efrîn también fracasaron y los pueblos y distritos de Efrîn se defendieron con éxito.
Lxs desplazadxs internxs sirixs buscan refugio en Efrîn
Los ataques realizados a los principios de 2013 no se limitaron al cantón de Efrîn. Al mismo tiempo, hubo una amplia ofensiva en los distritos kurdos Eşrefiye y Şêxmeqsûd de la ciudad septentrional siria de Alepo y numerosas aldeas de la región de Şehba.
Casi 500,000 personas huyeron de Eşrefiye y Şêxmeqsûd a Efrîn. Al mismo tiempo, los ataques y masacres comenzaron en Tell Aran y Tell Hasil. Decenas de miles huyeron a Efrîn, que consideraban una región segura y pacífica, en gran medida no afectada por la guerra en Siria. Efrîn se convirtió en el principal punto de acogida para personas de toda Siria. Además de lxs habitantes de distritos kurdos en ciudades de Daraa, Hama, Homs, Damasco y Alepo, gente de todas partes de Siria huyó a este cantón situado en el norte del país. La población de Efrîn se triplicó como resultado de estos movimientos migratorios.
Para satisfacer las necesidades de lxs refugiadxs, la población de Efrîn construyó con sus propias fuerzas y recursos el «Campo de Refugiados Rubar». También en los años 2014 y 2015, la afluencia a Efrîn continuó. La ocupación de Cerablus (Jarabulus), al-Bab, ar-Rai y Axtare (Akhtarin) por el Estado turco en 2016 ha causado la huida de cientos de miles de personas de las aldeas de estas zonas a Efrîn. Debido al aumento de lxs refugiadxs, se construyó un segundo campamento, el “Campo Şehba”.
A fin de garantizar el abastecimiento de refugiadxs y superar los problemas asociados con el embargo que persiste desde el comienzo de la guerra siria, en un pequeño molino en la aldea de Durakliya (distrito de Şera) se empezó a producir 25 toneladas de harina al día. Con la puesta en marcha de una fábrica de harina en Basûtê, construida en 2014, donde se producían de 80 a 100 toneladas de harina al día, fue posible resolver el problema de suministros.
El cantón está proclamado
La construcción de las estructuras de autogobierno en Efrîn ha superado muchos desafíos, tales como, por ejemplo, la defensa contra los intentos de invasión, la constante afluencia de refugiadxs y el embargo global contra el cantón. Hacia los finales de 2013, la revolución en Rojava y el norte de Siria comenzó a promoverse a través del establecimiento de una coordinación. El objetivo era oponerse a las políticas de las potencias internacionales, que querían expandir su propia hegemonía en Siria y confiar principalmente en actores fuera de Siria. En cambio, al proclamar cantones autónomos, se quería demostrar una solución que deriva su fuerza de las propias fuerzas sirias. Por lo tanto, el 20 de enero de 2014, justo antes de la 3ª Conferencia de Ginebra, que se celebraba el 22 de enero, se proclamó el cantón de Cizîrê. Fue seguido por el cantón de Kobanê el 27 de enero y la solemne proclamación del cantón de Efrín el 29 de enero del mismo año.
La construcción de los consejos populares
Incluso antes de que se proclamara el cantón de Efrîn, se había iniciado la construcción de un consejo popular a nivel de todo el cantón. Este consejo tenía que estar compuesto por 101 miembros y abarcar, entre otras, a lxs yezidíes y alevíes que viven en Efrîn, como también representantes de las tribus árabes Emirati y Bobeni. Con este fin, todos los consejos populares a nivel de los siete distritos y las aldeas designaron a las personas que deberían representarles en el Consejo Popular a nivel cantonal. Después de que los consejos populares de las aldeas eligieron a sus representantes, en todos los 7 distritos de Efrîns se realizaron elecciones para designar, a partir de las personas propuestas por los consejos de distritos y de aldeas, la gente al consejo cantonal de Efrîn. Para la población aleví y yezidí, como también para lxs miembros de las tribus de Emirati y Bobani se han fijado cuotas para su representación en el Consejo Popular del Cantón, de acuerdo con su número respecto a la población total.
Después de la fundación del Consejo Popular de Efrîn, el 29 de enero de 2014 se celebró, con una gran ceremonia, la proclamación del cantón. En la coordinación del cantón, la tribu Emirati recibió cuatro escaños y la tribu Bobeni dos escaños. La coordinación del cantón de Efrîn consistía en un total de 18 representantes.
Hevi Ibrahim Mustafa, que vivía en Mabeta y cuya familia originalmente ha sido expulsada de Dêrsim, fue nombrado presidente de la coordinación cantonal. El representante de Mustafa era Abdulhamid Mustafa, que pertenece a la tribu Emiratí. Remzi Şeyhmus fue elegido como otro representante. Anteriormente había estado activo en Efrîn en el Partido de la Conferencia, que a su vez era parte del Consejo Nacional Kurdo en Siria [ENKS; alianza dominada por los partidos cercanos al PDK de Barzanî] en Efrîn. El yezidí Süleyman Cafer de la aldea de Basûfanê fue nombrado representante diplomático de Efrîn. En algunos aspectos Efrîn difería de los otros cantones. Una diferencia clave fue la existencia de kurdxs alevíes, que originalmente habían sido expulsadxs de Dêrsim. Además, había casi veinte aldeas yezidíes en el cantón, entre ellas Qîbar, Basûfanê, Feqîra y Baflonê.
Después de la proclamación del cantón
Incluso después de la proclamación del cantón Efrîn, la afluencia de refugiadxs de todas partes de Siria continuó. Con la reubicación de grandes partes de la industria textil desde, en gran medida destruida, Alepo a Efrîn se experimentó un importante fomento de la economía local. En el transcurso de dos años después de la proclamación del cantón, casi tres mil talleres de costura se abrieron en el centro de la ciudad, así como en los alrededores y las aldeas cercanas a Efrîn. Los bienes producidos allí se exportaron, en particular, a Alepo, Damasco y Hesekê, pero también a otras partes de Siria, Líbano y Jordania. Este desarrollo convirtió a Efrîn en un centro comercial e industrial entre Alepo y Dîlok (Antep). Una de las razones principales de los ataques contra Efrîn es el debilitamiento del cantón como centro económico de la Federación Democrática del Norte de Siria.
Educación y universidad
Después de la proclamación del cantón y en el curso de la revolución, comenzó el establecimiento de la enseñanza de la lengua materna. Esto hizo posible que todos los grupos étnicos obtengan enseñanza en su lengua materna. Aunque esto se había llevado a práctica ya anteriormente, la administración cantonal ahora proporcionó la seguridad jurídica necesaria para la enseñanza en lengua materna. Efrîn también se convirtió en la ciudad con la primera escuela secundaria profesional en Rojava y la Federación Democrática del Norte de Siria.
Efrîn: mosaico de pueblos y comunidades religiosas
Efrîn es una especie de reflejo de Alepo con su diversidad de pueblos. Aunque a veces se trata solo de pequeñas comunidades, tanto en Alepo como en Efrîn viven armenixs, kurdxs, turcomanxs, asirixs, suryoye, caldexs y árabes. Nunca ha habido ningún problema entre lxs kurdxs y los numerosos otros grupos étnicos que viven en Efrîn, Azaz y Şehba. Siempre vivieron estrechamente y pacíficamente juntos. Esta conexión tiene sus razones históricas. Turquía, por tanto, siempre persiguió el objetivo de involucrar a lxs turcomanxs que viven en Azaz, Axtare y ar-Rai en la lucha contra lxs kurdxs de Efrîn. Pero el presidente turco Erdoğan no logró este objetivo. Por entonces, a principios de la guerra en Siria los servicios secretos turcos (MIT) y el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP) fundaron llamados grupos paramilitares turcomanos, con cuya ayuda querían agudizar los conflictos. Cuando ni siquiera este plan se materializó, comenzó la guerra de ocupación contra Efrîn llevada a cabo por los grupos islamistas bajo la dirección del ejército turco.
Efrîn se convirtió en el modelo para Şehba
El sistema establecido en Efrîn era también un modelo para la ciudad de Şehba y un ejemplo para los pueblos de Şehba donde turcomanxs, kurdxs y árabes viven juntos. Esto comenzó con el establecimiento del grupo militar Jabhat al-Akrad (en kurdo Eniya Kurdan, Frente de los Kurdos). Poco después, también en Şehba fue creada una coordinación cantonal de acuerdo con los principios legales de la Federación Democrática del Norte de Siria y la región Şehba fue proclamada como cantón. Con la proclamación de Şehba como cantón, la población de las zonas de Anadan, Haritan, Mare, Azaz y ar-Rai que están bajo control turco también expresaron los deseos de tener un sistema de autogobierno similar. Es por eso que Turquía ocupó Cerablus, al-Bab, Azaz, Axtare y Mare.
El cuarto aniversario
El cantón de Efrîn celebra su cuarto aniversario bajo las consecuencias de la guerra de ocupación turca. La población da una respuesta organizada y determinada a estos ataques.
El co-presidente de la coordinación cantonal de Efrîn, Hevi Mustafa explica las razones de los ataques turcos a Efrîn: «Hemos construido aquí un sistema en que la voluntad de todas las religiones, grupos étnicos y géneros puede expresarse. Turquía está en contra de esto. Porque cuando los diferentes religiones, pueblos y géneros se unen, la situación se vuelve muy peligrosa para los poderes hegemónicos. Están usando todos los medios para parar estos desarrollos, que consideran peligrosos para sí mismos.»
Como representante de Mustafa, miembro de la tribu Emirati, Abdul Hamid Mustafa, dice: «Los pueblos de Efrîn nunca tuvieron problemas entre sí. Siempre hemos vivido juntos pacíficamente y continuaremos haciéndolo en el futuro. Nuestro sistema de autogobierno es una expresión de la comunidad y la cohesión de todos los pueblos.”
El representante diplomático de Efrîn, Süleyman Cafer, enfatiza que lxs yezidíes por primera ve están representadxs en un órgano de gobierno: «La voluntad de nosotrxs, yezidíes, siempre ha sido ignorada. Nunca pudimos representarnos a nosotrxs mismxs, especialmente en Şengal, pero también en muchas otras regiones. Como parte de la coordinación cantonal de Efrîn, comenzamos a representarnos por primera vez. Esto también afectó a las otras áreas donde vivimos lxs yezidíes. Nuestra gente allí comenzó a expresar su voluntad junto con su fe. Şengal es el mejor ejemplo de esto. Pero no solo se queda en la representación de nuestra propia voluntad, en Şengal los consejos ya están formados: nuestros propios consejos populares y las fuerzas de autodefensa. Como resultado, lxs yezidíes comienzan a autogestionarse. Todo esto es consecuencia de que yo, como yezidí, pude encontrar mi lugar en la coordinación del cantón de Efrîn.”
El ataque del colonialismo turco a Efrîn todavía está en curso. El ejército turco y sus aliados islamistas aún no han logrado un éxito militar decisivo aquí. El cantón de Efrîn se ha estado preparando para los ataques durante mucho tiempo. Incluso en el caso de una guerra en ámbito urbano, nadie debería dudar de que toda la población de Efrîn se defenderá con éxito contra el colonialismo turco y le dará un golpe histórico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies