¡Deja el sol entrar en tu corazón! Los símbolos Antifascistas no se tocan – ¡Derogar la prohibición del PKK!

20.6.2020

Fuente: Antifa LG

Traducido por Ernesto para Rojava Azadi.

El 29 de Junio se presentaba un militante antifascista ante los juzgados de Lüneburg (Alemania), que en Marzo del 2018 había desplegado la bandera de la “Antifa-Enternasyonal”en una manifestación. La fiscalía entiende que esta bandera se trata de una símbolo prohibido y puso en marcha un proceso judicial por violación de las normas de la “Vereinsgesetz” (“Ley de Asociaciones” que prohíbe al PKK).

El 24 de Marzo del 2018 tras la manifestación “Paz para Afrin” en la ciudad de Lüneburg (Baja Sajonia) la policía confiscó una bandera de la “Antifa-Enternasyonal” cuyo portador había sido ya filmado por la policía varias veces durante la manifestación. La razón esgrimida fue que se trataba de una bandera y símbolo prohibido, y que su uso público violaba las normas de la Ley de Asociaciones. Además, el jefe de operaciones de la policía aludía a una orden expresa de la fiscalía de la ciudad. El hecho de fondo era una investigación similar, en curso en aquel momento y ya desestimada, en contra de un miembro del grupo “Aktion Antifascista de Lüneburg” por publicar la misma bandera en la página web del grupo. A pesar de haber sido izada y mostrada en público en repetidas ocasiones en mitines y manifestaciones. Ni antes ni después de esa fecha, ha habido ninguna otra acción en contra del uso de la misma bandera por parte de la policía ni de la fiscalía. En Lüneburg había que crear el precedente de prohibir un símbolo Antifascista. Por eso se hace este llamamiento a la Solidaridad.

El deseo maniático de perseguir

Hasta la fecha la Fiscalía de Lüneburg mantenía el proceso. La acusación es una supuesta infracción a las prohibiciones de la “Vereinsgesetz”.

En Abril y Octubre de 2018, como también en Enero 2019, ofrecieron el sobreseimiento del proceso de investigación a condición de que se renunciara a la devolución de la bandera confiscada. En Mayo del 2019 el Juzgado de Lüneburg emitió la orden penal. Como ésta no fue apelada, el proceso contra el portador de la bandera sigue adelante.

La acusación y la investigación se basan en que la bandera de la Antifa-Enternasyonal deriva directamente de la simbología del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) o de la KCK (Comunidad de las Sociedades del Kurdistán), ambas organizaciones que están prohibidas en la República Federal de Alemania. La bandera incriminatoria muestra un logo antifascista sobre campo verde con la inscripción “Antifa-Enternasyonal” (en turco) envuelta en los rayos del sol. La fiscalía interpreta la bandera equivocadamente y afirma que el símbolo Antifa en realidad cubre un sol con una estrella roja. En opinión de la fiscalía, el uso de una bandera con éste fondo y éste símbolo significa el apoyo a las reivindicaciones del PKK.

En una resolución del Juzgado Estatal de Lüneburg sobre una apelación en contra de la confiscación de la bandera por el Juzgado Local (de primera instancia), se acusa al portador de la bandera y a la organización Antifa no solo del apoyo al PKK, sino también de utilizar la bandera para hacer propaganda para el PKK y sus sub-organizaciones.

Éste juzgado también entiende que la bandera representa un símbolo prohibido por ley. En su resolución propugna la ruda tesis de que cubrir totalmente la estrella roja de la bandera original de la KCK con el logo de la Antifa-Enternasyonal, dado que mantiene del fondo, sería equiparable a la cobertura parcial de una esvástica. Para continuar la persecución y lograr la prohibición de la bandera, se construye por parte de la fiscalía y el juzgado un motivo y una causa única. Sostienen que hay una coincidencia esencial cuando se compara con el símbolo prohibido original del KCK.

Con ello las autoridades prosecutorias intentan demostrar que se trata de un símbolo (la bandera en cuestión) que sirve a evitar las prohibiciones al PKK e inspirar la imagen de una acción ininterrumpida por parte de la organización. Ante este peligro habría que reaccionar y para eso deben resaltarse ampliamente las similitudes. Sin embargo se ignora con ello, el hecho de que el símbolo y la bandera no fueron creados en las montañas del Kurdistán sino en el seno del movimiento internacionalista y antifascista alemán. Por este motivo se decidió no aceptar la oferta de suspensión del proceso a cambio de la no-devolución de la bandera. La acusación se basa solamente en especulaciones y una hipótesis de la fiscalía.

Ésta bandera puede comprarse libremente, viene siendo utilizada desde hace años en Alemania, no hay ninguna prohibición conocida y no está incluida en la lista de símbolos prohibidos del Ministerio del Interior. Por el contrario es bien conocido el celo puesto en la persecución por la fiscalía de Lüneburg contra el movimiento de liberación Kurdo, e intenta con nuevas medidas represivas expandir la política de prohibiciones alemana. De nuevo, parece que otro símbolo será también prohibido.

Después de que casi todos los símbolos del movimiento de liberación kurdo fueron prohibidos, ahora la fiscalía se las agarra con uno del movimiento antifascista. La bandera verde con el logo de les Antifa será prohibido por que representa a un movimiento que es antifascista, internacionalista, feminista, ecologista, anticapitalista y solidario. Un movimiento que ha formulado una perspectiva orientada al juramento de Buchenwald y tiene como objetivo un mundo de paz y libertad.

¡Basta de criminalizar al movimiento de liberación Kurdo!

En 1993 se emitió en Alemania la prohibición de cualquier actividad relacionada con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). Le siguió una ola de criminalización contra las y los kurdos a través de la exclusión y marginalización en la vida política y social. Actualmente varios activistas kurdos, cuyo compromiso exclusivamente alude a encontrar una solución pacífica a la cuestión Kurda y establecer una cultura democrática, se encuentran como “prisioneros políticos” en cárceles alemanas. Legitimado por el parágrafo 129b (StGB). La criminalización de las y los kurdos en Alemania se mantiene y sigue adelante. Allanamientos de viviendas privadas y asociaciones civiles, confiscaciones y arrestos están a la orden del día.

En Marzo 2016 se prohibieron otros símbolos del movimiento de liberación kurdo, entre ellos los símbolos de las YPJ/YPG y las banderas con el rostro de Abdullah Öcalan, líder del PKK encarcelado en Turquía.

Con la prohibición de los símbolos de las organizaciones kurdas en Siria (YPJ/YPG) por un lado se corteja al régimen de Erdogan, soporte del terror yihadista en Medio Oriente, y por el otro se criminaliza a las y los militantes kurdos que fueron y son decisivos en la lucha contra el terror del Estado Islámico. En especial con la prohibición de los símbolos de las YPJ/YPG y PYD, el gobierno federal alemán se deja llevar por el punto de vista de Ankara, que las declara organizaciones terroristas.

La prohibición del PKK declarada injustificadamente y como pura decisión política hace tiempo que dejó de tener sentido, ya que no puede haber ninguna legitimación en señalar como terrorista al más importante actor en la lucha contra la barbarie de Daesh (el así llamado Estado Islámico) y de esta manera también, el más importante factor de estabilización en una región marcada por las lineas de conflicto como el Medio Oriente.

Las y los kurdos son el fundamento sólido para lograr un cambio sustentable en la región, así como conformar una sociedad democrática y plural más allá de imaginarios nacionalistas, patriarcales o fundamentalismos religiosos. Es válido y necesario expandir estas estructuras democráticas y valorizar sus experiencias para fortalecer a las fuerzas progresistas.

El movimiento de liberación kurdo se ha desarrollado como una alternativa cada vez más grande a los regímenes de Erdogan en Turquía, Assad en Siria, los corruptos gobernantes de Bagdad o los terroristas islámicos del ISIS. Éste aboga como ningún otro movimiento, por los derechos de las mujeres, la democracia, la ecología y la paz.

Las prohibiciones demuestran que el gobierno alemán siente miedo ante las ideas del movimiento kurdo. Los consejos de democracia directa, la liberación femenina y la economía colectiva; el entendimiento entre todos los explotados y su autodefensa son una amenaza para los poderosos.

Muestra de Solidaridad:

Además de la solidaridad, para el proceso y eventuales apelaciones en instancias superiores se necesitará mucho dinero.

Cuenta Solidaria:

Cuenta a nombre de: Solidarität

Banco: Volksbank Lüneburger Heide

IBAN: DE90 2406 0300 0125 3816 00

Referencia: “Flagge zeigen”

Acción Antifascista Lüneburg/Uelzen

Agrupación Antirepresión Lüneburg

Una actualización: “Hoy (07/7) terminó el proceso de “la bandera” en los juzgados de Lüneburg con el levantamiento de todos los cargos y la nulidad de la acusación. El Juez finalmente entendió que la bandera “Antifa-Enternasyonal” no es un símbolo Kurdo prohibido sino un símbolo Antifascista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies