DECLARACIÓN DE ENERO SOBRE AFRIN

PAREMOS LA GUERRA DE TURQUÍA CONTRA LOS KURDOS

La aviación turca bombardea Afrin, una ciudad kurda en el norte de Siria, matando e hiriendo a varios civiles.

No solo los kurdos, también cristianos, árabes y todas las demás entidades en Afrin están bajo un fuerte ataque de Turquía.

La agresión turca contra los pueblos en Afrin es un evidente crimen contra la humanidad; sin diferencias de los crímenes cometidos por ISIS.

Iniciar un ataque militar contra un país que no te ha atacado es un crimen de guerra.

La aviación turca tuvo como objetivo 100 puntos distintos, incluyendo áreas civiles en Afrin. Al menos 6 civiles fueron asesinados y 1 luchador de YPG (Unidades de Defensa del Pueblo) y 2 de YPJ (Unidades de Defensa de la Mujer) fueron martirizadas durante los ataques turcos del sábado. También varios civiles fueron heridos como resultado de este ataque.
El ejército turco invasor llevó acabo el ataque aéreo sobre Afrin con la aprobación de Rusia alrededor de las 16:00 de la tarde del sábado. Los ataques de 72 aviones de combate tuvieron como objetivo los distritos del centro de Afrin, Cindirêsê, Reco, Shera, Shêrawa y Mabeta y el campo de refugiados Rubar. En el campo Rubar viven más de 20000 refugiados de Siria. El éjercito turco de ocupación y sus terroristas, tras fallar en su ataque terrestre para entrar a Afrin, trataron de asustar a la gente de Afrin y desplazarlos a los territorios controlados por el Ejército Libre Sirio/Turquía.
El largo conflicto de 7 años en Siria tornó en una guerra internacional, con la muerte de cientos de miles de personas y millones de desplazadas como resultado, que estaba a punto de llegar a su fin. El gobierno turco bajo el liderazgo de Recep Tayyip Erdogan, junto con Al Qaeda (Heyet Tharir El Sam) y el Ejército Libre Sirio han comenzado una operación militar contra Afrin. Esto significa un nuevo y sangriento conflicto que arrastrará a la región ante una renovada catástrofe, infligiendo hambre, matando más niños y niñas, desplazando a las poblaciones locales y otra crisis humanitaria internacional. Bajo la legislación internacional esta acción se define como una “operación de invasión”.
Ni el Cantón de Afrin, ni ninguna de las regiones del norte sirio-kurdo, jamás han atacado o amenazado de atacar a Turquía. De hecho, Turquía ha amenazado y atacado de forma constante los pueblos y localidades en varias ocasiones en los años recientes. La definición legal de las acciones de Turquía, en legislación internacional, se define como el “ataque a la soberanía de un país”, la invasión de su tierra y un asalto no provocado sobre sus civiles.

  • Llamamos a todas las fuerzas democráticas y a la opinión pública para mostrar su solidaridad con los kurdos y el resto de entidades en Afrin, a protestar y condenar la invasión genocida de Turquía.
  • Llamamos a las Naciones Unidas, la comunidad internacional y la coalición global contra ISIS a tomar medidas para que estos ataques paren inmediatamente. Estos ataques tienen como objetivo cientos de miles de personas en Afrin.
  • Llamamos al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a tomar medidas tan pronto como sea posible para asegurar las zonas del norte de Siria, el este del río Eúfrates y las zonas occidentales. Esto traerá una solución a la crisis siria bajo el marco de la legitimidad internacional.
  • El silencio de la comunidad internacional frente a estos ataques legitimarán la violación de los derechos humanos y fundamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies