CONNIVENCIA, CONSPIRACIÓN Y CORRUPCIÓN (Informe completo castellano/inglés)

UN INFORME «IN SITU» SOBRE LOS CRÍMENES DE GUERRA TURCOS Y EL USO DE ARMAS QUÍMICAS

Por Steve Sweeny

Turquía lleva más de un año bombardeando la provincia de Duhok, en el Kurdistán iraquí, ante el silencio mundial. Las principales víctimas de la Operación Relámpago (Claw-Lighting) son civiles.

Se le acusa de cientos de ataques químicos; pero, hasta ahora, la OPAQ [Organización para la Prohibición de las Armas Químicas] y los organismos mundiales se han negado a enviar un equipo de investigación a la zona.

Médicos, peshmerga, ONGs, funcionarios kurdos y aldeanos afirman rotundamente que se han utilizado sustancias químicas.

Los testimonios de los funcionarios sanitarios afirman que han sido amenazados y obligados a cambiar los informes médicos que indicaban haber tratado a pacientes por exposición a sustancias químicas.

Se han recogido muestras de suelo, ropa y pelo en las zonas afectadas, pero se han negado a analizarlas para detectar la presencia de sustancias químicas.

La operación militar de Turquía ha visto la construcción de muchas bases militares nuevas, unidas por una red de carreteras que también atraviesa la frontera. La expansión ha dado lugar a acusaciones de ocupación de facto.

Los ataques aéreos han tenido como objetivo hospitales, civiles y líderes políticos en Shengal, Qandil y el campo de refugiados de Makhmour. Se trata de crímenes de guerra, pero la comunidad internacional ha permanecido en silencio.

Las tres zonas funcionan con un sistema de autogestión que sigue los principios del Confederalismo Democrático.

Se dice que el PDK y la inteligencia turca están confabulados, con acusaciones de que los civiles han sido amenazados y presionados para que se conviertan en espías. Los funcionarios de seguridad acusan a Turquía y a Estados Unidos de estar detrás del resurgimiento de ISIS [Estado Islámico] en la región, el primero para atacar a los kurdos y el segundo como milicia auxiliar contra las fuerzas respaldadas por Irán.


Steve Sweeney es un periodista del diario británico The Morning Star que ha pasado más de un año viviendo en Suleymaniah, en el Kurdistán iraquí. Está trabajando en un libro titulado ‘Bashur: Los movimientos de resistencia kurdos en el Kurdistán iraquí’.

Este informe se ha elaborado a partir de la información obtenida en numerosas reuniones y viajes por la región durante dos años, incluyendo las montañas de Qandil, Ranya, Kuna Masi, el campo de refugiados de Makhmour, Shengal, Dukan, Kalar, Halabja, Duhok, Erbil y las Zonas de Defensa de Medya.

Steve pudo reunirse con políticos locales, periodistas, personal médico, ONGs, activistas y funcionarios de seguridad, así como con mandos militares, fuerzas peshmerga y de la guerrilla, así como con habitantes de las numerosas ciudades y pueblos que visitó.

No pretende ser un experto en cuestiones kurdas, pero ha informado ampliamente desde el terreno sobre el impacto de la invasión y ocupación turcas y la intolerancia del Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) ante cualquier forma de disidencia.


Puedes descargar el informe completo en castellano e inglés:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies