Comunicado del Consejo de Mujeres del Norte y Este de Siria

A todas las mujeres del Kurdistán y de todo el mundo;

A las Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a la Unión Europea, a UNICEF, a la Liga Árabe, al pueblo kurdo en Kurdistán y en el extranjero;

A todos los que luchan por la libertad y los derechos humanos en cualquier parte del mundo:

¡Defended al pueblo, a las mujeres y a los niños de Rojava!

Han pasado más de 40 horas desde que Turquía y los Estados Unidos de América, por mediación del vicepresidente Mike Pence y el secretario de Relaciones Exteriores Mike Pompeo, acordaron un alto el fuego. Éste se ha logrado como resultado de la heroica resistencia de nuestros valientes combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), junto con el movimiento de solidaridad mundial que se ha opuesto a los ataques contra nuestras ciudades y civiles en el norte y este de Siria.

Pero Turquía está violando este acuerdo. Hoy, Turquía sigue llevando a cabo horribles matanzas y ataques fascistas con el apoyo y la cooperación de bandas de asesinos, para las que está reclutando más miembros dentro de Siria. Continúa matando a civiles. Nuestros pueblos han defendido a la comunidad internacional contra el peligro del terrorismo de ISIS pagando un precio demasiado alto, con 11.000 vidas de mujeres y hombres jóvenes que han caído por esta causa. Hoy, aviones de guerra y artillería del ejército turco bombardean nuestras ciudades y pueblos. Se utilizan armas no convencionales. Los blancos son civiles, periodistas, escuelas y ambulancias. Los heridos están atrapados en la ciudad y el hospital de Serekaniye, que está sitiado por los ataques del ejército turco y sus tropas mercenarias. Los cadáveres de personas muertas permanecen bajo las ruinas de las casas bombardeadas.

Como Consejo de Mujeres del Norte y Este de Siria, y en nombre de todas las mujeres, hacemos un llamamiento a todas las partes implicadas, a la comunidad internacional y a las organizaciones de derechos humanos para que presionen a Turquía para que aplique el alto el fuego y se retire del noreste de Siria. Es urgente abrir un corredor humanitario para salvar las vidas de los heridos y de las personas sitiadas. Sólo así podrá evitarse otra catástrofe humanitaria.

Asimismo, pedimos que se establezca una zona de exclusión aérea sobre el norte y este de Siria y pedimos que se envíen observadores internacionales a la región. Los expertos deberían venir a investigar los crímenes de guerra que están ocurriendo mientras hablamos…

Enviamos nuestro respeto a las mujeres amantes de la libertad y a todas las personas que por todo el mundo se han solidarizado con nuestra causa y condenado los crímenes del Estado turco en el noreste de Siria.

Saludamos la solidaridad y la lucha de las comunidades del norte y este de Siria que defienden su tierra y a su pueblo.

Finalmente, nos comprometemos a continuar nuestra lucha y acción por la victoria de las mujeres y los niños de Rojava. Juntas alcanzaremos una vida libre, digna y un futuro mejor.

¡Condenamos la agresión hostil de Turquía y al criminal de guerra Erdogan!

Şehîd namirin y bendiciones a todos los heridos.

Consejo de Mujeres del Norte y Este de Siria

Qamişlo 19.10.2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies