¿Cómo se inscribe la violencia contra las mujeres en las leyes y la sociedad sirias?

Buscar un remedio a la injusticia histórica contra las mujeres es una responsabilidad moral y legal que recae sobre los estados, las comunidades y los individuos

Fuente: Syrians for Truth and Justice

Fecha de publicación original: 26 de noviembre de 2021

Descarga el documento completo den PDF

Resumen ejecutivo

Mona, de 17 años, de la provincia siria de Al Qunaitra, fue obligada a casarse cuando sólo tenía 15 años. El hombre con el que su padre la obligó a casarse era infértil, trece años mayor que ella y tenía tres matrimonios anteriores fallidos. Ella no sabía nada de esto antes de casarse con él. Mona contó a STJ:

«Mi padre decía que el matrimonio es para proteger a las mujeres, pero me obligó a casarme para nada más que para llevarse mi dote. Mi padre no me dijo la verdad sobre la situación social y personal de mi ex marido antes de casarse. Mi matrimonio sólo duró seis meses, durante los cuales sufrí violencia física y psicológica por parte de mi marido, que luego me expulsó de su casa tras quitarme por la fuerza el dinero y el oro que tenía. Además, mi ex marido se negó a divorciarse de mí si no renunciaba a todos mis derechos legales ante el tribunal».

La ausencia de protección legal para las víctimas -especialmente las mujeres-, junto con el miedo a la estigmatización social que impide a las esposas maltratadas presentar denuncias contra sus maridos, hace que historias como la de Mona se produzcan en toda Siria. La legislación siria considera los delitos de maltrato doméstico como equivalentes a los de «golpear y dañar» estipulados en el artículo 540 y siguientes del Código Penal sirio. Además, el artículo 305 de la Ley del Estatuto Personal siria permite al marido, en determinadas condiciones, «golpear ligeramente a su mujer»1Publicado originalmente por Qadri Basha, un jurista egipcio de origen turco, en un libro titulado «Disposiciones legales en el estatuto personal». Basha contribuyó a la escuela hanafí de jurisprudencia islámica (Fiqh). y establece que, en ausencia de leyes codificadas que aborden suficientemente una cuestión concreta del estatuto personal de los musulmanes, sobre la base del artículo 305 de la Ley del Estatuto Personal siria, se aplican generalmente las normas de la jurisprudencia hanafí (fiqh)2Para más información, véase: «On the Syrian Personal Status Law», Syrian Women for Democracy, 25 de marzo de 2020, http://cswdsy.org/%D9%82%D9%88%D8%A7%D9%86%D9%8A%D9%86-%D8%A7%D9%84%D8%A3%D8%AD%D9%88%D8%A7%D9%84-%D8%A7%D9%84%D8%B4%D8%AE%D8%B5%D9%8A%D8%A9-%D8%A7%D9%84%D8%B3%D9%88%D8%B1%D9%8A%D8%A9-%D8%A8%D9%8A%D9%86-%D8%A7%D9%84/ (última consulta: 20 de noviembre de 2021)..

A su vez, el Código Penal sirio ha sido criticado por su inclusión de lo que los juristas islámicos han denominado «crímenes de honor»,3Para más información, véase: «General Penal Laws», sitio web del Parlamento sirio, http://www.parliament.gov.sy/arabic/index.php?node=57151& (última consulta: 20 de noviembre de 2021). en la sección de «Crímenes contra la moral y las costumbres públicas». Antes de su modificación en 2009 y 2011, el artículo 548 del Código Penal sirio eximía del castigo a un hombre juzgado por el asesinato de un miembro femenino de la familia en un caso provocado por «actos sexuales ilegítimos», concediendo al asesino una completa «exención de pena» al considerarse la excusa como perdonable. Aunque esta «excusa de circunstancias atenuantes» para los crímenes de honor persistió en la posterior modificación del artículo, más tarde se ajustó para incluir una pena mínima de dos años, y luego de cinco. El 17 de marzo de 2020, el presidente Bashar al-Assad promulgó el Decreto Legislativo nº 2, por el que se suprimía el artículo 548 del Código Penal, y con él la diferenciación legal entre los «asesinatos por honor» y otros asesinatos.

El actual conflicto sirio sigue afectando profundamente a la vida de las mujeres, reforzando prácticas represivas como el «matrimonio infantil». La Constitución siria de 2012 no menciona el «matrimonio infantil», pero afirma en su artículo 20: «El Estado protegerá y fomentará el matrimonio y trabajará para eliminar los obstáculos materiales y sociales que lo impidan. El Estado también protegerá la maternidad y la infancia, cuidará de los niños pequeños y de los jóvenes y proporcionará las condiciones adecuadas para el desarrollo de sus talentos.»

Introducción

La injusticia generalizada persigue a las mujeres sirias durante toda su vida. Las normas culturales y el discurso religioso represivo contribuyen a su violación y discriminación al consagrar la tutela masculina, lo que refuerza el poder y el control de los hombres sobre la vida y las decisiones de las mujeres, alimentando a veces la violencia. Al mismo tiempo, los sistemas legales, políticos y sociales misóginos consolidan el control de los hombres sobre las oportunidades de empleo y, por tanto, sobre los recursos económicos, limitando el potencial emancipador y la posición igualitaria.

La autoridad masculina en los casos y comunidades analizados en este informe se deriva de las convenciones culturales, sociales y religiosas que conforman sistemas que hacen la vista gorda o, peor aún, permiten la violencia contra las mujeres. Una mujer no sólo puede ser víctima de su marido violento, sino que también sufre a manos de su padre, hermano y otros parientes masculinos, incluidos los de la familia extensa como abuelos, tíos y cuñados. La violencia contra la mujer suele ser perpetuada también por otras mujeres, que apoyan la autoridad del hombre y consienten sus abusos. En muchos de estos casos, la violencia se produce dentro del espacio doméstico; sin embargo, las leyes e instituciones discriminatorias suelen proteger a los agresores y privar de derechos a las víctimas cuando esa violencia entra en la esfera pública en comisarías, tribunales y oficinas gubernamentales. En consecuencia, las mujeres sirias que sufren violencia en el hogar tienen pocas leyes e instituciones a las que recurrir en busca de responsabilidad o reparación.

Este informe está dedicado a resaltar los casos de violencia contra las mujeres que a menudo no se discuten en el contexto sirio, así como a explorar las barreras legales a las que se enfrentan las víctimas de la violencia cuando intentan buscar justicia.

Metodología

Este documento se basa en los testimonios de 20 mujeres sirias que revelaron su experiencia de violencia masculina a manos de sus maridos o familiares varones a investigadores de campo de Syrians for Truth and Justice (STJ) entre octubre de 2020 y febrero de 2021. Mientras que algunas intentaron buscar justicia a través de los tribunales sirios, otras no lo hicieron por miedo a la estigmatización social y a la culpa familiar.

El STJ también habló con activistas masculinos y femeninos que hacen campaña contra la violencia hacia las mujeres presentes en las zonas donde se produjeron los incidentes que este documento explora. Sus identidades se han ocultado por su seguridad. Este documento no incluye los testimonios de los familiares de las víctimas ni de los propios autores, especialmente en los casos de «crímenes de honor», porque estas personas se negaron a hablar con el STJ.

Al estudiar detenidamente las leyes sirias aplicables en los 20 casos analizados en este informe, y compararlas con las normas del derecho internacional, el equipo jurídico del STJ identificó varias lagunas legales que benefician a los autores de la violencia contra las mujeres. Este informe describirá estas lagunas y, al mismo tiempo, compartirá las experiencias de varias mujeres sirias que se han enfrentado a la violencia y, a menudo, a la injusticia en los tribunales sirios. Al definir estas lagunas, esperamos iniciar la conversación sobre cómo cerrarlas porque, mientras sigan existiendo estas salidas legales y persista la cultura de la impunidad, las mujeres de Siria seguirán enfrentándose a una violencia creciente.

Dificultades y obstáculos

Entre los retos a los que se enfrentaron los investigadores del STJ durante la elaboración de este documento se encuentran las condiciones generales de seguridad en el país, así como las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, el mayor reto al que se enfrentó nuestro equipo de investigadores fue convencer a las mujeres víctimas de que utilizaran los medios legales para castigar a los agresores y liberarse de la violencia. Esto tiene su origen en el miedo a la sociedad y a las represalias de sus familiares, así como en una profunda desconfianza en la eficacia del uso de los medios legales. Para algunas mujeres, buscar reparación a través de los tribunales no sólo sería ineficaz, sino perjudicial, lo que supondría un mayor riesgo de violencia por parte de los agresores por hablar en su contra.

Formas de violencia contra la mujer

La violencia doméstica contra las mujeres en la sociedad siria adopta muchas formas diversas, la más destacada de las cuales es la infligida por el marido contra la esposa. La violencia paterna contra los hijos, especialmente las niñas, y la violencia de un hermano contra sus hermanas también están muy extendidas. En los diversos casos que analizamos a continuación, las leyes sirias consagran y defienden la superioridad masculina, sin que los autores de la violencia rindan cuentas.

«Asesinatos «de honor

La violencia contra las mujeres adopta a veces la forma de un crimen llamado «crimen de honor». Aunque los «crímenes de honor» suelen entenderse como delitos que se cometen contra una mujer a la que se sorprende teniendo una aventura, con frecuencia se producen en otros escenarios, como el matrimonio legal de una mujer con un hombre sin haber pedido antes el consentimiento de su familia, el matrimonio con una persona de una religión o secta diferente o el inicio de una relación con un hombre.

La propia denominación de «crímenes de honor» implica una explicación justificativa del acto violento e injusto, ofreciendo un razonamiento comprensivo del crimen y constituyendo el primer paso hacia la impunidad. El fenómeno de los «crímenes de honor» es único en el sentido de que la sociedad se pone del lado del asesino, y a veces incluso lo alienta.

Matrimonio sin consentimiento familiar

A principios de 2021, Esther y su marido fueron asesinados por su pariente, simplemente por haberse casado sin el consentimiento previo de su familia. Esther llevaba tres años casada, y estaba embarazada, en el momento de su asesinato.

Esther era de la ciudad de Afrin, en el norte de la gobernación de Alepo. En 2018, Esther se casó con Khaled, de 35 años, como su segunda esposa, sin el conocimiento de su familia. Se trasladó a vivir con Jaled a la aldea de Kurin, situada en el distrito de Arihah, en el sur de Idlib. Un activista que trabaja en la zona donde Esther y Khaled fueron asesinados dijo a STJ:

«En la noche del 12 de enero de 2021, un pariente de Esther -se cree que es su hermano- irrumpió en su casa y les disparó a ella y a su marido con una pistola. Murieron instantáneamente delante de la primera esposa de Khaled, que vivía en la misma casa. Después de que el asesino escapara, la primera esposa informó a la familia de su marido del crimen».

El activista también confirmó que a Esther y a su marido les sobrevive su hija de dos años, y que el feto que llevaba Esther en su vientre murió en el incidente.

Un crimen similar se cometió en la provincia de Al Qunaitra, donde una joven fue detenida y luego asesinada al ser liberada después de huir de su casa para casarse con un hombre del que se había enamorado. La amiga de la víctima declaró al STJ:

«Mi amiga fue detenida en un puesto de control del ejército sirio en el suburbio de Damasco en 2014 cuando se dirigía a casarse con el hombre que ama, huyendo de la casa de su familia después de que rechazaran su matrimonio. Se desconoce el motivo de su detención o los cargos que se le imputan. Mi amiga estuvo detenida durante dos años, antes de ser liberada en 2016».

Tras su liberación, acudió a un dignatario local de la zona, que habló con su familia para que le permitiera volver a casa. Su familia prometió no hacerle daño; sin embargo, días después, fue asesinada. Su amiga habló después con uno de los investigadores de campo del STJ:

«Sus hermanos y su padre la estrangularon hasta matarla mientras dormía. La familia de la niña acusó del crimen al hombre que ella amaba. A pesar de las investigaciones de la policía sobre el crimen, los autores siguen en libertad».

Otro «crimen de honor» ocurrió en la zona rural del sur de Daraa, donde una mujer de 23 años fue asesinada por los familiares de su marido. Los autores justificaron su crimen diciendo que la víctima había aprovechado la ausencia de su marido -que se había refugiado en Europa- para tener una aventura con otro hombre en 2019.

Una amiga de la víctima habló con STJ sobre el incidente en enero de 2021, diciendo:

«La suegra de la víctima vio a un hombre saltando en el techo de la casa de la víctima por la noche. La madre llamó a su hijo y le contó lo que había visto. Inmediatamente, fue con sus familiares a la casa de la víctima y la encontró durmiendo con sus hijos. La víctima estuvo encerrada en su casa durante una semana antes de ser encontrada asesinada».

La amiga confirmó que la familia de la víctima responsabiliza a la familia de su marido del asesinato, pero no tienen pruebas. La policía no ha investigado el suceso y achaca su muerte a causas naturales.

Los casos mencionados no son los únicos asesinatos por honor que se producen en Siria. El STJ ha documentado decenas de asesinatos por honor en múltiples informes durante los últimos años del conflicto sirio4«Diez «asesinatos de honor» en al-Hasakah y As Suwayda desde principios de 2019″, STJ, 19 de agosto de 2019, https://stj-sy.org/en/ten-honor-killings-in-al-hasakah-and-as-suwayda-since-early-2019/ (última consulta: 08 de noviembre de 2021); «Siria: Girl, Two Women Murdered in Alleged «Honor Killing», STJ, 13 de julio de 2019, https://stj-sy.org/en/syria-girl-two-women-murdered-in-alleged-honor-killing/ (último acceso: 20 de noviembre de 2021); «Las cifras muestran un aumento de los homicidios contra mujeres en Idlib y Hama», STJ, 5 de enero de 2020, https://stj-sy.org/en/figures-show-a-rise-in-homicides-against-women-in-idlib-and-hama/ (último acceso: 20 de noviembre de 2021).. Al igual que los casos incluidos en este informe, pocos de los «asesinatos por honor» que hemos investigado dieron lugar a la encarcelación o al castigo de los autores.

«Los crímenes de honor y la ley»

El término «crimen de honor» para describir el asesinato de una mujer o niña por parte de los miembros masculinos de la familia no aparece en la legislación siria. En su lugar, la ley denomina estos asesinatos «delitos contra la moral y las buenas costumbres». El artículo 548 del Código Penal sirio (antes de su modificación en 2009 y 2011),5Para más información, véase: «General Penal Laws», the Syrian Parliament, http://www.parliament.gov.sy/arabic/index.php?node=57151& (last accessed: 20 November 2021). eximía del castigo a un hombre que hubiera matado a una mujer de su familia en un caso provocado por «actos sexuales ilegítimos». En estos casos, el asesino se beneficiaba de una completa «exención de pena», ya que la excusa se consideraba perdonable. Si bien el artículo que lo sustituyó sigue permitiendo una pena atenuada para los «crímenes de honor», también exige una condena de al menos cinco años.

En particular, la distinción entre los derechos concedidos a los hombres y no a las mujeres es explícita en el artículo 548 del Código Penal sirio y otros artículos similares, ya que los artículos no señalan que las mujeres recibirían la misma exención de pena si descubren a su marido realizando actos sexuales ilegítimos y, de hecho, no se les ha concedido la misma exención de pena en casos reales. Un ejemplo notable es el caso de una mujer que mató a su marido después de que entrara mientras él realizaba un acto sexual ilegítimo y fue acusada del delito de asesinato intencionado.

El 17 de marzo de 2020, el presidente sirio Bashar al-Assad promulgó el Decreto Legislativo nº 2, que abolía el artículo 548 del Código Penal, de modo que legalmente los «asesinatos por honor» se tratan como cualquier otro delito. Sin embargo, la ley dejaba la decisión sobre estos delitos a la discreción de los jueces y tribunales, ya que el artículo 192 del Código Penal sirio establecía una reducción de las penas si el juez consideraba que el motivo era «honorable».

Además, el artículo 242 del Código Penal sirio permite al juez reducir la pena tanto para hombres como para mujeres en los casos de asesinatos cometidos en caso de ira o motivados por un acto ilegal provocado por la víctima.

  • 1
    Publicado originalmente por Qadri Basha, un jurista egipcio de origen turco, en un libro titulado «Disposiciones legales en el estatuto personal». Basha contribuyó a la escuela hanafí de jurisprudencia islámica (Fiqh).
  • 2
    Para más información, véase: «On the Syrian Personal Status Law», Syrian Women for Democracy, 25 de marzo de 2020, http://cswdsy.org/%D9%82%D9%88%D8%A7%D9%86%D9%8A%D9%86-%D8%A7%D9%84%D8%A3%D8%AD%D9%88%D8%A7%D9%84-%D8%A7%D9%84%D8%B4%D8%AE%D8%B5%D9%8A%D8%A9-%D8%A7%D9%84%D8%B3%D9%88%D8%B1%D9%8A%D8%A9-%D8%A8%D9%8A%D9%86-%D8%A7%D9%84/ (última consulta: 20 de noviembre de 2021).
  • 3
    Para más información, véase: «General Penal Laws», sitio web del Parlamento sirio, http://www.parliament.gov.sy/arabic/index.php?node=57151& (última consulta: 20 de noviembre de 2021).
  • 4
    «Diez «asesinatos de honor» en al-Hasakah y As Suwayda desde principios de 2019″, STJ, 19 de agosto de 2019, https://stj-sy.org/en/ten-honor-killings-in-al-hasakah-and-as-suwayda-since-early-2019/ (última consulta: 08 de noviembre de 2021); «Siria: Girl, Two Women Murdered in Alleged «Honor Killing», STJ, 13 de julio de 2019, https://stj-sy.org/en/syria-girl-two-women-murdered-in-alleged-honor-killing/ (último acceso: 20 de noviembre de 2021); «Las cifras muestran un aumento de los homicidios contra mujeres en Idlib y Hama», STJ, 5 de enero de 2020, https://stj-sy.org/en/figures-show-a-rise-in-homicides-against-women-in-idlib-and-hama/ (último acceso: 20 de noviembre de 2021).
  • 5
    Para más información, véase: «General Penal Laws», the Syrian Parliament, http://www.parliament.gov.sy/arabic/index.php?node=57151& (last accessed: 20 November 2021).

Un comentario en «¿Cómo se inscribe la violencia contra las mujeres en las leyes y la sociedad sirias?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies