Carta de un preso político a la humanidad ¿Dónde está tu voz?

Fuente: Komun Academy

Murat Türk, nacido en 1976 en Amed (Diyarbakır), es un ex guerrillero del Kurdistán. Hace 24 años, fue encarcelado por el estado turco. Desde entonces, ha dedicado su vida a la literatura. Murat Türk pasó su infancia y juventud en el barrio de Bağlar, un bastión de la resistencia kurda contra el estado turco. En 1992, se unió a la lucha armada de liberación kurda y se fue a las montañas. Fue arrestado en 1995 y sentenciado a cadena perpetua por un tribunal turco. Su hermano Cemal Türk (nom-de-guerre Xebat) se unió a la guerrilla después de su encarcelamiento y cayó en las montañas de Qandil en 2000. La primera novela de Murat Türk “El tiempo de las moras”, se escribió en la prisión de alta seguridad de Bolu y se publicó primero en turco en 2012 y luego en los dialectos kurdos Kurmancî y Soranî, y más tarde también en alemán. En 2015, la segunda parte de esta trilogía se publicó en turco. Sus cuentos y artículos han sido publicados en muchos periódicos y revistas. Tres de sus cuentos recibieron premios. Forman parte de su libro Köprüdeki Düşman (El enemigo en el puente), escrito en idioma turco y publicado en 2013.

Hoy, Murat Türk está encarcelado en la cárcel de tipo T de Ödemiş (provincia de Izmir). Durante dos meses, ha estado en huelga de hambre para protestar por el aislamiento en la prisión del representante kurdo Abdullah Öcalan. Iniciada por la diputada del Partido Demócrata de los Pueblos, Leyla Güven, en noviembre de 2018. Más de 7000 personas dentro y fuera de las cárceles turcas se han unido al movimiento en curso de huelga de hambre.

En los países donde la democracia permite una variedad de formas para expresar sus demandas, las huelgas de hambre a menudo son estigmatizadas. Sin embargo, la protesta masiva de huelga de hambre contra el aislamiento ilustra que ya no hay espacio para la actividad política libre en Turquía. En particular en las cárceles turcas, la huelga de hambre debe entenderse como un último acto de protesta después de que los prisioneros hayan agotado todos los demás medios para hacerse oír.

La siguiente carta de Murat Türk, titulada «¿Dónde está tu voz?» describe los antecedentes de la huelga de hambre en curso y critica la ignorancia dominante hacia este movimiento. La carta apareció por primera vez en el periódico Yeni Özgür Politika.

¿Dónde esta tu voz?

Nuestras palabras se dirigen a sus almas, que se han transformado en cuevas oscuras.

¿No es la vida misma una cuestión de significado?

Artistas, escritores, intelectuales, académicos, periodistas, demócratas, todos aquellos que tienen conciencia …

¡Nuestras palabras se dirigen a ustedes!

¿Por qué está tu conciencia tan relajada?

¿Dónde esta tu voz?

Aquellos de ustedes, que viven en espacios que se han abierto con sacrificios revolucionarios, que viven con las oportunidades que se crearon con los sacrificios de la marcha por la libertad, ¿por qué están tan ciegos, sordos y mudos?

Nuestras palabras no son para el silencio de actitudes que se basan en impulsos simples. No se dirigen a aquellos que no tienen nada mejor que hacer que convertir su tiempo en lujuria y placer con sus siniestras conciencias convertidas.

Nuestro llamamiento está dirigido a aquellos con almas en las que arde el fuego de la libertad, para aquellos que están llenos de alegría vital y ambiciones significativas para la humanidad.

Desde que Leyla Güven comenzó su huelga de hambre, te has sentado a comer al menos 500 veces. La huelga de hambre ha superado hace mucho tiempo su fase crítica. Escribo estas líneas ahora en presencia de Serhat Güzel, Mehmet Kaplan y Uğur Çiçek. Estos tres comapñeros nuestros, cuyos corazones están llenos de amor por la humanidad, han estado luchando por la libertad desde su infancia. Nunca han hecho nada para sí mismos. No han exigido nada para sí mismos. Cada vez que comían, lo hacían para luchar con más fuerza. Ahora llevan cuatro meses en huelga de hambre, durante 120 días. Se mueren de hambre para permitirnos una vida mejor. Por tu dignidad, por tu descanso. Para que la sociedad viva en paz y fraternidad.

No solo Uğur, Serhat y Mehmet, sino que los niños más hermosos, desinteresados, humanistas y modestos de esta sociedad están dedicados a su felicidad con amor. ¿Puedes sentirlo?

Sin preocuparse, sin inmutarse, sus cuerpos están languideciendo.

¡Escuchad este grito que perfora la conciencia!

¡Escuchad, alzad la voz, dejad que crezca el eco! ¡Que la libertad se haga realidad para todos nosotros!

¿Son sordos los oídos de vuestros corazones?

Si la huelga de hambre terminara ahora, solo habrá evitado que ocurran muertes. Pero como llegasteis tarde, no podréis evitar el hecho de que toda una generación revolucionaria se enfrentará a enfermedades e incapacidad durante toda la vida.

Ya no es suficiente alzarse solo en la mente. No sofoquéis vuestra voz, vuestro futuro.

¿Cómo podrían vuestras conciencias estar tan limpias?

¿El significado de la humanidad murió en vuestras almas?

¿Dónde está vuestra voz?

¿Por qué perdisteis vuestra voz?

Cientos de revolucionarios han estado en huelga de hambre durante meses. Solo a través de un tratamiento especial diario, se las arreglan, aunque a través de la lucha, para ponerse de pie. ¿Cuántas mesas de comida has puesto en los últimos meses? ¿Cuántos bocados has dado?

Ninguno de nuestros compañeros comenzó la huelga de hambre para entregarse a la muerte. Por el contrario, comenzaron esta acción para romper la nulidad absoluta, el silencio oscuro y frío que se impone a nuestra sociedad, y para resucitar las almas al borde de la muerte, que luchan por sobrevivir. Estos prisioneros son los seres humanos con el universo idealista más amplio. Su profundidad espiritual tiene las mayores dimensiones. Segundo a segundo, se destruyen por la libertad y la pureza, para que las personas vivan con dignidad y felicidad.

¿Dónde están vuestras voces?

Cuando alguien pierde su objetivo de libertad y, en general, sus valores idealistas, se queda callado.

Pelear y prestar su voz a aquellos que se resisten es el más maravilloso de los actos que dan belleza a una persona.

La resistencia es una postura que incluso excede la adoración. Resistencia significa encender la antorcha de la libertad en las almas de aquellos, para quienes la cueva se convirtió en una tumba.

Incluso si permanecen en silencio ahora, su silencio y esta fase actual han creado una generación revolucionaria enormemente resistente. Esta generación está lista para sentir cada dolor vuestro, incluso la espina que se clava en vuestros dedos, como una bala en sus propios corazones.

¡Esto debería haceros a todos felices!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies