Abdullah Öcalan y el espíritu del Newroz

Fuente: Komun Academy

Newroz es una festividad celebrada por muchos pueblos en Medio Oriente y distintas partes de Asia. Para el pueblo kurdo, el primer día de la primavera tiene un significado político importante, ya que simboliza el día en que Kawa el Herrero, derrotó al tirano Dehak (o Zehak). Los herederos de Kawa están creando una revolución contra los Dehaks contemporáneos. El motín de la prisión de Diyarbakir comenzó el día de Newroz, de 1982 cuando Mazlum Dogan, uno de los miembros fundadores del PKK, prendió fuego a su celda y se ahorcó como protesta, con el lema: “¡La resistencia es vida!”.

En el Newroz de 2013 se leyeron las palabras de Abdullah Öcalan desde su celda en la isla prisión de Imrali, ante un millón de personas durante el festival en Amed (Diyarbakir). El histórico proceso de paz trajo un periodo de esperanza para la paz y la liberación. La reconciliación y confianza entre el Kurdistán del norte y Turquía existieron durante dos años y medio antes de que el gobierno turco decidiera reescalar guerra contra el movimiento de liberación kurdo, en parte debido a la creciente popularidad del movimiento y sus victorias en Rojava y más allá. En todas sus intervenciones hizo especial mención a mujeres y jóvenes como pieza clave por la libertad y la democracia en Oriente Medio. A continuación, se presentan dos mensajes de Abdullah Öcalan, uno publicado al principio y otro justo antes de que el proceso de paz colapsara, ambos traducidos del turco por la iniciativa internacional “Libertad para Abdullah Öcalan – Paz en Kurdistán”. La escalada de la guerra derivó en que el estado turco silenció y aisló a Öcalan, líder indiscutible del movimiento de liberación kurdo y representante de los kurdos en las negociaciones con Turquía. Desde 2011 no tiene asistencia letrada presencial y durante varios años se le negaron todas las visitas, de familiares o delegados políticos.

Tras la huelga de hambre de Leyla Güven, activista feminista y diputada, el aislamiento de Abdullah Öcalan se levantó parcialmente. Sin embargo, las visitas de abogados y familiares continúan siendo prohibidas y socavadas de forma arbitraria. Esto supone un obstáculo para alcanzar una solución pacífica.

En su última declaración señaló la necesidad de intensificar la lucha por la justicia y la democracia. Según dijo, todo dependerá de la lucha. Es un llamamiento para para no entregar nuestros destinos a los sistemas de opresión. El impacto universal de sus palabras se evidencia al observar el auge de movimientos sociales, las luchas de liberación y las actividades de justicia climática por todo el mundo, que principalmente dirigen mujeres y jóvenes.

En el espíritu del Newroz, alentamos a todos los pueblos amantes de la libertad en Kurdistán, Oriente Medio y más allá, a unir fuerzas para exigir la liberación de uno de los revolucionarios más relevantes de nuestro tiempo.

¡Libertad para Abdullah Öcalan!

Aclamo la libertad de los oprimidos en Newroz.

Aclamo a la gente de Medio Oriente y Asia Central celebrando este día de despertar, avivamiento y resurgimiento de Newroz con una participación y unidad extraordinarias.

Aclamo a todos aquellos que celebran Newroz, que es la luz del amanecer de una nueva era, con gran entusiasmo, tolerancia y principios democráticos.

Aclamo a todos los viajeros en este gran camino hacia los derechos democráticos, la libertad y la igualdad.

Te aclamo a ti, pueblo kurdo, que vivís en las faldas de las montañas Zagros y Tauro y en los valles de los ríos Tigris y Éufrates. Aclamo al pueblo kurdo, un pueblo antiguo, habitante de las tierras sagradas de Mesopotamia y Anatolia, madre de todas las civilizaciones agrícolas, de pueblos y ciudades.

Los kurdos han participado de estas civilizaciones durante miles de años en amistad y armonía con diversas etnias, religiones y credos. Juntos lo hemos hecho posible. Para los kurdos el Tigris y el Éufrates son las hermanas Sakariya y Maritsa. Los montes Ararat y Judi son amigos de Kaçkars y Erciyes. Halay* y Delilo**, son familiares de Horon*** y Zeybek****

Estas grandes civilizaciones, estas comunidades coexistentes se han enfrentado entre sí últimamente por presiones políticas de intervenciones extranjeras e intereses grupales ajenos. El resultado ha sido la construcción de sistemas que no respetan los derechos, la libertad y la igualdad.

Durante los últimos 200 años, las conquistas militares, las intervenciones imperialistas occidentales, así como la represión y las políticas de negación han tratado de sumergir a las comunidades árabes, turcas, persas y kurdas en el estándar de los estados nacionales, sus fronteras imaginarias y problemas artificiales.

La era de los regímenes de explotación, represión y negación han terminado. Los pueblos de Oriente Medio y Asia Central están despertando. Están volviendo a sus raíces. Exigen el fin de los conflictos sediciosos y cegadores entre sí.

Esos miles, millones de personas que están llegando a esta orilla arden con la pasión del Newroz. Lloran por la paz y la amistad y exigen una solución.

Esta lucha, que comenzó como mi propia lucha individual contra la desesperación, la ignorancia y la esclavitud en la que nací, ha tratado de crear una nueva conciencia, una nueva comprensión y un nuevo espíritu. Hoy veo que nuestros esfuerzos han alcanzado un nuevo nivel.

Nuestra lucha no ha sido ni puede ser nunca contra una etnia, religión o grupo específico. Nuestra lucha ha sido contra la represión, la ignorancia y la injusticia, contra el subdesarrollo forzado y contra todas las formas de opresión.

Hoy despertamos ante una nueva Turquía y un nuevo Medio Oriente.

Los jóvenes que han acudido a mi llamada, las mujeres eminentes que han oído mi llamada, amigos que escuchado mi discurso y todas las personas que pueden escuchar mi voz: hoy comienza una nueva era.

El periodo de lucha armada está llegando a su fín, y las puertas de la política democrática comienzan a abrirse. Estamos comenzando un proceso centrado en aspectos políticos, sociales y económicos; crece un entendimiento basado en los derechos democráticos, la libertad y la igualdad.

Hemos sacrificado gran parte de nuestras vidas por el pueblo Kurdo y pagamos un alto precio. Ninguno de nuestros sacrificios, ninguna de nuestras luchas fue en vano. Como consecuencia, el pueblo kurdo ha alcanzado una vez más su identidad y raíces.

Ahora hemos llegado al punto de silenciar las armas y dejar que la política y las ideas hablen. El paradigma modernista que nos ha ignorado, excluido y negado ha sido eliminado. Independientemente de si es turca, kurda, laz o circadiana la sangre derramada fluye de seres humanos y del seno de esta tierra.

Avalado por los millones de personas que escuchan mi llamamiento, digo que está comenzando una nueva era; una era donde la política gana sobre las armas. Ahora hemos llegado al punto de retirar nuestras fuerzas armadas de las fronteras.

Creo que todos los que hemos creído en este proceso como yo nos encontramos en riesgo por los posibles peligros del proceso.

Esto no es un fin sino un nuevo comienzo. Esto no es abandonar la lucha, es empezar una lucha diferente.

La creación de regiones en función del origen étnico es una fabricación inhumana de la modernidad que niega nuestros orígenes y raíces.

Todos tenemos la gran responsabilidad de crear un país libre, igualitario y democrático de todos los pueblos y culturas, acorde con la historia de Kurdistán y Anatolia. En esta ocasión de Newroz, pido a los armenios, turcomanos, asirios, árabes y al resto de pueblos igual que a los kurdos que alimenten la llama de la libertad y la igualdad, el fuego que se enciende aquí hoy y lo abracen como propio.

Distinguidos pueblos de Turquía: el pueblo turco que vive en lo que hoy se conoce como Turquía, antigua Anatolia, debería reconocer que su vida común con los kurdos, bajo la bandera del islam, se basa en los principios de fraternidad y solidaridad. En las reglas de la amistad no hay cabida para la conquista, la negación, el rechazo, la asimilación forzosa o la aniquilación.

Las políticas represivas, de exterminio y asimilacionistas del siglo pasado, basadas en la modernidad capitalista, representan los esfuerzos de una élite para negar una historia de fraternidad. No representan la voluntad del pueblo. Ahora está muy claro que ese dominio contradice tanto la historia como las reglas de amistad. Para poder dejar atrás ese lamentable pasado, llamo a los dos poderes estratégicos de Oriente Medio para construir una modernidad democrática acorde a nuestra cultura y civilización.

Ha llegado el momento de dejar la disputa, el conflicto y la enemistad para dar paso a la alianza, la unidad, las bendiciones y el apoyo mutuo.

Los turcos y kurdos que cayeron juntos como mártires en Çannakkale también pasaron juntos por la Guerra de la Independencia y juntos formaron la asamblea de 1920

Nuestro pasado común es una realidad que nos obliga a crear un futuro común. Hoy el espíritu que creó la Gran Asamblea Turca marca el camino hacia la nueva era.

Llamo a todos los pueblos oprimidos, a las mujeres que son la clase más colonizada y subyugada históricamente, a todos los credos, cultos y culturas marginadas y excluidas, a la clase trabajadora y todas las clases subyugadas, sobre todo a los que han sido excluidos por posicionarse en la modernidad democrática y seguir su mentalidad.

Oriente Medio y Asia Central están buscando una modernidad democrática contemporánea y un orden democrático acorde con su propia historia. Un nuevo modelo en el que todos pueden coexistir en paz y armonía se ha convertido en una necesidad objetiva, como lo es la necesidad de pan y agua. Inevitablemente la geografía de Mesopotamia y Anatolia están regresando a sus orígenes para construir este modelo.

Estamos experimentando una visión más actual, más complicada y profunda de la Guerra de Independencia que se desarrolló en el marco del Pacto Nacional (1920)

A pesar de todos los errores, contratiempos y fracasos de los últimos 90 años, volvemos a construir un modelo para todos los pueblos, clases y culturas que han sido víctimas y sufrido terribles desastres. Os pido a todos que deis un paso adelante y ayudéis a lograr una organización social libre, igualitaria y democrática.

Hago un llamamiento a los kurdos, turcomanos, asirios y árabes que fueron separados a pesar del Pacto Nacional y que hoy han sido condenados a vivir bajo grandes dificultades y en conflicto entre sí en la República Árabe Siria e Iraquí para comenzar los debates, y volver a evaluar igual que para tomar decisiones en una realidad actual en una Conferencia Nacional de Solidaridad y Paz.

La amplitud del concepto “NOSOTROS” ocupa un lugar importante en la historia de esta tierra. Pero en manos de los elitistas y gobernantes, el “NOSOTROS” se ha convertido en el “UNO” es hora de darle al concepto “NOSOTROS” su antiguo significado y ponerlo en práctica.

Nos uniremos contra aquellos que quieran dividirnos y provocar enfrentamientos entre nosotros. Nos uniremos contra aquellos que quieran separarnos.

Aquellos que no puedan entender el espíritu de la época acabarán en el basurero de la historia. Los que resisten esta corriente caerán en el abismo.

Los pueblos de la región están ante un nuevo amanecer. Los pueblos de Oriente Medio están cansados de la enemistad, el conflicto y la guerra. Quieren renacer en base a sus propias raíces y estar hombro con hombro.

Este Newroz es un faro para todos nosotros.

Los verdaderos mensajes de Moisés, Jesús y Mahoma cobran un significado verdadero significado en nuestras vidas hoy con la buena nueva. La gente trata de recuperar lo perdido.

No negamos los valores de la cultura en occidente en su conjunto. De hecho, tomamos los valores de la libertad, igualdad y democracia y para implementarlos los asimilamos junto con nuestros propios valores y formas de vida.

La base de la nueva lucha son los pensamientos, la ideología y la política democrática, para poder llevar a cabo un gran salto democrático hacia adelante.

¡Felicitaciones a todos los que han contribuido a este proceso y lo han fortalecido, y a todos los que han apoyado la solución democrática pacífica!

¡Aclamo a todos los que ejercen la libertad en armonía, igualdad y democracia de los pueblos!

¡Viva Newroz, viva la amistad entre los pueblos!

Prisión de Imrali, marzo de 2013. Abdullah Öcalan.

N. del T.

* Danza folklórica de Anatolia

** Danza folklórica kurda

*** Danza folklórica del mar negro

**** Danza folklórica del sur y centro de Anatolia

A nuestro pueblo:

Felicitaciones de Newroz para todos nuestros pueblos y amigos que están del lado de la paz, la libertad, la igualdad y la democracia.

La crisis causada por las políticas neoliberales impuestas en todo el mundo por el capitalismo imperialista y su despótico colaborador local afectan a nuestra región y país. En este ambiente de crisis, las diferencias étnicas y religiosas de nuestra gente y culturas están siendo eliminadas por guerras brutales de identidad sin sentido. Ni nuestros valores históricos y modernos, ni nuestros valores políticos conscientes pueden permanecer indiferentes a este panorama político. Por el contrario, una intervención urgente está en línea con nuestra responsabilidad religiosa, política y moral.

Nuestra lucha por la libertad, la democracia, la fraternidad y la paz honorable de los pueblos de nuestro país se encuentra ahora en un punto histórico. Esta lucha de nuestro doloroso movimiento durante 40 años no ha caído en saco roto, pero en esta etapa no puede continuar igual. La historia y nuestro pueblo exigen una solución democrática y una paz adecuada al latir de nuestros tiempos. Desde esta posición, nos enfrentamos con la misión de comenzar un nuevo proceso sobre la base de diez artículos que fueron declarados oficialmente en el histórico Palacio Dolmabahçe.

Con la declaración de principios acordada, veo como una necesidad histórica la celebración de un congreso para detener la lucha armada del PKK mantiene con la República de Turquía desde hace más de 40 años, y establecer las estrategias y tácticas sociales adecuadas para esta nueva etapa. Espero que lleguemos a un consenso de principios en el menor tiempo posible, y después de pasar por la Comisión de Verdad y Reconciliación, compuesta por miembros del Parlamento y la Delegación de Monitorización, celebremos con éxito este congreso, así comienza un nuevo periodo. En él entramos en un nuevo proceso con la República de Turquía, basado en la ciudadanía constitucional libre e igualitaria de una sociedad democrática, con una identidad democrática, vivienda en paz y fraternidad. Para así superar los más de 90 años de conflictos de la República de Turquía, caminamos hacia el futuro cosido con una paz real y valores democráticos universales. El verdadero sentido de Newroz es aclamar este proceso en presencia de todos vosotros. Sin embargo, los hechos ciertos para nuestro pueblo, también deben ser validos para nuestra región llena de santidad. La realidad del imperialismo capitalista en los últimos 200 años, en especial en los últimos 100 es la siguiente: sobre la base del nacionalismo provocado por el estado-nación las identidades étnicas y religiosas se vuelcan sobre sí mismas y, contrarias a su esencia, se enfrentan entre sí, acorde a la política de divide y vencerás para mantener su existencia hasta nuestros días.

Deberíamos saber que la última brutalidad surgida de las potencias imperialistas que no renuncian a sus intereses en Oriente Medio es el surgimiento del ISIS. Esta organización que ha llevado el significado de la palabra barbarie a sus límites, llevó a cabo masacres entre mujeres y niños; especialmente matando kurdos, turcomanos, árabes, yazidíes, asirios y a todos los pueblos y fes de la región.

Hoy es día de poner fin a esta historia destructiva y brutal y hacer la transición hacia la paz, la fraternidad y la democracia de acuerdo con nuestro pasado real. De acuerdo con mi creencia y lo que sé que es verdad, necesitamos superar a los estados-nación que nacen del nacionalismo de confrontación y consumo destructivo a través de políticas democráticas con identidades abiertas. Con este fin exhorto a los estados-nación a cooperar en políticas democráticas y construir entre ellos el hogar común de Oriente Medio.

Además, hoy hago un llamamiento a las mujeres y los jóvenes que batieron sus alas por la libertad, y que constituyen la abrumadora mayoría de esta tremenda comunidad reunida aquí, para que participen de forma activa y tengan éxito en las esferas económica, política, social y de seguridad, así como en la lucha por la libertad y la igualdad. Además, aclamo la resistencia y victoria en Kobane, que tiene un gran simbolismo para nuestra región y también para el mundo entero. Felicito al “espíritu de Eşme” que surgió de esta base y como símbolo de la nueva historia entre pueblos. Estas determinaciones que enunciado antes son valiosas para la revisión, restauración y reconstrucción de nuestra sociedad en términos de su existencia e historia contemporánea.

Una vez más, me gustaría felicitarte este histórico Newroz con la esperanza de que sea la herramienta para grandes hitos de la humanidad.

Viva Newroz.

Viva la fraternidad entre pueblos.

Abdullah Öcalan, Newroz 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies