160 refugiados muertos en Van en 3 años

ROJINFO – 4 enero 2022 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Conferencia de prensa en Van de grupos de derechos humanos sobre las muertes de refugiados en la frontera turco-iraní

160 refugiados han perdido la vida en los últimos tres años en la provincia fronteriza de Van durante su viaje migratorio desde Irán, han anunciado organizaciones locales de derechos humanos.


Dos organizaciones de derechos humanos con sede en Van, la Asociación de Derechos Humanos (IHD) y la Asociación de Investigación sobre la Migración Serhat, emitieron un comunicado de prensa sobre la muerte de refugiados en la provincia de Van, fronteriza con Irán. Hamdi Bayhan, miembro de la junta ejecutiva central de la IHD, que leyó la declaración conjunta, dijo que era responsabilidad de todos los Estados evitar la muerte de refugiados cerca de las fronteras. Los refugiados y los emigrantes se convierten en víctimas a causa de las políticas de guerra del gobierno, señaló.

UNA MADRE MUERE CALENTANDO A SUS HIJOS

Bayhan señaló que la actual ruta migratoria de los refugiados se ha convertido en una ruta de muerte, y citó el caso de una madre refugiada que, tras despojarse de sus calcetines para hacer guantes para sus hijos, murió de frío el primer día del año. Según los estudios de campo de la asociación, en los últimos tres años 49 personas han muerto de hipotermia, 88 se han ahogado en el lago Van, 42 han muerto en accidentes de tráfico y un refugiado ha muerto de un disparo. En total, 160 refugiados han perdido la vida durante este periodo.

RECOMENDACIONES

Bayhan subrayó que todos los ciudadanos, especialmente los defensores de los derechos humanos, deben asumir sus responsabilidades hacia los refugiados, apoyando las siguientes recomendaciones:

  • El acuerdo de readmisión entre la UE y Turquía debe ser derogado inmediatamente y se debe poner fin a la utilización de los refugiados como moneda de cambio contra Europa.
  • Los refugiados deben tener derechos básicos como la educación, la salud, la vivienda, la nutrición y el trabajo. Hay que evitar la discriminación y los delitos de odio contra los refugiados.
  • La cláusula de «no devolución» de la Ley 6458 de Extranjería y Protección Internacional debe aplicarse estrictamente y deben tomarse inmediatamente medidas penales y administrativas contra las violaciones.
  • Los centros de repatriación deben convertirse en espacios de vida donde se respeten los derechos y libertades fundamentales.
  • La construcción del muro modular a lo largo de la frontera entre Van e Irán debe detenerse. La existencia de un muro modular supondría un mayor perjuicio para los refugiados, así como la aparición de un tráfico de personas más amplio y complejo.
  • Hay que levantar la reserva geográfica de Turquía a la Convención de Ginebra de 1951, preparar una ley de asilo acorde con los derechos humanos y las convenciones internacionales, y conceder a los refugiados en Turquía un estatus legal.
  • La Unión Europea ha ignorado la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Convenio Europeo de Derechos Humanos al suspender el derecho a la vida y al asilo con sus acuerdos y prácticas actuales. Los Estados europeos y mundiales deben abrir sus fronteras a los refugiados, y el derecho a circular libremente y establecerse como refugiado debe ser reconocido por todos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies