10 de octubre: día de acción mundial por la liberación del líder kurdo Abdullah Öcalan

En una declaración emitida por la copresidencia del Congreso de Sociedades Democráticas del Kurdistán en Europa (KCDK-E) pidió que el 10 de octubre fuera declarado Día de Acción Mundial por la Liberación de Öcalan.

Turquía: detengan el aislamiento, el fascismo y la ocupación

– Es hora de alcanzar la libertad –


El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, actualmente conocido en los círculos diplomáticos como “El Sultán”,
es una amenaza real y grave para Europa, Oriente Medio, África septentrional y Asia. Ha llevado a Turquía a la
ruina económica y ahora se limita a golpear el tambor nacionalista, instando a la improbable restauración de los
días de gloria del Imperio otomano. Erdogan busca incluso militarizar el Mediterráneo oriental; ha incumplido los
compromisos con la OTAN al comprar misiles rusos; ha encarcelado a cientos de periodistas y políticos
opositores; está obsesionado con el islamismo e interfiere flagrantemente en la política de los países europeos,
africanos y asiáticos. El régimen de Erdogan es una amenaza regional y global que debe ser detenida.

¡Detengan el aislamiento!

Desde 1999, el líder del pueblo kurdo Abdullah Ocalan está recluido en la prisión de alta seguridad tipo F de la
isla de Imrali en calidad de preso político del Estado turco. Todos los medios de comunicación, incluyendo
cartas, faxes o llamadas telefónicas le han sido prohibidos indefinidamente y sin excepción. El Comité para la
Prevención de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa es responsable de supervisar las condiciones en las
prisiones de los Estados miembros. En el informe final del CPT publicado el 5 de agosto de 2020, el Comité
admite que “el sistema de aislamiento en Imrali que se aplica a Abdullah Öcalan se basa en un régimen de
tortura”. El CPT insta al gobierno turco a conceder a Ocalan más amplio contacto con el exterior y menos
confinamiento en solitario. Con el total aislamiento del líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan, la política
belicista del gobierno fascista turco de la coalición AKP/MHP se refuerza y prioriza. Al someter a una
despiadada represión sistemática a toda la oposición democrática y progresista, el sistema de aislamiento de
Imrali se amplía a todo el país.

La libertad de Öcalan es garantía de paz

Entre 2013 y 2015, durante el proceso de negociación entre Abdullah Ocalan, el PKK y el Estado turco, los
kurdos en Turquía lideraron un proceso de democratización del país buscando la resolución de la cuestión
kurda. Las reuniones entre Öcalan y la delegación del Estado turco condujeron a un período de alto el fuego, la
creación de una atmósfera política para la discusión de una solución y una plataforma sociopolítica pluralista y
tolerante. Todos estos atributos son urgentemente necesarios en Turquía. Hacemos un llamamiento a la
comunidad internacional para que levante su voz y exija la intervención del Consejo de Europa y el Comité para
la Prevención de la Tortura ante el gobierno turco para reclamar con decisión el fin del aislamiento de Abdullah
Ocalan.

¡Detengan el fascismo!

La aplicación del pan-turquismo y el pan-islamismo turco a través del nacionalismo, el racismo y el sexismo
deben ser detenidos. Estas características son los pilares del fascismo turco ejercido sobre los kurdos y otros
ciudadanos en Turquía y en las zonas ocupadas en el norte y este de Siria. La política de homogeneización y la
limpieza étnica contra los kurdos y otros componentes étnicos y religiosos, así como el femicidio, deben ser
reconocidos por la ONU como crímenes contra la humanidad. Es preciso que se tomen medidas legales y
sanciones contundentes contra Erdogan por parte del Consejo de Europa.

Sacar al PKK, principal partido político kurdo, de la lista de organizaciones terroristas es esencial, así como
reconocer y apoyar al Movimiento Kurdo por la Libertad como una fuerza política clave para la democratización
de Turquía. El PKK, como movimiento de masas de los kurdos en Turquía, se encuentra a la vanguardia de la
lucha contra el fascismo turco.

¡Detengan la ocupación!

El expansionismo ilegal de Turquía ya ha dado lugar a la ocupación de muchas zonas kurdas y árabes en el
norte y este de Siria y en la Región del Kurdistán de Irak, así como en Libia. Las intervenciones políticas y
militares para desestabilizar los países de África, Asia y Oriente Medio representan un grave peligro para todos.
Exigimos la retirada inmediata de todas las fuerzas militares y paramilitares turcas y mercenarios yihadistas de
Siria, Irak y Libia. La ONU, la OTAN, el Consejo de Europa, la Liga de Estados Árabes, la Organización de
Cooperación Islámica, la Unión Africana, el Consejo de los Estados del Golfo, así como la Unión Europea,
deben superar la retórica de la crítica vacía al régimen de Erdogan, tomar medidas legales e implementar
sanciones contra el gobierno del AKP-MHP. El expansionismo y la ocupación por parte de Turquía están
amenazando la soberanía de varios Estados, provocan desestabilización política y social, y han llevado a la
migración forzada de millones de personas inocentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies