«Todo Estado tiene el deber de obligar a Turquía a respetar el derecho internacional en las tierras que ha invadido»

Marco Sassoli, Profesor de Derecho Internacional en la Facultad de Derecho de la Universidad de Ginebra y Asesor en Derecho Internacional Humanitario del Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI).

ROJINFO – 26 noviembre 2019 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Mientras Turquía continúa su operación de invasión de Rojava, muchas voces se alzan para denunciar los crímenes de guerra cometidos por el ejército turco y sus aliados yihadistas en esta región del norte de Siria.

La agencia de noticias kurda Firat News (ANF) mantuvo conversaciones con el profesor Marco Sassoli sobre las operaciones del Estado turco y su conflicto con el derecho internacional.

Marco Sassoli, Profesor de Derecho Internacional en la Facultad de Derecho de la Universidad de Ginebra, es también asesor en derecho internacional humanitario del Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI).

Reconocido en el campo del derecho internacional, el Sr. Sassoli es también Director de la Academia de Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos de Ginebra.

Turquía lleva más de un mes llevando a cabo ataques militares contra el noreste de Siria. ¿Cree que ha violado el derecho internacional?

Sí, ya existe un consenso general sobre esta cuestión. Turquía está actuando en violación del derecho internacional. Por ejemplo, Suiza y la Unión Europea han declarado que Turquía está llevando a cabo estas operaciones militares de manera incompatible con el derecho a utilizar la fuerza legítima.

Turquía declaró que esas operaciones constituían un acto de legítima defensa, pero no demostró que se hubieran producido violaciones o ataques por parte de grupos kurdos procedentes de la zona fronteriza nororiental de Siria. Por supuesto, el derecho internacional se centra en el Estado (protección del Estado), y hasta ahora, el Estado sirio no ha aprobado este ataque y se opone a él. La incursión más allá de las fronteras de otro país es una clara violación del derecho internacional.

Muchos civiles han sido masacrados y cientos de miles de personas abandonado sus hogares durante los ataques. Amnistía Internacional y algunas instituciones internacionales han llamado la atención sobre los crímenes de guerra en sus informes. ¿Cómo evaluar esta situación?

No sé mucho de lo que ha ocurrido sobre el terreno, pero si ha habido masacres de civiles y desplazamientos, se trata de una grave violación de los Convenios de Ginebra. La obligación incumbe a todos los Estados, ya que todos los Estados tienen la obligación de proteger estas convenciones y de oponerse a quienes las violen.

Si se identifican y prueban estos delitos, los Estados tienen la obligación de llevar a los responsables ante la justicia. Por ejemplo, si un general turco acusado de estos crímenes viene a Suiza por cualquier razón, el fiscal suizo tiene la responsabilidad de abrir una investigación sobre esta persona.

En la práctica, lamentablemente no es así. Sin embargo, si el sospechoso se encuentra en Suiza o Alemania, los fiscales competentes de esos países pueden hacer que se le detenga si disponen de información y pruebas suficientes (…).

La ex fiscal de la CPI, Carla Del Ponte, dijo que el Estado turco y el Presidente Erdogan habían cometido crímenes de guerra en el noreste de Siria y que debían ser llevados ante la justicia. ¿Qué opina de esto?

No sólo el Estado turco, sino también ISIS y el régimen sirio son responsables de crímenes de guerra.

Lo importante no es sólo determinar si Turquía ha cometido o no crímenes de guerra, sino también pedirle cuentas.

En un conflicto internacional de este tipo, Turquía debería permitir que la Cruz Roja entre en la región y verifique lo que ha ocurrido allí, recopile información sobre los crímenes y lleve a cabo inspecciones. Pero hasta donde yo sé, Turquía no permite el acceso de la Cruz Roja a esta zona.

Entonces, ¿cómo podemos hacer frente a los desplazamientos forzados y las masacres de civiles? ¿No entra en juego aquí el derecho de ocupación?

El desplazamiento forzado está prohibido, incluso cuando se trata del derecho de ocupación. No podemos considerar que todas las personas que emigraron han sido desplazadas por la fuerza, ya que algunas han decidido marcharse porque no quieren vivir bajo la ocupación turca o por miedo al conflicto.

Lo importante aquí es que la gente se ha visto obligada a emigrar. Como resultado, algunas regiones están ahora bajo el control de Turquía o de sus grupos afiliados y esto nos demuestra que nos enfrentamos a una ocupación. Turquía tendría entonces que aplicar el derecho de ocupación.

Está estrictamente prohibido matar a civiles o prisioneros de guerra por cualquier razón; todos estos actos son violaciones del derecho internacional humanitario, crímenes de guerra.

Ha mencionado usted los Convenios de Ginebra. ¿No está prohibida la guerra de Turquía en territorio sirio por estas convenciones?

Los Convenios de Ginebra se aplican durante los períodos de conflicto armado, pero no prohíben los conflictos armados. Las normas de la ONU prohíben los conflictos armados porque la ONU tiene la obligación de proteger la paz y la seguridad internacionales.

La Carta de las Naciones Unidas también reconoce el derecho de las naciones a la libre determinación. Creo que hoy en día, el pueblo kurdo es el pueblo más grande privado del derecho a la autodeterminación. Las normas de la ONU también cubren el derecho al uso de la fuerza. Pero los Convenios de Ginebra se refieren a los poderes y fuerzas legales o no legales que se utilizan en las zonas de conflicto.

El derecho internacional define la ocupación como el acto de un Estado que controla por la fuerza el territorio de otro Estado. Aunque la ocupación no está prohibida por el derecho humanitario, la fuerza de ocupación debe respetar y aplicar el Cuarto Convenio de Ginebra. Estos convenios, por ejemplo, prohíben la circulación de personas desde los territorios ocupados. Los derechos de las personas ocupadas están legalmente garantizados.

Según el derecho de ocupación, Turquía no puede establecer poblaciones diferentes en la región ocupada. En el presente caso, Turquía también sostiene que otra razón para intervenir es permitir el regreso de los refugiados sirios a esas tierras sirias.

Entonces, ¿cómo hacer frente al cambio demográfico en la región invadida?

Si éste es el caso, es un crimen. No tengo conocimiento de ningún proyecto de este tipo por parte de Turquía. El derecho internacional prohíbe el establecimiento de no ciudadanos en un país, en este caso Siria. Por ejemplo, si la intención es asentar a árabes en esta región, debemos examinar la razón por la que estas personas son llevadas allí. Si la intención es establecer a personas de otras partes de Siria, entonces no es el derecho internacional, sino la legislación nacional de Siria la que entra en juego.

Si las personas que queremos asentar en la región invadida no vienen voluntariamente, o si Turquía evacúa los hogares de la población originaria y se instala allí, es una violación estricta que significa expulsar a las poblaciones locales de sus tierras.

Una vez más, la destrucción o la confiscación de viviendas en las zonas invadidas y el desplazamiento de la población originaria indican claramente que Turquía está violando los Convenios de Ginebra, que debe preservar y respetar. En esta fase, la responsabilidad de todos los Estados vuelve a estar sobre la mesa.

Los kurdos denuncian una limpieza étnica llevada a cabo contra ellos por el Estado turco. ¿Puede dar una definición legal la limpieza étnica?

El derecho internacional no contiene disposiciones sobre depuración étnica, pero los delitos prohibidos por el derecho humanitario podrían estar comprendidos en este marco. Por ejemplo, delitos como la demolición de viviendas, el desplazamiento forzado de personas, las ejecuciones y las violaciones corresponden a la noción de depuración étnica.

¿Por qué la comunidad internacional, que es responsable de defender el derecho humanitario y los Convenios de Ginebra, guarda silencio sobre estas violaciones?

Se trata de un problema específico del derecho internacional, cuya aplicación depende de la buena voluntad de los Estados. Puedo decir que no hay silencio, sino hipocresía. Muchos Estados critican a Turquía por sus violaciones del derecho internacional, pero continúan sus relaciones con ella. Por ejemplo, los Estados Unidos, que han criticado la ofensiva de Turquía, reciben a Erdoğan en la Casa Blanca.

Del mismo modo, Alemania y Francia también han criticado a Turquía, pero no emitieron advertencias ni iniciaron procedimientos judiciales por violaciones de los Convenios de Ginebra. Dada la obligación de todo Estado de respetar y hacer respetar los Convenios de Ginebra, todos los Estados tienen el deber de obligar a Turquía a respetar el derecho internacional en el territorio que ha invadido. Sin embargo, ningún Estado está asumiendo sus responsabilidades en este sentido por razones políticas y por la amenaza de Erdoğan de enviar refugiados a Europa.

¿Cuál es la responsabilidad del Consejo de Seguridad de la ONU ante esta invasión?

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tiene la obligación de preservar la seguridad internacional y el logro de la paz. Por esta razón, tiene el deber de sacar a Turquía de Siria. Hay otro problema en este punto. A través de su doble política, Turquía recibe el apoyo de Rusia y los Estados Unidos y, por lo tanto, no permite la aprobación de una resolución en su contra. En cualquier caso, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está obligado a garantizar que Turquía se retire del territorio sirio.

Con respecto a los crímenes de guerra que usted ha mencionado, ¿cómo y quién puede llevar a los autores ante la justicia o a qué autoridades se les puede pedir que lo hagan?

Lo que importa es hacer una distinción entre los directores de Erdoğan Por ejemplo, un ministro, como funcionario público, no puede ser arrestado mientras asiste a una conferencia en Ginebra. Por otra parte, los responsables de los delitos pueden no ser personas de alto nivel y podrían ser investigados y detenidos al llegar aquí. Los fiscales que trabajan en Siria en la ONU tienen documentos y pruebas sobre los implicados en los crímenes. Esos fiscales pueden adoptar esas medidas por conducto de un Estado.

Los fiscales de la Corte Penal Internacional (CPI) no tienen el poder de hacerlo porque ni Turquía ni Siria han ratificado el Estatuto de la CPI. Por esta razón, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas podría abrir una investigación contra criminales de guerra ante un tribunal internacional establecido de conformidad con su propia decisión.

Sin embargo, aparte de eso, cada Estado tiene el poder de llevar ante la justicia a los que violan los Convenios de Ginebra. Esto depende de las políticas estatales y de la presencia de suficientes pruebas y documentación de los incidentes. Por ejemplo, si usted quiere que un criminal de guerra sea arrestado aquí a través de un fiscal suizo, ese fiscal debe tener testigos y pruebas tangibles de que la persona cometió el crimen en cuestión.

Éste no es un tema muy conocido, pero el «mecanismo internacional imparcial e independiente» que ha sido establecido por las Naciones Unidas para investigar los crímenes de guerra en Siria tiene documentos sobre los implicados en los crímenes. Ellos envían los expedientes que tienen sólo a los fiscales de un país o a los fiscales de la CPI. El mandato de este mecanismo no sólo consiste en documentar los crímenes de guerra cometidos por el régimen sirio y organizaciones como ISIS, sino también en investigar los crímenes de guerra cometidos por Turquía o grupos aliados en el noreste del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies