PKK. Una decisión positiva del Tribunal de Justicia Europeo

Fuente: Kedistan
Autoria:
Publicado 24/11/2018
Traducción: Rojava Azadî

cour-europeenne-pkk

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea finalmente ha comunicado su decisión
concerniente a los recursos en contra de la presencia del PKK en el listado de las llamadas organizaciones terroristas internacionales.

El Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) contra el Consejo Europeo

El Partido de los Trabajadores de Kurdistán ha formado parte de la lista de organizaciones terroristas en la Unión Europea desde 2002. Sus representantes presentaron numerosas apelaciones solicitando su eliminación de esta lista durante años. La última de estas apelaciones fue el 16 de abril de 2017. El 15 de noviembre de 2018, el Tribunal de la Unión Europea comunicó su decisión a favor de la organización, considerando injustificada la reaparición de esta en el listado cada seis meses hasta finales de 2017. El motivo principal para esta decisión es la insuficiencia de pruebas presentadas para probar el carácter terrorista de la organización.

Un listado entre organizaciones terroristas impugnado durante décadas

Tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, el Consejo de Seguridad de los Estados Unidos adoptó la resolución 1373, dirigido a luchar contra el terrorismo. La Unión Europea tomó varias medidas para reforzar esta posición, de forma notable con el artículo 2, el cual hace que se congelen los fondos y otros bienes de individuos o grupos pertenecientes a esta lista de organizaciones terroristas.

Añadido a esta lista de organizaciones terroristas desde el 2 de mayo de 2002, los fondos del PKK se encuentran congelados en Europa. El listado ha sido renovado regularmente por gobiernos Europeos y ha sido también apelado numerosas veces para rescindirlo. La última apelación fue el 16 de abril de 2017 y recurría a siete puntos en la ley para apoyar la eliminación de la organización de la lista. Este jueves 15 de noviembre, siete meses después de la audiencia, la Unión Europea declaró que no había suficientes elementos que justificasen la presencia del PKK en el listado de organizaciones terroristas hasta 2017, una decisión que debería establecer el precedente para el próximo año y disuadir a los miembros de los estados cuando renueven la lista.

Una decisión a tres partes fundada en la insuficiencia de elementos convincentes

Al llegar a su decisión, el Tribunal estableció que cualquier elemento corraborador presentado ante el Tribunal debe demostrar la existencia de un vínculo causal estableciendo que el PKK representa un “riesgo permanente”. La decisión de mantener al PKK en el listado de organizaciones terroristas estaba basada en la orden del Ministerio de Interior del Reino Unido, elementos presentados por Estados Unidos y por decisiones judiciales francesas.

Todos los elementos corraboradores proporcionados por estas instituciones tratan sobre incidentes ocurridos entre 1990 y los primeros años de la siguiente década. Como consecuencia, no podría establecerse como prueba de un riesgo terrorista persistente.

En segundo lugar, el Tribunal examinó la admisibilidad de las pruebas presentadas. Cualquier prueba presentada por terceros y usada para clasificar una persona u organización como terrorista debe ser examinada escrupulosamente. El Tribunal consideró que las pruebas presentadas no eran ni pertinentes ni suficientes.

En tercer lugar, el Tribunal basó su decisión en el artículo 296 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Este artículo requiere que, bajo cualquier circunstancia, cualquier institución que exija medidas restrictivas contra una organización o individuo debe presentar motivos individuales, específicos y concretos para sus acciones. En esta decisión, el Tribunal llega a la conclusión de que el Consejo no argumentó suficientemente sus motivos ni tampoco tomó en cuenta los argumentos por los que el PKK no debería aparecer en esta lista.

Están todos los gobiernos Europeos obligados a respetar este veredicto?

Este veredicto tendrá efectos inmediatos para la organización. Todos los estados miembros de la Unión están obligados a respetar el veredicto, y las decisiones contrarias tomadas por estados individuales tendrán que ser anuladas. Por lo tanto, las personas perjudicadas por estas decisiones (durante el período cubierto por la apelación) pueden recuperar sus derechos.

La renovación del listado de organizaciones y personas terroristas ocurre cada seis meses como mínimo. Por lo tanto, si ciertos estados fundamentaran sus conclusiones en fundamentos nuevos, esto podría resultar en la vuelta del PKK a la lista. La decisión es por lo tanto claramente circunscrita.

Esta batalla legal no ha terminado. Aún así, esta decisión representa un paso adelante para aquellos que fueron reprimidos, inculpados, sentenciados o directamente apresados como resultado de la incriminación de la organización como organización terrorista.

El equilibrio de poder entre estados y los regateos en los cuartos traseros, de manera notable durante las “reuniones” sobre Siria, probablemente decidirán la futura evolución de los avances nacidos de esta decisión, sean positivos o negativos. Esto sin hacer suposiciones sobre la actitud de otros poderes internacionales. En este ámbito, las recientes declaraciones entre Trump y Erdogan son particularmente preocupantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies