Los kurdos de Siria enfocados al federalismo

aecc9c3e704cffbe3d095eca8c6c0f3a
El referéndum sobre la independencia del Kurdistán iraquí ha resonado en los círculos kurdos del norte de Siria debido a los lazos nacionalistas y los sentimientos compartidos. Los partidos kurdos están preparándose para formar una delegación unida para negociar con el gobierno de Damasco la formación de un estado federal a través de Siria.
El Partido de la Unión Democrática (PYD) considera como «un paso adelante” las declaraciones del Ministro de relaciones exteriores sirio, Walid Moallem, en cuanto a la posibilidad de negociar una potencial autonomía kurda a pesar de ser de las dudas.
El asesor Presidencial de PYD, Dibo Sihanouk, dijo Al Monitor que el referéndum de independencia del Kurdistán iraquí «debe ser capitalizado para evitar que las razones que desembocaron puedan allanar el terreno y que Siria sufra una experiencia similar.»
La llamada de la Región del Kurdistán a un referéndum sobre la independencia surgió de la débil relación con el gobierno central de Bagdad y de los problemas de dividir los ingresos de energía y petróleo de la región, que exporta de manera independiente a Turquía.
El deseo de adoptar el sistema federal como modelo para el estado en Siria después del 2011 ha ido creciendo entre algunos partidos kurdos y los componentes en sus plazas fuertes en la Siria nordestal. Este deseo se intensificó cuando las fuerzas del gobierno sirio se retiraron de la zona en noviembre de 2012. Después de la retirada, las fuerzas kurdas como el PYD formaron los Asayish (policía), mientras que el YPG fue formado como las fuerzas de autodefensa (ejército) y los consejos locales. El 16 y 17 de marzo de 2016, los kurdos y el PYD anunciaron el sistema federal en el norte de Siria.
La declaración de Moallem en RT TV, el 25 de septiembre, se desvía del enfoque típico del partido Baath, que cree en la unidad de todos los territorios sirios y en una regla central. Sin embargo, su declaración coincidía con el aliado del régimen sirio, Rusia, sobre el establecimiento de un estado federal sirio, al mismo tiempo que la unidad del país.
Tal vez la declaración de Moallem simplemente puede ser un juego político para presionar a la oposición-aliados en Turquía, que se opone a las demandas de autonomía, para que hagan concesiones políticas a favor de Damasco y a expensas de la oposición política y militar. La declaración puede significar también que Damasco está probando las aguas con Rusia e Irán, aliados más cercanos de Siria, con respecto a un estado federal.
El vicecanciller ruso, Sergei Ryabkov, apoyó la propuesta federal en Siria y dijo que Rusia apoyaría el resultado de las negociaciones de Sirias, incluyendo el establecimiento de un estado federal.
Con la liberación de Al-Raqqa, el 20 de octubre, por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), la alianza de árabes y kurdos, anunciaron que la ciudad se convertiría en parte de «una descentralizado sistema federal en Siria», el PYD y sus aliados parecen que efectivamente han anexionado la provincia a la zona federal y se han beneficiado de la idea germinada desde Rusia y de la aprobación implícita del régimen sirio a un estado descentralizado, o al menos a su voluntad de negociar. Fuentes de la oposición, Abdulbaset Sieda, kurdo sirio académico, político y ex Presidente del Consejo Nacional Sirio, dijo Al-Monitor, «El régimen no será aquel que decida sobre el futuro Estado en Siria, pero está tratando de dar esta impresión marcando el control sobre su territorio.”
Sieda dijo a Al Monitor, que las propuestas actuales del régimen sirio con respecto a un Estado federal se basan en: «inclinaciones de Rusia y el conocimiento del régimen de la voluntad de los Estados Unidos. El régimen está tratando de estar en la misma página que sus aliados, pero al mismo tiempo, está trabajando en frustrar el proyecto. ¿Será el sistema federal administrativo, geográfico, nacionalista, sectario o religioso? Este tema debe ser discutido después de alcanzar una solución política en Siria y constituye un preludio a la formación de un Comité para la redacción de la Constitución, que debe basarse en un consenso entre todos los componentes del Estado sirio».
La postura de Estados Unidos subraya que una decisión de Estado federal debe dejarse solo a los sirios. El ex-diputado portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Mark Toner, afirmó el compromiso de Estados Unidos a la unidad de Siria y dijo, «si los sirios están de acuerdo en un sistema federal, depende de ellos. Pero Estados Unidos se opone a la creación de áreas bajo una regla semi-independiente que amenace la unidad de Siria. A crear zonas aisladas o cantones dentro de Siria. Estados Unidos no apoya el sistema federal en Siria, a menos que todo el pueblo sirio esté dispuesto a él.”
La administración del gobierno autónomo kurdo, Rojava, está compuesta por tres cantones: Cantón de Al-Jazira, que incluye Qamishli y Hasakah, el Cantón de Kobani, que incluye Ain al-Arab y Tell Abyad y el Cantón de Afrin, que incluye Afrin y Shahba.
Estos cantones constituyen el 37-40% de la superficie y son el hogar de 3 millones de ciudadanos del norte de Siria, incluidos kurdos, árabes, turcomanos, siriacos, asirios, circasianos y yazidis, sin mencionar a los cristianos y los musulmanes de Siria. Los cantones también cuentan con puntos claves como presas, campos petrolíferos y grandes extensiones agrícolas.
La administración de la autonomía está bajo los Consejo locales y se está preparando para las elecciones municipales y regionales del 1 de diciembre. Un Consejo local se encarga de los servicios de un pueblo o un barrio dentro de la provincia bajo el modelo del sistema federal.
Según Dibo, el PYD quiere aplicar «el modelo geográfico más que un modelo nacionalista en todos los territorios de Siria» y quiere que se forme «cuatro Estados federales basados en la geografía: la Federación del norte, sur, costa y desierto.»
Dibo dijo que la declaración tardía de una Federación profundizó la crisis en Siria por «la falta de soluciones realistas y razonables,» en referencia al sistema federal que salvaría a Siria de su realidad dividida.
Dibo ha añadido, «a la luz de los logros que se hicieron, el Estado federal busca la transición de la legitimidad revolucionaria a la legitimidad constitucional. Partiendo de este principio, no vamos a aceptar cualquier violación de estas ganancias. Todos deberían saber que no estamos tomando ventaja de la Federación por la ayuda, porque no es justo ni aceptable.» Se refería a cualquier maniobra o la objeción de la regla central o a cualquier otra parte de Siria. Dibo dijo que no hay ninguna intención de participar en nuevas batallas con cualquier partido sirio.
No está claro aún hasta dónde puede llegar el régimen sirio en la aprobación de una norma federal descentralizada para los 185.000 kilómetros cuadrados (71.430 millas cuadradas), que es la superficie de Siria, con el control del régimen en la mitad del país. Ali Haidar, Ministro de estado para asuntos de reconciliación nacional, dijo en un comunicado, «el futuro de Al-Raqqa no es negociable, excepto como parte de un modelo político final para el estado sirio».
El gobierno de Damasco todavía está retrasando la discusión de la regla federal hasta llegar a un acuerdo final. La postura de Estados Unidos es vaga porque se está centrando en eliminar el Estado Islámico en Irak y Siria.
Mientras tanto, los principales actores políticos en Siria, Rusia, Turquía e Irán, están cantando su propia canción en relación con el estado federal. Sieda argumenta, «aunque Rusia e Irán en la actualidad miren con el mismo ojo en Siria, que es evidente en su acuerdo de reducción de la escalada, cada país tendrá sus propios intereses e inclinaciones en el largo plazo. Rusia está interesada en la forma de un estado federal, pero en términos de contenido, más bien se centrará en el sistema de seguridad militar que puede garantizar sus intereses en Siria y en última instancia en toda la región. Irán no quiere abrir la discusión de Federación por miedo a inspirar a la población kurda en su casa.»
Agregó, «Turquía cree que el régimen sirio seguirá utilizando la carta kurda como forma de presión para perpetuar la pasada política del presidente sirio Bashar al-Assad, que aún intenta utilizar cuando lo considera necesario».
¿Turquía aprovechará la entrada de su ejército a Idlib para detener el proyecto de Federación y sitiar el Cantón de Afrin cerca de Aleppo, en una coordinación secreta con Damasco? Y ¿cómo los kurdos reaccionarán entonces? Siria está al borde de un nuevo tipo de conflicto que podría incluir extraños compañeros de cama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies