Los juegos con el agua de Turquía e Irán evolucionan hacia un periodo peligroso para Irak

MEDYA NEWS – 21 noviembre 2021

Las agendas políticas de Irán y Turquía suponen una grave amenaza para el pueblo iraquí, ya que estos países siguen cortando el flujo de agua a Irak.

Siria e Irak se enfrentan a la sequía a causa de las presas que el Estado turco ha construido en el Éufrates y el Tigris, los dos ríos que nacen en Turquía y fluyen sobre las fronteras de Irak y Siria aguas abajo. Las relaciones diplomáticas entre estos países tienen un efecto directo en el suministro de agua en la región, y es la población de Irak la que más ha sufrido en los últimos años, ya que el caudal de agua se ha reducido drásticamente en las partes de estos dos ríos que atraviesan Irak.

Además, Turquía no es el único país que afecta a Irak de esta manera. Las políticas de Irán también amenazan la vida de sus habitantes. Recientemente, Irán también ha comenzado a cortar el flujo de agua a Irak, informa Rojnews.

La construcción de presas y el corte y desvío del flujo de agua por parte de Irán provocan una importante crisis de agua en Irak, especialmente en los meses de verano.

En Basora, en el sur de Irak, donde las temperaturas superan los 50 grados centígrados en verano, la gente salió a la calle en 2018 para protestar contra el gobierno iraní por cortar el agua. Según algunos informes, en lugar de buena agua de río, el agua contaminada y salada ha estado fluyendo desde el territorio iraní hacia Irak , destruyendo las zonas agrícolas, y muchos agricultores se han visto obligados a abandonar sus tierras y emigrar a la ciudad de Basora.

Los habitantes de Diyala, en el este de Irak, se ven gravemente afectados por la escasez de agua. Casi todas las fuentes de agua de la provincia de Diyala proceden de Irán y sus habitantes viven de la agricultura y la ganadería.

Otra región afectada por el desvío de agua por parte de Irán es Sulaymaniyah, en el norte de Irak, y en particular las presas de Darbandikhan y Dokan. Irán reduce el caudal de agua aquí de forma intermitente, y a veces el nivel de agua se reduce en un 70%.

Las aguas de los Montes Zagros en Irán se unen al río Tigris en Irak. Los más importantes de estos recursos son los ríos Little Zap, Diyala, Karkeh y Karun, de norte a sur respectivamente, y muchos ramales alimentan estos ríos. Uno de estos brazos, el río Vind, que se une al río Diyala, es cortado por Irán cada verano. Debido a estos cortes, de junio a octubre o noviembre de cada año, Hanekin y otras regiones de Diyala sufren una grave escasez de agua y el trabajo de la tierra es mucho más difícil que antes.

Hay presas en el Tigris y el Éufrates con diversos fines. La presa de Mosul, construida en el río Tigris en 1986, es la fuente de agua más importante de Irak. Hay otras presas, como las de Dokan, Darbandikhan, Adhaim, Dibbis, Hemrin, Kut, Samarra y Duhok, también en el río Tigris. La presa de Haditha, situada en el río Éufrates y construida en 1986, es la mayor presa de esta región. Sin embargo, la mayoría de las presas construidas en los dos ríos tienen una generación de electricidad muy limitada debido a una infraestructura inadecuada y a un mantenimiento deficiente, y estas presas sólo se utilizan para almacenar agua. Por ello, Irak tiene que importar electricidad de Irán y Turquía, y es probable que los problemas de acceso al agua se vuelvan más críticos en el futuro debido a la crisis de la gestión del agua en la región.

Traducido por Rojava Azadi Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies