Las mujeres en la lucha de liberación kurda con la academia Jineolojî

Fuente: Jineolojî

Fecha de publicación original: 2 de enero de 2021

En noviembre de 2020, la Comisión de Mujeres de la Liga Internacional de Lucha de los Pueblos y la Alianza Internacional de Mujeres celebraron un seminario web en dos partes sobre las mujeres en el movimiento de liberación kurdo. El 25 de noviembre, Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, la academia Jineolojî hizo una aportación sobre la historia de la lucha, nuestro poder continuo y la necesidad de unidad, y en honor a los caídos.

Hoy, en todo el norte y el este de Siria, las mujeres se han reunido y han marchado; diciendo: No al feminicidio, no al genocidio y a la ocupación, ¡juntas defendemos a las mujeres y a la vida!

¡Con este espíritu enviamos nuestros saludos de solidaridad desde la Academia Jineolojî en Rojava a todas nuestras compañeras de lucha en Filipinas y en todo el mundo! ¡Especialmente a nuestras hermanas de Gabriela y a todos los miembros de la AIT! Nuestra lucha continúa hoy, conmemorando a todas las mujeres que dieron su vida en la lucha por la libertad y la justicia: como las hermanas Mirabel en la República Dominicana; mujeres líderesas como Gabriela Silang y Lorena Barros en Filipinas o Sakine Cansiz y Leyla Agirî en Kurdistán.

Hace apenas un año, vimos que mujeres valientes como Hevrin Xelef, Eqide Osman, Amara Renas y cientos más de nuestras queridas amigas dieron su vida para resistir los ataques de la ocupación turca en Rojava. De nuevo, hace sólo 5 meses, el 23 de junio de 2020, miembros destacados de nuestro movimiento de mujeres, Kongra Star, fueron blanco de los drones turcos con tecnología de la OTAN en Kobane: Zehra Berkel, Hebûn Mela Xelil y Emine Weysi fueron cruelmente asesinadas. Justo en la puerta de la casa de Emine mientras su hija les preparaba el té.

Por lo tanto, hablar del papel de las mujeres en la revolución de Rojava significa para nosotras recordar a todas estas mujeres. Recordamos los retos de las mujeres de cuatro generaciones y de sus antepasadas que han dedicado sus vidas a crear un futuro para sus hijos, en el que puedan convivir con dignidad y justicia, con su propia lengua y cultura.

El camino de la lucha por la libertad de las mujeres kurdas en Rojava comenzó a principios de los años ochenta. Desde entonces, las mujeres kurdas -abuelas, madres, sus hijas y nietas- han asumido cualquier riesgo para organizar sus comunidades, a veces de forma clandestina y a veces de forma ruidosa y abierta. Han resistido tanto a la represión machista del régimen sirio como al colonialismo, así como a las estructuras patriarcales y la violencia en las familias y la sociedad. Se esperaba que las mujeres se casaran a una edad temprana, que no tuvieran una opinión o voluntad propia. Han sido percibidas como el honor de la familia, propiedad de su padre, sus tíos, hermanos y maridos. El deber de las mujeres ha sido obedecer, servir a sus maridos y a sus familias, dar a luz a los hijos – especialmente a los varones como sucesores de la familia de sus maridos. Además, todo se consideraba vergonzoso o deshonroso.

La lucha por la liberación nacional liderada por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la resistencia de mujeres líderes como Sakine Cansiz en las cárceles turcas o de mujeres guerrilleras en las montañas inspiraron y animaron a mujeres de todas las edades. Miles de mujeres de Rojava siguieron sus pasos. Especialmente el análisis de Abdullah Öcalan sobre la conexión de la liberación del Kurdistán y la liberación de la mujer -que una no puede funcionar sin la otra- se convirtió en una fuente de autoafirmación para las mujeres kurdas: Desde la década de 1990 hasta hoy, miles de mujeres jóvenes de Rojava -así como de todas las demás partes del Kurdistán- se unieron a la lucha guerrillera en las montañas del Kurdistán del Norte. Al mismo tiempo, diezmil mujeres se han organizado, educado y movilizado a la sociedad de Rojava.

Apoyaron la lucha guerrillera tanto mental y espiritualmente como materialmente: Organizando días de cosecha colectiva, trabajando y cantando juntas en los campos para enviar el resultado de su trabajo como apoyo a la lucha guerrillera en las montañas; trabajando como mensajeras entre las diferentes regiones para mantener las estructuras organizativas y la comunicación; organizando clases secretas en los barrios para enseñar a las mujeres a leer y escribir en kurdo o para debatir sobre la evolución política y la lucha, organizando y recogiendo ayudas para las familias pobres,
abrazando solidariamente a las mujeres sometidas a la violencia y la presión de sus familias y clanes, reinterpretando antiguas canciones y letras kurdas de contenido revolucionario…

En 2005 se creó formalmente el Movimiento de Mujeres de Rojava, hoy conocido como Kongra Star. Todos estos esfuerzos han sentado las bases para que las mujeres kurdas desempeñen un papel destacado en la Revolución de Rojava.

En 2011, junto con el aumento de las resistencias y los levantamientos populares contra las dictaduras en Oriente Medio y el Norte de África, también el pueblo kurdo de Siria -con las mujeres en muchos lugares a la cabeza- comenzó a movilizarse y a articular sus demandas políticas. Pero no sólo exigían derechos legítimos. Al mismo tiempo se inició un proceso de construcción del sistema de la Autonomía Democrática -de autogestión democrática del pueblo- como alternativa a las estructuras estatales opresivas. Para las mujeres y el movimiento de mujeres Kongra Star esto significaba establecer en este contexto también un sistema autónomo de autoorganización y autogobierno de las mujeres.

El sistema de mujeres se basa en comunas, consejos, cooperativas y academias de mujeres en todas las regiones de Rojava y el norte y el este de Siria, después de que fueran liberadas por las fuerzas del SDF, YPJ y YPG del sangriento dominio del ISIS.

Abarca todos los ámbitos de la vida: La educación y la ciencia, la vida social, la política, las relaciones y alianzas democráticas, la economía comunal, la justicia como el consejo de justicia de las mujeres, la cultura y las artes, la autodefensa, la salud, la prensa y los medios de comunicación, así como la organización autónoma de las mujeres jóvenes y de las mujeres de diferentes comunidades nacionales y religiosas.

Con el inicio de la revolución se han creado plataformas organizativas conjuntas como el Consejo de Mujeres del Norte y el Este de Siria o el Consejo de Mujeres Sirias: Aquí, las mujeres de las comunidades kurdas, árabes, asirias, armenias, chechenas, turcomanas y todas las demás comunidades nacionales, incluidas las mujeres de diferentes religiones como la ezdí, la cristiana y la musulmana, se reúnen con el objetivo de desarrollar una agenda, una política y una lucha comunes por la liberación de las mujeres, la paz genuina, la democracia y la justicia en Siria.

Mujeres de diferentes comunidades que han estado viviendo una al lado de la otra, por primera vez han llegado a conocerse realmente, la historia de cada una, sus culturas y los retos de sus vidas.

¿Qué significa esta revolución en la vida de las mujeres? ¿Y qué cambios crearon las mujeres en sus vidas y en la sociedad? ¿Por qué hablamos de una revolución de las mujeres?

Esto lo podemos aprender dando los ejemplos de algunas mujeres líderes de la comunidad. Ellas representan las vidas y experiencias de cientos de miles de mujeres en Rojava, hoy.

Gulê Selmo – Organizando la comunidad, la vida social y un sistema de justicia para las mujeres:

Gulê Selmo se convirtió en la primera mártir de Kongra Star, así como de la Revolución de Rojava en general: Gulê Selmo creció en los años 60′ en un pueblo de la región de Efrîn. Ya en la década de 1980, su familia, al igual que otras familias de su pueblo, simpatizaba con la lucha por la libertad kurda y el deseo del PKK de establecer un Kurdistán independiente y unido. Después de casarse, Gulê se trasladó con su marido a Alepo, en un barrio en el que vivían unos 200.000 kurdos, donde la mayoría se había visto obligada a vivir en la pobreza. El Estado los expulsó de sus tierras. Así que tuvieron que ir a Alepo a buscar trabajo.

Como Gulê Selmo no tenía hijos, se enfrentó repetidamente a la presión social patriarcal, incluso en su propio entorno familiar. Sin embargo, para Gulê Selmo todos los hevalos, todos los compañeros del Movimiento de Liberación y los niños de su barrio eran como sus propios hijos. Se preocupaba por cada uno de ellos. Se convirtió en una madre para todos ellos. Durante más de 20 años, desempeñó un papel destacado en la organización y movilización de la población en Alepo, en la región de Şehba y Efrîn.

Cuando se fundó el Movimiento de Mujeres en 2005, Gulê Selmo también se convirtió en miembro. Al principio organizaba en secreto reuniones y actos educativos para las mujeres de su barrio. Participó en muchas acciones y protestas a pesar de los ataques del Estado sirio. Organizó campañas para liberar a los presos políticos. Cuando en 2011-2012 se organizaron también las estructuras democráticas de autogobierno en Alepo, Gulê Selmo fue elegida como delegada de Kongra Star en el consejo popular de su distrito. Se convirtió en miembro de la Comisión de Justicia Popular. Día y noche se ocupó de organizar manifestaciones y reuniones, de resolver problemas y disputas, de garantizar la seguridad y el abastecimiento de la población de su distrito. Diariamente se producían ataques y detenciones de jóvenes por parte del régimen del Baaz. El 10 de marzo de 2012, cuando estallaron enfrentamientos entre miembros de una tribu árabe que colaboraba con el régimen y jóvenes kurdos, Gulê Selmo volvió a intervenir. Intentó resolver el asunto de forma pacífica y evitar el derramamiento de sangre. Sin embargo, los provocadores del régimen Baas comenzaron a disparar a los jóvenes kurdos. En este caso, Gulê Selmo recibió un disparo en la cabeza. Tres días después murió a los 50 años en el hospital. La ira por este asesinato desencadenó los primeros levantamientos del pueblo kurdo al inicio de la Revolución de Rojava. Los levantamientos duraron varios días, las instituciones estatales fueron incendiadas y las últimas fuerzas del régimen fueron expulsadas del distrito. Las mujeres encabezaron la marcha fúnebre hasta el cementerio, a la que asistieron más de 150.000 personas. Los amigos de Gulê Selmo dijeron que tenía una fuerte personalidad, era querida y respetada por toda la gente, jóvenes y mayores, hombres y mujeres. La manifestación masiva con motivo de su funeral no sólo sirvió de ejemplo contra los ataques del régimen. Mucha gente se dio cuenta de que la concepción feudal-patriarcal de que una mujer sólo podía ganar prestigio social dando a luz a muchos hijos ya no era válida. Quedó claro que ahora las mujeres han ganado aún más atención y respeto en la sociedad por su lucha política y su compromiso social, por su sentido de la justicia y la responsabilidad. “Madre Gulê” se ha convertido en inmortal como la primera mártir de la Revolución de Rojava.

Hevrin Xelef – de la organización de mujeres jóvenes y la economía comunal a la política, creando relaciones y alianzas democráticas:

Hevrîn Xelef, nació en 1984 en Dêrik. De niña creció en una familia comprometida social y políticamente. Cuatro de sus hermanos y la hermana de Hevrîn, Zozan, se unieron a la lucha de liberación de la guerrilla. Todos ellos perdieron la vida mientras luchaban contra las fuerzas de ocupación turcas.
Su madre participó en muchas asambleas populares y también se reunió con Abdullah Öcalan. Lo que aprendió en estas asambleas también tuvo una gran influencia en la educación y el desarrollo personal de Hevrîn. Cuando Hevrîn terminó su educación escolar en Dêrik, estudió ciencias agrícolas en Alepo. Después regresó a Dêrik. Con el inicio de la revolución en Rojava, Hevrîn participó en los trabajos del movimiento juvenil. Con la proclamación de la Administración de la Autonomía Democrática, se convirtió en copresidenta del Comité Económico del Autogobierno Democrático en el cantón de Cizîre. En este trabajo prestó especial atención a las necesidades económicas de las mujeres y al desarrollo de la economía de lasmujeres y de las cooperativas.

En 2018, Hevrîn participó en el proceso de construcción y fundación del Partido del Futuro de Siria con el objetivo de promover los intereses de todos los grupos de población en Siria y una renovación democrática de Siria. En el Congreso de fundación fue elegida como Secretaria General del Partido. En cada uno de sus discursos, Hevrîn destacó la importancia del diálogo entre las distintas fuerzas políticas sirias y las comunidades nacionales y religiosas de Siria. Insistió en que los pueblos deben determinar juntos su propio futuro y dar forma a su propia vida política y social. Con su lucha política, Hevrîn hizo un llamamiento a todos los sectores de la sociedad y a los actores políticos para que participen en una solución democrática a la crisis en Siria.

El 12 de octubre de 2019 -en el tercer día de la guerra de ocupación de Turquía del año pasado- Hevrîn Xelef fue asesinada en una emboscada. Miembros del Ejército Nacional Sirio islamista bajo el mando de Turquía pararon a su coche en la autopista M4 y le dispararon. La sacaron de su coche y la ejecutaron. Tenía 35 años.

Zehra Berkel – Organización comunitaria y educación en relación con la cultura y las artes:

Zehra Berkel nació y creció en Kobanê. Empezó pronto a buscar formas de liberación de la mujer. Dio importancia a la implicación de las mujeres jóvenes en las artes y las obras culturales conectándolas con acciones para cambiar la mentalidad feudal-patriarcal de la sociedad. Ya en su infancia apoyó la economía familiar, que era muy pobre. Su padre quiso sacarla de la escuela, pero ella se resistió porque quería aprender.

Desde muy joven reunió a las ancianas en casa y les dio clases de árabe, lectura y escritura. Más tarde estudió Derecho, porque quería defender los derechos de las mujeres. Todo esto fue antes de la revolución de Rojava.

Con la revolución de Rojava, Zehra empezó a trabajar en el movimiento de mujeres. Primero participó en la creación del centro de mujeres Mala Jin. Finalmente se convirtió en miembro de la coordinación de Kongreya Star. Sugirió que los hombres también deberían ver la educación de las mujeres para superar la mentalidad y las actitudes patriarcales.

Zehra Berkel fue asesinada junto con otras dos mujeres activistas por un ataque aéreo selectivo de un dron turco el 23 de junio de 2020. Una y otra vez dijo a las mujeres de su entorno: “Nunca debemos decir ‘somos libres’. Todavía nos queda un camino por recorrer hasta que seamos realmente libres, hasta que podamos realmente respirar libremente.”

Malda Kosar – Jineoloji como ciencia de la mujer y de la vida. Investigación y educación para el éxito de la revolución de las mujeres y la liberación de la sociedad.

Malda Kûsa nació en 1998 en Hesekê. Creció con dos idiomas, el kurmancî y el árabe, teniendo amigos y vecinos de las comunidades kurda y arábe. Participó en los trabajos de Jineolojî. Coordinó los trabajos del Centro de Investigación Jineolojî del Cantón de Hesekê.

Toda la que conoce la ciencia del jineolojî se conoce a sí misma y da pasos de desarrollo personal. Impartió educación y realizó investigaciones. Su papel era luchar contra la mentalidad patriarcal y la opresión transmitiendo conocimientos. Cuando fue por primera vez al Centro de Formación de las Fuerzas de Defensa para enseñar jineoloji, ella misma era muy joven y dio educación a 300-400 hombres. Ella misma estaba muy emocionada y decía: “¿Cómo puedo enseñarles la ciencia de la mujer y de la vida? ¿Cómo puedo avanzar en las bases para cambiar a los hombres?

Después de haber impartido la educación regresó llena de entusiasmo y alegría. Porque vio que los hombres, se acercaban a sus enseñanzas y preguntas con respeto y la escuchaban. Con todo su corazón dijo: “Esto es una revolución. 400 hombres escuchando a una mujer que les enseña la historia y la ciencia de las mujeres. En esta sociedad en la que los hombres eran el centro de toda la vida, ahora es posible que una mujer los esté educando”.

A través de Jineolojî conoció toda la historia y las personalidades de las mujeres oprimidas y resistentes en muchas culturas y lugares. Por eso dijo: “Es como si abriera los ojos en una nueva vida: la vida es tan variada y rica”. Sus preguntas y su búsqueda se hicieron más profundas. Con pasión, una voluntad clara y confianza en sí misma, participó en todas las obras. No soportaba las injusticias. Incluso cuando la gente se enfrentaba a ella con injusticia, lo hacía con una sonrisa y con su corazón puro, de modo que conseguía que los que cometían injusticias se avergonzaran. La personalidad y la actitud de Malda son un ejemplo para el desarrollo de las obras jineolojî en Rojava. Malda sólo tenía 20 años, cuando el 4 de mayo de 2019 fue asesinada cuando volvía a casa de trabajar en la región de Al Hol por una mina de carretera colocada por el Estado Islámico.

Jinwar – Salud, Vida Comunitaria y Economía para defender la vida de las mujeres y la naturaleza:

Hoy, en el Día Internacional de la Eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres, la aldea de mujeres Jinwar celebra su aniversario. Hace 4 años se anunció este proyecto plantando los primeros árboles en una llanura de tierra agrícola. Dos años más tarde, las mujeres empezaron a vivir con sus hijos en la aldea construida con casas de barro. Organizan su vida diaria – el pan, la jardinería, la agricultura, la educación, la economía, las celebraciones y todo lo que sea necesario – de forma comunitaria. Para cada problema personal y colectivo intentan crear una solución aprendiendo de las experiencias vividas por los demás.

Mientras que debido a Corona el sistema de salud se colapsó en todo el mundo, el 8 de marzo de 2020 las mujeres de Jinwar abrieron la clínica de salud natural ŞifaJin con el fin de sensibilizar a las mujeres sobre los métodos de curación natural y proporcionar asistencia sanitaria a las mujeres de los pueblos de los alrededores.

Estos son sólo algunos ejemplos que muestran cómo las mujeres de Rojava defienden su tierra y su sociedad contra la ocupación, el genocidio y el feminicidio: Mediante la organización de las mujeres y la educación de la sociedad, construyendo nuevas formas de vida y economía comunitarias.

Jin – Jiyan – Azadî!

¡Mujer, Vida, Libertad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies