Las mujeres de Raqqa se preparan para la libertad

  • Fuente: YPG rojava
  • Fecha de publicación: 9/08/2017
  • Autoría: Ilham Ehmed, Co-Presidenta del MSD (Meclise Surya Demokratîk – Consejo Democrático Sirio)
  • Traducción: Rojava Azadî

Las mujeres de Raqqa han sufrido mucho en los últimos cinco años. No ha sido sólo la crueldad del ISIS. El propio ISIS es un producto de la mentalidad bárbara que causa el sistema capitalista estatista. Fue El Hombre quien tomó todo en sus propias manos y se puso en el centro de la vida y condujo a la aparición de tales viles organizaciones. Han atacado a las mujeres todos los días y las han comercializado, literalmente comprando y vendiendo sus cuerpos. Pero antes del ISIS, el gobierno central no estaba muy lejos de tales enfoque y políticas hacia las mujeres. A las mujeres les fue robada su importancia. Obligaron a las mujeres a vestirse de negro y decirles que es el único color para ellas, que no merecen el resto.

Desde el surgimiento del ISIS y la conversión de las mujeres en objetivos, desde las masacres de mujeres y su mercantilización, todas estas políticas pisotean los valores de la libertad. Dicen que los miembros del ISIS tienen miedo de morir a manos de las mujeres en la batalla. De alguna manera, esto evitaría que fueran aceptados en Jannah (el paraíso). Lo que resulta curioso es que una idea tan peculiar haya surgido en el siglo XXI. En un momento en que la humanidad habla de libertad, democracia y derechos humanos, esta cultura similar a la del ISIS es una reacción contra los valores sociales culturales. Han hecho retroceder a la humanidad miles de años. Así que muchas mujeres de Manbij, Tabqa y Raqqa han sido decapitadas, sólo porque mostraban un par de mechones de su cabello. También han convertido sus hogares en espacios para robar a las mujeres su voluntad.

 Asumimos que las mujeres han sufrido mucho en Raqqa, pero cuando las vimos saludando a las Fuerzas Democráticas Sirias tras lanzar la operación de liberación de la ciudad, entendimos que sus corazones se sintieran tan pesarosos. Recordemos a una mujer de Raqqa que dijo: «¿Por qué llegáis tarde? Llevamos esperando tanto tiempo que nos rescatarais…, la gente de Raqqa estaba emocionada esperando, pero habéis llegado tarde”. Sus ojos estaban llenos de lágrimas de alegría y su corazón latía con el amor por la libertad. Lo vi en televisión. Dos meses después vi a esa mujer en una reunión. Ahora es co-presidenta de varios pueblos y está organizando a la gente. Después de que sus aldeas fueran liberadas, las mujeres dijeron: «No sabíamos qué hacer, pensábamos si salir o no hacerlo, pero nadie dijo nada cuando lo hicimos». Era como si las mujeres estuvieran congeladas. Estaban aterrorizadas a causa de la presión.

Al igual que las mujeres llevaron a cabo una revolución social en Manbij, las mujeres están llevando a cabo ahora una nueva revolución social también en Raqqa. Es fascinante verlo. Lo más importante es que las mujeres están genuinamente enamoradas de la libertad y quieren avanzar y romper sus propias cadenas. Si hay personas que quieren ayudar, deben ver, en primer lugar, esta demanda de las mujeres. Porque la sociedad resulta liberada a través de la libertad de las mujeres. Con la maniobra de emancipación, las mujeres han empezado a organizarse. Han formado sus consejos y sus propios centros en Tabqa. Han abierto casas de mujeres en algunos lugares. Estas instituciones siempre han sido importantes y han resuelto problemas de las mujeres. En estos centros las mujeres se educan. Fortalecen su voluntad. Se preparan mejor para la vida.

Podemos decir fácilmente lo siguiente: el régimen usó a las mujeres para sus propios intereses, y la oposición hizo lo mismo. Había unas cuantas mujeres que trabajaban con ellos, pero no las incluían en sus planes cuando no les convenía, deshonrándolas. Todo el mundo quiere silenciar a las mujeres. Nadie quiere que las mujeres se conviertan en una fuerza de voluntad. Con ese fin, constantemente ven a las mujeres como «amas de casa» a las que pueden oprimir. Ésta es la verdadera imagen de la oposición que afirmaba pretender cambiar el régimen.

La experiencia que se ha creado en el norte de Siria ha demostrado que es la única que tiene un proyecto para las mujeres, la única para reunirlas y emanciparlas. Esta es una visión rara en el mundo. Algunos dicen: «La emancipación de las mujeres árabes es demasiado ardua». Eso es cierto, nada se logra sin coste. Se necesita sacrificio y se necesita conocimiento. Creemos que las mujeres están en el camino correcto y que están avanzando hacia adelante. Esto continuará.

Había una mujer en Raqqa. Hay ejemplos de estas mujeres individuales que resisten por su cuenta. A esta mujer se le dijo que «los de las SDF son unos cerdos», y les contestó que los cerdos eran ellos. Estos son ejemplos reales. Los nombres de estas mujeres deben quedar en la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies