Kurdistán: llamamiento a la acción contra la destrucción ecológica

Rojinfo – 2 junio 2021 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

La Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK) ha emitido una declaración en la que hace un llamamiento a todas las organizaciones internacionales relacionadas con la ecología, el medio ambiente y los derechos humanos para que alcen su voz contra los ataques turcos en el Kurdistán del Sur y el desastre ecológico causado por estos ataques.

La declaración de la KCK dice lo siguiente:

“Los ataques turcos contra el Kurdistán del Sur (norte de Irak) no sólo son un desastre humanitario, sino que también provocan un enorme desastre ecológico. El objetivo de Turquía es ocupar el territorio kurdo y debilitar a las fuerzas de resistencia kurdas, como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Los principales objetivos de esta operación de ocupación son la asimilación, el cambio demográfico, la limpieza étnica, los crímenes de guerra y la destrucción del medio ambiente del Kurdistán. Desde el comienzo de sus ataques, el 23 de abril de 2021, como continuación de esta mentalidad colonial, el ejército turco ha causado grandes daños a los bosques y a la fauna de las regiones de Zap, Avashin y Metinah en el Kurdistán del Sur. Para detener esta destrucción deliberada del medio ambiente del Kurdistán por parte de Turquía, es importante que todas las organizaciones internacionales y personas que luchan contra el cambio climático y por la protección del medio ambiente hagan oír su voz.

Hoy en día, nos enfrentamos a una crisis ecológica global. En todo el mundo, la gente protesta a diario para detener la implacable destrucción de los recursos naturales de nuestro planeta. Nuestra tierra, agua, aire y bosques son la base de la vida. Al contaminarlos y destruirlos, estamos destruyendo el equilibrio natural en el que se basa toda la vida en este mundo. La razón de la quema de la selva amazónica en Brasil, del fracking en Estados Unidos o de la deforestación en el Kurdistán es la misma: el eterno afán de lucro del capitalismo.

Cada día en el Kurdistán se construyen nuevas presas de agua, se queman deliberadamente los bosques, se talan los árboles y se vierten toneladas de residuos en la naturaleza. Así, se está destruyendo una de las regiones geográficas más ricas y bellas del mundo. El Kurdistán -una zona rica en agua, aire limpio y tierra fértil- está siendo devastado por Erdogan y su régimen fascista.

La destrucción de la naturaleza del Kurdistán forma parte de una estrategia turca más amplia: ocupar el Kurdistán y llevar a cabo un genocidio contra la población kurda local. Al igual que en Afrín, el régimen de Erdogan quiere limpiar étnicamente el Kurdistán del Sur e instalar mercenarios islamistas y sus familias en la región. Desde el 23 de abril, ha utilizado armas químicas más de una docena de veces para lograr sus objetivos.

Si esta estrategia tiene éxito, el pueblo kurdo será sometido a un gran genocidio, y la lucha por la democracia y la libertad del Movimiento de Liberación Kurdo se verá debilitada. La ocupación turca del Kurdistán del Sur tendrá graves consecuencias regionales e internacionales: desde el exilio forzoso de millones de personas hasta un desastre medioambiental en una región considerada el paraíso de Oriente Medio. Es urgente evitarlo. No se puede confiar en que el gobierno iraquí ni el Partido Democrático del Kurdistán [KDP, el partido dirigido por el clan Barzani, que está en el poder en el Kurdistán del Sur] lo hagan, ya que se niegan a reconocer lo que está en juego.

La conservación de la naturaleza no conoce fronteras. Cuando se destruyen los bosques y se contaminan los ríos, todos sentimos los efectos destructivos, en cualquier parte del mundo. Por lo tanto, juntos debemos detener la destrucción de la fauna, los bosques y los ríos del Kurdistán. Debemos impedir que el régimen fascista turco ocupe el Kurdistán del Sur. Porque si Turquía consigue anexionarse esta región tan rica en recursos naturales, Erdogan y su régimen someterán al Kurdistán del Sur a una explotación implacable. No dejarán ningún árbol, ningún río, ningún pueblo sin esquilmar.

¡Evitemos juntos este desastre ecológico en el Kurdistán del Sur! Hacemos un llamamiento a todos los movimientos, organizaciones y personas que luchan por un futuro sostenible en nuestro planeta para que denuncien y actúen contra la ocupación turca del Kurdistán del Sur y la destrucción ecológica en la región. Unámonos para proteger el agua, la tierra, el aire y los bosques de nuestro planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies