El juicio al líder de la oposición en Turquía comienza sin él en la audiencia

Fuente: Al-Monitor
Autora: Ayla Jean Yackley
Fecha: 08/12/2017
Traducido por Rojava Azadi
 
Demirtas mask

Un seguidor se muestra con una máscara de Selahattin Demirtas, líder detenido del pro-kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), durante una manifestación en Estambul, Turquía, el 10 Sept. 2017.

 
El líder de la oposición turca, Selahattin Demirtas, ha pasado más de un año en prisión preventiva por cargos de terrorismo, pero, en su primer día en el tribunal, no se le vio por ningún lado.
Los jueces dictaminaron que Demirtas, el jefe del tercer partido mayoritario del Parlamento, no podía participar en persona en un juicio seguido de cerca por los grupos pro derechos y los gobiernos occidentales, sino que se uniría por video. Demirtas dijo que la medida violaba sus derechos y se negó a participar en la audiencia del jueves.
Fue un comienzo dramático para un juicio que pone en el centro de atención la situación de los derechos en Turquía durante el estado de emergencia impuesto a raíz del intento de golpe militar en julio de 2016.
Demirtas, un ex abogado de derechos humanos, se enfrenta a 142 años de prisión por presuntos vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), grupo armado que viene librando una guerra de tres décadas por la autonomía en el sudeste, principalmente kurdo, de Turquía, que ha resultado en la muerte de unas 40.000 personas. Niega los cargos, y su partido dice que las pruebas en una acusación «general» se basan en lo que ha dicho en su calidad de político, incluidas las críticas al presidente Recep Tayyip Erdogan.
El tribunal en la ciudad de Sincan, en las afueras de la capital Ankara, también prohibió el acceso de observadores internacionales a la sala del tribunal y aceptó la solicitud del fiscal de mantener a Demirtas tras las rejas antes de la próxima sesión, el 14 de febrero de 2018.
Para su esposa, Basak Demirtas, quien viaja todas las semanas a la esquina noreste de Turquía para visitar a Demirtas en prisión, la audiencia avivó las dudas de que vaya a ser tratado con justicia.
«A pesar de los 13 meses transcurridos desde que fue detenido, aún no ha visto la cara de un juez», dijo sobre su marido en una entrevista escrita con Al-Monitor. «Ahora dicen que no pueden llevarlo a los tribunales para juzgarlo por razones de seguridad». Desafortunadamente, las posibilidades de un proceso judicial efectivo y justo no resultan evidentes».
Demirtas y su ex copresidenta, Figen Yuksekdag, están entre los nueve diputados del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) que se encuentran en la cárcel. Ninguno de ellos está implicado en el intento de los militares de derrocar a Erdogan, sino acusados de instigar al PKK cuando se reavivó su insurgencia en 2015. Más de 1.700 personas murieron en un año de enfrentamientos, según International Crisis Group.
Una represión aún más amplia, después del golpe fallido, ha encarcelado a más de 50.000 personas, incluidos periodistas, activistas y académicos. El HDP y otros grupos kurdos han sido particularmente golpeados: casi todos sus 102 alcaldes han sido destituidos de sus puestos, y los periódicos pro-kurdos, estaciones de televisión y asociaciones han sido prohibidos.
«Cuando vemos esto como un todo, no se trata una operación política que solo apunta a mi esposo. Es necesario ver que apunta al HDP como institución», dijo Basak. «La libertad de mi esposo está directamente ligada a esta lucha».
Los críticos dicen que la ley de emergencia, que permite a Erdogan eludir en gran medida al Parlamento, se ha convertido en una herramienta para reprimir la disidencia. Human Rights Watch ha declarado que la detención de Demirtas «priva de derechos» a los 5,2 millones de personas que votaron por su partido en 2015.
«El Parlamento Europeo ha llamado repetidamente a poner fin al estado de emergencia en curso, que ha erosionado la frágil situación del estado de derecho en Turquía, y para que se respete el debido proceso», ha dicho Laura Batalla Adam, secretaria general del Foro de Turquía del Parlamento Europeo. «La justicia debe aplicarse justa e imparcialmente en los juicios de todos los acusados».
En declaraciones a Al-Monitor, Adam ha descrito como «una detención preventiva excesivamente prolongada» para los diputados del HDP que «no pueden comparecer ante el tribunal en persona, [lo que] constituye una violación del derecho de defensa».
Las autoridades dicen que la seguridad pública requiere las medidas, incluida la prohibición de manifestaciones antes del juicio de un acusado que Erdogan ha descrito como «terrorista», responsabilizando a Demirtas por la muerte de manifestantes kurdos.
Ha sido una caída impresionante para Demirtas, que una vez fue socio en el intento de Erdogan de negociar el fin de la insurrección del PKK. Un político carismático que apareció en programas de entrevistas tocando un saz, Demirtas, de 44 años, galvanizó a votantes de toda Turquía en junio de 2015 para ganar el 13% de los votos y privar al partido gobernante Justicia y Desarrollo (AKP) de suficientes escaños para gobernar en mayoría por primera vez desde que tomó el poder en 2002.
Pocas semanas después de las elecciones, el proceso de paz se hizo añicos y el AKP forzó nuevas elecciones y volvió al gobierno de un solo partido cinco meses después. Más tarde, el Parlamento despojó a los diputados de su inmunidad parlamentaria, preparando el escenario para las detenciones de Demirtas y los demás.
El movimiento aprovechó el miedo que sentían los votantes tras el fracaso del proceso de paz y la falta de voluntad, o incapacidad, de detener la violencia, ha dicho Levent Gultekin, escritor y ex conservador, culpando al partido por no poner más distancia entre él y el PKK cuando estalló la pelea.
«Lo que el gobierno le ha hecho al HDP es una atrocidad. Pero el HDP no se derrumbó. Saltó a la trampa que se había preparado, y no puede escapar del espacio en el que está comprimido», ha declarado a Al-Monitor.
Ahora aumentan las especulaciones sobre si Erdogan adelantarrá las elecciones generales previstas para 2019 a 2018, y el HDP podría quedar paralizado sin sus líderes en campaña. Una encuesta del mes pasado mostraba que obtendría menos del 10% de los votos requeridos para entrar en el Parlamento.
Erdogan asistió a un congreso del partido en la ciudad de Agri, principalmente kurda, que algunos vieron como un esfuerzo por recobrar el apoyo kurdo. El AKP en el pasado atraía aproximadamente la mitad de los votos de los kurdos.
«Demirtas es el líder opositor más efectivo de Turquía, y encarcelarlo estaba destinado a silenciarlo», ha dicho Ayse Acar Basaran, legisladora y miembro del comité ejecutivo del HDP. Y ha añadido, «Esto [y] las sanciones políticas diarias que enfrentamos nos impiden ser una oposición efectiva, y esto ha sido difícil para nuestro partido».
«Pero esto no es sostenible. Si los kurdos no te respaldan, incluso si estás en el poder, no durará. [Erdogan] lo sabe; él sabe que necesita el respaldo kurdo», ha dicho a Al-Monitor.
Mientras tanto, Basak ha informado que su esposo sigue esperanzado, incluso mientras enfrenta otros 20 procedimientos judiciales diferentes. Ambos intercambian cartas cada semana y hablan por teléfono durante 10 minutos cada dos semanas. Ella lleva a sus hijas, de 11 y 13 años, a ver a su padre en prisión una vez al mes.
«Mi esposo ha trabajado mucho por la paz», ha dicho Basak. «Me doy cuenta de que pasará el resto de su vida luchando por ella, y yo respeto eso. Apoyaré su lucha hasta el final».
 
Ayla Jean Yackley es una periodista independiente que ha cubierto Turquía durante casi dos décadas. Anteriormente trabajó como corresponsal para Reuters y Bloomberg News y escribe principalmente sobre política y economía, con un enfoque en las minorías y los derechos humanos. Sus reportajes también la han llevado a Irak, Irán, Siria, Afganistán, Rusia, Alemania y Chipre. Puedes seguirla en Twitter: @aylajean

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies